x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

21
Oct
2012
Esta noche lluvia de estrellas gracias a las Oriónidas 2012 PDF Imprimir E-mail
Los Blogs del Telescopio - Cinturón de Orión
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

El fenómeno tendrá su máxima potencia esta madrugada

La lluvia de estrellas no es más que la sucesión de polvo que un cometa deja tras de sí y que penetran en la atmósfera. Los cometas son formaciones rocosas compuestas principalmente de dióxido de carbono y hielo. A medida que se mueven por efecto de la atracción gravitatoria de los planetas, se calientan lo que hace que parte del hielo de su superficie se sublime transformándose en gas. De ahí la característica cola que no es más que este rastro gaseoso.

El cometa Halley "ronda" la atmósfera de la Tierra constantemente pero es sobre todo en dos épocas del año cuando más se acerca y desprende pequeñas partículas de polvo de hielo que en contacto con la atmósfera se vuelven incandescentes y parecen estrellas que se precipitan contra la Tierra.

Según los expertos, la mayor intensidad será de unos 20 a 30 meteoros por hora aunque en el 2007 se alcanzó el récord superando los 80 meteoros.

Reciben el nombre de Oriónidas porque se ven en dirección de la constelación de Orión y tienen una duración desde el 2 de octubre al 7 de noviembre. Aunque alcanzan su apogeo la madrugada del 21 de octubre, es decir, este domingo.

El cometa Halley también es el responsable de las "Acuáridas" que tienen lugar en primavera pero que no pueden competir en intensidad con las "reinas", las "Léonidas" que se podrán disfrutar entre el 15 y el 21 de noviembre.

Consejos para observar la lluvia de estrellas

La luminosidad del entorno juega en contra de su visualización, por lo tanto es fundamental un sitio alejado de la ciudad donde no haya focos directos hacia el cielo.

Se recomienda llevar una linterna forrada con papel celofán rojo o verde para no intoxicar la sesión con la luz.

Antes de mirar al cielo, es necesario tomarse unos minutos para acostumbrar la vista a la oscuridad.

Localizamos la constelación de Orión si es necesario aunque simplemente mirando al cielo podemos descubrir la dirección de las oriónidas.

No olvidar pedir muchos deseos que son estrellas fugaces

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar















ChoniEncuesta

¿Quién debe abandonar la casa de Gran Hermano VIP 5? Segunda nominación
 

A Todo Color








Noticias Relacionadas