x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

27
Jun
2020
El Brujo reivindica Alcalá como "potencia cultural" tras recoger el Fuente de Castalia PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Cultura Alcalá
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de AlcaláRecordó que fue en el Cervantes donde estrenó el Lazarillo de Tormes hace 29 años

El Teatro Salón Cervantes acogió este viernes la ceremonia de entrega del Premio Fuente de Castalia a Rafael Álvarez “El Brujo”. El alcalde de Alcalá, Javier Rodríguez Palacios, hizo entrega del galardón: el acto de concesión se ha mantenido a pesar de que se ha pospuesto la edición este año del Festival de Clásicos, marco en el cual se entrega el citado Premio.

A la cita asistieron los directores del Festival Darío Facal y Ernesto Arias, el viceconsejero de Cultura y Turismo, Carlos Daniel Martínez, y la segunda teniente de alcalde y concejala de Cultura del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, María Aranguren.

La ceremonia se celebró con aforo reducido en el Teatro Salón Cervantes de Alcalá de Henares, y se emitió por streaming desde la web de Clásicos en Alcalá.  Antes del acto de entrega, el actor representó “Dos tablas y una pasión”, su montaje más reciente, que también se ofreció por streaming.

La Fuente de Castalia es un lugar de leyenda ubicado en Delfos (Grecia). Se cuenta que brotaba de ella una agua muy especial que nutría de inspiración a los poetas, y también bautiza el premio que, desde su edición de 2006, concede cada año Clásicos en Alcalá para reconocer a “personas o instituciones que, a lo largo de su trayectoria vital o profesional, han ejercido su talento y su trabajo para propiciar el deleite de los otros”, explica la organización de este festival dedicado a las artes escénicas y al legado de los clásicos, y que impulsan conjuntamente el Ayuntamiento de Alcalá de Henares y la Comunidad de Madrid.

Debido a la alerta sanitaria generada por el COVID-19, la edición del Festival Clásicos en Alcalá que iba a comenzar este mes de junio se ha tenido que aplazar al verano de 2021; y será entonces cuando se celebre por todo lo alto su vigésimo aniversario. Sin embargo, sí se ha mantenido la entrega del Premio Fuente de Castalia, que ya recibieron en otras ediciones Nuria Espert, Miguel Narros, Blanca Portillo o Declan Donnellan.

En esta ocasión se ha concedido al actor y director teatral Rafael Álvarez ‘El Brujo’ “por su compromiso con los autores esenciales de la literatura clásica y con la interpretación, versión y puesta en escena de textos de Cervantes, Lope de Vega, Santa Teresa de Jesús o San Juan de la Cruz”, expresa la organización del festival.

El Brujo’ es un creador único en el teatro español. Un islote, un icono, un juglar del siglo XXI que representa como nadie la herencia de nuestra tradición oral. Ha acuñado un género teatral en sí mismo con los monólogos que escribe, dirige e interpreta: solo en medio de un escenario y con una atmósfera cargada de magia, repasa, a carcajada limpia y a ritmo de Romance, las claves de la vida y obra de autores insoslayables de la literatura, para relacionar textos de siempre con acontecimientos de hoy, y descubrir cómo aún palpitan sin resolver los dilemas esenciales de la Historia.

Nació en Córdoba en 1950. Su padre se empeñó en que fuese abogado, pero a él, al mudarse a estudiar al Colegio Mayor San Juan Evangelista, el mítico ‘Johnny’, ya le entró la vena del teatro de vanguardia. Muchos de los primeros montajes en los que participó los dirigió José Luis Alonso de Santos; La Taberna Fantástica fue uno de ellos, y su interpretación esperpéntica dejó boquiabiertos al respetable y a toda la profesión. Con este mismo director y Jesús Cimarro fundaría años después la productora Pentación, muy destacada en el tejido teatral actual.

En 1991 se lanzó con su primer monólogo, El lazarillo de Tormes, que partía de la versión de Fernando Fernán Gómez y no ha parado de representar, y en 1994 puso en pie, de nuevo a solas, La sombra del Tenorio de Alonso de Santos. Su estancia en el Monasterio de Silos y el estilo de Darío Fo han sido influencias muy determinantes para los soliloquios que ‘El Brujo’ ha ido estrenando anualmente. Entre ellos, “San Francisco, juglar de Dios” (2002); “Una noche con El Brujo” (2003); “El Evangelio de San Juan” (2009); “Mujeres de Shakespeare” (2010); “La Odisea” (2012); “Teresa o el sol por dentro” (2015); o “Misterios del Quijote” (2016).

También ha tenido experiencias en el cine, a las órdenes de José Luis Garci en “El crack”, Carlos Saura en “Pajarico” o Benito Rabal en “Furgón”. En televisión, ha participado en series tan emblemáticas como Juncal, de Jaime de Armiñán, o El pícaro, de Fernán Gómez.

Rafael Álvarez ‘El Brujo’ recogió el Premio Fuente de Castalia, un galardón que concede anualmente el festival Clásicos en Alcalá, que organizan la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Alcalá de Henares para celebrar el legado de los clásicos en las artes escénicas, y cuya edición de este año, que conmemoraría su XX aniversario, se ha aplazado a 2021 debido a la crisis de la COVID-19.

La única excepción fue el acto de entrega de este galardón, que se celebró en el Teatro Salón Cervantes de la ciudad complutense y estuvo precedido de la representación de Dos tablas y una pasión, dirigida e interpretada por el propio artista premiado, y que también se pudo seguir por streaming desde la web del festival. “Justo en este teatro estrené El Lazarillo de Tormes hace 29 años, con Fernán Gómez [autor de la versión] entre el público, esperando para subir a saludarme”, contó El Brujo tras recibir el galardón de manos del Alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, al que acompañaron en el acto el Viceconsejero de Cultura de la Comunidad de Madrid, Daniel Martínez; María Aranguren, Concejala de Cultura del Ayuntamiento de Alcalá de Henares; Ruperto Merino, Subdirector General de Programación Cultural de la Comunidad de Madrid; y Darío Facal y Ernesto Arias, directores de Clásicos en Alcalá.

“Alcalá de Henares es una potencia cultural, con su Universidad, su patrimonio arquitectónico, su historia, Cervantes...”, valoró El Brujo. “Es núcleo de la cultura del Siglo de Oro, una referencia obligada y una columna poderosa del idioma español, que hablan millones de personas en el mundo". Explico que, "cuando uno viaja por ahí", se da cuenta de "la importancia que se da a este legado artístico; de su ‘solera’, como diría mi padre”. Añadió que, pese a ello y a su juicio, “a veces los españoles no tenemos la suficiente confianza en nosotros mismos", pero con esta catástrofe del coronavirus, "que tanto dolor y trauma ha causado", estamos "tirando por la borda todos los tópicos: no somos un país indisciplinado, somos muy fuertes”. Celebró que, sobre el escenario, se hubieran reunido políticos “de ambos colores”, y recordó que la Cultura nos da “la capacidad de ser receptivos y sensibles”, porque “hay que recordar que el adversario es una prolongación de ti mismo, y lo diferente, aunque te toque las narices, es un misterio que descifrar", una extensión "del alma propia”.

Por su parte, Rodríguez Palacios reivindicó que el acto de entrega del Fuente de Castalia “debía realizarse de manera presencial”, y “en este teatro que tiene décadas de historia y ha visto pasar momentos muy complicados para esta ciudad, como guerras y dictaduras”, y en cuyas butacas “hoy echamos en falta a muchas personas que han sufrido especialmente el coronavirus, algunas de las cuales eran asiduas" a este espacio cultural. Agregó que, con un acto presencial, se pone de manifiesto cue se puede "vencer esta situación" de pandemia y reactivar la vida cutural, y en esta ocasión, se hizo "recordando, con la actuación El Brujo, los valores, frases y palabras de los clásicos, tan válidos aun hoy".

Ernesto Arias agradeció a los profesionales sanitarios, de servicios esenciales y demás sectores su “entrega” durante la pandemia, y destacó "la reponsabilidad del resto de los ciudadanos", gracias a cuyo esfuerzo colectivo "hoy podemos estar aquí”. Facal, por su parte, expresó que “de la Fuente de Castalia beben los poetas para obtener su inspiración", y "qué mejor que conceder este premio a quien, sin duda, es una referencia en el teatro español y ha inspirado a varias generaciones”.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas