x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

22
Sep
2020
Instalan dispensadores de gel en cincuenta estaciones de Metro PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMLa primera de ellas, Avenida de América

La Comunidad de Madrid va a instalar dispensadores de gel hidroalcohólico en las 50 estaciones más transitadas de Metro como nueva medida de prevención frente al coronavirus. Así lo ha anunciado el vicepresidente, consejero de Deportes, Transparencia y portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, junto con el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, en la visita que ambos han realizado a la estación de Avenida de América, donde se han comenzado a instalar los dispositivos.

En total, se van a colocar 200 dispensadores de hidrogel a lo largo de las próximas dos semanas. Se ubicarán pasados los tornos de entrada, de forma que todos los viajeros puedan tener un fácil acceso a ellos. Las 50 estaciones en las que se van a instalar concentran la mitad de los viajeros diarios de la red del suburbano y cuentan con conexiones con una o varias líneas de Metro y con Cercanías de Renfe.

El vicepresidente regional ha señalado que esta medida “ayuda a reforzar la red de Metro para garantizar que los madrileños disfruten de un transporte público seguro en toda la región”. “Metro es un transporte colectivo seguro, y aún más a partir de hoy”, ha expuesto Aguado, incidiendo en que los 200 dispensadores van a suponer “un respaldo a los desplazamientos en la Comunidad de Madrid”.

En base a numerosos estudios científicos internacionales, “los contagios de coronavirus no se producen en el transporte público”, tal y como ha explicado Aguado. Por este motivo, ha hecho un llamamiento a “no generar desinformación” y a trasladar que “si no nos quitamos la mascarilla, podemos viajar con normalidad”. “La posibilidad de contagiarse en el transporte público con el uso de mascarilla es inferior al 1%”, ha explicado.

“Queremos seguir reforzando la seguridad de los trabajadores y usuarios de Metro de Madrid. Por eso las medidas que se han puesto en marcha en el suburbano, a las que ahora se suma la instalación de estos dispensadores de hidrogel, le han hecho acreedor del sello Garantía Madrid en la protección frente al COVID-19”, ha recordado Garrido.

La instalación de hidrogeles se suma a otras medidas que la compañía ha puesto en marcha recientemente, como el plan de refuerzo para el inicio del curso, que implica un incremento de la oferta de hasta un 28%.

Además, esta semana se ha mejorado la capacidad de transporte con especial atención a las zonas en las que se aplican las nuevas medidas frente al coronavirus, que cuentan con 44 estaciones del suburbano. Esta mejora contempla trenes que realizan recorridos en bucle, trayectos más cortos para reforzar el servicio en los tramos de línea con más afluencia. Esto permite mejorar las frecuencias y, por tanto, reducir los tiempos de espera.

Se ha reforzado también el control automático de aforos, que ya se realiza en 225 estaciones, con un mayor control en las cuotas de entrada en las 44 estaciones afectadas. El sistema opera mediante las validaciones de los tornos de entrada y bloquea los accesos con microcortes de 2-3 minutos para evitar excesos de aforo en caso de necesidad.

A través de la app de Metro se puede conocer el estado del aforo de la estación que se vaya a utilizar, así como un histórico de la ocupación en los últimos 40 minutos. Igualmente, indica los minutos de paso de cada tren.

Asimismo, se ha ampliado el dispositivo presencial de supervisión de aforo, que operaba en 22 estaciones, para incluir las 44 estaciones de las zonas afectadas. Personal de Metro y vigilantes controlan posibles aglomeraciones y ayudan a que los viajeros se distribuyan por todo el andén y en los trenes.

Del mismo modo, se está cumpliendo con las indicaciones de las autoridades sanitarias, que establecen el uso obligatorio de mascarilla y que fijan unos niveles de ocupación del 100% de las plazas sentadas y de hasta 3 personas por metro cuadrado de pie en el caso de los espacios reservados para ello. Metro continúa con las limpiezas y desinfecciones intensivas diarias.

Además de estas medidas, Metro de Madrid va a contar con un centenar de nuevos maquinistas antes de que acabe el año. Los primeros 60 se incorporarán a la plantilla del suburbano el próximo 19 de noviembre, mientras que los otros 40 empezarán a prestar servicio el 22 de diciembre, coincidiendo con el inicio del periodo navideño.

Estos 100 nuevos maquinistas forman parte de las 300 nuevas contrataciones que la Comunidad de Madrid va a cerrar en los próximos meses, de forma que todos estén incorporados a la plantilla antes del verano de 2021. Hay que recordar que otros nuevos 45 maquinistas se incorporaron a la plantilla de Metro este verano y otros 100 lo hicieron durante el año pasado.

La Comunidad de Madrid ratifica su apuesta por el transporte público como eje de la movilidad sostenible y la vertebración del territorio. Así lo ha explicado el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, en la apertura de una mesa redonda sobre movilidad post-pandemia organizada por el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, en el marco de la Semana Europea de la Movilidad.

“El transporte público es sinónimo de eficiencia energética, sostenibilidad ambiental y, por supuesto, también económica y de seguridad vial. Contribuye a la vertebración del territorio y a la igualdad de oportunidades”, ha subrayado Garrido, en un encuentro en el que han participado representantes del Ministerio de Transportes, de Renfe, del Consorcio Regional de Transportes de Madrid, la EMT y de la Asociación Internacional del Transporte Público (UITP), entre otros.

El consejero ha señalado las dificultades de analizar la movilidad post-pandemia dado que aún no se ha vencido al COVID-19. “Ahora nuestro trabajo está centrado en facilitar la movilidad a todas aquellas personas que tienen que seguir desplazándose en su día a día, poniendo en marcha medidas para minimizar un posible riesgo de contagio y aumentar la seguridad”, ha apuntado.

Garrido ha recordado que la Comunidad de Madrid ha impulsado el uso obligatorio de mascarilla en el transporte público y cuenta con un sistema automático de control de aforo en Metro de Madrid que es pionero. Asimismo, garantiza un nivel de ocupación en el transporte público que no supera la referencia establecida por las autoridades sanitarias en la región: la ocupación del 100% de las plazas sentadas y de 3 personas por metro cuadrado de pie, en los espacios habilitados para ello.

“Metro, autobuses y también los aviones son medios de transporte de alta capacidad y las autoridades sanitarias han establecido un factor de ocupación para su uso seguro”, ha indicado Garrido.

En la actualidad, la red de transporte público en la Comunidad de Madrid registra 2,7 millones de viajes diarios. Esto significa que transporta la mitad del número de viajeros que hace un año por estas fechas, con una oferta de trenes y autobuses que es superior.

Garrido ha recordado que ninguno de los rebrotes de COVID-19 en la Comunidad de Madrid se ha vinculado al uso del transporte público. De hecho, ha recalcado que las medidas de prevención frente al coronavirus ya forman parte de la larga lista de virtudes que ofrece el transporte público, “como la frecuencia, la rapidez, la intermodalidad, la sostenibilidad ambiental o un precio que está subvencionado en un 60%”.

A su juicio, uno de los retos a corto plazo es desmantelar el prejuicio que pueda existir contra el transporte público, poniendo en valor, precisamente, estas ventajas. “La movilidad post-COVID dependerá de que vuelvan a utilizar el transporte público quienes han dejado de hacerlo. En una sociedad como la madrileña, la movilidad tiene que apoyarse principalmente en el transporte público”, ha asegurado.

Por eso, desde el Gobierno regional se están desarrollando distintas iniciativas encaminadas a fomentar el uso del transporte público frente al vehículo privado. Ejemplo de ello es la red de aparcamientos disuasorios Aparca+T, gratuitos si se utiliza el transporte público en el día. O la futura incorporación de los títulos de transporte a los teléfonos móviles.

El consejero también se ha referido a la financiación del transporte público que, en la Comunidad de Madrid, está soportada fundamentalmente por el Gobierno regional. “No parece lógico que el 80% de las necesidades del Consorcio lo sufrague la Comunidad, un 12% el Ayuntamiento de Madrid y sólo un 8% la Administración del Estado”, ha apuntado Garrido, que ha hecho un llamamiento a la cooperación entre instituciones. “Creo en la colaboración porque la experiencia nos dice que de ahí salen los mejores proyectos y porque la lealtad institucional es una exigencia ética”, ha concluido.

El delegado de Economía, Innovación y Empleo, Miguel Ángel Redondo, y el concejal delegado de Innovación y Emprendimiento, Ángel Niño, han participado este martes en el Demoday 2020, jornada de presentación de los proyectos de Madrid in Motion, un nodo de innovación en movilidad creado por Barrabés.biz con la colaboración del Ayuntamiento de Madrid en el que están presentes las principales empresas de estos sectores que buscan lanzar sus proyectos en la capital para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía. Madrid continúa así afianzando su posición de ciudad innovadora y escenario ideal de pruebas para testar las soluciones tecnológicas que redefinirán la movilidad de las ciudades del futuro.

Redondo ha explicado que son más de una decena los proyectos y por encima de 500 las startups de distintos países del mundo que participan en esta edición. “Es un orgullo que el Ayuntamiento pueda colaborar con esta iniciativa porque este hub es un referente y un ecosistema innovador en el que Madrid debe serviros como base de operaciones”, ha asegurado. Para Redondo, “este hub tiene todo el sentido en una ciudad como Madrid, donde se está transformando completamente la movilidad”, de ahí, ha subrayado, la importancia del trabajo que realiza el Ayuntamiento para atraer nuevas compañías y talento a través de la colaboración público-privada, “este sistema permite generar empleo y en estos momentos esto no es una opción, debe ser obligatorio”.

Por su parte, el concejal delegado de Innovación y Emprendimiento ha defendido que “el Ayuntamiento debe llevar a los ciudadanos la innovación” y por eso ha mostrado el “firme compromiso con la movilidad del futuro” y “la imperiosa necesidad de atraer talento innovador”. En este sentido, Niño ha recordado el reciente impulso al sandbox tecnológico “para reducir tiempos y burocracia” y al clúster de inteligencia artificial que promueve avances “muy necesarios para el futuro”. Niño se ha mostrado convencido de que “en el Demoday de hoy, conoceremos soluciones que pronto veremos implementadas en la ciudad de Madrid y que mejorarán la calidad de vida de los ciudadanos”.

Algunos de los proyectos presentados en Demoday 2020 pasan por la recarga del coche eléctrico en farolas y bolardos, pagar la gasolina y encontrar aparcamiento hablando con nuestro propio coche o la híperpersonalización de trayectos y rutas para ofrecer a los usuarios de transporte público la posibilidad de recibir en tiempo real ofertas, descuentos y realizar compras online.

Se ha presentado, además, un proyecto desarrollado en colaboración con la Empresa Municipal de Transportes (EMT), el autobús a demanda EMT Smart Bus, un proyecto de bus inteligente que comunica los hospitales 12 de octubre e Infanta Leonor a través de una red de paradas coincidentes con diferentes líneas de la EMT. A diferencia de otras líneas de autobuses convencionales, este servicio piloto tiene un recorrido dinámico en cada viaje, ya que queda determinado en función de las solicitudes realizadas por los usuarios a través de la aplicación. Una vez a bordo, el usuario validará el título mediante un código QR en el contactless del autobús.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas