x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

28
Abr
2020
Ayuso recibe su quinto avión de material sanitario PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMEl Consejo de Gobierno aprueba nuevas compras

La Comunidad de Madrid ha recibido el quinto de los aviones procedentes de China cargado con material sanitario para los hospitales por el COVID-19 y gestionado por la presidenta del Ejecutivo regional, Isabel Díaz Ayuso. En menos de un mes, el Gobierno madrileño suma ya hasta 352 toneladas en suministros transportados por vía aérea para su uso por profesionales sanitarios en su trabajo diario con pacientes de coronavirus.

El aparato ha aterrizado sobre las 08.35 horas en el aeropuerto de Madrid Barajas-Adolfo Suárez trayendo en sus bodegas, para su descarga y distribución inmediata entre los hospitales madrileños, un flete con 3,7 millones de unidades de material. Se trata de 3,4 millones de guantes y 300.000 mascarillas de protección FFP2 que servirán para garantizar la reposición en los centros sanitarios.

El material de este vuelo de Alitalia será transportado, tras su descarga en el aeropuerto de la capital de España, con rumbo al almacén del Pabellón 10 del Hospital temporal de la Comunidad de Madrid para pacientes COVID-19, instalado en IFEMA.

Una vez clasificado se distribuirá en las próximas horas y de forma inmediata a los hospitales de la región, en un dispositivo preparado por los técnicos de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

El primer vuelo con material sanitario para los hospitales madrileños procedente de China aterrizó en Barajas el 2 de abril. A éste le siguieron tres aviones más los días 5, 12 y 14 de abril, y que se completan, de momento, con el quinto recibido esta mañana.

La Comunidad de Madrid tiene prevista la llegada, a lo largo de la primera semana de mayo, de nuevos cargamentos con más material sanitario para la lucha contra el COVID-19.

En este sentido, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunció días atrás la adquisición de 14 millones de mascarillas para su distribución entre la población madrileña de cara al inicio de la desescalada prevista para el 9 de mayo.

El Consejo de Gobierno celebrado el miércoles pasado ya aprobó una primera inversión inicial de 18 millones de euros para la adquisición de 7 millones de estas mascarillas. Está previsto que, en su reunión de esta mañana, el Consejo de Gobierno autorice una nueva inversión para completar la compra de los 14 millones de unidades.

El Consejo de Gobierno ha autorizado un gasto de 14,3 millones de euros para la adquisición de una segunda partida de 7 millones de mascarillas, modelo FFP2/KN 95, dirigidas a garantizar la mayor protección de los ciudadanos de la región contra el COVID-19 durante el proceso de desescalada.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunció la semana pasada la compra de 14 millones de mascarillas para facilitar que, a partir del 9 de mayo, todos los madrileños cuenten con, al menos, una de la máxima calidad.

El Consejo de Gobierno ya autorizó en su reunión de la semana pasada la adquisición de una primera partida de 7 millones de mascarillas dirigidas a los ciudadanos, modelo FFP2/KN 95, junto con otros equipos de protección dirigidos a los profesionales sanitarios.

La declaración del estado de alarma justifica, en la presente situación de emergencia nacional, la adopción de medidas destinadas a proteger la salud y seguridad de los ciudadanos, teniendo en cuenta la evolución de los acontecimientos y del estado de riesgo inminente y extraordinario para la salud pública existente como consecuencia de la propagación del COVID-19.

Por ello, la Viceconsejería de Asistencia Sanitaria de la Consejería de Sanidad ha realizado una Declaración de Emergencia para garantizar la protección de los ciudadanos mediante la adquisición de este material.

La Comunidad de Madrid ha realizado una inversión de 18.755.402,7 euros en equipamiento y mantenimiento del Hospital temporal para pacientes de COVID-19 que comenzó a funcionar el pasado 21 de marzo en IFEMA. El Consejo de Gobierno ha sido informado hoy de la tramitación, con carácter de emergencia, de la contratación de distintos servicios para su puesta en marcha. El Hospital ha superado los 3.800 ingresos y ha dado más de 3.600 altas.

Este hospital abrió el pasado 21 de marzo y ha llegado a contar con 1.300 camas de hospitalización y 96 puestos de UCI atendidos por 1.000 profesionales sanitarios en los pabellones 7 y 9. La bajada en la presión asistencial generada por el coronavirus en los hospitales de la Comunidad de Madrid permitió cerrar el pabellón 7 el pasado día 17 de abril. Además, cuenta con el pabellón 10 que actúa como almacén y zonas de vestuario y de descanso para profesionales

Estas partidas van desde el servicio de montaje y el plan de emergencia y evacuación del Hospital al trasporte de material desde el aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez, pasando por la dotación de ropa, la restauración, el mantenimiento o el transporte de muestras a y desde el hospital.

Así, el servicio de montaje tiene un coste total estimado de 176.225,56 euros y el plan de emergencia y evacuación se contrata por 4.779,50 euros. El suministro de ropa hospitalaria y para pacientes junto con otros suministros asimilables tiene un importe estimado de 730.256,43 euros. Un total de 1.832.763,35 se destinan a equipamiento y otros suministros del Hospital. Por su parte, 4.015.512,17 euros es el importe del servicio de restauración, para pacientes y personal del Hospital.

También se incluye en la tramitación por el mismo procedimiento de emergencia la contratación del servicio de limpieza para el Hospital, por un importe total estimado de 3.973.673,87 euros, y del servicio de lavandería de ropa por 1.332.312,11 euros.

El servicio de mantenimiento de las instalaciones del Hospital de IFEMA tiene un importe estimado de 395.429,21 euros, y el de gestión del almacén del Hospital se tramita con carácter también de emergencia por 1.285.724,47 euros. El servicio de mantenimiento de diversos equipos de electromedicina para el Hospital tiene un importe total estimado de 368.995,38 euros.

La recogida, transporte y entrega de muestras de materia infecciosa -Categoría A- para el Hospital se tramita por un importe total estimado de 38.774,45 euros, en tanto que el transporte de productos sanitarios y otros equipamientos desde el Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez al Hospital, se ha estimado en 133.826 euros.

La adquisición de mascarillas, guantes, gafas, llaves 3 pasos, sistemas de administración de suero, reguladores de flujo y buzos de protección para el pabellón 10 tiene un importe total estimado de 4.215.059,20 euros y el suministro de material de laboratorio para este mismo pabellón, 208.450 euros.

El Consejo de Gobierno ha sido informado, por último, sobre las resoluciones por las que se ordena la tramitación y ejecución, con carácter de emergencia, de la contratación de la adquisición de material de limpieza y aseo y recogida de residuos para los pabellones 9 y 10, por un importe total estimado de 43.621 euros.

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha sido informado de la tramitación, por el procedimiento de emergencia, de sendos contratos por un importe total de 9.100.000,90 euros, para dotar de Equipos de Protección Individual (EPIs) y material sanitario a los profesionales del Hospital temporal ubicado en IFEMA y de los establecimientos sanitarios del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS).

Con el fin de garantizar la protección de pacientes y profesionales sanitarios, el SERMAS ha necesitado realizar una compra centralizada, por razón de emergencia sanitaria por coronavirus, para todos sus centros dependientes y gestionar de forma centralizada su suministro, según las necesidades de cada centro.

También se adquiere material para el Hospital Temporal que la Comunidad de Madrid puso en marcha en IFEMA el pasado 21 de marzo, dedicado en exclusiva a atender a pacientes infectados por el COVID-19.

La Viceconsejería de Asistencia Sanitaria del Gobierno regional ha sido la responsable de dictar una serie de resoluciones por las que se ordena la tramitación y ejecución, con carácter de emergencia, de estas contrataciones relativas a este suministro en todas estas instalaciones médicas. En concreto, se han agrupado en dos expedientes, uno de 4,2 millones de euros y otro de más de 4,8 millones de euros.

La Comunidad de Madrid ha invertido más de 8 millones de euros en los 13 hoteles que ha habilitado, por un lado, para atender a los pacientes contagiados con COVID-19 y con evolución favorable; y en los otros 22, que han servido de descanso para los profesionales sanitarios y evitar el contagio con población vulnerable.

El Consejo de Gobierno ha aprobado los informes de las resoluciones por las que se ordenó la puesta en marcha y contratación con carácter de emergencia, de los diferentes servicios necesarios en los hoteles habilitados en la Comunidad de Madrid, para uso sanitario como consecuencia de la situación creada por el coronavirus COVID-19.

En concreto, el importe total estimado destinado al pago de los servicios en los 35 hoteles puestos en funcionamiento durante la crisis sanitaria asciende a 8.117.295,34 euros, correspondientes al abono de los servicios prestados en materia de restauración, limpieza y desinfección, lavandería, retirada de residuos, seguridad, y conserjería.

Estos servicios han sido contratados directamente por el Servicio Madrileño de Salud con diferentes empresas especializadas en estas labores en el sector sanitario, con el objetivo de garantizar el correcto funcionamiento en todo momento de las instalaciones.

Además, en el caso de los hoteles que han atendido a pacientes, ha habido que acometer diversas actuaciones según el caso concreto de cada alojamiento para asemejar lo máximo posible las instalaciones a las de un hospital, en cuanto a

facilidades del trabajo, limpieza de superficies y mobiliario. Por ello, se han cubierto moquetas con suelos técnicos, retirado sofás y sillones, y cubierto mobiliario y superficies (plastificado) que no han podido ser retirados para facilitar las labores del personal sanitario.

Desde el inicio de la crisis sanitaria han sido 35 los hoteles que se han puesto en funcionamiento en las dos vías adoptadas, la de atención a pacientes, y el alojamiento de profesionales.

La innovadora iniciativa de la sanitarización de los hoteles y su disposición para el alojamiento de profesionales fue transmitida desde la Consejería de Sanidad al colectivo hotelero, bien de manera directa o a través de la Asociación Hotelera de Madrid, que acogió gratamente la propuesta. La colaboración desde el primer momento entre sector hotelero y administración ha sido mutua.

En total, han estado en funcionamiento 13 hoteles sanitarizados que además de los servicios de restauración, limpieza y desinfección, lavandería, seguridad y conserjería, que comparten con los que alojan a profesionales, han tenido que contratar el servicio de retirada y destrucción de residuos (los producidos por el material con el que se atendía a los pacientes).

Estos 13 hoteles han atendido a los pacientes derivados de los centros hospitalarios y del hospital temporal instalado en IFEMA, que, debido a su evolución favorable, podían afrontar el seguimiento médico de la enfermedad en estas instalaciones sanitarizadas.

Además de estos hoteles para la atención a pacientes, se han puesto en marcha de manera progresiva y por sucesivas órdenes de la Consejería de Sanidad atendiendo a las necesidades de cada momento, 22 hoteles para el alojamiento de profesionales, que debido a sus condiciones particulares y/o sociales, no era recomendable que se alojasen en sus domicilios.

Se trata de profesionales que acudían a trabajar desplazados de otras comunidades a través de las contrataciones de refuerzo que se han llevado a cabo para hacer frente al pico de la pandemia; o que, por convivir con población de riesgo, su estancia y descanso en el domicilio no era recomendable.

Estos profesionales, para los que se han habilitado 1.700 plazas hoteleras, cuentan con alojamiento en régimen de media pensión, y se les ha facilitado el transporte mediante líneas de autobús creadas al efecto junto a la EMT y el Consorcio de Transportes de Madrid. Además, se han puesto a disposición de los profesionales que prefieran desplazarse en vehículo privado 1.800 plazas de aparcamiento tanto en las inmediaciones de los hospitales como de los hoteles a través de acuerdos con los diferentes organismos implicados.

El Consejo de Gobierno ha sido informado hoy sobre las resoluciones por las que se ha ordenado la tramitación y ejecución, con carácter de emergencia, de las contrataciones de servicios de atención de llamadas por el COVID-19. La Comunidad de Madrid ha invertido un total de 1.809.902 euros en dichos servicios.

La situación epidemiológica y la evolución de la infección por coronavirus determinaron la necesidad de ofrecer un servicio específico de provisión de información a los ciudadanos. Para ello, la Comunidad de Madrid habilitó una línea de teléfono (900 102 112) para resolver las dudas relacionadas con esta crisis, facilitando de forma transparente toda la información disponible y actualizada.

Por razones de disponibilidad e inmediatez debido a la urgencia de la situación, en un primer momento se utilizaron las infraestructuras y los operadores contratados para el Centro de Atención Personalizada (CAP), que normalmente se ocupa de la gestión de citas de atención primaria y especializada, para la atención de las llamadas relacionadas con el COVID-19.

Sin embargo, el aumento de las llamadas hizo necesario un refuerzo de urgencia, contratando con la UTE INDRA BPO-INDRA-TELEFONICA la ampliación del servicio.

Con la expansión del virus, el volumen de llamadas entrantes continuó aumentando de forma exponencial, por lo que se hizo necesario gestionar un segundo centro de atención telefónica. Se contrató para ello a la empresa KONECTA BTO, S.L., que disponía de la infraestructura y de la capacidad precisa para reforzar el número de operadores telefónicos y su inmediata entrada en funcionamiento.

Debido a la celeridad y gravedad de la situación, la Consejería de Sanidad actuó amparándose en la contratación de emergencia prevista en el artículo 120.1 de la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, que faculta a la Administración para actuar de manera inmediata a causa de situaciones que supongan grave peligro, pudiendo ordenar la ejecución de lo necesario para satisfacer la necesidad sobrevenida, o contratar libremente su objeto, en todo o en parte, sin sujetarse a los requisitos formales establecidos en la citada norma.

El teléfono 900 102 112 proporciona información sobre cualquier duda relacionada con el COVID-19, desde posibles síntomas a medidas para mantener aislamiento a domicilio y, si lo considera necesario, pone en contacto al ciudadano con el SUMMA-112.

Hace más de dos semanas, empezó a dar información sobre la ubicación de las personas que han fallecido por coronavirus en el caso en el que las familias tengan dudas sobre la localización de su ser querido. Una vez identificado el solicitante, la búsqueda de un fallecido se puede realizar por su nombre y número de documento de identidad o por el centro en el que estaba ingresado.

La Comunidad de Madrid ha invertido 11 millones de euros en diferentes infraestructuras y dispositivos de comunicación dirigidos a atender la evolución del COVID-19. El Consejo de Gobierno ha conocido el informe que da cuenta de la declaración de emergencia de 26 expedientes suscritos por la Agencia para la Administración Digital que han facilitado este objetivo.

La situación ocasionada por el impacto del coronavirus en nuestra región ha requerido que, con urgencia, se adoptasen medidas que dieran continuidad a los servicios públicos, tanto sanitarios como no sanitarios, habilitando los medios necesarios para realizar la actividad laboral.

En este sentido, Madrid Digital ha llevado a cabo diferentes actuaciones para dar cobertura a los servicios y a los profesionales sanitarios en su lucha contra el COVID-19 y ha dotado al Ejecutivo madrileño de herramientas adecuadas para una mejor gestión y seguimiento de la pandemia, pudiendo dar respuesta también a las nuevas necesidades que la crisis sanitaria ha generado entre los ciudadanos.

Así, se han proporcionado 2.700 ordenadores fijos y portátiles, 330 impresoras y escáner y 2.250 teléfonos móviles al hospital temporal ubicado en IFEMA y los hoteles medicalizados; y se han facilitado 2.000 tabletas electrónicas y smartphones para hacer posible que los pacientes y los residentes afectados por coronavirus puedan comunicarse por videoconferencia con sus familiares. Un total de 518 han sido adquiridas por Madrid Digital y el resto gestionadas a través de donaciones de distintas entidades. Igualmente, se ha reforzado el servicio de telemedicina y se han instalado centralitas para prestar nuevos servicios como el de atención psicológica.

En materia educativa, se han distribuido 4.500 tabletas electrónicas y tarjetas SIM para facilitar la conexión a Internet, -3.500 de ellas adquiridas por Madrid Digital y otras 1.000 donadas por otras entidades-, para que aquellos alumnos de familias desfavorecidas puedan continuar con las actividades lectivas mientras se encuentren suspendidas las clases presenciales.

También, los empleados públicos han contado con más de 40.000 equipos portátiles y 150.000 licencias y dispositivos para facilitar la conectividad y el trabajo a distancia; y se han puesto en marcha soluciones tecnológicas para que las consejerías de la Comunidad de Madrid pudieran trabajar con eficacia a distancia, así como Web-APPs para los ciudadanos como la aplicación de autodiagnóstico Coronamadrid o como Donamadrid, que ha canalizado la solidaridad de los madrileños.

Por último, se han habilitado distintos Bots para el 012 de Atención al Ciudadano; se ha reforzado el registro electrónico, que ha multiplicado por 10 su capacidad de acceso y al que se ha incorporado una sala de espera virtual; y se han redoblado los esfuerzos en materia de Ciberseguridad.

El Consejo de Gobierno ha autorizado hoy el gasto de 3.590.000 euros que ha permitido la adquisición de equipos de protección individual (EPIs) destinados al personal que atiende de forma directa a los usuarios en los centros residenciales de la Comunidad de Madrid. Esta actuación se enmarca en las medidas puestas en marcha por el Ejecutivo madrileño para hacer frente a la crisis sanitaria derivada del brote de coronavirus.
Así, el pasado 15 de abril se dio cuenta al Consejo de Gobierno de la contratación de emergencia por un importe estimado de 5.665.000 euros y ahora se autoriza el gasto derivado de los primeros pedidos realizados por la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad. Dicho importe ha permitido la adquisición de 131.000 unidades quirúrgicas, 259.000 mascarillas FFP2, 60.500 batas desechables y 6.800 guantes de nitrilo.

El Consejo de Gobierno ha conocido también hoy la declaración de emergencia para la contratación de servicios auxiliares, servicios de limpieza y servicios de cocina en los centros de servicios sociales de la Comunidad de Madrid. El plazo estimado para las contrataciones es de tres meses y por un importe de 624.000 euros. 
La declaración de emergencia permite cubrir las bajas que están sufriendo las plantillas de los centros debido a la rápida expansión de los contagios derivados del COVID-19 y por tanto, garantizar su funcionamiento en aquellos recursos que hayan podido ver comprometido el servicio debido a las bajas de los profesionales. 
Con el fin de cubrir estas necesidades se han formalizado tres contratos los días 5 (Ilunion Facility Services) y 9 de abril (Ferrovial Servicios S.A. y Servicios Dix 2012 S.L.).

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha sido informado de la tramitación de emergencia de tres contratos con un importe global de 186.000 euros, con los que se da cobertura a la atención de víctimas del coronavirus por parte del Cuerpo de Bomberos y del personal asignado en el Instituto de Medicina Legal, que funciona desde el pasado 30 de marzo como depósito de cadáveres provisional como consecuencia de la alerta sanitaria.

En concreto, la Ejecutivo madrileño ha invertido 132.000 euros en la adaptación de cinco furgones de almacén propiedad del Cuerpo de Bomberos regional. Se trata, en primer lugar, de dos vehículos de gran capacidad con plataforma elevadora para recogida, carga y descarga de varios féretros simultáneamente en residencias de ancianos y hospitales.

También se han adaptado dos furgones como unidades de descontaminación de instalaciones críticas y uno más como unidad de descontaminación de ambulancias, UVI y apoyo a unidades sanitarias.

El segundo de los acuerdos, por un importe de 34.000 euros, supone la tramitación de emergencia de un contrato de suministro e instalación de cuatro carros elevadores mortuorios para dar servicio en el Instituto de Medicina Legal.

Los cuatro carros elevadores mortuorios adquiridos son electro-hidráulicos, de acero inoxidable, y permiten elevar 1,90 metros féretros para ser distribuidos en las cámaras acondicionadas de esta infraestructura que acogen a las víctimas.

Por último, el Consejo de Gobierno ha sido informado también de la tramitación de emergencia de un contrato de 20.500 euros para la adquisición de 200 sudarios destinados a fallecidos de la pandemia. Este material ha contribuido a garantizar el trato digno a las víctimas, así como aspectos relacionados con la seguridad sanitaria y la identificación de los fallecidos.

La Comunidad de Madrid se ha convertido en la primera comunidad autónoma de España en realizar una emisión pública de bonos verdes. Así, esta mañana se ha realizado una colocación de 700 millones de euros de un bono verde a 7 años, equivalente a un diferencial respecto a la referencia del Tesoro al mismo plazo de 19 puntos básicos.

Además, el interés generado en los mercados con la primera emisión de un bono verde de una Administración Pública española ha permitido bajar el tipo de los 28 puntos básicos iniciales a los 19 puntos con los que se ha cerrado la operación.

La alta demanda de la emisión realizada esta mañana ha superado los 3.000 millones de euros, por parte de más de 170 inversores, lo que ha permitido incrementar el objetivo inicialmente previsto de emisión de 500 millones hasta los 700, y pone de manifiesto la confianza de los inversores en la economía madrileña.

La operación financiera realizada hoy se enmarca en la autorización de endeudamiento otorgada por el Consejo de Ministros a la Comunidad de Madrid el pasado mes de febrero.

Con la emisión de hoy, Madrid se posiciona como la primera región española que ha accedido al mercado de bonos verdes, en el que las entidades con un mayor compromiso medioambiental a nivel global encuentran financiación de inversores especializados en este ámbito.

Los fondos procedentes de la primera emisión de bonos verdes se utilizarán para llevar a cabo una serie de iniciativas de marcado carácter medioambiental, como es la inversión en transporte público “limpio” y sostenible para disminuir la polución.

Precisamente el transporte público está sufriendo de una manera acusada los efectos del COVID-19, tras registrar una caída en la demanda de viajeros del 90% desde que se decretó el estado de alarma. Según las estimaciones del Gobierno regional, la pérdida de ingresos derivada de esta situación alcanzaría los 127 millones de euros durante los meses de marzo y abril.

Junto con la financiación del transporte ecológico, el dinero obtenido a través de la emisión de bonos verdes irá destinado a otros proyectos medioambientales como la protección y desarrollo de parques y entornos naturales regionales, así como la gestión de residuos.

La emisión del primer bono verde que realiza una Administración Pública en nuestro país se suma a otras iniciativas innovadoras puestas en marcha recientemente por la Comunidad de Madrid, para diversificar sus fuentes de financiación y su base inversora, y hacer frente al impacto de la crisis sanitaria derivada del COVID-19.

Así, la pasada semana, el Gobierno regional emitió el primer Bono Social Sanitario de España, por valor de 52 millones de euros, cuyo destino es íntegramente la financiación de gasto sanitario causado por el coronavirus. Además, la Comunidad de Madrid ha sido la primera región europea en obtener un préstamo del Banco de Desarrollo del Consejo de Europa (CEB), por valor de 200 millones de euros, a 13 años y a un tipo de interés por debajo de mercado, dirigido también exclusivamente a combatir la pandemia.

Todo ello da una muestra de la confianza internacional en la solvencia financiera de la Comunidad de Madrid, que cerró 2019 como la comunidad autónoma del sistema de régimen común con un menor nivel de deuda, junto con Canarias, situado en el 14 % del PIB.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas