x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

05
May
2022
La Semana Santa provoca el mejor mes de abril para el empleo en Madrid capital de la historia PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - España
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de MadridEspaña recorta casi noventa mil parados, once mil de ellos en la Comunidad

El número de personas desempleadas registradas en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) al finalizar el mes de abril ha descendido en 86.260 respecto al mes anterior. En valores relativos, el descenso del paro ha sido de un -2,77%.

En términos interanuales, el paro ha descendido en 888.125 personas (- 22,71%) respecto a abril de 2021. El paro registrado se ha situado en 3.022.503 personas la cifra más baja en un mes de abril desde 2008.

Durante el mes de abril se han firmado 1.450.093 contratos de los que 698.646 son de carácter indefinido. Representan el 48,2%, es decir, uno de cada dos contratos firmados en abril es indefinido.

En diciembre de 2021, previamente a la Reforma Laboral, los contratos indefinidos supusieron el 10% del total. Subieron hasta el 15% en enero, en febrero hasta el 22%, en marzo al 31 por ciento y en abril superan el 48%.

Supone un incremento de 534.566 (325,80%) sobre igual mes del año anterior.

Además, la contratación mejora en calidad ya que se han firmado 534.566 contratos indefinidos más y 441.318 contratos temporales menos respecto a abril de 2021.

El 44% de los contratos firmados por los menores de 25 años son también de carácter indefinido.

En magnitudes acumuladas, se han realizado 1.767.836 contratos indefinidos en los primeros cuatro meses del año. Suponen un ascenso de 1.139.943 (181,55%) sobre el mismo periodo del año 2021

En términos acumulados, los contratos indefinidos a tiempo completo alcanzan de enero a abril de este ejercicio un total de 865.250, un 116,11% más que en igual periodo del año 2021.

La contratación indefinida crece de manera acusada en todos los sectores, especialmente en Agricultura y Construcción.

En la Agricultura se pasa del 3% de contratación indefinida en diciembre de 2021 al 50% en el mes de abril. En el caso de la Construcción, en diciembre contaba con un 23% de contratos indefinidos al 74% en el mes de abril.

Por sectores económicos, con respecto a marzo, el paro registrado desciende en Servicios en 65.422 personas (-2,98%), en Agricultura en 9.544 personas (-6,10%), y en Construcción en 6.972 (-2,80%) y en Industria en 4.340 personas (-1,71%).

El colectivo Sin Empleo Anterior se mantiene estable con una variación mínima de apenas 18 personas (0,01%).

El paro femenino baja en 43.043 (-2,35%) en relación al mes de marzo, hasta situarse en 1.788.385 mujeres. El desempleo masculino también desciende en 43.217 (-3,38%) hasta 1.234.118 desempleados registrados.

En comparación con abril de 2021 el paro femenino baja en 474.740 mujeres (-20,98%) y el paro masculino cae en 413.385 (-25,09%).

Por su parte, el desempleo de los jóvenes menores de 25 años baja en el mes de abril en 10.952 personas (-4,70%) respecto al mes anterior.

El paro registrado en abril de 2022 baja en todas las comunidades autónomas, especialmente en Andalucía (-33.072 personas), Comunidad de Madrid (-10.931 personas) e Illes Balears (-7.575 personas).

El total de personas beneficiarias existentes a final del mes de marzo fueron 1.758.590. La inversión total en prestaciones, en ese mismo mes, se situó en 1.848,1 millones de euros.

El gasto medio mensual por beneficiario, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, en el mes de marzo de 2022 ha sido de 1.078 euros.

La inversión en ERTE ha supuesto 72 millones de euros en el mes de marzo.

El dinamismo del empleo se mantiene en abril, que ha cerrado con un incremento de la afiliación a la Seguridad Social de 33.244 trabajadores, hasta alcanzar los 19.991.723 afiliados de media una vez descontado el efecto del calendario.

Este buen comportamiento del mercado laboral se produce en un contexto económico y de inflación complejo y en un momento en el que se han eliminado los ERTE COVID, lo que no se ha traducido en un deterioro de la afiliación.

El buen comportamiento registrado en el mes de abril ha permitido cerrar el primer cuatrimestre de 2022 con 152.621 ocupados más de los que había al cierre del ejercicio 2021, un crecimiento en línea con el registrado en los años previos a la pandemia.

Además, en el mes de abril se acentúan los efectos de la reforma laboral en el mercado de trabajo, con un fuerte incremento de la contratación indefinida y una drástica reducción de los contratos de muy corta duración.

Si tenemos en cuenta el número de afiliados medios en términos originales, abril supera los 20 millones de afiliados por primera vez en la serie histórica, con 20.019.080 trabajadores. El último día de mes se registraron 20.098.119 afiliados, según la serie diaria, siendo la primera vez también que un mes cierra por encima de este nivel de 20 millones.

Con el incremento del último mes, el nivel de empleo supera en 505.859 trabajadores el que existía en febrero de 2020, antes del inicio de la pandemia después de registrar 12 meses consecutivos de incremento del empleo en términos desestacionalizados.

El crecimiento de la afiliación respecto al nivel previo a la pandemia es generalizado por sectores y la mayoría de ellos se sitúan en niveles de empleo superiores a los que registraban en febrero de 2020, con una especial concentración en los sectores más innovadores y de mayor valor añadido, entre los que destaca Información y Comunicación (13,5%), Actividades Sanitarias (8,5%), Administración Pública (7,7%), Actividades Profesionales Científico-Técnicas (7,2%) y Educación (7%).

El crecimiento también se ha producido en todas las comunidades autónomas, que tienen en todos los casos más afiliados que en febrero de 2020.

Además, cuatro meses después de la entrada en vigor de la reforma laboral, continúan apreciándose sus efectos positivos en la reducción de la precariedad. En abril sigue incrementándose el peso de los contratos indefinidos y se contabilizan 1.350.000 afiliados más con este tipo de contrato que hace un año, con una aceleración del crecimiento en los últimos meses, por encima del 10% interanual, como se aprecia en el gráfico inferior.

Respecto a lo que era habitual antes de la pandemia en un mes de abril, se registran casi 900.000 afiliados indefinidos más, de los que 645.000 son fijos y otros 233.000 fijos discontinuos.

Por otra parte, en abril, continúa aumentando la proporción de contratos indefinidos: el 77% de los afiliados tienen contratos indefinidos, lo que supone 6 puntos más de lo habitual antes de la pandemia. En los años previos a la pandemia, esta distribución era del 71% de indefinidos.

También se aprecia en los contratos firmados en el inicio de 2022 un descenso del número de contratos de muy corta duración, tras la introducción de un nuevo desincentivo el pasado 1 de enero. Los contratos de menos de 7 días han pasado de ser el 75,8% del total de los firmados en el mes de abril en los ejercicios previos a la pandemia a representar el 28%.

Además, se constata la mayor supervivencia de los contratos: mientras que en años anteriores sólo el 8,4% de los contratos firmados desde el inicio del ejercicio seguían vigentes en marzo, ahora ese porcentaje llega al 46,7%. Esta tendencia a la reducción de los contratos de muy corta duración tras el desincentivo introducido en la reforma laboral se está acentuando a medida que avanzan los meses del año 2022.

Sin desestacionalizar, la afiliación media a la Seguridad Social ha crecido en 184.577 personas, cerrando el mes con 20.019.080 inscritos. Esta cifra supone un crecimiento interanual de casi un millón de personas (963.782), con un incremento del 5% respecto a abril del año pasado. Este último mes, se ha producido un incremento especialmente intenso en el Régimen General en Hostelería (8,94%) y Actividades artísticas y de Entretenimiento e Información (2,43%). Destaca este mes Islas Baleares, donde ha crecido la afiliación media un 10,9%.

Por otra parte, los ERTE-ETOP se estabilizan en torno a los 17.000 trabajadores protegidos, tras el leve repunte registrado al a finales de 2021 por la ruptura de la cadena de suministros y a mediados de marzo, coincidiendo con los paros del sector del transporte.

La Comunidad de Madrid registró en el último año un descenso del paro del 25,2%, lo que supone 110.352 personas menos. Se trata de la mayor bajada histórica en estas mismas fechas, ya que la variación interanual se sitúa de media en -10.462 desempleados. En España, la disminución en este periodo ha sido dos puntos y medio por debajo del marcado por la región.

Así lo recogen los últimos datos facilitados por el Gobierno central relativos al mes de abril, que constatan respecto a marzo una caída en Madrid del 3,2% (10.931 parados menos) frente al 2,8% a nivel nacional (2.986). Actualmente hay 328.292 madrileños que buscan un puesto de trabajo.

Por otro lado, la Comunidad de Madrid ha creado 379.860 empleos efectivos desde septiembre del año 2020, momento en el que el Ejecutivo autonómico pudo empezar a tomar sus propias decisiones ante la situación de pandemia por COVID-19.

En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, la cifra total supera los 3,4 millones (3.405.494), la más alta de toda la serie histórica. Comparando con el mismo período del año anterior, el aumento ha sido del 5% (161.462 trabajadores), la segunda mayor subida del conjunto nacional. En abril, el crecimiento ha sido de 8.896 personas respecto a marzo (0,3%).

Por sectores productivos, la bajada del desempleo en la región ha sido del -3,9% en Construcción, -3,6% en Agricultura, -3,4% en Servicios y del -2,8% en Industria. Tomando como referencia los niveles de estudios, el paro ha descendido en todos ellos. En el caso de los que han terminado Educación Universitaria y Tercer Ciclo cae un -2,8%, Secundaria un -3,6, y Primaria un -3%. También baja en todos los tramos de edad.

Por su parte, el número de trabajadores autónomos en Madrid alcanza las 417.721 personas, creciendo en 6.632 durante en el último año, un 1,6% frente al 1,2% nacional. Respecto a marzo, el aumento en la región ha sido de 405, un 0,1%, y de un 0,3% en el resto del país.

Además, en el mes de abril de este año se formalizaron 180.939 contrataciones, un 6,3% más que en el mismo mes del año pasado. Con respecto a marzo, la bajada ha sido del -22,7% y en el resto del país, ha sido de un -13,3%.

Conocidos los datos de desempleo correspondientes al mes de abril, CCOO de Madrid celebra el descenso del paro (110.352 personas desempleadas menos sobre el año anterior en la Comunidad de Madrid) y la buena marcha de la afiliación a la Seguridad Social (+0,26% en comparación con el mes anterior, ascenso eso sí de menor intensidad que el incremento para el conjunto de España). Ambas circunstancias son efectos positivos de la Reforma Laboral, que ha reducido la temporalidad y favorecido la estabilidad en el empleo. Prueba de ello es el crecimiento tan significativo de la contratación indefinida.

En Madrid ha habido 180.939 contratos, de los que 86.641 fueron temporales y 94.298 fueron indefinidos, es decir el 52,12% han sido contrataciones indefinidas, suponiendo ello un aumento de la contratación indefinida de un 6,56% respecto a marzo de 2022 y de un 171% con respecto a abril de 2021.

No obstante, CCOO lamenta que en la Comunidad de Madrid sigue habiendo brechas de desigualdad muy significativas, tanto entre hombres y mujeres como en cuanto al modelo productivo, lo que genera graves desequilibrios territoriales y sociales.

En Madrid se contabilizaron 133.078 hombres desempleados, frente a 195.214 mujeres paradas. Es decir, se mantiene un mayor desempleo femenino, siendo este un problema estructural que en la región no se reduce, suponiendo las mujeres casi el 60% del total de personas desempleadas de la región, dos puntos más de lo que suponían hace un año. De hecho, en comparativa interanual, el paro en abril entre hombres se redujo un -28,38% y entre las mujeres se redujo un -22,79%, respecto al mismo mes de 2021, con lo que en nuestra región la recuperación del desempleo al momento previo a la pandemia ya se ha alcanzado con los varones pero no con las mujeres.

Desde el sindicato se pide al Gobierno regional que no sea complaciente con los datos y establezca políticas y medidas para corregir estos desequilibrios. Lo puede hacer usando los fondos europeos de recuperación y resiliencia para poner en marcha programas piloto de empleo y de inclusión social, puesto que en este sentido la Comunidad de Madrid va tremendamente rezagada en comparación con otras comunidades autónomas.

El número de parados registrados en la ciudad de Madrid cayó en abril por octavo mes consecutivo situándose en 154.234 personas, lo que representa un descenso interanual del 27,5 % (58.363 parados menos) y la mayor caída en este mes de toda la serie histórica con un recorte del 3,2 % en relación al mes anterior (5.177 parados menos). En comparación con el mismo mes de 2019, último mes de abril antes de la pandemia de COVID-19, el paro también disminuyó un 6,4 % (10.601 parados menos).

En comparación interanual, el paro masculino ha disminuido un 30 % (26.489 parados menos), mientras que el femenino lo hace un 25,4 % (28.546 paradas menos). El paro masculino disminuye respecto al mes anterior un 2,1 % y el femenino un 2,8 %.

El paro en la ciudad de Madrid se distribuye en un 42,6 % de hombres y un 57,4 % de mujeres, situándose en 65.752 y 88.482, respectivamente, consolidando la caída por debajo de 100.000 paradas. La participación de las mujeres en el total aumenta en 1,6 puntos respecto a un año atrás.

Por sectores, el número de parados ha disminuido en términos interanuales un 27,4 % en servicios, 24,1 % en construcción, 22,2 % en industria y 20,3 % en agricultura. En relación al mes anterior, en la construcción descendió un 3,8 %, en servicios un 3,3 % y en industria un 3 %.

Por secciones de actividad, por tercer mes consecutivo ninguna de ellas sufre un incremento interanual. Los mayores descensos se produjeron en hostelería con un 39,3 % y actividades artísticas, recreativas y ocio con un 32,4 %. Los recortes menos acusados fueron en educación con 9,8 % y actividades financieras y de seguros con un 6,5 %.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas