19
Oct
2015
Gran Hermano 16 (GH 16): Aritz descubre un nuevo pasillo, Enrique humilla al programa, y Han se distancia de Aritz Imprimir
Los Blogs del Telescopio - El Choniblog
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Ante la ausencia de contenido, el Debate decide inventarse carpetas

Si cuando digo que es uno de los mejores concursantes que nunca ha pasado por Gran Hermano lo digo por algo. A Enrique le bastó una única frase para hundir a programa, cadena y colaboradores durante el Debate de anoche (obviamente, desde ese momento no volvieron a dejarle contestar: “la razón por la que he salido expulsado es por no comportarme como Suso”, una auténtica puñalada en el corazón de un formato al que este rejón está hiriendo de muerte, aunque sigan empeñados en mirar para otro lado (las audiencias de este fin de semana son las que son, con absolutamente todos los programas de la cadena hundidos, incluyendo el Deluxe del viernes y el cine, Lo Imposible en su segundo pase en televisión, humillados por el público, y por supuesto, con Antena 3 sacando pecho ante lo que, si no cambian las cosas, es un clarísimo cambio de tendencia que se va a acentuar en los próximos meses con la llegada de D10, el nuevo canal de Secuoya).

Y es que la decisión de no tomar ningún tipo de represalias contra un concursante a punto de agredir a un compañero, reirle las gracias, y hacer todo lo posible por salvarle a pesar de que la audiencia quería lo contrario, va a costar muy caro al formato, que cada vez mas se encamina a su final.

Kike, que ya ha estado fuera, y por tanto, ha visto los verdaderos motivos por los que está fuera (como la salvación de Suso vía inmunidad no funcionó, la presentadora le obligó a no salvarse iniciando después una campaña de desprestigio que acabó hundiéndolo a pesar de tener la simpatía de gran parte de la audiencia, en concreto, la no carpetera, que ya ha abandonado el juego).

Pero como el experto ya intuía por donde iban a ir los tiros de la expulsión, decidió vengarse del programa justo antes de salir. Así, tal y como escuchamos anoche, se encargó de “desactivar” a Suso durante la larga charla previa a la expulsión. Y vaya si lo ha conseguido, porque en las últimas 48 horas la casa, simplemente, ha entrado en fase de hibernación. Nadie juega, Suso está desaparecido, y todo se limita a hacer la prueba, comer y dormir (la alegría de la huerta, vamos).

Como la situación de la casa es un absoluto aburrimiento, el Debate decidió inventarse (literalmente) lo ocurrido, creando una carpeta Suso-Carolina, reconstruyendo la relación de Niedzela y Vera, y afianzando la de Han y Aritz (por supuesto, ya os lo advertí en el post anterior, ni una sola palabra sobre Aritz perdiendo el papel y convertido en un cani reggaetonero que le tira los trastos a Niedzela).

Sin embargo este episodio ha sido la clave de lo ocurrido durante este fin de semana, pues, aunque Aritz parezca no recordarlo (ha intentado acercarse a Han como si nada hubiese ocurrido), el chino sí lo hace, y su relación con el vasco ha sido tremendamente tirante durante todo el fin de semana. Es como si siguieran juntos por pura inercia, pero estuvieran deseando perderse de vista mutuamente. Tanto es así que Han ya está buscando un nuevo “marido” y Vera tiene todas las papeletas. Por cierto, para que luego digan que es mueble, Vera nos volvía a desvelar ayer sus dotes para la cocina, preparando unos macarrones con azúcar para chuparse los dedos.

La falsa relación entre Suso y Sofía provocaba un ataque de nervios en Raquel (probablemente pedido por un programa que no sabía como levantar el interés de un público, el de plató y el de casa, que se estaba aburriendo con tanto vídeo carpetero absurdo). El otro gran momento del Debate hubiera sido una sorpresa de no ser porque Aritz y Enrique lo descubrieron hace tres semanas: la puerta secreta ubicada entre dos de las camas de la habitación de la chimenea. Aritz cruzaba el pasillo que descubrió hace ya varios días, y aprendió que sirve para espiar la habitación de juegos.

Y mientras el programa continúa inventándose carpetas, dentro de la casa una nueva podría comenzar a aflorar: Sofía, con bastante mala idea, ha intentado acercarse a Carlos para provocar una reacción en Ivy que la saque de la casa el jueves (ilusa, así lo que puede provocar es que el programa se empeñe en salvarla y expulse a Vera. De hecho, anoche ya empezaron, vendiendo una Ivy completamente sola y aislada del resto).

Y en cuanto a la casa, lo más destacado es que el sábado les llevaron ropa nueva (llevan un mes y la que llevaban ya esta “quemada” televisivamente); que Carlos pidió su nominación si la expulsada es Ivy; y Suso desveló a sus compañeros que se había salvado y el tercer nominado era Han (por eso cuando se enteraron “oficialmente” estaban más interesados en comentar sus fotos que en hablar sobre la nominación).