x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

16
Oct
2017
La Comunidad y Ecoembes estrenan en Arganda una campaña para avanzar en el Residuos Cero PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Arganda del Rey
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAM“Madrid 7R” aumenta las tres “R” del reciclaje

La Comunidad de Madrid impulsa la transición desde el actual sistema económico lineal basado en la práctica de “usar y tirar” al modelo de economía circular, en el que todo se aprovecha y los residuos pasan a convertirse en productos de valor que pueden reintegrarse en la producción de nuevos bienes y servicios, aproximándonos así al objetivo de “residuos cero”.

El consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Pedro Rollán, ha visitado en Arganda del Rey junto al alcalde, Guillermo Hita, y responsables de Ecoembes, un centro especializado en el tratamiento integral de residuos que recoge restos de pan, galletas y bollería para transformarlos en pienso para animales, además de maderas, bricks y papel, entre otros materiales.

La implantación en la región de la economía circular, que permite reducir el consumo de energía –preferentemente renovable- y el impacto de las actividades humanas sobre el medio ambiente, además de aumentar la competitividad, exige la colaboración e implicación de todos los sectores. Rollán ha dado a conocer hoy la campaña de información y sensibilización Madrid 7R, desarrollada en colaboración con Ecoembes.

El primer paso de la campaña, presente en distintos medios hasta el próximo 12 de noviembre, es difundir entre los madrileños las 7R de la economía circular: rediseñar los objetos para mejorar su vida útil; reducir el consumo directo; reutilizar las cosas para utilizarlas el máximo tiempo posible; renovar el uso de objetos antiguos para que vuelvan a ser usados; reparar objetos en vez de desecharlos directamente cuando dejan de funcionar; reciclar adecuadamente; y recuperar, es decir, recoger materiales usados para volverlos a emplear en la producción de nuevos productos, e introducirlos nuevamente en la cadena de consumo. Además, la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha la página web www.madrid7r.es.

Según Rollán, “con esta decidida apuesta por la economía circular, la Comunidad de Madrid incrementará su liderazgo económico al situarse entre las regiones más avanzadas de Europa. Además, las sinergias entre diversos actores para poner en marcha iniciativas de economía circular permitirán mejorar la competitividad de la Comunidad en los nuevos escenarios de crecimiento sostenible”.

El Gobierno regional pretende situar a la Comunidad de Madrid como referente en la implantación de la economía circular. Rollán ha explicado que las acciones en este sentido se enmarcan en la Estrategia de Residuos 2017-2024, que trabaja en la recuperación de los materiales una vez utilizados para darles una segunda vida, reintroduciéndolos como nuevos recursos productivos, minimizando el vertido y, por tanto, su impacto en el entorno.

El consejero ha destacado además que la apuesta por la economía circular supone dar cumplimiento al compromiso de la presidenta Cristina Cifuentes en el punto 253 de su programa electoral, en el que se señala que se avanzará en la reducción de residuos con el horizonte puesto en el “vertido cero” que la Unión Europea ha fijado para el año 2020.

Según datos publicados por el INE en 2016, cada madrileño genera al año 392,4 kilogramos de residuos, por debajo de la media nacional de 459,1 kilogramos por habitante y año. De los 2,5 millones de toneladas de residuos urbanos recogidos en la región, 78.000 toneladas fueron de vidrio; 89.500 toneladas de papel y cartón; 122.000 toneladas de envases; y el resto, 2,13 millones de toneladas, residuos en general.

La campaña “Madrid 7R”, lanzada por la Comunidad de Madrid, en colaboración con Ecoembes, se ha presentado en las instalaciones de la empresa argandeña E. Niño. Durante la presentación se ha realizado una visita a las instalaciones de E. Niño, un centro especializado en el tratamiento integral de residuos. El alcalde de Arganda, Guillermo Hita, agradeció que la campaña comience en Arganda, porque “contamos con un sector de recuperación de reciclaje muy importante”. “Todos los municipios debemos ser agentes para facilitar la implantación de empresas de reciclaje y recuperación, que son completamente limpias, y así conseguir llegar al residuo cero en un futuro no muy lejano”, apuntó el alcalde.

La iniciativa pone de relieve el valor de las 7R: reducir, reutilizar, renovar, reparar, reciclar, recuperar, rediseñar; entendiendo que las pequeñas acciones repercuten muy positivamente en el bienestar de las personas y del planeta, a la vez que se favorece el desarrollo económico, aumentando la competitividad y generando un gran valor social.

La campaña estará presente hasta el 25 de noviembre en los principales medios de comunicación de la región, así como en salas de cine, para dar a conocer la puesta en marcha de esta nueva política que pretende llevar a cabo la Comunidad de Madrid.

Además, contará con una web, www.madrid7r.es, que servirá como punto de encuentro virtual para que los madrileños puedan encontrar material didáctico y documentales sobre los múltiples aspectos de la economía circular. Adicionalmente, servirá como plataforma para recoger experiencias llevadas a cabo desde diferentes ámbitos (administraciones públicas, empresas, organizaciones sin ánimo de lucro…).

Por su parte, Nieves Rey, directora de Comunicación y Marketing de Ecoembes, ha asegurado que “queremos que la ciudadanía tome conciencia y comprenda que los recursos son limitados y que tenemos que abrir paso al modelo de economía circular, es decir, dejar atrás el viejo paradigma de producir, usar y tirar, para dar paso a un modelo de desarrollo que se apoye en la sostenibilidad y el largo plazo”.

Las 7R

1.       Rediseñar: ecodiseño para fabricar productos considerando criterios ambientales de tal forma que primen tanto la funcionalidad como la sostenibilidad.

2.       Reducir: disminuir la cantidad de productos que consumimos, o la de residuos que generamos.

3.       Reutilizar: volver a usar las cosas para el mismo fin u otro distinto al que fueron creadas. De esta forma se alarga su vida útil.

4.       Reparar: hacer los cambios necesarios en un objeto para que vuelva a desarrollar la función para la que se creó.

5.       Renovar: actualizar las cosas antiguas o usadas para lograr que puedan volver a dar la función o servicio para la que fueron creadas.

6.       Recuperar: recoger materiales usados para someterlos de nuevo a operaciones industriales.

7.       Reciclar: reintroducir materias residuales en procesos de producción de tal forma que sirvan como materias primas de nuevos productos.

Los ciudadanos madrileños están cada vez más concienciados con el medio ambiente. De hecho, en 2016 cada madrileño depositó 20,4 kg en el contenedor amarillo (envases de plástico, latas y briks) y 12,1 kg en el azul (envases de papel y cartón). En total, se reciclaron 175.312 toneladas de envases, lo que supone un incremento del 3,6% respecto al año anterior.

Unos datos que concuerdan con las principales conclusiones del “Estudio de Hábitos de Reciclaje de los Españoles”, elaborado por el Instituto Apolda para Ecoembes, que refleja cómo el reciclaje es un hábito asentado en los domicilios madrileños, que cuentan con 3 cubos de media para llevar a cabo esta labor.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar















A Todo Color








Noticias Relacionadas