x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

16
Oct
2015
Gran Hermano 16 (GH 16): Nominados Ivy, Vera y Han; Suso y Sofia acercan posturas; y Carlos defiende a Ivy PDF Imprimir E-mail
Los Blogs del Telescopio - El Choniblog
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

El programa pierde dos puntos de share con “el duelo que hará historia”

Para entender todo lo que realmente ocurrió anoche en Gran Hermano, conviene recordar el guión de la gala anterior (igual que en el post anterior, voy a seguir tirando de la manta para que comencéis a descubrir, si es que no lo habéis hecho ya, como funciona realmente este programa). Si recordáis, todo estaba montado en torno a que Suso consiguiese la inmunidad tras la salvación de Sofía, una inmunidad que le permitiría quedarse en su semana más complicada (traiciones, robos de comida, comentarios impresentables, etc). Así, si el guión se hubiese cumplido tal y como estaba previsto, los nominados definitivos hubiesen sido Amanda, Han y Enrique, lo que hubiese sacado, sin duda, de la casa al médico.

Como Quique consiguió, contra pronóstico, la inmunidad, fue necesario un cambio de planes que deja muy claro que ésto de votación ciudadana tiene muy poco: tras medio obligar la presentadora a Quique a no salvarse a sí mismo, la cadena comenzó una estrategia de acoso y derribo contra el médico para conseguir exactamente lo conseguido anoche, es decir, que Quique fuera el cuarto expulsado, tal y como estaba escrito.

Y una vez eliminado el elemento discordante, Quique, ya sí se podía seguir exactamente el guión de la gala anterior: Suso consigue la inmunidad y, tras unas nominaciones a la cara, se salva a sí mismo evitando una expulsión cantada. Si el guión original se hubiese seguido (al margen del intento de agresión del pasado domingo), el programa hubiese ganado un par de semanas para limpiar la imagen de Suso de una forma lógica y racional, pero como todo tuvo que acelerarse, la gran perdedora ha sido la credibilidad del programa y de la cadena (anoche, de nuevo, hundimiento de audiencias que permitió un nuevo minuto de oro del Hormiguero, y una resurrección de Águila Roja con la que nadie contaba), sumida ahora en una vorágine de la que no se como va a escapar.

Eso sí, el problema de tener un guión prefijado del que nadie se sale provoca que se pierdan oportunidades de reconducir la situación. Si la presentadora hubiese insistido a Suso en que la salvación de Vera, como desagravio por lo ocurrido, era la mejor opción, el concursante hubiera podido redimirse y, tal vez, recuperar a parte de la audiencia perdida (lo que, además, le hubiese garantizado la salvación contra una Ivy a la que las niedzelistas ya tienen entre ceja y ceja), pero en lugar de eso prefirieron seguir adelante en una estrategia que ya se ha demostrado suicida (ellos que sigan, que en Antena 3 ya están enfriando el champán).

Así Suso ha quedado como un ser cobarde y miserable (más aún de lo que ya parecía), que no tiene ningún tipo de problema en condenar a la expulsión a quien, además de sufrir un intento de agresión, le pidió perdón sin tener razón para ello (en circunstancias normales, ésto estaría provocando que Vera, víctima de bullying, no lo olvidemos, se hubiese convertido en el favorito de la audiencia, pero, ya lo he dicho, el guión está escrito y nadie parece querer cambiarlo).

De tal forma, Han, Vera e Ivy se jugarán la expulsión provocando la ruptura de uno de los triángulos de la casa, y poniendo a la mexicana con pie y medio fuera (si hasta ahora no habían tenido demasiada fuerza, la alianza de Niedzela y Sofía ha dado alas a las carpeteras que, viendo que las decisiones del programa están provocando la huida en masa del resto del público, van a controlar a partir de ahora las nominaciones. Sin embargo, seguro que llegan al martes con porcentajes igualados...).

Precisamente esta nominación de Ivy provocaba el despertar de un concursante que hasta ahora se había comportado como Kiko Rivera en el VIP: sólo comía, se enfadaba y dormía. Carlos saltaba en defensa de su “esposa” y atacando, sobre todo, a una Carolina que no tuvo el menor rubor en vender a su compañera de estrategia.

Las nominaciones a la cara provocaron que toda la tensión acumulada de la semana estallase en directo, dejando cambios muy significativos en los grupos, que seguirán reconfigurándose durante los próximos días. Así anoche se disolvía el cuarto grupo de los que formaban la casa, al integrarse Marina en el formado por Sofía, Niedzela y Marta. Pero además, los restos de la biblioteca saltaban por los aires, con Carlos e Ivy enfrentados a una Carolina completamente sola.

Vera, por su parte, ha acercado posiciones a un “fantastic four” en el que Suso ahora sí, vuelve a estar perfectamente integrado, tanto es así que anoche Sofía y Suso firmaron la paz y acercaron posiciones (ahora sí, y no como vendieron en el Debate). Ya lo dijo Raquel, que está encantada con la nueva relación de los dos (¿no será que quiere el trío propuesto por Suso a Sofía durante la tarde de ayer?).

Pero antes de las nominaciones, y de que todo estallase por los aires, la tarde dejó dos momentos importantes: Suso convenció a Amanda y Han de que robasen comida (os recuerdo que han perdido la prueba y, por tanto, van a tener serios problemas durante esta semana); y Carolina e Ivy intentaron pactar las nominaciones utilizando las tablets que usan para hacer la compra semanal (por supuesto, de éstos momentos veremos lo mismo que de la conversación en que Aritz confraterniza con Suso tras haber pedido su expulsión; es decir, nada).

Además de la guerra de trincheras, la noche nos dejaba a un Aritz (recuerdo, el que no ve la tele), fan de “Fama a Bailar” (los exconcursantes del programa de Cuatro fueron los encargados de presentar la nueva prueba semanal, en la que tienen que hacer una coreografía a medio camino entre el baile y el circo); a Carlos pidiendo la expulsión de Han (y condenando con esas palabras a su novia); y a algunos concursantes pensando que la tercera nominada es Amanda (espero que en el Debate no les saquen de su error, y piensen que el porcentaje más bajo no corresponde a Han).

 

Resultados Quintas nominaciones

 

Vera Suso (3 puntos) Amanda (2 puntos) Han (1 punto)

Suso Vera (3 puntos) Ivy (2 puntos) Marina (1 punto)

Marina Suso (3 puntos) Ivy (2 puntos) Sofía (1 punto)

Amanda Vera (3 puntos) Ivy (2 puntos) Carlos (1 punto)

Niedzela Suso (3 puntos) Amanda (2 puntos) Ivy (1 punto)

Sofía Ivy (3 puntos) Vera (2 puntos) Marina (1 punto)

Ivy Suso (3 puntos) Han (2 puntos) Marina (1 punto)

Carlos Han (3 puntos) Amanda (2 puntos) Marina (1 punto)

Carolina Han (3 puntos) Sofía (2 puntos) Suso (1 punto)

Marta Suso (3 puntos) Ivy (2 puntos) Amanda (1 punto)

Aritz Vera (3 puntos) Ivy (2 puntos) Suso (1 punto)

Han Vera (3 puntos) Ivy (2 puntos) Carlos (1 punto)





Suso (17 puntos)

Ivy (16 puntos)

Vera (14 puntos)

Han (9 puntos)

 

Amanda (7 puntos)

Marina (4 puntos

Sofía (3 puntos)

Carlos (2 puntos)

Niedzela (0 puntos)

Carolina (0 puntos)

Marta (0 puntos)

Aritz (0 puntos)

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

ChoniEncuesta

¿Quién debe abandonar la casa de Gran Hermano VIP 5? Segunda nominación
 

A Todo Color



































Noticias Relacionadas