x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

14
Jun
2022
El Museo de la EMT expondrá durante quince años la réplica de un tranvía PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de MadridSe trata de una réplica exacta de los tranvías que circularon por la capital en el siglo XX

El Museo de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid acaba de incorporar a su colección una réplica fidedigna del tranvía belga número 477. La empresa de carpintería Blas Recio e Hijos, radicada en la localidad abulense de Cebreros, ha cedido a la EMT, de forma totalmente gratuita y durante un periodo de 15 años, una réplica a tamaño real de este emblemático modelo tranviario.

El tranvía nº 477 pertenece a la serie de tranvías denominados belgas por haber sido fabricados en ese país, numerados del 456 al 485. Comenzaron a prestar servicio en Madrid bajo la gestión de la Sociedad Madrileña de Tranvías (SMT) de 1922 a 1947 y, posteriormente, con la Empresa Municipal de Transportes de Madrid, desde 1947 hasta su retirada del servicio en 1962.

A pesar de ser uno de los modelos más reconocidos, lamentablemente, la empresa municipal no cuenta con ningún tranvía original entre su colección de vehículos históricos. Toda la serie fue achatarrada por diversos motivos, salvo la unidad 477 que fue rescatada del olvido y restaurada para ser expuesta en la entrada de la estación de metro de Pinar de Chamartín, donde se encuentra actualmente.

La empresa Blas Recio e Hijos fabricó esta réplica del tranvía madrileño el año pasado para participar en el carnaval 2022 de la localidad de Cebreros (Ávila), uno de los carnavales más populares de la península. Una vez celebrada esta afamada fiesta, la familia propietaria de la empresa abulense ha cedido gratuitamente el vehículo a la EMT para que la empresa municipal lo incorpore a su museo y los visitantes puedan conocer de forma fidedigna cómo era uno de los modelos tranviarios más importantes de la compañía municipal.

La EMT volvió a abrir las puertas de su museo el pasado sábado 7 de mayo. En un año muy especial para la empresa municipal, ya que se celebra su 75 aniversario, se agotaron todas las entradas disponibles en apenas unas horas.

Gracias a la labor de conservación de la EMT, los visitantes pueden conocer de cerca los más de 40 vehículos que han formado parte de la historia de la ciudad durante estos tres cuartos de siglo y que constituyen una pieza fundamental del patrimonio histórico del transporte madrileño.

En las instalaciones, ubicadas en el Centro de Operaciones de la EMT de Fuencarral, se muestran autobuses tan emblemáticos como los modelos de dos pisos Guy Arab (del año 1947) y Leyland Titan (de 1957), el primer modelo articulado que prestó servicio en Madrid, el Pegaso 6035-A del año 1966, o el primer microbús que transitó por la ciudad, un Pegaso Sava 5720 de 1976. Los visitantes también pueden encontrar maquinaria antigua, uniformes y otros elementos propios del funcionamiento diario de la EMT, paradas y marquesinas antiguas, maquetas, asientos de tranvías y autobuses, así como planos y mapas de distintas épocas, entre otros elementos de interés.

La recuperación de todo el material ha constituido un verdadero reto para la empresa municipal que, además, ha realizado exhaustivas labores de investigación y restauración posteriores ya que estos modelos y elementos que conforman el museo se hallaban en muy diferentes estados de conservación.

El Museo de la EMT ocupa una superficie de cerca de 5.000 metros cuadrados en el antiguo Taller General del Centro de Operaciones de Fuencarral, una nave edificada en 1959 que tiene un gran interés arquitectónico por tratarse de uno de los pocos ejemplos de edificio industrial del Madrid de los 60 que aún permanece en uso. El acceso es gratuito previa reserva.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas