x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

02
Abr
2018
Semana Santa Torrejón 2018: Una talla muy querida, un Relicario con historia y una familia de pregoneros PDF Imprimir E-mail
TorreNews - Sociedad Torrejón
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

La Semana Santa torrejonera se reconfigura optando por un modelo mixto

Después del ínterin del año pasado, había enorme curiosidad por ver cómo encaraban las Hermandades de la Vera Cruz y de la Virgen del Rosario el futuro, y lo hacían reconfigurando por completo el modelo de la Semana Santa torrejonera, una Semana Santa que opta por un modelo mixto con inspiraciones andaluzas en las procesiones de Alegría, y la austeridad castellana en las procesiones de la Pasión, y que, además, se veía recortada ante la decisión de que no saliese el Vía Crucis por las calles de Fresnos del Viernes de Dolores. Curiosamente, tampoco hubiera podido salir aunque estuviera en el programa, pues aquella noche de Viernes la lluvia fue la verdadera protagonista.

Y es que el tiempo ha amenazado desde el primer día con “aguar” las procesiones, algo que sólo conseguía, y parcialmente, en el Viernes Santo. Así la borrasca “Hugo”, primero, y otras a continuación hacían peligrar los desfiles de la Semana de Pasión, pero el cielo respetó a las Hermandades permitiéndoles sacar adelante casi todas sus procesiones.

Sin embargo, la Semana Santa de Torrejón comenzaba un poco antes. En concreto el sábado anterior al Viernes de Dolores, cuando los hermanos de la Vera Cruz celebraban su tradicional Pregón Oficial, un pregón que, en esta ocasión, corría a cargo de Sergio Hernández, Hermano de la Cofradía, y catequista de las Hijas de María. Pero además Sergio es marido de Virginia, pregonera hace dos años cuando se encontraba embarazada de su hijo, un hijo, por cierto, que nacería el 18 de agosto, festividad de Santa Helena, la madre de Constantino que ordenó excavar en el Calvario para encontrar la Vera Cruz.

No fue la única referencia a la historia de la Vera Cruz que dejó esta Semana Santa 2018, pues la Hermandad utilizaba su Estación de Penitencia para colocar en la Cruz de su titular un relicario con un trozo de roca traído expresamente desde el monte Calvario de Jerusalén. Con este acto comenzaba una larga noche en la que el Cristo de la Vera Cruz y la Virgen de la Soledad procesionaron por las calles de Torrejón justo antes de que los vecinos pudieran besar los pies del Crucificado.

Una talla del Crucificado, por cierto, que no fue la única protagonista de los días de Pasión, ya que la Hermandad decidía reinventar por completo el Vía Crucis Procesional del Martes Santo descolgando una de las tallas más queridas por los torrejoneros y que, hasta este año, nunca había salido en procesión: la Cruz que preside la entrada a la parroquia de San Juan Evangelista. El Crucificado fue el gran protagonista de un Vía Crucis totalmente distinto que terminaba en un improvisado besapiés justo antes de volver a colgarlo en su columna.

Pero si de tallas queridas hablamos, no se puede obviar la Borriquita protagonista del Domingo de Ramos, una talla que, esta vez, no tuvo competencia, al no participar la Vera Cruz en la procesión de Las Palmas de Fresnos. La Borriquita, así, reinó en una larga mañana en la que estuvo acompañada por los miembros de la BRIPAC, que cantaron su “La muerte no es el final” justo antes de que la talla abandonase las calles de Torrejón.

Y es que la música también ha sido protagonista de la Semana Santa de Torrejón, con la participación, además de la BRIPAC, de la Banda de Cornetas “El Buen Camino” de Humanes, y de la Banda Municipal de Música de Torrejón, una Banda que acompañó con sus tambores al Santo Sepulcro hasta el mismo instante en que fue depositado dentro de la iglesia el Viernes Santo, y que se guardaba lo mejor para el Domingo de Resurrección, donde realizaron su particular “encuentro” al ir acompasando la melodía alegre que acompañaba al Resucitado y la triste de la Virgen justo antes de que ambas imágenes se reuniesen en el centro de la Plaza.

Sin embargo, la Procesión del Encuentro servía también de homenaje para un Caballero que fallecía hace pocas semanas, y al que se dedicó la primera “levantá”. Y es que Julián Herrero, además de utillero del Marsanz y aficionado del AD Torrejón, fue uno de los encargados de hacer grande la Hermandad de la Virgen del Rosario.

El Jueves Santo, por su parte, volvió a estar protagonizado por los “minicostaleros” de la Vera Cruz, si bien esta vez fueron los mayores los que más mérito tuvieron durante la Procesión de la Pasión, y es que el fuerte viento que sufrieron durante todo el recorrido dificultó muchísimo el traslado de la Virgen de la Soledad obligándoles a vencer la resistencia del aire. Eso sí, el gasto extra de energía no impidió que los Hermanos metiesen el Paso elevándolo a pulso después de la procesión.

El Viernes Santo amanecía con los peores pronósticos, y es que, si el cielo había respetado la Semana hasta ese momento, decidió complicar los desfiles del último día de Pasión. Así, la “madrugá” sevillana tuvo serios problemas durante unos minutos, pero en Torrejón la procesión comenzaba unas horas después, y con una mañana desapacible, pero estable. De tal forma, la Verónica pudo desfilar por las calles antes de encontrarse con el Nazareno en un lugar inédito, ya que, para diferenciarse del Encuentro del Domingo de Resurrección, los Hermanos decidieron trasladar el Encuentro Doloroso a la fachada del Ayuntamiento. Eso sí, al igual que la tarde anterior, el gran protagonista fue el viento, que descolgó en varias ocasiones el pañuelo de la Verónica antes de que se desvelase la imagen del Cristo.

Y por la noche el cielo no perdonó, obligando a la Vera Cruz a recortar su última Procesión de la Semana Santa. Así, la amenaza de lluvia que se concretaría casi dos horas después, provocaba que sólo desfilasen por la Plaza las imágenes de la Virgen de la Soledad y el Santo Sepulcro, protagonistas de un corto, pero muy intenso, Santo Entierro. Y es que, tal vez por saber que no iban a gastar las últimas fuerzas en el viaje, los Hermanos se esforzaron por dejar un desfile mucho más solemne de lo habitual, incluyendo “revirás” emocionantes en las esquinas de la Plaza. Y no es para menos, pues su Titular estrenaba un espectacular vestido completamente negro que, seguro, podrá lucir como merece en próximos años.





Resumen Semana Santa Torrejón 2018

 

Sendero Cuaresmal

Luna de Pascua

Presentación

 

Pregón Oficial

Previa

Crónica

Vídeo



 

 

Domingo de Ramos

Procesión de la Borriquita

Previa

Crónica

Vídeo

 

 





Martes Santo

Vía Crucis Procesional

Previa

Crónica

Vídeo



Sentir el Vía Crucis

 

Miércoles Santo

Procesión del Silencio

Previa

Crónica

Vídeo

 





Nuestro Silencio



Jueves Santo

Procesión de la Pasión

Previa

Crónica

Vídeo

 





Viento de Jueves Santo

 

Viernes Santo

Previa

 

Procesión del Encuentro Doloroso

Crónica

Vídeo





Procesión del Santo Entierro

Crónica

Vídeo



Frialdad de Clima y Calor Humano en Viernes Santo



Domingo de Resurrección

Procesión del Encuentro



Previa

Crónica

Vídeo



 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Telescopio TV

A Todo Color



































Noticias Relacionadas