x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

28
Abr
2020
Piden a la Fiscalía que investigue a la Comunidad por las mascarillas agujereadas PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CCOO MadridInspección de Trabajo exige a la Comunidad que realice test a los sanitarios

CCOO Sanidad Madrid ha presentado una denuncia ante la Inspección de Trabajo contra la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid porque ha incumplido la ley en materia de Prevención de Riesgos Laborales, así como las directrices, indicaciones, recomendaciones y medidas técnicas dictadas por el Ministerio de Sanidad, durante la pandemia de COVID19. Fundamenta su decisión en que dicha inobservancia ha “causado estragos” y el contagio masivo de profesionales del ámbito sanitario y del sector de la Dependencia. Se trata del paso previo para dar traslado a la Fiscalía.

A lo largo de esta crisis sanitaria, por parte de la autoridad sanitaria única del Gobierno de la Comunidad de Madrid, se ha incumplido la legislación vigente en materia de Prevención de Riesgos Laborales (Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo) respecto al aprovisionamiento y verificación de los Equipos de Protección Individual (EPI) frente a agentes biológicos durante el trabajo. Se trata de una normativa nacional de hace más de 20 años y resulta “sorprendente”, según señala CCOO, que el Servicio de Salud Pública de la Comunidad de Madrid y los de Medicina Preventiva de cada centro no estuvieran preparados.

CCOO achaca las altas cifras de contagios y fallecimientos entre los profesionales a la falta de previsión y prevención, fundamentos de la legislación sobre Salud Laboral. “Madrid no tenía reserva autonómica de equipos de protección (EPI). El Gobierno regional no ordenó comprarlos hasta mediados del mes de marzo. Y tampoco diseñó los protocolos para una posible pandemia como la acontecida. Más si cabe cuando desde China se confirmaba con fecha 7 de enero la identificación de un nuevo virus en la provincia de Wuhan, y cuando otras comunidades autónomas articularon medidas y protocolos adicionales a las directrices del Ministerio de Sanidad”.

El sindicato aporta documentos que revelan que existe un “gran descontrol” sobre los Equipos de Protección Respiratoria (mascarillas) con consecuencias muy graves. “Tenemos conocimiento de que no se ha procedido a revisar las partidas de mascarillas distribuidas o incluso las donadas y que se ha entregado material defectuoso y en muchas ocasiones ha sido utilizado sin haberse retirado a tiempo”.

CCOO señala que esta actuación por parte de la Consejería de Sanidad evidencia no solo una falta de control sino un atentado contra la integridad de sus propios trabajadores. “No solo no se han visto protegidos frente al virus sino negligentemente expuestos, lo que convierte una pasividad de la Administración autonómica en una actuación directa contra la salud de las personas”, subraya.

“No tenemos constancia de cuál es el protocolo que se ha seguido en cada institución, ni los registros del material que se ha distribuido. No solo había escasez de material, sino que lo que se entregado no ha sido mínimamente supervisado lo que igualmente genera consecuencias devastadoras”, según Rosa Muelas, responsable de Salud Laboral de CCOO Sanidad Madrid.

Y añade, “todas estas deficiencias eran subsanables desde una actividad preventiva, y es por ello que desde esta organización se instará, en su caso, la conveniente denuncia ante la Fiscalía para la debida investigación y apertura de diligencias”.

La celebración del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo consiste en una campaña para promover el trabajo seguro, saludable y digno. Además se rinde homenaje a las víctimas de los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales.

El Sindicato de Enfermería en Madrid se muestra muy crítico con la labor desarrollada por la Administración, tanto autonómica como estatal, “los profesionales ni trabajamos ni hemos trabajado de una forma segura, saludable y mucho menos digna. La falta de test y EPIs, unidos a la inacción de las autoridades, han permitido que la seguridad en muchos centros de trabajo sea hoy inexistente ya que seguimos expuestos al Covid-19”.

Miles de infectados por Covid-19 y una treintena de fallecidos, muchos de ellos por carecer de la protección suficiente, hace que SATSE Madrid ponga un suspenso (un muy deficiente al Gobierno de nuestra región. “No podemos seguir acudiendo a la Ley de Prevención de riesgos laborales como un simple requerimiento normativo con el que cumplir de cara a la Inspección de Trabajo ya que la prevención de riesgos laborales debe ser eje vertebrador de nuestros centros sanitarios. Solo contando con trabajadores sanos, protegidos y valorados con ratios adecuados de pacientes se puede garantizar la seguridad de los madrileños. La prevención de riesgos laborales debe ser una realidad y no solo una intención”, finalizan desde SATSE.

Durante todo este tiempo, desde que empezó la pandemia, las denuncias por la falta de EPIs ha sido diaria y reiterada, “hemos estado expuestos al Covid-19 por la falta de protección y cuando la hemos reclamado se nos ha dicho que teníamos que trabajar con lo que teníamos que, en ocasiones, era nada. Para rematarlo, añaden desde SATSE, han modificado los protocolos, haciéndolos más laxos, con lo que la protección de la salud se ha puesto, más aún, en entredicho. No creemos que en nuestra región pueda celebrarse este año el Día Mundial de la Salud y Seguridad en el Trabajo ya que en los últimos meses ha sido inexistente”.

De igual forma, desde SATSE Madrid se exige “la recuperación de las adaptaciones de puesto por motivos de salud laboral durante la desescalada, dado que durante COVID muchas no se han respetado”, lo que ha incidido, en opinión de la organización, en que los contagios hayan podido ser mayores ya que profesionales con alto riesgo han tenido que seguir trabajando en primera línea de atención al Covid-19.

Para SATSE Madrid, la seguridad también es contar con el número de profesionales suficientes para desarrollar la labor sanitaria y la política de recortes de la Administración madrileña contribuye “a que los centros de trabajo no sean seguros ni para los profesionales ni para los usuarios. ¿Cómo van a descansar los trabajadores si no hay plantilla suficiente? ¿Cuándo van a poder disfrutar de los días que les deben si los que podría sustituirles no van a ver renovados sus contratos?¿Cómo van a ser sustituidos cuando caigan enfermos por estrés o agotamiento extremo si no hay personal?”.

Continuamente nuestros políticos están hablando de desescalada pero desde SATSE Madrid se preguntan si realmente saben lo que significa. Los centros de salud están llamados a liderar la recuperación y normalización sanitaria pero, en la Comunidad de Madrid, los centros de salud tienen plantillas muy reducidas y si no se toman soluciones a corto plazo tendremos un nuevo problema, esta vez en los centros de salud y, de paso, en las Urgencias hospitalarias donde acudirán los madrileños en demanda de asistencia sanitaria.

Las plantillas de los centros de salud son muy deficitarias. Lideramos, esta vez sí, los peores datos de todo el Estado y desde la Consejería no se plantean soluciones más allá de afirmar que “ya se verá”. No podemos esperar. En pocos días o semanas los pacientes que han recibido el alta hospitalaria tendrán que ser atendido por sus profesionales de los centros de salud y estos se verán desbordados, otra vez.

"Este Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, recibimos la resolución de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social, por la que requiere a la Dirección General de Recursos Humanos y Relaciones Laborales del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) para que realice de forma inmediata, las pruebas legalmente previstas, a fin de determinar si su uso ha podido influir negativamente en el estado de salud de los trabajadores que se han expuesto a un ambiente con posible presencia de COVID-19", explicaba CSIT.

Hace una semana, CSIT UNIÓN PROFESIONAL interponía ante esta Inspección de Trabajo, denuncia contra el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) por incumplir gravemente las normas básicas de Equipos de Protección recogidas en diversas normativas y procedimientos establecidos para el seguimiento y control de los trabajadores, al dotarles para el desempeño de su trabajo, de unas mascarillas defectuosas (FPP2 defectuosas de la empresa Garry Galaxy ) que habían sido retiradas por su falsa protección ante el contagio por COVID-19, cuya efectividad y conformidad a los estándares no habían sido comprobados previamente a su uso.

La Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Madrid, ha remitido advertencia previa y requerimiento a la Dirección General de Recursos Humanos y Relaciones Laborales del SERMAS, en la misma línea en la que el TSJM ha solicitado tanto a la Consejería de Sanidad como al SERMAS, que procedan a la evaluación de riesgos y determinación de los equipos de protección individual (EPIs) necesarios para cada categoría laboral en todos los centros de trabajo y, una vez realizada la evaluación, se proporcionen equipos a cada trabajador y se ponga a su disposición suficientes y adecuados recipientes (seguros e identificables) de recogida de residuos sanitarios.

Respecto a la situación que afecta al derecho a la salud de los profesionales que hagan uso de los equipos inadecuados, que no reúnan los requisitos mínimos exigibles, la Inspección de Trabajo ha emitido requerimiento dirigido a la Dirección General de Recursos Humanos y Relaciones Laborales del SERMAS para que proceda a realizar las pruebas legalmente previstas, a fin de determinar que su uso no haya podido influir negativamente en el estado de salud de los trabajadores que se han expuesto a un ambiente con posible presencia del COVID-19, para lo que fija un plazo de cumplimiento inmediato, ya que el proceso de contagio del coronavirus ya se ha podido actualizar.

La celebración del Día Mundial de la Seguridad y la Salud

en el Trabajo, que tiene lugar hoy, consiste en una campaña para promover el trabajo

seguro, saludable y digno. Además se rinde homenaje a las víctimas de los accidentes de

trabajo y las enfermedades profesionales.

El Sindicato de Enfermería en Madrid se muestra muy crítico con la labor desarrollada por

la Administración, tanto autonómica como estatal, “los profesionales ni trabajamos ni

hemos trabajado de una forma segura, saludable y mucho menos digna. La falta de test y

EPIs, unidos a la inacción de las autoridades, han permitido que la seguridad en muchos

centros de trabajo sea hoy inexistente ya que seguimos expuestos al Covid-19”.

Miles de infectados por Covid-19 y una treintena de fallecidos, muchos de ellos por

carecer de la protección suficiente, hace que SATSE Madrid ponga un suspenso (un muy

deficiente al Gobierno de nuestra región. “No podemos seguir acudiendo a la Ley de

Prevención de riesgos laborales como un simple requerimiento normativo con el que

cumplir de cara a la Inspección de Trabajo ya que la prevención de riesgos laborales

debe ser eje vertebrador de nuestros centros sanitarios. Solo contando con trabajadores

sanos, protegidos y valorados con ratios adecuados de pacientes se puede garantizar la

seguridad de los madrileños. La prevención de riesgos laborales debe ser una realidad y

no solo una intención”, finalizan desde SATSE.

Durante todo este tiempo, desde que empezó la pandemia, las denuncias por la falta de

EPIs ha sido diaria y reiterada, “hemos estado expuestos al Covid-19 por la falta de

protección y cuando la hemos reclamado se nos ha dicho que teníamos que trabajar con

lo que teníamos que, en ocasiones, era nada. Para rematarlo, añaden desde SATSE, han

modificado los protocolos, haciéndolos más laxos, con lo que la protección de la salud se

ha puesto, más aún, en entredicho. No creemos que en nuestra región pueda celebrarse

este año el Día Mundial de la Salud y Seguridad en el Trabajo ya que en los últimos

meses ha sido inexistente”.



Sindicato

de Enfermería

www.satse.es



Prensa SATSE Madrid http://www.facebook.com/sindicatosatsemadrid

Tfno: 91 542 36 09 Twitter: @SATSE_Madrid

prensamadrid@satse.es

De igual forma, desde SATSE Madrid se exige “la recuperación de las adaptaciones de

puesto por motivos de salud laboral durante la desescalada, dado que durante COVID

muchas no se han respetado”, lo que ha incidido, en opinión de la organización, en que

los contagios hayan podido ser mayores ya que profesionales con alto riesgo han tenido

que seguir trabajando en primera línea de atención al Covid-19.

Faltan muchas enfermeras en Primaria pero les da lo mismo

Para SATSE Madrid, la seguridad también es contar con el número de profesionales

suficientes para desarrollar la labor sanitaria y la política de recortes de la Administración

madrileña contribuye “a que los centros de trabajo no sean seguros ni para los

profesionales ni para los usuarios. ¿Cómo van a descansar los trabajadores si no hay

plantilla suficiente? ¿Cuándo van a poder disfrutar de los días que les deben si los que

podría sustituirles no van a ver renovados sus contratos?¿Cómo van a ser sustituidos

cuando caigan enfermos por estrés o agotamiento extremo si no hay personal?”.

Continuamente nuestros políticos están hablando de desescalada pero desde SATSE

Madrid se preguntan si realmente saben lo que significa. Los centros de salud están

llamados a liderar la recuperación y normalización sanitaria pero, en la Comunidad de

Madrid, los centros de salud tienen plantillas muy reducidas y si no se toman soluciones a

corto plazo tendremos un nuevo problema, esta vez en los centros de salud y, de paso,

en las Urgencias hospitalarias donde acudirán los madrileños en demanda de asistencia

sanitaria.

Las plantillas de los centros de salud son muy deficitarias. Lideramos, esta vez sí, los

peores datos de todo el Estado y desde la Consejería no se plantean soluciones más allá

de afirmar que “ya se verá”. No podemos esperar. En pocos días o semanas los

pacientes que han recibido el alta hospitalaria tendrán que ser atendido por sus

profesionales de los centros de salud y estos se verán desbordados, otra vez.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas