x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

31
Mar
2019
Juanjo Crespo cierra su semana fantástica con otra plata PDF Imprimir E-mail
TorreSport - Atletismo Torrejón
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por UA CosladaEl torrejonero se vuelve de Polonia con tres medallas

Lo que ha hecho el torrejonero Juanjo Crespo en los Mundiales de Atletismo para Veteranos en Pista Cubierta de Torun está al alcance de muy pocos: cinco carreras en seis días, y tres medallas, un oro y dos platas, como premio por ellas. Y es que el Torrejón cerraba este sábado su semana fantástica con otra plata que le convierte en subcampeón de 1.500 de la categoría M-45.

Pero para entender el viaje de Crespo por tierras polacas hay que retroceder hasta el pasado domingo. En la primera mañana de los Mundiales, que terminan hoy, el torrejonero se alzaba con la victoria en la carrera de 3.000 metros, tras competir en la manga más rápida, y compartía el pódium con el también español Julio Bardavio y el irlandés Mark O Shea, al conseguir una marca de 8:50.31.

Tras un necesario descanso de dos días, Crespo volvía a la pista el miércoles, y lo hacía para enfrentarse a la semifinal del 800, una prueba en la que ganaba la tercera manga con un crono de 2:04.17 que le permitía entrar directo en la final.

Al día siguiente, la final le esperaba, donde debía enfrentarse al mejor atleta sénior del mundo, el español Antonio Franco. Eso sí, el de Torrejón no se lo puso fácil al de Ponferrada, que entrana con el mítico Luis Miguel Martín Berlanas, obligando a los jueces a tirar de “photo finish”. Y la cámara no dejaba lugar a dudas: Crespo cruzaba la línea de meta en 2:01.05, cuatro centésimas más lento que Franco, lo que le servía para conseguir la plata.

Sin tiempo material para recuperar las piernas, el viernes llegaba con otra semifinal, la del 1.500 en la que Crespo competía, y ganaba, la primera manga con un crono de 4:17.32, consiguiendo así el pase a la final de la disciplina. Y esa final se disputaba el sábado, último día de competición del Mundial.

Con mucho cansancio en las piernas, Crespo optó por una carrera inteligente y buscando no desgastar demasiado para dejar la victoria al británico Dean Richardson que hacía la distancia en 4:05.18. Crespo entraba casi un segundo después, 4:06.13 y se alzaba con la plata. Como ejemplo de lo duro que había sido el campeonato, sólo hay que ver los estragos de esta última prueba, que terminaron seis de los ocho finalistas, abandonando los otros dos, entre los que se encontraba el propio Antonio Franco.

Con esta semana fantástica, Crespo aumenta considerablemente su palmarés, al lograr la corona que le faltaba en el atletismo Máster, la de 3.000 metros lisos, y convertirse en subcampeón de las distancias de 800 y 1.500 metros.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas