x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

24
Oct
2015
Gran Hermano 16 (GH 16): Ricky se interpone en las tres carpetas; Niedziela y Aritz, a punto de descubrir la casa secreta; y Raquel hace un polémico comentario sobre Han PDF Imprimir E-mail
Los Blogs del Telescopio - El Choniblog
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

La primera fiesta de Ricky termina con Vera llorando por Ivy y Niedziela

Parece que era necesario un revulsivo para que la casa despertase y así ha ocurrido. Eso sí, a pesar de que vuelven a estar juntos los 16 concursantes iniciales, más el polémico Ricky, el juego está muy lejos de volver a los niveles de la primera semana. El motivo, que para la inmensa mayoría (y no van desencaminados), el juego ya está decidido y se consideran comparsas que, hagan lo que hagan, no tienen la más mínima posibilidad de ganar el concurso.

Y es que cuando se deja que dentro se tenga tanta información del exterior (aplausos y abucheos del público, porcentajes de expulsión, vídeos de los nominados), el juego se desvirtúa de tal forma que pasa ésto: los concursantes dejan de dar juego a sabiendas de que todo está decidido. Por eso es necesario que en las próximas semanas se produzca una expulsión totalmente inesperada (Sofía, Suso o Aritz) que descoloque por completo a los habitantes y recupere el espíritu de juego que salió de la casa con la expulsión de Enrique. Pero no parece que el programa esté por la labor (y menos lo estará cuando el jueves vuelva Raquel a la casa), y por eso están teniendo los resultados de audiencia que tienen.

Pero decía, la entrada de Ricky y la repesca sí ha servido para despertar algo a los concursantes, pues el nuevo concursante parece haber entrado con el papel muy bien aprendido, y lo está siguiendo a rajatabla: si el jueves intentaba interponerse en la relación de Han y Aritz, provocando los celos del vasco y un acercamiento entre ambos (ahora os cuento, que la cosa ha vuelto a cambiar); durante la jornada de ayer se decidió a meterse entre las otras carpetas de la casa, la de Suso y Sofía; y la de Vera y Niedziela.

Y es que el alcohol y las carpetas casan muy mal dentro de la casa, por lo que la fiesta carpetera terminó con muchos frentes abiertos. Así Ricky comenzaba su paso por la casa acercándose a Han y poniendo celoso a Aritz, una historia que terminaba esa misma noche tras recibir calabazas del chino. Así, sin el canario metiéndose en medio, Han y Aritz regresaban a su rutina: gritos, insultos y reconciliaciones de cara a la galería.

Esta vez el detonante fue la prueba semanal (la cabina con la que deben llamar a países extranjeros para convencerles de que digan un refrán en español. Lo que no saben es que algunas de las llamadas las están haciendo a la casa de al lado, donde Maite está practicando acentos sudamericanos). Han entendió que la obligación de permanecer en la cabina le eximía de comer con el resto, algo que a Aritz sentó fatal (llegó a decirle que fuera le habría dado un guantazo). Por suerte para ambos, la sangre no llegó al río, si bien la situación cada vez es peor.

Como Ricky no consiguió romper la relación de Han y Aritz (ya se encargan ellos solos de romperla), decidió interponerse entre Suso y Sofía, y lo hizo tirándole los tejos a la de Pamplona con todo descaro. Como la relación, por llamarle algo, de estos dos es totalmente abierta (hasta se ha metido Carolina en medio), no consiguió ninguna reacción por parte de Suso, mientras que Sofía tampoco cayó en las redes del canario, al que ya todos han pillado el juego.

Como dicen que a la tercera va la vencida, Ricky decidió terminar la noche lanzándose a por Niedziela, y aquí sí pilló trama: consiguió poner muy celoso a un Vera que terminó la noche llorando y, borracho perdido, confesando a Carlos que estaba enamorado de Ivy. Tal vez por los efluvios del alcohol, Carlos no entendió lo que le estaba diciendo Vera, así que la cosa no fue a mayores. La noche, no obstante, terminaba con Suso dándole una alegría a Vera. Según el catalán, Niedziela le había confesado que el nuevo no le gustaba y sólo le seguía la corriente.

Lo que sí estuvo a punto de dar un vuelco a la casa fue el secreto de Ricky. Como los concursantes no son tontos, y no se creen la expulsión de cuatro aspirantes de golpe, están convencidos de que Ricky es el enlace con una casa secreta y no le quitan ojo de encima cuando desaparece de la casa oficial.

Así anoche Niedziela y Aritz decidieron seguirle para ver si descubrían la puerta secreta por la que abandona la casa, pero, al menos de momento, no parecen haberlo conseguido (la que se podría liar si le siguen y llegan al apartamento con los repescados...).

Seguimos. En el juego de estrategias la expulsión de Ivy ha obligado a las chicas a mover sus fichas. Ahora Marina (recordemos, sin Quique ella mantiene el espíritu del juego), intentaba unirse a Carolina y Niedziela para expulsar a Sofía y Marta, pero parece que, de momento, Niedziela no está por la labor (tal vez cuando quiera hacerlo será demasiado tarde, pues los puntos de Carolina ya no estarán).

Y en la casa secreta, también hay juego, y mucho. Raquel y Maite (estas cosas sólo pasan en Gran Hermano) ahora son grandes amigas, y ambas critican con saña a Marina y Aritz. Además, Suso provocaba ayer una fuerte bronca entre Raquel y Quique que no iba a mas. Sin embargo, la trama principal dentro de la casa secreta tiene mucho que ver con las redes sociales, donde las palabras de Raquel sobre Han han provocado un enorme revuelo. La concursante repesca soltaba que ella votaría antes a un español que a un chino que trabaja en un bazar, lo que generaba una fuerte oleada de rechazo en Twitter. Al margen de lo políticamente incorrecto que es el comentario, Raquel tiene gran parte de razón , y ese más de 30% que consiguió Han en una expulsión fácil, como la de la semana pasada, lo corrobora.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

ChoniEncuesta

A Todo Color



































Noticias Relacionadas