x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

16
May
2012
De Torrebronx a Torrevegas PDF Imprimir E-mail
Lente de Aumento - Análisis
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

La llegada del macroproyecto a Torrejón podría suponer un radical cambio en la localidad y en la región

La noticia que ayer revolucionaba Torrejón puede suponer un impresionante cambio radical en la localidad. Y es que, la llegada de Eurovegas sería el pilar fundamental del recién anunciado “Torrejón del Futuro”. El macroproyecto, que crearía 28.000 empleos directos en una primera fase, y hasta 60.000 cuando esté terminado en 2022, y más de 250.000 empleos indirectos, transformaría por completo la localidad.

En primer lugar, la llegada del proyecto mejoraría, de forma decisiva, las comunicaciones en la localidad: el proyecto de Metro, que avanza bastante más lento de lo previsto, cogería velocidad de crucero, ampliando, posiblemente, el número  de estaciones y reduciendo el tiempo de puesta en marcha. Y es que, para conectar de forma definitiva el Corredor, el Metro no tendría más remedio que llegar hasta Alcalá antes de la inauguración de la primera fase en 2016. Así, además, se cumpliría por fin una de las grandes reivindicaciones del barrio de Soto del Henares, que vería construida la nueva estación en poco tiempo.

Pero, además, la llegada de Adelson también mataría, definitivamente, el proyecto de Ecoparque de Loeches. Ni planta de Plasma ni macrovertedero: el nuevo proyecto no permitiría ningún tipo de mal olor que pudiese perturbar la tranquilidad de los clientes.

Y en otro orden de cosas, el proyecto de Adelson podría establecer sinergias con el cercano IFEMA, Parque Europa, el Aeropuerto de Barajas, o, incluso, la Base Aérea, que, por fin, terminaría con el ostracismo voluntario en que vive desde hace sesenta años.

Pero la llegada del macroproyecto no sólo beneficiaría a Torrejon. La cercana Alcalá podría incrementar su capacidad turística con el previsto tráfico al macrocomplejo, y el resto de municipios verían multiplicada su población en poco tiempo.

Sin embargo, quien más notaría la llegada del padrino americano sería, por supuesto, Torrejón, que, una vez cerrado el capítulo del “proceso de transformación y mejora” dentro de diez años, podría comenzar una nueva aventura inversora con la colaboración del nuevo complejo de ocio, y vería reducida, de forma drástica, sus cifras de desempleo, además de potenciar de forma clara y rotunda sus atractivos turísticos, como Parque Europa, la Caja del Arte, el Museo de la Ciudad o sus eventos culturales mutitudinarios: Mágicas Navidades, Carnavales y Semana Santa.

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas