x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

10
May
2020
Garganta de los Montes fracciona en cuatro el pago del IBI PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Noreste
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de Garganta de los MontesLa localidad modifica su calendario fiscal

Los vecinos de Garganta de los Montes y El Cuadrón podrán pagar todos los tributos al Ayuntamiento con mayor facilidad gracias a la aprobación de un nuevo calendario fiscal para 2020 que flexibiliza los plazos para el pago de los tributos y aplaza cobros para paliar las consecuencias económicas que la crisis sanitaria y social por coronavirus está teniendo en las familias y pequeños empresarios locales. Además, se dobla el número de fraccionamientos del pago del IBI para reducir la presión fiscal.

Ahora los vecinos tendrán hasta el 31 de julio para abonar sus tasas de vados y reservas de vía pública, así como el Impuestos sobre Vehículos de Tracción Mecánica, el “numerito”, lo que significa que tendrán dos meses más para afrontar sus pagos que con el calendario inicialmente aprobado.

Pero será en los impuestos de mayor envergadura, el de Bienes Inmuebles (IBI) y el de Actividades Económicas (IAE), en los que se note especialmente esta ampliación del calendario, trasladándose el periodo de pago del 1 de septiembre al 30 de noviembre, aligerando así la presión fiscal a los vecinos dos meses más de lo habitual.

En su resolución, el alcalde, Juan Carlos Carretero, también ha anunciado que no sólo se amplían los plazos de pagos, sino que se facilitará el pago de impuestos: “Facilitando el fraccionamiento y aplazamiento, el vecino verá aligerada su carga fiscal para poder asumirla mejor”.

En este sentido, desde ahora el Ayuntamiento duplicará la posibilidad de fraccionar el pago del IBI, que pasa de dos mensualidades en los meses de agosto y noviembre, a cuatro a lo largo de los últimos meses del año. Además, en este ejercicio, todos aquellos que optaron por el fraccionamiento, pasarán automáticamente a pagar el recibo con este procedimiento.

“Se trata de una medida que beneficia a todos los vecinos, pero que está diseñada especialmente para aquellos que, dadas las consecuencias de la crisis sanitaria, económica y social, necesiten aplazar y fraccionar sus pagos por haber tenido que cerrar sus negocios o por verse envueltos en despidos o ertes”, ha comentado Carretero, para quien el peso de esta crisis “no puede recaer sobre los vecinos”.

En este sentido, el alcalde ha recordado que el Ayuntamiento demuestra de esta manera su compromiso con los vecinos con este “gran esfuerzo económico en la tesorería para dar flexibilidad al pago de los impuestos de todos los contribuyentes sin excepción”.

Como complemento a estas medidas, el Ayuntamiento va a establecer un procedimiento excepcional para fraccionar o aplicar un aplazamiento más amplio del pago a los contribuyentes que tengan una especial dificultad para atender sus obligaciones fiscales. En este caso, serán los Servicios Sociales quienes realicen un estudio de la situación de vulnerabilidad de estas familias para que se puedan beneficiar de estas ayudas al pago de impuestos.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas