x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

12
Oct
2022
El Constitucional admite a trámite el recurso de Ayuso contra el Decreto Energético PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMEl nuevo Plan Energético del Gobierno vuelve a convertir las medidas en “recomendaciones” y devuelve las competencias en materia energética a las Comunidades

Como todo apuntaba, las medidas del polémico Decreto Energético aprobado por Pedro Sánchez en agosto no van a tener demasiado recorrido.

Y es que en la mañana de ayer, día 12 de octubre, el Tribunal Constitucional admitía a trámite el recurso presentado por la Comunidad de Madrid contra las medidas por  entre otras cosas, invadir competencias  violar derechos fundamentales e incumplir una sentencia del Tribunal Europeo.

Así, el recurso ahora comienza su tramitación judicial, que deberá decidir si es o no legal el polémico artículo que incluye medidas como la limitación del aire acondicionado, el apagado de los edificios públicos o el apagado de los escaparates.

Sin embargo, y diga lo que diga el Constitucional, estas medidas tienen los días contados, pues el Gobierno aprobaba este martes en Consejo de Ministros su Plan Energético, un plan que, en contra de lo anunciado inicialmente, no incluye medidas especialmente restrictivas.

Tanto es así que el Gobierno recupera el concepto de "recomendaciones" para todas las medidas, 73, que pretenden poner en marcha, y que se Irán detallando a lo largo de los próximos meses.

Pero además el Gobierno también acepta la autonomía energética de las Comunidades, especificando que serán ellas, y sólo ellas,  las encargadas de poner en marcha medidas de ahorro antes del 1 de diciembre.

Tras conocer la admisión a trámite de su recurso, Ayuso se pronunciaba, y lo hacía de forma contundente:  "Creemos que es un *decreto que, además de invadir competencias, es lesivo para los intereses de los comerciantes, de autónomos y de todas las personas que en Madrid se han tenido que ver a marchas forzadas a aplicar una serie de medidas que ni son beneficiosas ni fomentan el consumo en un momento como este*. Ya no se trata solo de la autonomía de Madrid...es que es también, por ejemplo, *la libertad de horarios comerciales, el interés del turismo… la forma de aplicarlo y de imponer. Esto nos ha llevado a los tribunales a buscar amparo, pensando en el beneficio de los madrileños, por incómodo que sea*. A nuestro juicio lo es (inconstitucional), pero para eso están los tribunales. *En un Estado de Derecho lo normal es que cuando las administraciones no se entienden se pongan en manos de un juez que imparta esa justicia*. Y creo que esto es lo habitual y no pasa nada por eso", valoraba.

El Consejo de Ministros ha aprobado el Plan Más Seguridad Energética (+SE) para reforzar la protección de los ciudadanos frente a la subida de precios provocada por la guerra en Ucrania, en el marco del compromiso europeo de ahorro energético. La iniciativa también busca reducir el consumo de gas, mejorar la autonomía energética, aumentar la competitividad de la economía y elevar las exportaciones energéticas.

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha afirmado que es un plan que se seguirá actualizando, dada la incertidumbre de la evolución de la guerra y sus consecuencias, y mensualmente se hará público un informe de seguimiento de la eficiencia y ahorro en electricidad y gas de las distintas medidas.

Ribera ha resaltado que el documento se ha construido sobre el diálogo y ha agradecido las aportaciones de instituciones y administraciones, grupos parlamentarios, asociaciones de consumidores industriales y domésticos y operadores industriales y energéticos, con los que se han mantenido más de treinta reuniones. La vicepresidenta ha señalado que todos estos actores han coincido en la prioridad del enfoque para el plan: "Cómo podemos ser más eficaces para canalizar ahorro preservando el confort de las familias y el tejido productivo".

El Plan +SE incluye 73 medidas de seguridad energética agrupadas en torno a seis grandes objetivos: ahorro y eficiencia; transformación del sistema energético; ampliación de la protección a los ciudadanos, especialmente los vulnerables; medidas fiscales; transformación de la industria gracias a las energías renovables o el hidrógeno, y solidaridad con el resto de los países europeos.

Para garantizar y mejorar la protección de la población se ampliará la cobertura del bono social eléctrico y el bono social térmico, aumentando el volumen de población protegida. También se reducirá la factura de 1,6 millones de hogares con calderas comunitarias con vistas al próximo invierno y las familias tendrán apoyo fiscal para implantar sistemas de climatización renovable, se fomentarán los repartidores de costes en calefacciones centralizadas y se instalarán contadores inteligentes de gas natural.

En el ámbito del ahorro y la eficiencia, se realizarán campañas de concienciación, se extenderá al resto de administraciones el Plan de ahorro de la Administración central, y habrá un programa de sustitución del alumbrado público. Las pymes contarán con apoyo del ICO para implantar renovables y medidas de ahorro.

Otras medidas incluyen el impulso a los tejados solares, las comunidades energéticas y el autoconsumo, y la agilización de la tramitación de los proyectos renovables. Asimismo, se aumentará el apoyo a la industria y al refuerzo de las capacidades de la transición energética, con un incremento de 1.000 millones a la dotación del PERTE de Energías Renovables, Hidrógeno Renovable y Almacenamiento, y se lanzará un nuevo PERTE de Descarbonización de la Industria.

La vicepresidenta ha afirmado que el plan aprobado hoy es un escalón más en el trabajo que España lleva meses realizando, con carácter estructural para reducir la dependencia de las materias energéticas más volátiles y transformar el sistema energético, y, desde el punto de vista coyuntural, para proteger a los consumidores.

Ribera ha defendido que las decisiones adoptadas en fiscalidad y costes fijos del sistema y el impacto del mecanismo ibérico han permitido controlar el precio de la electricidad: "En agosto de 2022, si no hubiéramos venido adoptando medidas desde septiembre de 2021, el precio hubiera sido un 33% más alto de lo que hemos pagado en promedio el conjunto de los consumidores domésticos".

De hecho, ha subrayado, en el caso de los consumidores vulnerables y vulnerables extremos, se ha mantenido el mismo precio en sus facturas que el que pagaban con anterioridad a la invasión y a la situación derivada de la crisis de Ucrania.

El ahorro acumulado, ha continuado la vicepresidenta, ha sido de 2.837 millones de euros, e incluso con la introducción del ajuste para pagar el precio del gas, en España el precio de la electricidad ha estado muy por debajo del precio del mercado mayorista en Italia, Francia y Alemania.

En el Plan +SE se ha incluido un análisis de la coyuntura energética en España y en la UE. A diferencia de otros países europeos, España no depende de las importaciones energéticas rusas y tiene garantizado el suministro y, de hecho, está exportando electricidad y gas natural, principalmente a Portugal y Francia.

"Si descontamos las exportaciones de electricidad necesarias para garantizar el suministro de nuestros vecinos, se ha producido una reducción de la demanda de gas en nuestro país para producir electricidad muy significativa", ha explicado Ribera, que ha recordado que la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros de la Unión Europea sobre energía del pasado julio se fijó una reducción para España en un 6,4% frente al 15% para el resto de países.

Las medidas que adopten todos los estados miembros, ha recordado la vicepresidenta, son de carácter voluntario, pero pasarán a ser obligatorias si varios de ellos activan el estado de alerta o la Comisión Europea considera que hay un riesgo real y serio de desabastecimiento.

Precisamente este miércoles tuvo lugar en Praga la reunión informal del Consejo de Ministros de Energía, al que asistirá Ribera y en el que, ha explicado, seguirán trabajando en las propuestas marcadas por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen: desacoplar el precio del gas del precio de la electricidad, cambiar los indicadores que utilizan todos los operadores como referencia del precio del gas, acelerar la transformación del sistema energético y realizar una reforma estructural del mercado eléctrico.

"Probablemente estamos ante el momento de intensidad mayor en términos de política energética de la Unión Europea en muchísimos años", ha afirmado Ribera, para quien "la capacidad de responder unidos es crítica y la oportunidad de consolidar un proyecto europeo en materia de energía es una gran oportunidad, evidentemente por motivos no deseables en ningún caso, pero que no debemos perder".

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color
































Noticias Relacionadas