x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

04
Abr
2020
La Comunidad toma el control de residencias de Algete y Rivas PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Rivas Vaciamadrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMAmplían la intervención a cinco residencias en estado crítico

Justo una semana después de tomar el control de ocho residencias de mayores, entre ellas una de Alcalá y otra de Ciempozuelos, la Comunidad decidía hacer lo propio con otras cinco, y, de nuevo, dos de ellas en la Zona Este.

Así, efectivos de la AMAS tomarán el control de las residencias Orpea Santo Domingo de Algete y Geriatel Rivas, dos residencias cuya situación ya había levantado las alarmas.

En el caso de Rivas, la residencia Geriatel, que recibió donaciones de la Asamblea de Madrid, también ha desvelado varios positivos entre sus mayores. Tanto es así que el propio consistorio ripense activaba un plan especial para intentar reducir las consecuencias del brote. Junto a las residencias de Algete y Rivas, la Comunidad también tomará el control de otras tres en la capital: Santa Teresa de Jornet, La Purísima Concepción, y la Residencia de Usera (Madrid).

Y las razones para ampliar el control sobre las residencias se desvelaban a las pocas horas: según Servicios Sociales, más de 3.300 mayores usuarios de residencias han muerto en el último mes en la Comunidad de Madrid. De ellos, 2.200 han sido descubiertos en la última semana, justo después de que la AMAS se hiciese cargo de la gestión de ocho residencias.

En concreto, 627 de los 3.383 ancianos fallecidos lo hicieron en hospitales, y el resto, en residencias. Estos casi 3.400 ancianos suponen el 6.5% del total de usuarios de las 465 residencias repartidas por toda la Comunidad.

Así, el Gobierno regional, que preside Isabel Díaz Ayuso, da respuesta a las necesidades de comunicación de los residentes con sus familiares durante la emergencia sanitaria declarada por el coronavirus (COVID-19). La adquisición de los dispositivos ha sido posible gracias a la colaboración de Fundación Orange y Orange España, entidades con las que se ha firmado un convenio de colaboración y que donan de manera gratuita estos equipos.

Las tablets tienen conexión WIFI e irán acompañadas de routers 4G con un límite de 60 Gb cada una y con validez hasta la finalización del estado de alarma. Se trata de un plazo que podrá ser ampliado si así se requiere. Asimismo, para facilitar su uso, los dispositivos contarán con unas instrucciones básicas de encendido del programa de videoconferencia. Tendrán un soporte telefónico orientativo de uso en caso de que requieran información adicional.

Desde la restricción de las visitas de familiares en residencias, la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad, dirigida por Alberto Reyero, ha instado a las direcciones de todos los centros de la Comunidad de Madrid a reforzar los procedimientos de información sobre el estado de salud de los mayores y de las personas con discapacidad, para que llegue a sus seres queridos de forma precisa y oportuna en estos momentos de crisis.

Las personas mayores y con pluripatologías son las mas vulnerables al coronavirus, por lo que el Gobierno regional entiende que es fundamental impulsar la comunicación con sus familiares, actualmente en situación de confinamiento debido al estado de alarma decretado a nivel nacional.

CCOO de Madrid ha pedido a la Fiscalía que intensifique sus investigaciones ante la dura realidad que se vive en torno a las residencias de mayores. Una investigación que debe ir acompañada de actuaciones inmediatas y contundentes que pongan fin a esta terrible situación. Además, desde recuerdan que hace ya semanas se exigió la intervención del Estado en las residencias de mayores de la Comunidad de Madrid ante lo que el sindicato califica como una “catástrofe con consecuencias inhumanas”.

En esta línea, CCOO reconoce que el Gobierno de España ha dictado órdenes ministeriales que materializan esa intervención y que han obligado a la Comunidad de Madrid a concretar acciones de tutela sobre estos centros, en su mayoría de carácter privado.

Sin embargo, para CCOO la situación es extrema. Los datos aportados sobre fallecimientos y el impacto del virus tanto en residentes como en trabajadoras, ponen de relieve que las medidas legales y sanitarias siguen sin concretarse, o llegan tarde o a cuenta gotas. Las medidas de protección siguen sin llegar o son escasas y precarias, y tampoco las pruebas de detección del virus, que son fundamentales para la toma de decisiones sobre la organización de las plantillas y clasificación de residentes.

Los recursos humanos están gravemente mermados, por debajo del 50% de las plantillas habituales que ya son insuficientes de partida, lo que imposibilita cubrir las necesidades más básicas de los residentes, tanto de los sanos como de los infectados. En este sentido CCOO denuncia que las dificultades de contratación y refuerzo de las plantillas con las que se encuentra la Administración y las empresas están directamente vinculadas con las precarias condiciones de trabajo, especialmente en las residencias privadas. Para el sindicato, los procesos de contratación extraordinaria que se están llevando a cabo deben ir acompañados urgentemente de una mejora sustancial de estas condiciones que dignifiquen el empleo del sector.

Ante este escenario, CCOO está estudiando todas las vías legales, tanto civiles como penales, así como su propia personación en procesos judiciales ante este escenario insostenible.

Desde la sección sindical del SLTM, (sindicato libre de trabajadores de Madrid), junto a los trabajadores del centro de día José Luis Sampedro, perteneciente al grupo Domus Vi, queremos denunciar las condiciones laborales a los que nos vemos sometidos en los centros de día y residencias de mayores en la comunidad de Madrid, ante la falta de personal y de EPI, (equipos de protección individual), no solo en el centro al que pertenecemos y mencionado anteriormente, el cual, se consiguió cerrar ante la falta de medios y riesgo de exposición al contagio, realizando funciones de teletrabajo, ante esta crisis sanitaria que nos rodea como es la del COVID-19, si no, también, en la residencia de mayores perteneciente al mismo grupo, situada en el paseo Juncarejo num. 2, en la localidad de Valdemoro, a la que hemos sido trasladados desde el pasado 19 de marzo del 2020.

Como profesionales del sector, y dada la necesidad imperiosa de atender esta situación que nos rodea, y dar el mejor servicio posible a la ciudadanía, rogamos se tomen en cuenta nuestras peticiones, las que llevamos reiterando desde el comienzo de la pandemia del COVID-19, las cuales son las medidas de seguridad necesarias dentro de los distintos centros de trabajo y estos equipos de protección personalizados, al igual que la implementación del personal necesario para realizar nuestra actividad diaria, pudiendo dar así las mejores atenciones para la población más vulnerable, nuestros mayores y discapacitados.

Sufrimos la carencia de batas, guantes, mascarillas quirúrgicas, (son de papel, o la retención de las mismas por parte de la dirección, en una sala del centro, las cuales fueron donadas con anterioridad) por no decir que tenemos que reutilizar este material por varios días, entre otras situaciones que ya se conocen dado que es un problema generalizado y conocido por todos.

Fallecidos en las habitaciones, cerradas con llave, sin recoger por la funeraria, ocultando la verdadera realidad que nos acontece, familias con falta de información y enfado reiterado por las mismas, entre otros. Recordar, que nuestros mayores levantaron durante años este país, luchando por los derechos y condiciones laborales y sociales de las que hoy podemos decir, que, gracias a su esfuerzo, “lo conseguimos”, ni el personal que nos dedicamos a la sanidad, ni nuestros abuelos, familias, y la sociedad de nuestro país, se merecen este desprecio por parte de las administraciones, queremos poder cuidar de ellos, en la mejores condiciones posibles, como profesionales, pedimos, que nos proporcionen los medios necesarios para ello.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas