x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

18
May
2020
Muere el cura del Hospitalillo de Alcalá PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Sociedad Alcalá
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por PP AlcaláManuel Palero tenía 95 años y era muy querido por los alcalaínos

El pasado sábado los alcalaínos se vestían de luto tras conocer el fallecimiento del cura Manuel Palero, el sacerdote que oficiaba en el Hospital de Antezana de la calle Mayor. Palero, que tenía 95 años, fallecía por una insuficiencia respiratoria a los pocos meses de cumplir setenta años de sacerdocio en los que fue canónigo de la catedral, profesor de religión y párroco de Santa María La Mayor antes de terminar como capellán del Hospital de Antezana.

Nacido en 1924, el padre Palero era muy querido por el mundo religioso complutense, sobre todo porque era el encargado de bendecir a los animales en la fiesta de San Antón. Tras su muerte eran muchos los que mostraban sus condolencias a través de redes sociales.

"El pasado 15 de mayo, hacia las dos de la mañana, mientras la ciudad Complutense dormía, el padre D. Manuel Palero culminaba su peregrinación por esta tierra y comenzaba a caminar en la eterna. Quiso Dios que San Isidro labrador, que trabajó la tierra para recibir su fruto, fuera quien asistiera a quien fue labrador de almas, sembrando la semilla de la Palabra y regándola generosamente con la administración de los Sacramentos. La Diócesis se siente agradecida a Dios por este siervo fiel que cuidó de las familias, acompañó a los jóvenes, capitaneó la Legión de María y fue un incansable administrador de la misericordia de Dios desde su confesionario. Agradecemos a Dios el celo de este servidor que se convirtió en impulso para numerosas vocaciones a la vida religiosa y al ministerio sacerdotal", explicaba el Obispado complutense en un comunicado.

"En la mañana del 16 de mayo, el Obispo D. Juan Antonio Reig Pla y un grupo muy reducido de personas -debido al momento sanitario que atravesamos- despidieron en el “Cementerio viejo” de la ciudad a este hombre de Dios que sirvió a la Iglesia. En las palabras del Obispo, emoción y gratitud por este servidor fiel que custodió el alma de Alcalá. Tras una dilatada vida ministerial de más de 70 años al servicio de Dios, suplicamos la benevolencia del Padre para que haga efectiva en su sacerdote la Sangre vertida por su Hijo en la Cruz, que purifique el alma de quien fue su ministro y le haga participar del gozo prometido y esperado. La ciudad de Alcalá de Henares y la Diócesis entera, recordará con afecto y gratitud siempre a este servidor que formó parte de la historia de la ciudad y fue referencia para muchos fieles que confiaban su alma a este pastor siempre dispuesto y accesible. Celebraremos una Eucaristía en acción de gracias por su ministerio y suplicando por la salvación de su alma en cuanto las circunstancias nos lo permitan y será el momento de, como pueblo de Dios agradecido, reconocer a D. Manuel Palero su infatigable labor elevando suplicas por su entrada en el gozo del Padre eterno. Pedimos a los Santos Niños Justo y Pastor y a Nuestra Señora, la Virgen del Val, que sostengan en sus brazos a D. Manuel Palero que a tantas almas ayudó a llegar al Cielo y que sea él, ahora, quien reciba el abrazo de Dios", concluyen.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas