x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

15
Dic
2016
Gran Hermano 17 (GH 17): Expulsión Miguel, Rodrigo, Meritxell o Bea; noche de los juicios; y Bea y Meri llegan a las manos PDF Imprimir E-mail
Los Blogs del Telescopio - El Choniblog
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

El programa se muere mientras comienza la vida fuera de la casa

Aunque me consta que no os importa lo más mínimo, voy a contaros lo que ha ocurrido en la casa de Guadalix en los últimos días (más bien poco, la verdad) antes de que esta noche vuelva Adara a la casa para limar asperezas con Miguel y Bea (con Rodrigo también tiene una conversación pendiente, pero me temo que no la veremos dentro de la casa).

Y es que esta noche llegan los “juicios finales”, esos enfrentamientos cara a cara que inventó GH VIP 3 y que desde entonces nos acompañan en cada edición (ya os he contado alguna vez que es una forma de preparar a los concursantes para lo que hay fuera, y sirven para aligerar la gala final). Después de los juicios viviremos esos días en que los concursantes serán plenamente conscientes de dónde están y lo que les espera fuera, y comenzarán a prepararse para la gran final del próximo 22 de diciembre (ante el enorme éxito de esta edición, la cadena ha decidido regalar a la productora una semana más de concurso en la que los tres finalistas se morirán, literalmente, de aburrimiento, viendo como languidece un formato que lo fue absolutamente todo en la televisión de España).

Así, y aunque estaba previsto que el del domingo pasado fuese el último Debate, los Reyes Magos regalaban a la productora un Debate más en el que las protagonistas serán las hinchadas, unas hinchadas, por cierto, que ya han organizado las quedadas de apoyo a los finalistas, con distinto resultado. Así mientras Bea, Rodrigo y Miguel organizaban una quedada en plena plaza de Callao con acogida más que discreta, la quedada meritxellista provocaba un colapso circulatorio en pleno centro de Barcelona.

Y no es por la concursante catalana, sino por la presencia, en un mismo escenario, de Niedzella, Sofía y Adara. Precisamente la llegada de Adara provocaba un serio problema de orden público que obligó a sacar a la concursante del lugar para evitar avalanchas. Adara y Pol, así, dejaban la Plaza de España de Barcelona en un taxi que fue golpeado y zarandeado por unas fans enloquecidas al ver a la azafata.

Ni que decir tiene que la pareja no entendió absolutamente nada de lo ocurrido y pidieron perdón (por cierto, en un periscope multitudinario) a los muchos fans que se acercaron por no poder estar más cerca de ellos. Y es que esta pareja gana mucho más fuera que dentro de la casa Si hasta ahora habíamos conocido a una Adara desquiciada y a un Pol genéticamente perfecto, fuera de la casa están demostrando un cariño por sus fans que hacía muchos años no se veía en un concursante de este programa (sin ánimo de ser exhaustiva, Hugo y María de GH 12+1 y Argi de GH 14). La quedada de Bea también requirió la intervención policial, en concreto para pedir a la familia que no vendiese camisetas en apoyo a la naranjita.

Pero al margen de las hinchadas, el que debía ser último Debate sirvió para entregar los DBT de Oro y para confirmar lo que todo el mundo sabe desde que Adara abandonó la casa: solamente las fans de Bea están siguiendo la edición, lo que hacía que la naranjita se llevase casi todos los premios. Adara, eso sí, se alzaba con el de Protagonista de la Edición, y con Miguel, el DBT de Carbón. Y otro DBT de carbón debería haberse llevado la trifulca que montaron la azafata e Ylenia en medio del plató y que terminó con la salida de la concursante de Gandía Shore.

Y es que, os decía, solo las naranjistas están viendo la edición, y eso se nota en cada resultado de audiencias: el pasado jueves el programa consiguió la peor audiencia de toda su historia, y el DBT del domingo no mejoró la cosa (segundo peor dato de toda la edición). Pero a pesar de ello, el programa continúa en su deriva dispuestos a seguir haciendo historia.

Y tal vez por aquello de que la historia está a punto de escribirse, la productora ya ha anunciado su nuevo proyecto lejos de la cadena con la que lleva trabajando dieciséis años. Se trata de “El Puente” un reallity de aventura del que sólo se sabe que será grabado y que el protagonista será un gran puente. Presentado por Paula Vázquez, será la gran apuesta de enero del canal de Movistar #0.

Eso sí, la cadena no se ha quedado quieta buscando un rápido recambio para los habitantes de la casa de cristal en los inquilinos de un polémico albergue en Panticosa. Así, si las buenas audiencias se confirman, no sería de extrañar que la Sálvame Snow Week se convirtiese en programa independiente con sus galas y resúmenes impregnando toda la parrilla (y no es para menos, porque en dos días ya ha pasado de todo en ese balneario, con broncas, acusaciones, secretos, mentiras y hasta un pobre tigre de peluche decapitado).

Pero volviendo a Gran Hermano, esta semana la acción ha estado fuera de la casa, ya que han aparecido las redes sociales de Bea, en las que defiende la tauromaquia, además de aparecer muy ligera de ropa; y se ha montado una enorme polémica cuando Bea y Rodrigo reconocían, el pasado sábado y después de confesar que no estaban enamorados, que se conocían de fuera (en concreto, parece que fue algo como lo que contaban Paula y Omar hace dos años: se conocieron en el casting final y comenzaron a investigarse mutuamente en redes sociales).

Y para polémica la entrevista de Bárbara en el Deluxe. La youtuber se convertía en la primera concursante en pisar el plató del programa, y lo hacía para someterse a una entrevista que enseguida derivaba en algo inesperado por Bárbara.

También generó mucho movimiento en redes sociales lo ocurrido el domingo entre Bea y Meritxell dentro de una jaula. Como parte de la prueba semanal, (por cierto, superada) un gigantesco Juego de la Oca en que debían demostrar lo que conocían a sus compañeros (ni Bea ni Meritxell sabían el apellido de sus respectivas carpetas), los concursantes terminaban dentro de una jaula si fallaban las respuestas, y allí se vieron las caras Meri y Bea después de una monumental bronca el día anterior por las tareas.

Por aquello del minúsculo espacio que debían compartir, Meri dio sin querer dos codazos a la naranjita, y esta, con toda la mala leche del mundo, le devolvió un golpe de nudillos en la cabeza. Meri, muy enfadada, iba al confesionario para pedir consecuencias, pero Bea le pedía disculpas y el agua no llegaba al río. Precisamente este episodio parece haber descongelado las relaciones entre las dos grandes aspirantes a la victoria.

El lunes los chicos decidían echar sal en el agua de la catalana y Bea, aunque se reía, no quiso participar (Meri, intuyendo algo, no quiso probar el agua, así que los otros decidieron repetir la broma hasta que picó). Eso sí, la catalana, que sabe que ya todas las cartas están sobre la mesa, obvió las provocaciones del grupo mayoritario, que, viendo que no iban a conseguir sacarla de quicio, ampliaron el radio de acción. Así ayer, y después de que Meri se pasase el día en la cama con un acceso de gripe, volvieron a montarle un pollo por las tareas domésticas, aunque con el mismo resultado.

Termino con otra polémica que sacudía las, escasas, cuentas de Twitter que todavia siguen el programa el pasado jueves. Según desvelaban algunas expertas en el tema, Laura había copiado casi íntegramente la carta enviada a su amiga Meritxell de una conocida revista femenina.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar















ChoniEncuesta

¿Quién debe abandonar la casa de Gran Hermano VIP 5? Segunda nominación
 

A Todo Color








Noticias Relacionadas