x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

07
Dic
2019
Madrid pone en marcha su Plan contra la nieve PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMSegún Ayuso, se han incrementado los medios con respecto al año pasado

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha presentado el Plan de Protección Civil ante Inclemencias Invernales 2019-2020, del que ha destacado el incremento de medios materiales y humanos en relación con el año anterior. Un aumento que servirá para garantizar el buen estado y la accesibilidad de los más de 2.500 kilómetros de carreteras de titularidad autonómica y permitirá hacer frente, de manera eficaz, a cualquier situación de emergencia provocada por nevadas o bajas temperaturas.

Este incremento supone la incorporación al dispositivo de 200 efectivos y 50 vehículos más que hace un año, además de incorporar una quitanieves 4x4 para su uso en carreteras de dimensiones reducidas.

El acto de presentación se ha celebrado en el Puerto de Cotos -Rascafría-, donde la presidenta ha detallado que la actual campaña cuenta con más de 1.850 profesionales y 3.200 voluntarios, con 669 vehículos y 2 helicópteros disponibles, durante el invierno y hasta abril, para cualquier eventualidad que se pueda producir en cualquiera de los 179 municipios de la Comunidad de Madrid.

“Este plan ha sido diseñado por una administración que considera que la vida, la integridad física y la libertad son valores superiores que debemos proteger frente a cualquier imprevisto”, ha enfatizado la presidenta regional, quien ha subrayado que la obligación de la Comunidad de Madrid es “servir a los ciudadanos, que deben estar tranquilos y sentirse protegidos”.

Díaz Ayuso ha conocido in situ algunos de los medios materiales y al personal que participa en el dispositivo, acompañada por el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, y el consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López. En este sentido, ha resaltado el esfuerzo de organización entre todos los departamentos implicados, así como la coordinación con el resto de administraciones públicas.

El Plan de Inclemencias Invernales se activa entre el 1 de noviembre y el 30 de abril e integra tanto los medios de Emergencias como el protocolo para la Campaña de Vialidad Invernal de carreteras.

Este protocolo para las carreteras, que se ha elaborado por décimo año consecutivo, establece las prioridades de actuación en función de las alertas, lo que sirve de base a los ayuntamientos de la región para coordinar las acciones a llevar a cabo en cada caso. Se prioriza actuar en las vías con gran densidad de tráfico, accesos a los hospitales y centros de salud, núcleos de población urbana, así como a otros puntos de especial importancia.

La Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras moviliza para ello a 271 efectivos, 56 máquinas quitanieves, dos turbofresadoras, 16 palas cargadoras o retroexcavadoras y 91 vehículos de vigilancia y gestión.

Este año, como novedad, dispone de una nueva quitanieves 4x4 ‘mini’ que, gracias a sus reducidas dimensiones, puede operar con más seguridad en accesos y en carreteras de características reducidas, como la M-604, que une los puertos de Navacerrada y Cotos con Rascafría y Lozoyuela o la M-966, que conecta Cercedilla con el puerto de la Fuenfría.

Los equipos quitanieves actúan con la ayuda de un sistema personalizado de previsión meteorológica y coordinados por el Centro de Coordinación e Información de Carreteras, que está operativo las 24 horas del día durante toda la campaña. Todos los camiones quitanieves, así como los vehículos de vigilancia, los centros de conservación y el Centro de Coordinación cuentan con 90 terminales TETRA conectados con el 112.

El TETRA es un sistema móvil digital de radio que permite una conexión segura y garantiza la comunicación en situaciones de emergencia. Además, los terminales permiten también la geolocalización, de forma que todos los medios que forman parte del Plan podrán ser visualizados desde los centros de control de carreteras y desde Madrid 112.

Este dispositivo cuenta asimismo con 4.500 toneladas de sal disponibles al inicio de la campaña, con una capacidad máxima de almacenamiento de 5.300 toneladas, repartidas en 29 silos y 13 naves de almacenamiento, así como 10 plantas de fabricación de salmuera con capacidad para generar 135.000 litros de este compuesto. En la pasada campaña de vialidad invernal, se consumieron 5.511 toneladas de sal y 292.754 litros de salmuera.

Además, la Comunidad de Madrid va a movilizar a cerca de 4.800 efectivos de emergencias –entre profesionales y voluntarios- y unos 500 vehículos, casi 200 efectivos y 50 vehículos más que el pasado ejercicio. Asimismo, en caso de necesidad, se cuenta con la participación de la Guardia Civil, SUMMA 112 y la Unidad Militar de Emergencias como refuerzo.

El Plan cuenta con los recursos de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112, que es la encargada de centralizar las llamadas y coordinar los dispositivos de emergencia activados por cuestiones meteorológicas. La Agencia gestiona la información que puedan necesitar en caso de emergencia tanto los ayuntamientos como los ciudadanos. Además, se encarga de difundir avisos de interés, a través de las redes sociales.

La Dirección General de Emergencias pone a disposición del Plan a 1.306 bomberos profesionales y 390 vehículos. Dos de estos vehículos son quitanieves y tienen su base en Navacerrada y Lozoyuela. Asimismo, hay disponibles dos helicópteros, uno de coordinación (con base en Las Rozas) y otro de rescate, como piezas fundamentales en las emergencias. Por su parte, el Cuerpo de Agentes Forestales moviliza a 277 profesionales con 86 vehículos, 37 agentes y 8 vehículos más que en la anterior campaña invernal.

La Dirección General de Seguridad, Protección Civil y Formación participará en el operativo con 2.740 voluntarios de 95 agrupaciones y 12 vehículos quitanieves. La gestión operativa de los recursos del Equipo de Respuesta Inmediata ante Emergencias será responsabilidad de la Cruz Roja de Madrid, gracias a un convenio suscrito con el Ejecutivo regional. Este equipo cuenta con 460 voluntarios y 16 vehículos.

En la anterior campaña 2018-2019, Madrid 112 activó el Plan de Inclemencias Invernales en un total de 20 días, con nivel de gravedad 0 en todos los casos. Por su parte, la Agencia Estatal de Meteorología realizó alertas por mal tiempo en 36 días, entre octubre y abril, 35 de nivel amarillo y una, de nivel naranja.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid recuerda a los madrileños algunos consejos básicos que conviene tener en cuenta en caso de nevadas o temperaturas extremas. Así, recomienda a quienes residan en zonas especialmente frías y apartadas de la región que cuenten con medios alternativos de calefacción, reservas de comida, linternas, pilas y velas. Los enfermos crónicos o ancianos, además, deben disponer en casa de todos los medicamentos que puedan llegar a necesitar durante varios días.

A la hora de desplazarse, es recomendable el uso del transporte público y que los ciudadanos se informen del estado de las carreteras y las previsiones meteorológicas con anterioridad. En caso de que sea necesario utilizar el vehículo propio, los conductores deben asegurarse de que el depósito de gasolina está lleno. Además, es recomendable contar con cadenas, mantas y un teléfono móvil con cargador para poder comunicarse en cualquier momento.

La Comunidad de Madrid, a través de la Consejería de Sanidad y la Dirección General de Salud Pública, activó el pasado lunes, 1 de diciembre, el Plan de Vigilancia y Control de los Efectos del Frío en la Salud de la Comunidad de Madrid. Este programa contempla medidas informativas para proteger el estado de salud de los madrileños frente a las bajas temperaturas de los meses de invierno, en los que se produce un aumento de la mortalidad debido sobre todo a enfermedades cardiovasculares y respiratorias. Además, este pretende reforzar la coordinación de la red sociosanitaria en el desarrollo de acciones de intervención con los colectivos más vulnerables.

El Plan estará operativo hasta el 31 de marzo de 2020 y está dirigido principalmente a los grupos de población más vulnerable a los efectos del frío: personas mayores, recién nacidos y lactantes, enfermos crónicos, personas sin hogar e inmigrantes en situación de precariedad. El objetivo es reducir las enfermedades asociadas a las bajas temperaturas, así como los efectos perjudiciales del frío intenso en la salud. Las bajas temperaturas agravan las enfermedades cardiovasculares y respiratorias, los síntomas de las enfermedades reumáticas y favorecen los resfriados, las infecciones bronquiales y la gripe.

Para la coordinación con las instituciones que realizan actividades relacionadas con los objetivos de este Plan, se ha constituido una Comisión Técnica de Coordinación en la que participan técnicos de la Comunidad de Madrid de los servicios sanitarios, sociales, de Protección Civil, deportes y otras instituciones que desarrollan programas de intervención, como el Ayuntamiento de Madrid.

Desde el punto de vista de la salud pública, se establecen dos niveles para activar la alerta por ola de frío, en función de las temperaturas mínimas previstas desde los cuatro observatorios de la Agencia Española de Meteorología ubicados en la región madrileña. El nivel 0 o Normalidad se establece cuando las temperaturas mínimas previstas para los próximos tres días superen o alcancen los -2º C. El Nivel 1 o Alerta se activa cuando la temperatura mínima prevista para al menos uno de los próximos tres días sea inferior a -2º C, momento en que se considera que hay un incremento del riesgo por ola de frío.

El Plan también incluye el envío  de información a las personas que lo soliciten cuando se active la Alerta por frío intenso en nuestra región. Los ciudadanos interesados en subscribirse gratuitamente al servicio de recepción de SMS cuando se prevea la llegada de una ola de frío pueden hacerlo en la web: http://gestiona.madrid.org/soca_web_inter/Ciudadano.icm, o enviando desde su móvil ALTAFRIO al número 217035.

Si quieren recibir el Boletín de Información de Ola de Frío por correo electrónico, hace falta una suscripción previa  en la siguiente página web: http://www.comunidad.madrid/servicios/salud/frio-salud. Ambas opciones son compatibles. Además, los seguidores de la red social Twitter pueden seguir los mensajes de alerta por Frío desde el perfil de la Consejería de Sanidad: @SaludMadrid.

Sanidad aconseja, antes de salir a la calle, informarse de las previsiones meteorológicas. Ante bajas temperaturas, se recomienda utilizar prendas de abrigo resistentes al viento y a la humedad, y por debajo de estas prendas, cubrirse con varias capas de ropa no excesivamente ajustadas. También es necesario protegerse adecuadamente la cabeza y las manos, por ser zonas sensibles y de mayor pérdida de calor, así como llevar calzado resistente al agua y antideslizante para evitar caídas (ante las placas de hielo), especialmente en el caso de las personas mayores. Finalmente, hay que procurar permanecer seco, ya que la ropa mojada enfría el cuerpo rápidamente.

En general, se recomienda estar pendiente de las personas que puedan estar en situación de vulnerabilidad ante el frío y, en caso que sea necesario, contactar con el 112 o los servicios sociales de su Ayuntamiento o Centro de Salud. Además, Sanidad recuerda que todavía está operativa la campaña de vacunación frente a la gripe, recomendable para personas mayores y enfermos crónicos. También puede ser necesaria la vacunación contra el neumococo, un agente responsable de muchas neumonías, para lo cual hay que consultar en el Centro de Salud.

La Comunidad recuerda que se debe tener suma precaución con las estufas de leña y gas para evitar riesgos de incendios o de intoxicación por monóxido de carbono, asegurando que funcionan correctamente antes de ponerlas en marcha y de que las salidas de aire no están obstruidas. Para garantizar una adecuada protección en el hogar es suficiente mantener una temperatura de 20 a 22 grados, con buen aislamiento térmico.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas