x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

10
Dic
2017
Torrejón desmonta su noria ante la llegada de “Ana” PDF Imprimir E-mail
TorreNews - Sucesos Torrejón
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

La tormenta dejará vientos de más de cien kilómetros por hora durante dos días

Durante este domingo y lunes España se verá azotada por la primera tormenta con nombre, tras la decisión de AEMET de nombrar las borrascas con posibilidad de convertirse en ciclogénesis explosivas. Y la llegada de Ana ya ha tenido consecuencias en las Mágicas Navidades de Torrejón. Así, los adjudicatarios del Poblado Navideño decidían, esta mañana, desmontar la Noria gigante hasta el paso de la polémica tormenta. Además, también deshinchaban el gran Papa Noel que preside la entrada al espacio.

En cuanto a la tormenta, y tal y como desvelaba AEMET, en el Atlántico, en las cercanías del noroeste peninsular, tendrá lugar durante la tarde del domingo la formación de una profunda borrasca, nombrada Ana, mediante un proceso de ciclogénesis explosiva. La borrasca pasará al norte del Cantábrico durante la tarde noche del domingo adentrándose en Francia la mañana del lunes.

El paso de un frente muy activo, asociado a la profunda borrasca Ana dará lugar a vientos muy fuertes, muy mal estado de la mar y lluvias fuertes y/o persistentes que afectarán a buena parte de la Península y a Baleares.

Se producirán precipitaciones abundantes en gran parte del territorio peninsular, que podrán ser localmente fuertes y/o persistentes sobre todo en el noroeste y en zonas montañosas, donde podrían alcanzarse o superarse los 80-100 mm en todo el episodio, especialmente en Galicia. Las precipitaciones serán débiles y dispersas en Baleares y en el litoral valenciano y murciano. Las lluvias tenderán a disminuir de oeste a este a lo largo del lunes. La cota de nieve será alta al principio, quedando la nieve circunscrita tan solo a zonas de alta montaña, para bajar rápidamente tras el paso del frente hasta los 600-900 metros en la mitad norte conforme las precipitaciones vayan debilitándose.

Lo más significativo será el viento, fuerte o muy fuerte del oeste y suroeste en amplias zonas de la Península y en Baleares, con rachas que podrán superar los 90-100 km/h de forma generalizada, 110- 120 km/h en amplias zonas de la mitad norte o incluso 130-140 km/h en zonas montañosas de la mitad norte y Galicia. Tras el paso del frente el viento irá amainando de oeste a este a lo largo del lunes.

También será significativo el mal estado de la mar afectando a todas las zonas costeras y marítimas alrededor de la Península y Baleares. Se esperan vientos del oeste y suroeste fuerza 7 a 8, ocasionalmente 9, en las costas de Galicia y Cantábrico, con olas de mar combinada de 5 a 7 metros. En las costas de Andalucía y Mediterráneo se prevé fuerza 7 a 8, y olas de 3 a 5 metros. Al final del lunes 11, lo más probable es que finalice el episodio tras el paso del frente y el alejamiento de la borrasca.

"Ana" es la primera borrasca en España con nombre. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), junto a MétéoFrance (Francia) y el IMPA (Portugal) pondrán nombre a las borrascas profundas que puedan afectar a España, Francia o Portugal. Las borrascas a las que se dará nombre serán aquellas que se profundicen de tal manera que puedan producir un gran impacto en bienes y personas. Una experiencia similar desarrollada desde 2015 en Reino Unido e Irlanda, ha demostrado que la población permanece más atenta a las recomendaciones de seguridad cuando la amenaza de viento fuerte está claramente identificada.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha comenzado a nombrar, desde el 1 de diciembre de 2017, las borrascas profundas que puedan afectar a España, Francia, o Portugal. Todo ello en el marco de EUMETNET, organización cuyo objetivo es asegurar y facilitar la cooperación entre los Servicios Meteorológicos Nacionales de Europa, y en coordinación con Météo-France (Francia) e IPMA (Portugal).

Una borrasca o depresión es un tipo de ciclón (término genérico donde se incluyen los huracanes, tifones, bajas polares, medicanes, etc.) que transcurre por latitudes medias, entre 30 y 60º de latitud. Son sistemas de bajas presiones donde el viento gira en sentido contrario a las agujas del reloj en el Hemisferio Norte. Asociados a las borrascas se suelen producir vientos fuertes o muy fuertes, que serán más intensos cuanto menor sea el mínimo de presión en el centro de la baja.

Las borrascas a las que se dará nombre serán aquellas que se profundicen de tal manera que puedan producir un gran impacto en bienes y personas, aunque no será necesario que experimenten un proceso de ciclogénesis explosiva (caída igual o superior a 18-20 hPa en 24 horas en el centro de la baja en nuestras latitudes).

El hecho de nombrar a las borrascas profundas favorece que la comunicación sea más efectiva ante un episodio adverso de viento, que también suele llevar asociados fenómenos costeros adversos y en ocasiones también problemas relacionados con la lluvia y la nieve. Este sistema de dar nombre a las borrascas profundas ya se ha implementado con éxito durante dos temporadas (2015-16 y 2016-17) en Reino Unido e Irlanda. Las encuestas en estos dos países han demostrado que la población está más atenta a las recomendaciones de seguridad cuando la amenaza de viento fuerte está claramente identificada y asociada al nombre de la borrasca.

Una borrasca profunda se nombrará solo cuando se prevean condiciones que den lugar a la emisión de avisos de viento de nivel naranja o rojo asociados a dicha baja en alguno de los tres países. En el caso de España, tal como se indica en el documento de umbrales y niveles de aviso del Plan Meteoalerta), se trata de rachas máximas superiores a 90, 100 y 110 Km/h en función de las zonas. (al final se adjunta pdf con umbrales de nivel de aviso). El servicio meteorológico que prevea emitir el primer aviso de nivel naranja o rojo le dará nombre a la borrasca, siguiendo la siguiente lista preestablecida e informando a los otros dos: Ana-Bruno-Carmen-David-Emma-Felix-Gisele-Hugo-Irene-Jose-Katia-Leo-Marina-Nuno-Olivia-Pierre-Rosa-Samuel-Telma-Vasco-Wiam

En el caso de que la borrasca que nos afecte sea post-tropical o extra-tropical y que, por tanto ya haya sido nombrada por el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Miami, se deberá usar el mismo nombre añadiendo el prefijo "ex-".

La borrasca mantendrá el mismo nombre a lo largo de todo su ciclo de vida. Hay que tener en cuenta que de momento solo se nombrarán las borrascas atlánticas y no las mediterráneas, que se intentarán abordar en un futuro. Además, los avisos asociados a vientos locales o regionales (cierzo, tramontana, levante del Estrecho, etc.) no se tendrán en cuenta a la hora de nombrar a las borrascas profundas.

La Universidad Libre de Berlín ha estado bautizando a los anticiclones y borrascas desde el año 1954. Gran parte de la población recordará dos borrascas profundas bastante recientes (con procesos de ciclogénesis explosiva incluidos) que produjeron víctimas mortales y grandes pérdidas económicas en España, pero también en Francia y otros países europeos: Klaus (23-24 de enero de 2009) y Xynthia (27-28 de febrero de 2010).

Météo-France, IPMA y AEMET proponen durante esta campaña invernal 2017-18 iniciar un nuevo sistema de nombres para los medios de comunicación, el público en general, colaboradores, instituciones, etc., en sustitución de los asignados por la Universidad de Berlín. Además, hay una importante diferencia entre los dos sistemas, ya que la Universidad de Berlín nombra a todas las borrascas, mientras que el sistema de los Servicios Meteorológicos Nacionales europeos pretende dar nombre solo a las borrascas profundas que potencialmente puedan producir importante impacto en bienes y personas.

Cuando se pronostique que una borrasca profunda afecte primero a Irlanda o Reino Unido, el nombre será elegido de forma coordinada por Met Eireann y Met Office y será respetado por el grupo formado por Météo-France, IPMA y AEMET. En caso de producirse al revés, también se respetará de manera recíproca. Se está planeando la extensión de esta coordinación a todos los países europeos.

Volviendo a “Ana”, la tormenta llegará a la Comunidad de Madrid a eso de las nueve de la noche, y dejará vientos de entre 90 y 120 kilómetros por hora durante toda la noche y la jornada del lunes.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Telescopio TV

A Todo Color



































Noticias Relacionadas