x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

27
Mar
2022
Madrid destina el centro deportivo Daoíz y Velarde a acoger refugiados ucranianos PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMTiene capacidad para 240 personas

La Junta de Gobierno ha aprobado la cesión temporal del Centro Deportivo Municipal Daoiz y Velarde a Cruz Roja para la recepción y acogida transitoria de los refugiados ucranianos que lleguen a la estación de Atocha. Con esta medida, el Ayuntamiento atiende la petición de colaboración que hizo el Gobierno al Consistorio, que solicitaba un espacio provisional para desarrollar una atención de tránsito a los viajeros procedentes de Ucrania.

El Ayuntamiento de Madrid cede este espacio al Gobierno para prestar un lugar de descanso a los viajeros procedentes de Ucrania por su proximidad a la estación de Atocha, según ha explicado el delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.

En este sentido, ha indicado que la colaboración consistirá en la cesión del espacio por parte de la Junta Municipal del Distrito de Retiro durante dos meses prorrogables, mientras que Cruz Roja se hará cargo de la instalación y gestión del centro temporal.

El Centro Deportivo Municipal Daoiz y Velarde cuenta con una capacidad para el alojamiento transitorio de 240 personas en una superficie de 1.700 metros cuadrados, donde se instalarán los servicios necesarios para llevar a cabo una atención temporal.

Mientras dure la cesión, el centro permanecerá cerrado al público y se trabajará para reprogramar las diferentes actividades.

El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, ha presidido la octava reunión del Comité de Situación de Seguridad Nacional que analiza la situación entre Rusia y Ucrania.

En la reunión han participado representantes de los ministerios de Asuntos Exteriores, Defensa, Interior, Transportes, Trabajo, Asuntos Económicos, Transición Ecológica, Industria, Hacienda, Agricultura, Política Territorial e Inclusión, además de representantes del Departamento de Seguridad Nacional de Presidencia del Gobierno, del Centro Nacional de Inteligencia, del Gabinete de Presidencia del Gobierno y de la Secretaría de Estado de Comunicación.

El Comité de Situación ha analizado los trabajos de los diferentes grupos creados relativos a ciberseguridad, ejecución de las sanciones a Rusia y acogida de refugiados. Respecto a este último, se ha informado de que más de 24.000 personas han sido atendidas por el sistema de acogida y se han formalizado 15.706 solicitudes de protección temporal, de las cuales solo en el día de ayer se tramitaron 1.969. Por otra parte, hasta el 23 de marzo, se estima que hay escolarizados en España en torno a 3.605 estudiantes ucranianos desplazados.

La Comunidad de Madrid colabora en la puesta en marcha de un corredor ferroviario humanitario que permitirá realizar envíos masivos de ayuda a Ucrania. Esta próxima madrugada partirá de la capital el primer convoy con 400 toneladas de carga -el equivalente a 21 camiones- procedentes del Hospital público Enfermera Isabel Zendal, que el Gobierno autonómico convirtió a principios de mes en el gran almacén logístico de la ola de solidaridad que ha movilizado en la región ante la crisis provocada por la invasión rusa.

Esta iniciativa ha sido organizada por Transfesa Logistics, el primer operador privado ferroviario de España, y cuenta con la participación de las empresas MSC y Grupo Alonso y la compañía pública estatal Renfe. Entre todos aportarán vagones, contenedores y el diseño necesario para un dispositivo abierto para que se sumen otras entidades e instituciones.

El viceconsejero de Interior y director de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112, Carlos Novillo, ha supervisado hoy los preparativos en el centro de recepción y organización del Zendal, y ha subrayado que “una vez más, la colaboración público-privada sirve para dar respuesta a los enormes retos que se nos plantean como sociedad, en este caso, hacer llegar al pueblo ucraniano, que está sufriendo una guerra injusta, productos tan básicos como alimentos y medicinas”.

Las donaciones almacenadas en el hospital público de la Comunidad de Madrid son trasladadas en camiones hasta la estación de Madrid-Abroñigal. Desde allí partirán en tren, haciendo una parada en Alemania, para sumarse al corredor solidario ferroviario planificado por DB Cargo, para transportar la ayuda humanitaria hasta distintos puntos de Ucrania, entre ellos la capital Kiev. La intención de los organizadores y demás colaboradores, entre ellos el Ejecutivo madrileño, es que esta iniciativa pueda mantenerse el máximo tiempo posible, mientras sea necesario.

La Unidad de Oncología Pediátrica del Hospital Universitario 12 de presta asistencia a cinco de los 28 niños que llegaron a Madrid el 11 de marzo procedentes de Ucrania, para retomar su tratamiento oncológico interrumpido por el conflicto bélico en su país. Tres de ellos han recibido ya el alta y pueden seguir su tratamiento de forma ambulatoria, y los otros dos permanecen ingresados mientras continúan con los ciclos de quimioterapia correspondiente.

La Unidad de Oncología Pediátrica del Hospital 12 de Octubre es uno de los servicios pioneros en el tratamiento de estas enfermedades en España, lo que le ha llevado a convertirse en la unidad de referencia de la zona sur de Madrid. Se caracteriza por ofrecer una asistencia integral a las familias, facilitando el acceso a los últimos avances científicos y tecnológicos junto a un trabajo multidisciplinar de profesionales con una larga trayectoria en el tratamiento específico de niños, adolescentes y adultos jóvenes.

Anna tiene dos años y fue diagnosticada en su país de origen de un linfoma linfoblástico con masa mediastínica, donde había recibido tratamiento con quimioterapia.

Cuando llegó a este Hospital el pasado 11 de marzo, estaba infectada por el virus SARS-CoV-2, aunque asintomática. Actualmente ha superado la infección y está ingresada para completar todas las pruebas diagnósticas y retomar el tratamiento rápidamente.

Según relata Olena, madre de Anna, el 24 de febrero su hija estaba ingresada en un hospital de una ciudad próxima a Kiev, recibiendo con normalidad su tratamiento. Ese día les avisaron del comienzo de la invasión y acondicionaron el sótano del centro sanitario para que los niños enfermos pudiesen estar a salvo. Cuando la situación lo permitía, retornaban a sus habitaciones para recuperar en lo posible el tratamiento, explica la madre.

Olena cuenta que la situación bélica se complicaba y los médicos responsables les comunicaron que debían abandonar la ciudad, por lo que se marcharon a Kiev. De allí llegaron a Polonia e ingresaron en un hospital, desde el que fueron trasladados a Madrid y, en el caso de Anna, al Hospital 12 de Octubre donde hoy está ingresada.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas