x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

08
Nov
2022
Los médicos atenderán por videoconferencia en los centros de urgencias hasta que la situación se normalice PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CCOO MadridMás de la mitad de los efectivos sigue de baja y hay dos huelgas convocadas

La Consejería de Sanidad va a implantar esta semana un modelo transitorio de organización de los centros sanitarios 24 horas hasta que se reconduzca la situación de conflictividad laboral generada en los 10 primeros días de reapertura de esta red.

El Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) mantendrá abiertos estos 80 centros sanitarios 24 horas con 46 puntos fijos que dispondrán de médico, enfermero y celador, y los otros 34 con dos enfermeros, celador y equipos para la realización de videonconsulta con un facultativo de la misma zona asistencial.

El personal de Enfermería que tengan la necesidad de establecer una interconsulta lo harán con un médico de su propia dirección asistencial, es decir, una de las siete en las que está dividida la organización de la Atención Primaria en Madrid. Para ello, se va a dotar a los profesionales de 160 equipos técnicos -que ya están adquiridos- para el establecimiento de las videollamadas, dos por cada punto asistencial, que se empezarán a implantar esta misma semana.

Esta decisión se ha adoptado tras la ruptura unilateral por parte de los sindicatos de los acuerdos alcanzados en Mesa Sectorial para la puesta en marcha de esta red de puntos de continuidad asistencial, y hasta que se reconduzcan las negociaciones y la actual situación.

Los dispositivos con facultativo se han priorizado tras el análisis pormenorizado de la actividad que tienen estos centros, la cercanía a otro punto o urgencia hospitalaria, la concentración de población y la dispersión geográfica del municipio al que prestan servicio.

Los horarios de apertura para la atención continuada se mantienen en las 15 o 17 horas según el centro hasta las 8 horas del día siguiente, de lunes a viernes, y las 24 horas los fines de semana y festivos.

Además del Centro de El Molar y la Casa de Socorro de Alcalá de Henares, que ya mantenían su actividad habitual, los 44 centros sanitarios 24 horas a los que prioritariamente se dotará de médico, enfermero y celador son:

En Madrid capital: Ángela Uriarte (Puente de Vallecas), Espronceda (Chamberí), Federica Montseny (Puente de Vallecas), Hermanos García Noblejas (Ciudad Lineal), Las Águilas (Latina), Los Ángeles (Villaverde) y Paseo Imperial (Arganzuela).

Y en el resto de la región: Algete, Boadilla del Monte, Buitrago del Lozoya, Cadalso de los Vidrios, Campo Real, Cercedilla, Ciempozuelos, Colmenar de Oreja, El Arroyo (Fuenlabrada), Galapagar, Getafe, Griñón, Guadarrama, Humanes, La Cabrera, La Paz (Rivas-Vaciamadrid), Los Pedroches (Leganés), Luis Vives (Alcalá de Henares), Meco, Mejorada del Campo, Navalcarnero, Navas del Rey, Perales de Tajuña, Pinto, Rascafría, Reyes Católicos (San Sebastián de los Reyes), Robledo de Chavela, San Fernando (San Fernando de Henares), San Martín de Valdeiglesias, San Martín de la Vega, Soto del Real, Torres de la Alameda, Tres Cantos, Veredillas (Torrejón de Ardoz), Villa del Prado, Villanueva de la Cañada y Villarejo de Salvanés.

En otros 34 dispositivos se prestará servicio con dos enfermeros y un celador y con el establecimiento de una interconsulta por videollamada con un facultativo de la misma zona asistencial.

En Madrid capital estos centros son: Avenida de Portugal (Latina), Barajas (Barajas), Carabanchel (Carabanchel), Doctor Esquerdo (Salamanca), Fuencarral (Fuencarral-El Pardo), Mar Báltico (Hortaleza), Orcasitas (Usera) y Pavones (Moratalaz).

Y en el resto de la región: Aranjuez, Arganda del Rey, Cerro del Aire (Majadahonda), Chinchón, Collado Estación (Collado Villalba), Colmenar Viejo, El Escorial, Fuente el Saz, Jaime Vera (Coslada), La Fortuna (Leganés), Las Rozas, Manzanares el Real, Moralzarzal, Morata de Tajuña, Móstoles, Paracuellos de Jarama, Parla, Perales del Rio (Getafe), Pozuelo, Ramón y Cajal (Alcorcón), San Agustín del Guadalix, Torrelaguna, Torrelodones, Valdemoro, Velilla de San Antonio y Villaviciosa de Odón.

CCOO Sanidad Madrid considera que la nueva ocurrencia de la presidenta del Gobierno del PP en la Comunidad de Madrid, para instalar la videoconferencia en las consultas de urgencias de Atención Primaria es un elemento más que no sólo contribuye al ‘caos’ que ha desatado en la Atención Primaria de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, sino que “nos preocupa seriamente el incremento del riesgo asistencial que esta ‘gracia’ puede ocasionar hacia los y las usuarias de estas urgencias que podrían ver seriamente comprometida su salud”.

La atención sanitaria de urgencias necesita una atención presencial, ya que debe haber una exploración física, que es parte fundamental en el tratamiento y diagnóstico de las enfermedades, y en la atención a los y las pacientes. “Es exigible, por tanto, la atención presencial en todas las urgencias, sin excusas”.

Además, la implantación de estas videoconferencias en las urgencias de Atención Primaria supone un deterioro en la calidad de la asistencia sanitaria y podría provocar graves problemas de salud a las personas. Esta “ocurrencia” de la presidenta de la Comunidad de Madrid pone de relieve, una vez más, un camino trazado hacia la privatización sanitaria. Privatización que busca la rentabilidad y el ahorro económico por encima de las personas y acabará afectando muy negativamente a la asistencia sanitaria de los madrileños y las madrileñas.

CCOO Sanidad Madrid se desmarcó el pasado viernes, junto con otras tres organizaciones sindicales, del acuerdo que con la Consejería de Sanidad para evitar una huelga. El total incumplimiento de los compromisos adquiridos para llevar a cabo la reapertura, tan necesaria, de las urgencias de Atención Primaria, por los responsables de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, motivaron el abandono del acuerdo.

El caos generado, la falta de respeto a los y las profesionales de la sanidad pública madrileña desde el primer día de puesta en funcionamiento de los centros de urgencias de Atención Primaria y el riesgo para la salud de la ciudadanía, nos reafirmaron que se trataba de un plan que nunca se debería haber puesto en marcha si no se cumplían las garantías que, entre otros, CCOO exigía y que nunca se respetaron.

Pero además, desde el inicio del servicio se produjeron múltiples deficiencias que hacían inviable el trabajo de atención de urgencias en los centros. Las consultas estaban ocupadas por Atención Primaria, hasta que no acabaron los y las profesionales no pudieron entrar, los centros estaban sucios, muchos de ellos llevaban dos años y medio cerrados y no habían entrado ni a quitar el polvo o las telarañas. Los y las profesionales carecían de material de todo tipo para desarrollar su trabajo. Todo esto no responde a ninguna “conspiración”, como argumenta el Gobierno regional, pero sí a una nefasta, insensata e inoperante gestión.

La propia Ayuso explicaba lo ocurrido en la última semana en una entrevista, y lo hacía para lanzar un órdago: La Comunidad contratará a todos los médicos que estén en paro.

"Esta semana la Consejería de Sanidad sigue hablando con los médicos por si aquellos que estaban en un centro determinado quieren seguir y que en su vida personal no se desestructure, que atiendan a ello, que hagan una planificación de guardias hasta final de año para que los profesionales puedan organizarse, pero luego lo que hay detrás es un profundo activismo político. Esto no va de Sanidad, esto va de cambiar un modelo liberal que en la Comunidad de Madrid nos ha dado mucho éxito, que es el de la colaboración público-privada y un modelo que lo que está permitiendo es que se sigan construyendo hospitales y que siendo una sanidad pública y absolutamente gratuita atienda a muchísimos ciudadanos no solo de aquí sino de fuera y que se siga innovando con los tratamientos", explicaba Ayuso.

"Por otro lado, hay un activismo político porque la izquierda en la Comunidad de Madrid literalmente se está hundiendo y utilizan estos centros, no para poner propuestas, no para ayudar, sino que intentan poner su pancarta para hacer algo que es insensato porque no va en contra mía sino de los ciudadanos. Vamos a seguir hablando con los médicos viendo de qué manera se cierran las guardias y los calendarios a largo plazo y pactamos el refuerzo, mientras dotamos de más material tecnológico y de las mejores herramientas. En estos días que ya hemos atendido decenas de miles de personas con normalidad suelen revestir una complejidad media que se pueda atender con la enfermería. Eso sí, hay que separar lo que es la lógica reivindicación de los médicos y de todo el profesional sanitario del ruido político", afirmaba.

"Esto está ocurriendo en toda España porque faltan médicos y el Gobierno no hace nada, está más ocupado de indultar, de soltar presos de ETA y de seguir empoderándose para el final de la legislatura con el dinero de todos. Necesitamos nuevas facultades de Medicina porque es un problema. Médico que esté en paro, médico que esta misma tarde yo contrato en la Comunidad de Madrid. El problema es que yo no puedo estar quitándole médicos al País Vasco y Cataluña, quitándoselos a Murcia… esto es insensato, un problema nacional que el Gobierno tiene también que atender, además del problema de la demografía", concluía.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color
































Noticias Relacionadas