x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

21
Sep
2020
TORRAFAL abre nueva sede en el antiguo colegio Carlos I de Torrejón PDF Imprimir E-mail
TorreNews - Sociedad Torrejón
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de TorrejónLa inauguró el Consejero de Servicios Sociales

En circunstancias normales, este 21 de septiembre la Asociación Torrafal habría celebrado el Dia del Alzheimer con su tradicional jornada en Abogados de Atocha. Pero este 2020 no es normal, y la celebración ha sido ligeramente distinta, aunque también muy importante: la Asociación estrenaba su nueva sede en lo que fue el colegio Carlos I, en plena calle Madrid.

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Alzheimer el alcalde, Ignacio Vázquez, y el consejero de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad de la Comunidad de Madrid, Alberto Reyero, acompañados por la presidenta de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Torrejón de Ardoz (TORRAFAL), María Guerrero, y el concejal de Bienestar, Educación e Inmigración, Rubén Martínez, han visitado las instalaciones del Centro Espacio Vital TORRAFAL, situadas en la calle Los Curas esquina con calle Madrid.

Durante la visita, el consejero ha conocido el funcionamiento del Centro Espacio Vital TORRAFAL y han pasado por las aulas de los diferentes talleres de la planta principal, donde los profesionales que allí trabajan les han contado de primera mano los trabajos que realizan con los usuarios, según el grado en el que se encuentra la enfermedad, una vez evaluado por la psicóloga. Hay que recordar que estas instalaciones, las cuales pertenecían al antiguo colegio Carlos I, fueron cedidas a propuesta del Pleno municipal a la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Torrejón de Ardoz (TORRAFAL).

En este sentido, la asociación lleva a cabo diferentes actividades a lo largo de todo el año con el objetivo de concienciar a la población sobre esta enfermedad, que en España afecta a unas 600.000 personas, siendo uno de los países con las tasas más altas de enfermos con esta dolencia. Así, desde su fundación en 2001, TORRAFAL realiza una intensa labor informativa y asistencia para la lucha del Alzheimer y presta servicios que desarrolla durante todo el año en la ciudad, como atención psicológica individual, terapia de familia, un grupo de ayuda mutua, una gran variedad de talleres o servicio de ayuda a domicilio, entre otros muchos recursos.

El Alzheimer es una enfermedad degenerativa del cerebro que destruye progresivamente las neuronas implicadas en la memoria, el aprendizaje, el lenguaje y el razonamiento. Quien la padece, por tanto, pierde su memoria, su capacidad de comunicarse y de realizar las actividades de la vida diaria, de forma autónoma. Con el paso del tiempo, los pacientes con esta demencia se vuelven cada vez más incapaces y dependientes de sus familias y cuidadores. Más de tres millones de personas la sufren indirectamente y constituyen la otra cara de la enfermedad y a quienes se les exigen una gran dedicación, sacrifico material y un desgaste emocional que crece conforme la patología va restando memoria a los enfermos.

La Comunidad de Madrid quiere impulsar la investigación y el cuidado especializado de las personas con Alzheimer, una enfermedad que aparece en el 75% de las demencias y que afecta a una de cada diez personas con situación de dependencia reconocida en nuestra región. Para dar visibilidad a esta enfermedad degenerativa y celebrar el Día Mundial del Alzheimer, que la Organización Mundial de la Salud estableció el 21 de septiembre, el consejero de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad, Alberto Reyero, ha visitado la asociación Torrafal, situada en Torrejón de Ardoz.

Esta asociación de familiares de enfermos de Alzheimer coordina el Espacio Vitaltorrafal, donde desarrolla cuatro talleres de estimulación cognitiva adaptados a las diferentes capacidades de las personas con esta enfermedad de consecuencias progresivas. Reyero ha podido dialogar con los usuarios de estos talleres y con los profesionales de apoyo psicoterapéutico que los dirigen.

El Alzheimer es una enfermedad que padece el 10% de la población mayor de 65 años y el 50% de los mayores de 85 años y que, dado el progresivo envejecimiento de la población europea, se prevé que aumente considerablemente en los próximos años. Según la Asociación Europea de Alzheimer, se calcula que en 2025 podría haber en nuestro país 992.000 casos, que se elevarían a 1.700.000 en 2050.

La Comunidad de Madrid dispone de una red asistencial con plazas de atención diurna y residencial específicas para enfermos de Alzheimer, repartidas entre más de 500 centros de atención a la dependencia y en tres recursos específicos especializados: la residencia y centro de día Fundación Reina Sofía, la residencia Villaverde Alzheimer y la residencia Getafe Alzheimer.

La estimulación cognitiva, la fisioterapia, la logopedia y la atención psicológica y social son fundamentales en el tratamiento de la enfermedad. Por ello estos centros cuentan con profesionales multidisciplinares que personalizan sus tratamientos a las necesidades de cada persona.

Junto a la atención multidisciplinar, la Comunidad apuesta por la investigación neurológica, el diagnóstico temprano, los tratamientos y terapias que retrasan el avance de la enfermedad, así como la formación de los cuidadores profesionales, tanto de una gran mayoría de familiares como de algunos grupos de voluntarios que se ocupan de sus cuidados diarios. Y cuenta con una convocatoria anual de subvenciones a entidades sin ánimo de lucro para el desarrollo de proyectos de voluntariado e innovación social, que subvencionó 81 proyectos para la atención a personas mayores dependientes en 2020, con 1.999.978,05 euros.

Por otra parte, en la situación actual de pandemia los pacientes con Alzheimer pertenecen a uno de los grupos de población con mayor riesgo frente al coronavirus, tanto por estar en una franja de edad elevada como por el riesgo de quedar desatendidos, ya que el 80% de los pacientes está al cuidado de un familiar y, en numerosos casos, este familiar también tiene más de 65 años. En este sentido, el consejero ha recordado la necesidad de continuar trabajando en la prevención y mejorar la atención que reciben las personas mayores dependientes de la región.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, acompañados de la delegada de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero, el delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, y la concejala de Villa de Vallecas, Concha Chapa, han visitado las obras de los centros de día de alzhéimer y de servicios sociales que el Ayuntamiento está construyendo en la avenida del Ensanche de Vallecas, 91.

La visita ha coincidido con el Día Mundial del Alzhéimer, que el Ayuntamiento ha conmemoradovisitado esta mañana las obras de los centros de día de alzhéimer y de servicios sociales que el Ayuntamiento está construyendo en la avenida del Ensanche de Vallecas, 91 bajo el lema ‘Inolvidables’, y ha contado con la presencia de representantes de la Asociación Madrileña de Atención a la Dependencia (AMADE).

Almeida, ha destacado la importancia de este nuevo equipamiento, “que versa sobre lo más importe sobre lo que puede actuar un Gobierno, que es las personas y seguir incrementando los recursos sociales del Ayuntamiento dirigidos, en este caso, a aquellos que sufren una de las enfermedades más crueles como es el alzhéimer”.

Almeida ha puesto en valor la capacidad del nuevo edificio que constará de “65 plazas con las que van a poder contar todas las personas que padecen alzhéimer, para poder ayudarles, acompañarles y poder estar con ellos”. Además, el alcalde ha destacado la importancia de que se desarrollen políticas que son fundamentales para cuidar a los que cuidan, “hay que hacer políticas de respiro familiar, todos somos conscientes del tremendo desgaste que supone cuidar a una persona que sufre alzhéimer y por eso, también desde el Ayuntamiento ponemos en marcha programas que son imprescindibles para cuidar a los cuidadores” ha señalado, a la vez que ha destacado la importancia de apostar por lo social, por las personas, que deben figurar siempre en el centro de todas las políticas.

El alcalde ha destacado que en tan sólo 15 meses se han licitado 163 millones de euros en equipamientos para los seis distritos del sur que ahora peor lo están pasando. “A las personas se las cuida con los equipamientos, las infraestructuras y las dotaciones que son necesarias, poniéndoles en el centro de nuestras políticas. Ese es y va a seguir siendo el compromiso de este equipo de Gobierno y este Ayuntamiento”, ha subrayado el alcalde.

Por su parte, la vicealcaldesa ha destacado la labor que desarrollará el centro que se va a construir y el apoyo constante del Ayuntamiento tanto a los enfermos de alzhéimer como a sus familiares. “La actuación que se realiza sobre los enfermos es intensiva, tratando de detener el avance de la enfermedad, tratando de que mantengan las mejores condiciones de vida el máximo tiempo posible para poder permanecer en sus casas y ayudando a las familias, ya que es muy importante cuidar a los que cuidan y eso el Ayuntamiento siempre lo ha tenido presente” ha señalado la vicealcaldesa.

Las nuevas instalaciones, que están siendo construidas por el Área de Obras y Equipamientos, cuentan con una inversión de 5,8 millones de euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de 13 meses, por lo que estarán concluidas el próximo verano. El complejo constará de dos edificios diferenciados unidos bajo rasante por una planta sótano de 2.100 m2 que albergará 53 plazas de aparcamiento, cuartos de instalaciones y vestuarios para el personal.

El centro de día de alzhéimer tendrá dos plantas, además del sótano, que sumarán 2.700 m2 e incluirán un comedor dotado con cocina y sus servicios de apoyo, además de salas de terapia ocupacional y rehabilitación, gimnasio, despacho de médico, enfermería, aseos geriátricos y zona ajardinada propia.

El centro de servicios sociales estará dividido en tres plantas sobre rasante que suponen una superficie de 2.700 m2. Entre otras dependencias, albergará 20 despachos de atención social, salas de reuniones y un salón de actos para unas 100 personas.

El Ayuntamiento de Madrid cuenta con 3.205 plazas en una red de 58 centros de día para la atención de personas que presentan deterioro cognitivo o tienen diagnosticada la enfermedad de Alzheimer.

Durante el estado de alarma provocado por la COVID-19, el Ayuntamiento se volcó en la atención a las personas usuarias de los centros de día con iniciativas telemáticas para paliar la soledad de los usuarios enfermos de alzhéimer y sus familias. De esta manera, los profesionales de los centros de día permanecieron en contacto con las familias mediante videollamadas, envío de material específico de trabajo y videos personalizados, realizando más de 139.000 actividades online en todos los centros que contaron con 356.500 participaciones.

Además, el Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social organizó un sistema de atención telefónica diaria con todos los hogares de las personas usuarias que realizó entre los meses de marzo y junio 387.500 llamadas de seguimiento e intervenciones telemáticas. Fruto de estas llamadas se detectaron 6.755 situaciones de necesidad o vulnerabilidad personal y familiar que hicieron posible paliar de forma rápida las situaciones sobrevenidas mediante el Servicio de Ayuda a Domicilio, teleasistencia, comidas a domicilio o plazas residenciales.

En el Día Mundial del Alzheimer, que se conmemora este 21 de septiembre, el Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid (CPLCM) quiere centrar el foco en la importancia que tienen las Terapias No Farmacológicas (TNF) para mejorar la calidad de vida y el bienestar de las personas con alzhéimer, así como para retrasar la evolución de sus efectos. Una de las más interesantes es la estimulación cognitiva ya que ayuda a mantener el nivel de actividad cerebral. Así lo explica la logopeda especializada en enfermedades neurodegenerativas y vocal del CPLCM, Amelia Martín: “El entorno de una persona con alzhéimer se va reduciendo social y familiarmente de manera progresiva y esto provoca que los estímulos disminuyan de forma drástica, lo que puede favorecer el avance progresivo de la enfermedad. Suplir esta carencia es clave para mantener las capacidades cognitivas de la persona durante el mayor tiempo posible”.

Una actividad de estimulación cognitivas muy interesante para las personas con alzhéimer es la escritura. “Escribir es una actividad que requiere la utilización de muchas áreas cognitivas, por lo que puede utilizarse como terapia en sí misma o como complemento de cualquier otra terapia, consiguiendo que sea más completa”, reconoce Amelia Martín.

Al trabajar la estimulación cognitiva, a través de tareas de escritura, los logopedas ayudan a reforzar y mantener las capacidades lingüísticas y comunicativas, pero también las atencionales y motrices, aspectos clave en la atención a los pacientes con alzhéimer.

Según la vocal del CPLCM, el lenguaje del enfermo de alzhéimer sufre una degeneración paulatina provocada por el deterioro global de la enfermedad. Los procesos comunicativos de la persona en su entorno también se ven afectados, lo que causa frustración, ansiedad, y aislamiento. Y las habilidades comunicativas disminuyen a medida que el deterioro atraviesa cada una de sus fases. Por lo que la intervención del logopeda y la aplicación de terapias basadas en la escritura son una alternativa recomendable para mejorar la calidad de vida de estos pacientes y de sus familiares.

Otros beneficios de la escritura, en fases iniciales de la enfermedad, es la motivación. “Esta actividad que ha sido realizada durante toda la vida, se consigue con cierto automatismo, lo que puede utilizarse como estímulo satisfactorio para la persona, debido a su consecución con relativa facilidad”, concreta Amelia Martín.

En cualquier caso, esta especialista subraya que la escritura como terapia debe emplearse siempre acorde a objetivos concretos y al momento que está viviendo la persona porque, para que una actividad se pueda considerar que estimula más o menos la capacidad cognitiva, hay que tener en cuenta muchas otras consideraciones. Ante todo, que sea significativa para la persona. “Una simple copia de algo escrito no tiene por qué ser más estimulante que otra actividad más sencilla. Sin embargo, incorporar la escritura dentro de un contexto con significado para el paciente sí que tendrá un resultado mucho más estimulante”, sostiene esta logopeda especialista en enfermedades neurodegenerativas.

Por tanto, para abordar estos casos, los logopedas realizan una valoración previa, análisis y propuesta de intervención, donde se recaba información sobre la situación de la persona, sus necesidades, preferencias y gustos.

Luego, la actividad se irá adaptando al nivel de la persona para utilizar la escritura como terapia y no como fin en sí mismo (a no ser que esta sea demanda específica de la persona), ya que hay que tener en cuenta que, con la evolución de la enfermedad, se deja de disfrutar de la lectura y la escritura debido a que también se ven afectadas habilidades y capacidades mnésicas, atencionales y emocionales.

El Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid (CPLCM) (www.colegiologopedasmadrid.com) se crea en 2013 con el objetivo de representar y defender la profesión de logopeda y los intereses profesionales de los  colegiados en congruencia con los intereses y necesidades generales de la sociedad. Actualmente cuenta con más de 1.200 colegiados.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Telescopio TV

A Todo Color



































Noticias Relacionadas