x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

13
Feb
2015
El IPC cayó tres décimas más en enero hasta el 1,3% PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Economía
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Debido al comportamiento del petróleo

El Índice de Precios al Consumo (IPC) disminuyó un 1,3% en enero en tasa interanual, según cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE).Esta caída es inferior en una décima a la adelantada por el INE a finales de ese mes

La reducción es, por tanto, de tres décimas respecto a la de diciembre, lo que se explica por los componentes más volátiles del IPC, especialmente los productos energéticos. En relación con el mes anterior, el IPC general disminuyó un 1,6%, frente al descenso del 1,3% registrado en el mismo mes de 2014.

Los precios de los productos energéticos registraron en enero una tasa interanual del -11,4%, descenso superior en casi tres puntos al del mes anterior (-8,5%). Esta mayor caída se debe, exclusivamente, a la partida de combustibles y carburantes, que intensifica en 4,7 puntos el ritmo de caída interanual, hasta el 16,5%, en línea con la evolución de los precios del petróleo

La tasa de variación interanual de los precios de los alimentos no elaborados se ha reducido 0,3 puntos en enero, hasta el -0,7%. Esta moderación responde, en gran medida, a las frutas frescas y al pescado fresco.

La inflación subyacente (excluye los elementos más volátiles del IPC, alimentación fresca y energía) aumentó en enero dos décimas, hasta el 0,2%. Esta aceleración se explica por el comportamiento de sus tres grandes componentes. Los servicios incrementaron su tasa anual en dos décimas, hasta el 0,5%, y los BINES (bienes industriales no energéticos) y la alimentación elaborada aumentaron dicha tasa anual en una décima, hasta el -0,1% en ambos casos.

Dentro del grupo de servicios, el aumento de la inflación respondió a la rúbrica de turismo y hostelería, cuya tasa anual pasa del 1% en diciembre al 1,1% en enero. Esta aceleración se explica, a su vez, por la evolución alcista de la partida de viajes organizados, que aumenta un 5,3%, un punto más que en el mes previo, y también por el transporte público interurbano, que incrementa su tasa anual en 2,7 puntos, hasta el 4,1%, debido al encarecimiento del transporte aéreo (3,2% en el mes).

Los precios de los BINES incrementaron en enero su tasa anual una décima, hasta el -0,1%. Esta ligera aceleración responde al encarecimiento de los automóviles y, en menor medida, a los medicamentos y material terapéutico. La alimentación elaborada, incluidos bebidas y tabaco, registra una tasa anual del -0,1%, tras haber mantenido el -0,2% los cinco meses precedentes. Este aumento se explica por la aceleración de partidas como el aceite, tabaco, bebidas alcohólicas y agua mineral, refrescos y zumos, que compensa la moderación en la leche y azúcar.

En términos intermensuales, el IPC disminuyó un 1,6% en enero, frente a la caída del 1,3% del mismo mes de 2014. Este descenso se explica por el abaratamiento de los productos energéticos, especialmente los combustibles y carburantes, de los BINES, especialmente del vestido y calzado, y, en menor medida, de los servicios, particularmente el turismo y la hostelería.

Los precios de la alimentación no elaborada aumentaron un 0,5% respecto al mes de diciembre debido a las subidas en patatas, legumbres y hortalizas frescas, pescado fresco y carne de ave, parcialmente compensados por los descensos de las frutas frescas y de la carne de ovino. Los precios de la alimentación elaborada aumentaron un 0,2%, por la subida del precio del aceite, del tabaco, del agua mineral refrescos y zumos y de las bebidas alcohólicas, compensado en parte por el abaratamiento del precio del azúcar y de la leche.

Los productos energéticos registraron en enero una caída intermensual del 3,3%, como  resultado de un descenso del 5,9% en combustibles y carburantes, parcialmente compensado por la subida del 3,6% de la tarifa eléctrica. Los precios de los BINES disminuyeron un 4,6% respecto al mes anterior, como consecuencia de la caída de carácter estacional del vestido y calzado (-15,2%).

Los precios de los servicios disminuyeron un 0,1% en enero respecto al mes previo, descenso que se explica, principalmente, por la partida de turismo y hostelería (-1,2%) y por el servicio telefónico (-0,5%). Dentro del turismo y la hostelería destaca, a su vez, la caída estacional de los precios de los viajes organizados (-7,9%).

La tasa anual del IPC en enero disminuyó en todas las comunidades autónomas, en cuatro se registraron tasas de inflación superiores a la media nacional: Cataluña (-0,9%), País Vasco (-1%), Islas Baleares (-1,1%) y La Rioja (-1,2%). Madrid presentaba la misma tasa que la media nacional (-1,3%) y el resto de comunidades tasas inferiores a la media.

La menor correspondió a Castilla-La Mancha, con un -2%. La tasa anual del IPC a impuestos constantes se situó en enero en el -1,3%, al igual que la del IPC general, tres décimas inferior a la del mes previo.

El INE ha publicado también el IPC armonizado (IPCA) correspondiente al mes de enero, cuya tasa anual se sitúa en el -1,5%, frente al -1,1% del mes anterior. Si se compara esta tasa con la estimada por Eurostat para el conjunto de la zona euro en enero (-0,6%), el diferencial de inflación favorable a España se mantiene en -0,9 puntos porcentuales del mes anterior.

En resumen, la tasa de variación anual del IPC ha disminuido en enero debido a la evolución de los precios de los productos energéticos y de los alimentos no elaborados, es decir, los elementos más volátiles. Excluidos estos, la inflación subyacente ha aumentado dos décimas, hasta el 0,2% gracias a los bienes industriales no energéticos y los servicios.

La moderación de precios permite mejoras en el poder adquisitivo de las rentas y, en general, de los costes de la economía lo que favorece la recuperación y la creación de empleo. El diferencial de inflación sigue siendo favorable a España frente a la zona euro, lo que produce ganancias de competitividad-precio e impulsa nuestras exportaciones.

Por otra parte el INE ha actualizado en enero las ponderaciones de las distintas partidas que componen la cesta de la compra del IPC, como lo hace habitualmente todos los años en dicho mes. Las modificaciones han sido de pequeña importancia, siendo los alimentos elaborados, los productos energéticos y los BINES los grupos que han aumentado su peso en la cesta de la compra: un 0,4% los primeros y un 0,3% energía y BINES. Estos cambios, se han producido en detrimento de la pérdida de peso de la alimentación fresca (-0,6%) y de los servicios (-0,4%).

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar















Mitula





A Todo Color








Noticias Relacionadas