x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

01
Ago
2013
Los secretos de Encélado, satélite de Saturno PDF Imprimir E-mail
Los Blogs del Telescopio - Pura Ciencia
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

El satélite podría albergar agua o incluso océanos debajo de su superficie

Encélado es un satélite interior de Saturno descubierto en 1979 por Hersel. Desde el principio, Encélado llamó mucho la atención de los científicos tanto por su apariencia, tamaño, situación, posición como por su actividad geológica.

Uno de los fenómenos y que recientemente se ha podido explicar gracias a la Sonda Cassini, ha sido el por qué de la existencia de géiseres de agua caliente sobre la superficie. Este fenómeno, impide medir con exactitud la longitud del día de Saturno y ha sido un quebradero de cabeza para los científicos por lo misterioso y la cantidad de secretos que puede albergar en su interior.

Mediante un artículo en Nature, Matt Hedman, investigador de la Universidad de Cornell (EE UU) explica la naturaleza de este fenómeno como un mecanismo regulado desde Saturno, como una boquilla ajustable.

“La boquilla está casi cerrada cuando Encélado está más cerca de Saturno y se abre más cuando se sitúa más lejos –añade–. Creemos que esto tiene que ver con la forma en que Saturno aprieta y libera a la luna con su gravedad”.

Así lo muestran las imágenes facilitadas por la sonda Cassini de la NASA, que confirman las predicciones de los modelos sobre los efectos de las fuerzas mareales sobre la actividad geológica en Encélado. En concreto, sobre las emisiones de vapor de agua y partículas de hielo que surgen de unas fisuras bautizadas como ‘rayas de tigre’.

Las fotografías revelan que los chorros o ‘plumas’ que se emiten desde el polo sur de Encélado son cuatro veces más brillantes cuando la luna está más lejos del planeta que cuando está más cerca. Es decir, las ‘fuentes’ se abren cuando actúa menos la gravedad de Saturno.

Océanos bajos la superficie helada

Los picos de actividad de las emisiones varían de forma predecible, un hallazgo que también proporciona nuevas evidencias sobre la existencia de depósitos de agua líquida, o incluso océanos, bajo la superficie helada de Encélado.

"La forma en que los jets responden a las fuerzas cambiantes que actúan sobre Encélado sugiere que tienen su origen en una gran masa de agua líquida", señala Christophe Sotin, otro de los autores y miembro del equipo Cassini en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA.

"El agua líquida es la clave para el desarrollo de la vida en la Tierra, así que estos descubrimientos 'abren el apetito' para conocer si la vida existirá en todas aquellas partes donde hay agua", plantea el investigador

Fuente: Agencia SINC

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































ChoniEncuesta

¿Quién debe abandonar la casa de Gran Hermano VIP 5? Segunda nominación
 

A Todo Color



































Noticias Relacionadas