x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

27
Mar
2017
Isabel Ordaz y Nacho Sánchez visitan el Corral de Alcalá PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Cultura Alcalá
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Corral de AlcaláRepresentan la obra “He nacido para verte sonreír”

Soy otra cosa que no sé

Cuando leí He nacido para verte sonreír quedé impactado por la valentía de Santiago Loza al dejarse escribir y darle existencia a ese cuerpo lleno de contradicciones que es Miriam. Su lógica es imprevisible, pasa de comentarios que una lectura realista podría adjudicar a un ama de casa sometida, a expresar ideas de gran sofisticación con el lenguaje más cotidiano, como las buenas canciones populares.

Muchas veces, al trabajar textos, escucho que se dice “ese personaje no diría/haría eso”. Desde la lógica de lo conocido por el que porta esa opinión, lo imprevisible no existe. O como dice Eduardo del Estal “lo que no se puede pensar, no se puede ver”. Entonces, la complejidad del trabajo del autor se ve cuestionada por el horizonte de posibilidades del que opina, según lo que haya leído o vivido. 

Últimamente hablamos mucho de la empatía. Pero si miramos detenidamente, es muy habitual ver que ejercemos la empatía que nuestra ideología avala y que en definitiva nos tranquiliza en nuestro lugar de ser humano empático. Pero debe de ser posible tener la voluntad de intentar comprender a ese otro con el que a priori pensamos que no podríamos identificarnos. En otras palabras, se podrá realmente pensar “lo otro”, antes de juzgarlo como error (o como horror).

Miriam dice y al decir, descubre: “Soy otra cosa que no sé”. Y nos recuerda así que todos lo somos. Que el texto también lo es, y el mundo. Y que el ejercicio de la empatía tal vez deba empezar por comprender que el otro es en definitiva inaprensible. Que cualquier captura en una idea es una simplificación dada por un punto de vista al que siempre fatalmente se le escapará algo.

He nacido para verte sonreír es una celebración del misterio que todos somos. De la necesidad de aceptar ese misterio, sin pretender domesticarlo, para poder estar juntos.

Pablo Messiez

Una producción del Teatro de La Abadía e Ignacio Fumero Ayo

 

31mar – 01 abr

He nacido para verte sonreír

De: Santiago Loza
Dirección: Pablo Messiez
Viernes y sábado, 20:30h

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar















Mitula





A Todo Color








Noticias Relacionadas