x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

21
Ene
2021
Las Granjas Escuelas de Madrid, al borde de la quiebra PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por AGECAMSegún explican, llevan cerradas desde marzo

La Asociación de Granjas Escuelas de la Comunidad de Madrid (AGECAM) advierte de la precaria situación económica que atraviesa la inmensa mayoría de estas instalaciones por la pandemia de la COVID-19, por lo que reclama de las administraciones públicas ayudas extraordinarias urgentes para afrontar los próximos meses, sin apenas ingresos previstos.

En la región operan una veintena de centros de alta especialización donde se realizan actividades educativas complementarias al currículum escolar durante todo el año y en las que participan medio millón de escolares de educación infantil y primaria. A ellos se suman decenas de miles de estudiantes y docentes de Secundaria, y usuarios de asociaciones que los emplean como alojamiento y excursión.

Se trata de centros que representan a empresas muy consolidadas en la comunidad, con una vida media de 20 años y de alta especialización, que generan cerca de 1.000 puestos de trabajo directos y estables y otros mil indirectos. Además, disponen de unos espacios físicos muy amplios, de entre 2 y 30 hectáreas, y con un gran número de animales que atender.

En este contexto, y ante la suspensión generalizada desde hace diez meses de las actividades de esta naturaleza, AGECAM advierte que con “ingresos nulos o mínimos”, afrontar los “altísimos” gastos fijos, más los asociados a los ERTE, a los costes de mantenimiento de animales, etcétera, se pone en riesgo la continuidad de la mayoría de estos centros, especialmente preparados para los niños.

Desde la asociación lamentan que el Gobierno haya destinado 4.200 millones de euros en un plan de choque con ayudas a “actividades protegidas,” donde se incluyen establecimientos de bebidas y actividades de juegos de azar y apuestas, y no se haya tenido en cuenta a empresas que aportan un importante complemento educativo entre los más jóvenes, como son las granjas escuelas.

“Es desmoralizante ver a comienzo de cada trimestre escolar que la pandemia está fuera de control. Los centros escolares nos vuelven a llamar, después de intentarlo repetidas veces, para finalmente cancelar las salidas, debido a la situación epidemiológica”, lamenta Víctor Rodríguez, miembro de la junta directiva de AGECAM y director de uno de los centros asociados.

“Ante este escenario actual tan oscuro para el sector, y con las perspectivas a corto y medio plazo tan poco halagüeñas, demandamos de las autoridades que se tengan en cuenta esta serie de empresas entre las de mayor afectación por la COVID-19, como también se hizo con las actividades de los jardines botánicos, parques zoológicos y reservas naturales, y por tanto que se las pueda incluir en los sectores “ultraprotegidos” por los Erte y otros tipos de ayudas”, señala Víctor Rodríguez.

El objetivo, según Rodríguez, es que cuando pase todo esto, las Granjas Escuelas, y en general todos los centros de naturaleza del territorio español, puedan seguir ofreciendo sus actividades a los niños y jóvenes con la calidad y profesionalidad que las caracterizan.

Desde la AGECAM valoran muy positivamente la respuesta del Defensor del Pueblo y esperan ahora que sus reclamaciones sean atendidas por la Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas