x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

22
Sep
2021
Alperchines y cuatro zonas de Alcalá, por encima de 150 de incidencia PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Noticias Zona Este
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMNingún distrito de la capital supera el nuevo límite de riesgo

Una semana más, y ya van seis, el foco de interés de evolución de la crisis se sitúa en Alcalá, donde ya son cuatro las zonas básicas por encima del nivel de confinamiento. Y sin embargo, al igual que en el resto de la región, la situación en la ciudad complutense sigue mejorando de forma clara, aunque no tan rápido como en el resto de Madrid. Como ejemplo de que la región está entrando en una fase totalmente inédita de la epidemia, un dato tremendamente simbólico: ninguno de los distritos de Madrid capital supera los 150 de incidencia en el informe de esta semana, algo que no ocurría desde que el Gobierno regional publica estos informes, hace más de un año.

Las vacunaciones continúan, y eso hace que caiga la incidencia en los grupos de edad que acaban de ponerse la vacuna. Sin embargo, no ocurre lo mismo con los que lo hicieron hace varios meses. Así, la incidencia más alta se está registrando en el grupo de 25 a 44 años, que está teniendo un comportamiento idéntico al de grupos mayores, es decir, tras la brusca caída de incidencia en semanas posteriores a la vacunación se produce un repunte importante que se mantiene durante varias semanas antes de caer de forma definitiva, algo que, de momento, sólo está ocurriendo en los mayores de 80 años. Aunque por grupos de edad la incidencia más alta esté en el grupo de 25 a 44 años, siguen siendo los bebés menores de dos años los que tienen la tasa más alta, convirtiéndose en el único grupo con datos por encima de cien. Y si la incidencia en bebés sigue preocupando, no lo hace tanto el número de pacientes contagiados que ya habían sido vacunados. Así, esta semana el porcentaje sigue creciendo, pero en cifras muy inferiores a semanas anteriores. En concreto, el 20,7% de los nuevos contagios desde el inicio de la quinta ola estaban vacunados, frente al 20,2% de hace una semana. En cuanto a los ingresados, tras la caída de la semana pasada, el porcentaje vuelve a subir, al pasar de un 32,4% a un 33,1%.

Los datos de circulación de cepas muestran datos muy similares a los del Ministerio, con una cepa india que prácticamente ha colonizado todo el espectro, y con un inquietante cinco por ciento de casos pertenecientes a nuevas variantes. Inquietante, porque abre dos escenarios rotundamente distintos. Así, si se debe a retrasos de notificación de cepas indias, supondría que el porcentaje de la nueva variante ya sería del cien por cien, es decir, ninguna variante detectada tendría más capacidad de contagio que la denominada Delta, lo que abre la puerta a un control total de la epidemia en pocas semanas. Pero si ese porcentaje de otras variantes corresponde, efectivamente, a otras variantes, significa que hay otras cepas capaces de sobrevivir a la cepa india, lo que abre un escenario mucho más incierto. Entre este segundo grupo estaría la cepa de Antigua, de la que el Gobierno informó hace casi un mes para olvidarse después de ella.

En cualquier caso, los datos que ofrece la Comunidad hablan del dominio completo de la cepa india, con un 95,6% de los casos detectados. El otro 4,4% corresponde a otras variantes, pues tanto la cepa británica como la sudafricana y la de Manaos no se han detectado en la última semana en los cuatro Hospitales de referencia. En datos globales, se han encontrado, por cribado, 235 casos en los últimos siete días, de los que todos menos cinco corresponden a la cepa india. Esos cinco pertenecen a otras cepas. En los datos de secuenciación, se han analizado 252 muestras, de las que 24 corresponden a cepa británica; tres a cepa sudafricana; cuatro a la variante de Manaos; 143 a cepa india; dos a cepa colombiana; 49 a la primera cepa española, causante de la segunda ola; y 27 a otras cepas.

Por Comunidades, Madrid sigue bajando sus datos a una velocidad similar al resto de España, por lo que sus 88 de incidencia sólo le permiten mantenerse en el “top ten” de las regiones con menos contagios. Al frente del ranking se sitúan Ceuta y Melilla, con casi doscientos casos por cien mil habitantes, mientras que el resto del país se encuentra rozando, o bien, por debajo, del nivel de epidemia. Especialmente destacado es el dato de Asturias, con un 21 de incidencia; mientras que España afirma tener una incidencia global de 78 casos por cien mil habitantes.

En datos de ocupación, Madrid sigue estando a la cabeza en UCIs, con un 19,34%; mientras que en planta se sitúa en un 4,50%. La positividad sigue bajando y ya está en un 3,66%; mientras que la letalidad se mantiene fija en el 1,8% tras registrarse 21 decesos en la última semana. Los casos importados, 288 en los últimos siete días, de los que 42 fueron detectados en la capital, siguen llegando desde Marruecos, si bien esta semana se produce una caída importante que acerca los datos del país alauí a los de Reino Unido.

Por municipios, la situación sigue mejorando, lo que hace caer la barrera del confinamiento hasta los 150 puntos de incidencia, una cifra que superan 31 municipios y 27 zonas básicas. Entre ellos se encuentran las localidades de Corpa (414), Torremocha (279), Fuentidueña (234), Anchuelo (233), Brea de Tajo (197), Fuente El Saz (190), Valdetorres (174), Perales (167), Loeches (157) y Orusco (154); y las zonas básicas de Los Alperchines (156) en San Fernando; y Virgen del Val (231), Puerta de Madrid (184), Manuel Merino (162) y La Garena (159) en Alcalá.

Así las cosas, Alcalá sigue siendo el principal punto de interés, al tener cuatro zonas básicas por encima del límite. Eso sí, la incidencia en la ciudad sigue bajando, con cincuenta puntos menos que hace una semana, pero a un ritmo menor que en el resto de la región. Así, a las tres zonas básicas del sur se suma esta semana La Garena, con incidencias altas aunque muy lejos de los 231 de Virgen del Val, que se convierte en la cuarta zona básica de la región con más incidencia. Todas las zonas básicas de Alcalá están por encima de cincuenta; si bien sólo Juan de Austria y Reyes Magos, además de las cuatro en riesgo, están por encima del nivel de epidemia. En datos globales, Alcalá presenta 108 de incidencia, la tercera más alta de entre las ciudades tan sólo superada por Getafe y Parla.

Pegado a una de las zonas básicas en riesgo de Alcalá, la de Puerta de Madrid, se encuentra Alperchines, la otra zona básica del Corredor por encima de 150. En concreto, la zona básica de San Fernando marca 156, convirtiéndose en la única, junto a Doctor Tamames en Coslada, por encima de cien en Coslada y San Fernando. Ondarreta supone la situación contraria a Alperchines, pues presenta un envidiable 24 de incidencia. En datos globales, San Fernando comenzaba la semana con 88 de incidencia; mientras que Coslada lo hacía con 92 casos por cien mil habitantes. Al norte, Reyes Católicos es la única zona básica de SanSe por encima de cien, mientras que la localidad marca una incidencia de 78.

En el Sureste, también situación controlada, con Santa Mónica y Camino del Molino por debajo del nivel de epidemia. En datos globales, Arganda marca una incidencia de 118 (Felicidad se queda a un punto de entrar en la zona de riesgo); frente a los 93 de Rivas. En Aranjuez, por su parte, se registran 77 casos por cien mil habitantes, con las dos zonas básicas en datos casi iguales.

Si Alcalá es, una semana más la cruz, la cara es Torrejón, que esta semana se convierte en la ciudad de la Zona Este con mejores datos. Así la localidad presenta una incidencia global de 76 casos por cien mil habitantes, la tercera más baja de las ciudades de Madrid, sólo superada por Alcobendas y Alcorcón. Sin embargo, no todo son buenas noticias en la evolución de Torrejón, pues Veredillas, que la semana pasada presentaba la incidencia más baja, repunta al marcar un 82. Los mejores datos están en La Plata, con 43 casos por cien mil habitantes, en una semana en la que todas las zonas básicas de la localidad menos Brújula, que marca un 111, están por debajo de cien. En concreto, Juncal registra 73; Fronteras, 86; y Fresnos, 64 casos por cien mil habitantes.

En cuanto a la capital, muy buenos datos, pues ninguno de sus distritos alcanza los 150 de incidencia. En concreto, los datos más altos se encuentran en Villaverde, Puente, Vallecas, Carabanchel, Barajas y Usera, todos por encima de cien; mientras que los más bajos están en Arganzuela, Chamberí, Tetuán y Hortaleza, por debajo de setenta. La incidencia en Madrid capita es de 92,3 casos por cien mil habitantes.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas