x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

31
Oct
2013
Halloween 2013: el meteorito de Torrejón y la profecía de Alcalá PDF Imprimir E-mail
Lente de Aumento - A Fondo
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Una extraña bola de fuego surcó los cielos de Torrejón hace ocho años

No siempre las leyendas se pierden en la noche de los tiempos. Algunas, basadas en hechos reales, están mucho más cerca de la actualidad de lo que podemos imaginarnos, como sucede con el extraño misterio del Meteorito de Torrejón. En otras ocasiones, sin embargo, son sus efectos los que perduran hasta nuestros días, como los que evitaron que se cumpliese la profecía de Alcalá.

La noche del 27 de enero de 2005 será difícil de olvidar para muchos torrejoneros, y es que esa noche, y a eso de las diez y media, los vecinos pudieron ver en el cielo una gigantesca bola de fuego de color rojizo con tonos azulados y con una larga estela azul, que fue a estrellarse justo junto a la Base en el mas absoluto silencio.

Sin embargo, lo más extraño es que fuera de Torrejón tan solo hubo dos llamadas (una en Brunete y otra en Vallecas) alertando del fenómeno, mientras que los vecinos torrejoneros colapsaron las líneas de emergencia esa noche.

Al día siguiente el misterio se convirtió en pantomima, cuando un vecino de San Fernando de Henares afirmaba haber encontrado un meteorito humeante y convocaba a la prensa para presentarlo. La supuesta presentación se convirtió en una tomadura de pelo que utilizó el personaje para vender una historia rocambolesca, pero consiguió desviar la atención sobre el misterioso objeto vislumbrado en la localidad.

Rápidamente el INTA se apresuró a explicar que podía ser un trozo de chatarra espacial que se desintegró al entrar en la atmósfera. Incluso la Cadena Ser especuló con la posibilidad de que fuese un satélite lanzado en 1968 y del que se había perdido la pista. Sin embargo, preguntados al respecto tanto la Base Aérea como el Aeropuerto de Barajas, las dos entidades guardaron completo silencio, por lo que el objeto que surcó los cielos de Torrejón una fría noche de invierno de hace ocho años sigue siendo un absoluto misterio.

Mucho más antigua es la llamada “profecía de Alcalá”, que cuenta como San Vicente Ferrer predijo uno de los mayores temores que se ciernen sobre la localidad complutense. Todo comenzaba en el año 1416, cuando San Vicente Ferrer, en su camino de peregrinación entre Guadalajara y Toledo, llegó hasta las mismas puertas de Alcalá. Sin embargo, el santo al ver las primeras casas de la localidad exclamó “Complutum puteus iniquitatum”, que puede traducirse como “Alcalá, perecerás serás arrojada en un pozo”, y, dando la vuelta, se alejó de la ciudad bordeándola.

La anécdota, que, por cierto, no gustó nada al Arzobispo Pedro de Luna, cobró sentido justo un siglo después. En septiembre de 1516 la localidad sufrió la mayor inundación de su historia, cuando una gigantesca tormenta de granizo desbordó el Henares.

El agua cada vez estaba más alto y la situación comenzaba a ser crítica cuando un monje franciscano, Fray Juan Gómez, salvó a la ciudad. Según cuenta la leyenda este monje, que habitaba el convento de San Diego, golpeó en tres ocasiones el suelo del patio con una barra de hierro, tras lo cual se abrió una gigantesca grieta en el suelo que se tragó el agua. La sima creada se mantuvo así durante mucho tiempo, y el monje, antes de morir, explicó que había sido San Diego el que había obrado el milagro. Así, contaba, mientras los restos incorruptos del Santo permaneciesen entre los muros de la localidad complutense, Alcalá estaría a salvo. Y lo cierto es que algo de verdad debe haber, pues en 1680 se produjo una tremenda inundación en el Henares que arrasó por completo la campiña. Sin embargo, la riada no causó graves daños en Alcalá, a pesar de estar a las orillas del río.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas