x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

09
Abr
2013
Vecinos por Algete pide charlas para evitar estafas a mayores PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Noticias Zona Este
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

La semana pasada una anciana del municipio fue estafada por un falso operario del gas

Ante la estafa del gas que se ha sufrido en los últimos días en el municipio, Vecinos por Algete solicitaba al Ayuntamiento, a través de comunicado, que proponga la realización de unas jornadas informativas, sobre timos y estafas, para las personas mayores de Algete. "La semana pasada se conoció la estafa del gas que se produjo en Algete. Dos delincuentes con antecedentes policiales intentaron, con éxito, timar a una mujer de 80 años. Con la excusa de una supuesta revisión obligatoria, los estafadores consiguieron que la señora les diera 200 euros, ya que le amenazaron con cortarle el suministro de gas. Al día siguiente, los estafadores volvieron a su casa. Por suerte, fueron sorprendidos por unidades BESCAM de Algete cuando intentaban volver a engañarla. Fueron trasladados a Jefatura de Policía Local e imputados por estos hechos. Este suceso debe servir para tomar conciencia de la necesidad de realizar algún tipo de taller o jornada informativa sobre timos y estafas a los ciudadanos, sobre todo, a los mayores de nuestro municipio, ya que son el sector más acosado por los timadores” ha señalado Cecilia Sánchez De Medina, responsable de Políticas Sociales, Igualdad, Tercera Edad de Vecinos por Algete.

Vecinos por Algete propone que en estas jornadas informativas se traten diferentes tipos de estafas, tanto las que ocurren en la calle, como en casa o por internet. Por ejemplo:

- Por Internet: timos de compra online, extorsiones, estafas de caridad, ofertas de trabajo falsas, oportunidades de ganar dinero de forma rápida, fraudes de tarjetas de crédito, pshishing o pharming . Uno de los principales motivos por el que muchas personas mayores son reticentes a usar las nuevas tecnologías es el miedo a que le engañen. Pero, si realmente queremos acabar con la brecha digital, tenemos que potenciar el conocimiento de estas tecnologías en los mayores. Unos conocimientos mínimos sirven para usar Internet con seguridad.

Pero hay más. Las estafas más frecuentes realizadas a las personas mayores, según información de la Guardia Civil, son las siguientes:

- Timo de la lotería: los autores realizan un envio masivo de correos electrónicos a direcciones obtenidas por Internet. Normalmente los correos proceden de cuentas gratuitas y utilizan tanto logotipos reales del Organismo Nacional de Loterías y Apuestas del Estado ONLAE ("La Primitiva", "El Gordo de la Primitiva", "Lotería Nacional", etc.), como supuestos ("Nacional Loto"). En sus mensajes afirman que el receptor ha sido agraciado con un premio, aunque la presunta víctima no ha participado en ningún sorteo. El requisito que hace falta para cobrar el premio es el pago de una cantidad de dinero por anticipado en concepto de pago de impuestos, aranceles, costes de transferencia o similar, para lo cual se facilita una cuenta bancaria o se solicita una transferencia a través de servicios de transferencia de fondos. Ingresada la cantidad de dinero solicitada no se vuelve a tener noticia del premio.

- Trileros: la estafa consiste en incitar al público a apostar dinero, en juegos de habilidad que, aparentemente, permiten grandes ganancias y que se ofrecen en plena vía pública, sobre una pequeña mesa. El juego más utilizado consiste en descubrir en qué lugar se esconde una bolita que es tapada por una chapa o vaso. Aunque es conocido, se sigue llevando a la práctica.

- La Estampita: el ciudadano es abordado por el estafador que aparenta tener cierta discapacidad intelectual y le enseña una bolsa que parece estar llena de billetes. El estafador le dice a la víctima que en la bolsa lleva "estampitas" o "cromos" y que en casa tiene muchos más. En ese momento interviene un segundo estafador que hace de gancho. Le ofrece a la víctima la posibilidad de engañar al primero comprándole la bolsa por una cantidad de dinero. Sin embargo, el gancho dice no tener dinero para participar en la "compra" de la bolsa. No obstante anima a la víctima a realizar la compra. Incluso, el gancho se ofrece para acompañar a la víctima a buscar dinero, al objeto de que no tenga ningún contratiempo. Una vez que la víctima materializa la "compra" entregando el dinero por la bolsa desaparecen los dos estafadores. Cuando la víctima abre la bolsa comprueba que no contiene billetes sino tacos de recortes de papel.

- El nazareno: las víctimas de la estafa son empresas que suministran mercancías. Los estafadores se instalan en un lugar alquilando un almacén a nombre de una empresa. Empiezan a realizar pequeños pedidos, que se guardan en el almacén y que son abonados en el acto a las empresas suministradoras. De esta manera los estafadores se ganan la confianza de las víctimas. Seguidamente realizan grandes pedidos de mercancías, diciendo a los suministradores que los pagos los van a realizar en varios plazos. Incluso, pueden llegar a cumplir el primero de dichos pagos. De forma repentina, la empresa desaparece del lugar, llevándose la mercancía y dejando pendiente de abonar las deudas contraídas. Cuando las empresas de suministros estafadas quieren hacer gestiones para ejecutar el cobro comprueban que la empresa que les hizo los pedidos no existe.

- El instalador: los estafadores van al domicilio de la víctima vestidos con mono de trabajo y presentándose como trabajadores de la empresa instaladora del gas u otro servicio. Dicen que van a realizar una revisión de la instalación. Justo lo que ha ocurrido en Algete. Aparentan realizar varios trabajos técnicos; normalmente, se limitan a cambiar un trozo de manguera del gas u otra obra menor. Finalizado el trabajo extienden una factura en la que cobran por los servicios no realizados.

- El desahuciado: suele cometerse mediante la visita al domicilio de la víctima. El estafador se hace pasar por una persona que se encuentra en graves apuros económicos o con graves problemas familiares. En todo caso trata de afectar la sensibilidad de la víctima. Al final, el estafador explica que para poder subsistir está procediendo a liquidar sus objetos más preciados. En ese momento, muestra un objeto personal valioso y dice que es una joya preciosa, muy valiosa. Ofrece el objeto a cambio de un precio muy bajo en comparación a lo que dice que vale. Cuando la víctima accede a la compra del objeto comprueba que es una baratija.

“Guardia Civil, Policía Nacional y Protección Civil, entre otros, alertan y ofrecen consejos de seguridad a los ciudadanos para evitar ser estafados. Además, en muchos municipios ofrecen, con frecuencia, charlas informativas y gratuitas a los mayores, sobre los timos más habituales, para que estén alerta” afirma Sánchez de Medina. “Desde Vecinos por Algete nos gustaría que nuestros mayores pudieran beneficiarse de alguna de estas charlas. Sin olvidar, que se podría extender también a ciudadanos de otras edades.”

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas