x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

29
Oct
2022
CCOO critica la propuesta de Ayuso de doble selectividad PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMLa presidenta proponía una prueba única para toda España para los que quieran estudiar fuera de la Comunidad donde hicieron el Bachillerato

La presidenta madrileña defiende una prueba única en toda España para quienes vayan a estudiar un grado fuera de la comunidad autónoma en la que han cursado bachillerato y una prueba autonómica para el resto

De “última ocurrencia” en materia educativa ha calificado la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO Madrid, Isabel Galvín, la propuesta de Isabel Díaz Ayuso de una doble vía en las pruebas de acceso a la universidad: una prueba única en toda España para quienes vayan a estudiar un grado fuera de la comunidad autónoma en la que han cursado bachillerato y una prueba autonómica para el resto. La presidenta regional ha defendido esta fórmula con motivo del debate abierto por el Ministerio de Educación para reformar la prueba actual y adecuarla a la nueva Ley, la LOMLOE.

“Esta nueva ocurrencia sirve para distraer y entretener a la opinión pública, pero también para seguir enfrentando y confrontando en materia educativa, dividiéndonos”, denuncia Galvín, quien ha recordado que la propuesta de prueba única la lleva formulando el PP (y Vox y Cs) desde el inicio de la legislatura “cuando, hay que recordarlo, la norma que regula el acceso a la universidad en la actualidad es la que reguló el PP en el RD-Ley 5/2016, abandonando, por el rechazo de la comunidad educativa y de la mayoría social y política, la evaluación final de bachillerato y volviendo a un sistema similar al que había hasta 2016, en el que las comunidades autónomas tienen una parte de protagonismo en una prueba básicamente común y coordinada”

“Es decir”, subraya Galvín, “ni el propio Partido Popular se atrevió, cuando legisló, a implantar una “prueba única”, pues la evaluación, en un currículo compartido entre el Estado y las comunidades autónomas dadas la transferencias de las competencias educativas, es también una responsabilidad compartida.

Antes como ahora, el acceso del alumnado a plazas de todas las universidades públicas españolas se realiza a través de una lista única. En caso de concurrencia -más solicitudes que plazas- es la nota el criterio que prevalece para obtener la plaza. Según los últimos datos (2019/20), la tasa de movilidad nacional (cambio de comunidad autónoma) en los estudios de grado fue en España del 17,5%, es decir cerca de 180.000 estudiantes se han cambiado de comunidad para cursar un grado. Pero esa tasa es del 30,3% en el caso de Madrid, que recibe alumnos de otras autonomías, mientras que el 94,9% de quienes hicieron la PAU en Madrid se quedan en las universidades madrileñas. A este respecto, CCOO señala que la actual prueba permite la movilidad, pero esta doble prueba, que no se sabe si sería posterior o simultánea al acceso a una plaza mediante la prueba ‘interna’, puede romper este acceso común y coordinado en favor de algunas comunidades autónomas.

La Federación de Enseñanza de CCOO Madrid aconseja a Ayuso que si su objetivo es corregir las desigualdades en el acceso a la universidad del alumnado español que se preocupe por los indicadores que muestran dónde se producen las mismas: en las diferentes tasas según las comunidades autónomas; en la escolarización en bachillerato; en las tasas brutas de graduación de bachillerato; en el porcentaje de alumnado de 2º de bachillerato que finaliza (Madrid por debajo de la media española); en las mayores notas con las que acceden los bachilleres a las pruebas según la titularidad de los centros (en Madrid, 40 centésimas más el alumnado de centros privados que el de los públicos), o en el sesgo social que tiene la composición del alumnado que accede a la universidad y que en Madrid es muy elevado. “En todos estos indicadores, Madrid está por debajo de la media española”, concluye Galvín.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color
































Noticias Relacionadas