x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

09
Oct
2011
Rubalcaba pierde el color PDF Imprimir E-mail
Punto D Vista - Microscopía
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

El fondo azul ha sustituido al tradicional rojo.

El tremendo castigo que se avecina desde las encuestas y de sus propios trakers han obligado a las filas “rojas” del PSOE  a tomar drásticas decisiones en su intento por salvar los muebles y separarse del agujero negro zapateril que amenaza con avocarles a todos al abismo de la oposición.

Es lo que pasa cuando se pretende presentar como un hombre nuevo a un “animal político” que lleva bajo el foco 35 años y que ha sido el gran artífice del giro a la izquierda radical del partido que tan buenos resultados les dio en tiempos de bonanza piji-progre pero que en tiempos difíciles, donde la gente quiere hechos y no demagogia las palabras simpáticas y bonachonas de Rubalcaba ,que tantas veces nos hicieron reír aparecen como muestra del sarcasmo y burla ante una situación lamentable que no han sabido gestionar.

El PSOE como iba diciendo a tenido que tomar cartas en el asunto y ante la disyuntiva de perder el nombre o el color han optado por lo segundo. Ellos son conscientes que el rojo en España se ha convertido en sinónimo de paro y miseria, es el mismo color que enarbolaban orgullosos hace tan solo unos años y del que ahora reniegan. En tiempos de crisis, han reformado completamente su sala de prensa y la han vestido de azul pepero. Curioso, solo falta que simpáticas gaviotas aniden en Ferraz.

El PSOE es consciente que la marca PSOE está acabada.  Ahora solo se preocupan por apuntalar su electorado más radical, según el informe de su propia Fundación Ideas e intentar convencer al electorado más joven con cantos de sirena que tan buenos resultados le dieron en el pasado.

El problema con el que se encuentra Rubalcaba es que los ciudadanos cuando no tienen pan votan con la cabeza y no con el corazón. Oír a Rubalcaba decir que tiene la receta contra el paro o que ahora van a pagar más impuestos los ricos, cuando ellos mismos fueron los que redujeron la carga fiscal a las grandes fortunas al mínimo solo puede sonar electoralista y desesperado.

El Plan B es cambiar de imagen, como aquellas malas empresas que acosadas por las deudas cambian el nombre, el PSOE cambia su imagen pero no a sus actores. Es un teatro, un circo porque no hay renovación aún en el Partido Socialista.

Los mismos que hundieron el barco con su inacción y reformas descafeinadas pretenden retomar el timón y guiar el barco hasta buen puerto. Y para eso si hay que teñirse de azul se tiñe.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar















ChoniEncuesta

A Todo Color








Noticias Relacionadas