x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

08
May
2022
Torrejón estrena ciclo de cine europeo por el Día de Europa PDF Imprimir E-mail
TorreNews - Sociedad Torrejón
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de TorrejónLa Casa de la Cultura acoge la proyección de tres películas premiadas en el último año

Parece que en este 2022 Torrejón ha tirado la casa por la ventana para celebrar el Día de Europa pues, un día después de que Parque Europa viviese una segunda inauguración en vísperas del Día de la Unión Europea, hoy será la Casa de la Cultura la que comience sus actos especiales, y lo va a hacer con un evento que va a dar que hablar, pues Torrejón proyectara tres películas de cine europeo premiadas en el último año, y lo hará además en versión original subtitulada.

Así Torrejón es uno de los catorce lugares en los que se proyectarán las tres películas candidatas al premio LUX creado por el Parlamento Europeo para premiar la película que mejor resuma los valores europeos durante el año

De tal forma, durante esta semana y de forma simultánea catorce salas repartidas por el continente van a proyectar tres películas que han sido premiadas a lo largo de este año para que, de entre ellas y por votación del público, se decida cuál merece ganar el LUX.

El LUX — Premio del Público al Cine Europeo (abreviado, Premio del Público LUX) se creó en 2020 y es otorgado por el Parlamento Europeo y la European Film Academy, en asociación con la Comisión Europea y la red Europa Cinemas.

Este premio es el sucesor del Premio LUX — la distinción cinematográfica creada por el Parlamento Europeo en 2007 como un símbolo de su compromiso con la cultura— y del People’s Choice Award de la European Film Academy.

Este galardón continúa tendiendo puentes culturales en toda Europa, en consonancia con los objetivos originales del Premio LUX, al divulgar películas que apuntan directamente al centro de la opinión pública europea.

El premio pretende fortalecer los vínculos entre la política y los ciudadanos, invitando al público europeo a convertirse en protagonista activo votando por sus películas favoritas.

El 12 de diciembre de 2021 comenzó la fase «Vea y vote» de la edición 2022 del Premio del Público LUX, con una invitación al público de toda Europa a votar por una de las tres películas que han sido nominadas. El Jurado de Selección del Premio LUX reveló durante la 34ª edición de los European Film Awards los nombres de los tres impactantes dramas que han sido nominados en esta segunda edición del premio: Quo Vadis, Aida?, dirigido por Jasmila Žbanić (Bosnia y Herzegovina, Austria, Rumanía, Francia, Países Bajos, Alemania, Polonia, Noruega, Turquía), Gran libertad, dirigido por Sebastian Meise (Austria, Alemania) y Flee, de Jonas Poher Rasmussen (Dinamarca, Francia, Noruega y Suecia), película que abre hoy el ciclo en Torrejon.

Flee es un documental animado de Rasmussen, que relata la conmovedora historia de un refugiado que huye de su país en busca de un futuro mejor en Europa, se ha convertido en una de las sensaciones cinematográficas del año.

La película no deja de cosechar aplausos desde que fuera seleccionada en 2020 para su première mundial en el Festival de Cine de Cannes. Tras anularse la edición de 2020 del festival galo, la película se estrenó finalmente en el Festival de Cine de Sundance, donde recibió el Gran Premio del Jurado. Desde entonces, Flee ha cautivado por igual al público, a los jurados de los festivales y a los profesionales del sector, y se ha alzado con numerosos galardones en festivales de cine internacionales (entre ellos el de Mejor Documental Nórdico en Gotemburgo, el Primer Premio en el festival Millennium Docs Against Gravity, el de Mejor Largometraje en Annecy y el Premio del Público en Visions du Réel), además de tres European Film Awards (Mejor Documental Europeo, Mejor Película de Animación y Premio de los Universitarios). Además de haber sido nominada a los Globos de Oro y a los Spirit Awards, la película danesa ha sido nominada a los Óscar en su 94.ª edición en tres categorías: mejor documental, mejor película internacional y mejor película de animación.

Flee se detiene sobre la vida de Amín Nawabi (seudónimo del protagonista de la película, que es también un buen amigo y antiguo compañero de clase del director), que relata su odisea como refugiado desde Afganistán siendo casi un niño. Veinte años después, Amín es un reconocido profesor de universidad en Dinamarca, donde ha conseguido rehacer su vida y vivir libremente su homosexualidad. Sin embargo, los fantasmas del pasado le persiguen, unos secretos que nunca antes ha compartido con nadie por miedo a perder todo lo que ha conseguido. «Mi intención no era la de contar una historia sobre refugiados; quería contar una historia sobre mi amigo», afirma Rasmussen, con el que Amín se sincera por primera vez en la película en una serie de entrevistas muy emotivas.

Una de las características principales de la película es su magnífico uso de la animación (entreverada de imágenes de archivo), que ayuda a contar con mayor eficacia la dolorosa historia de Amín. «La animación te permite ser mucho más expresivo de lo que podrías ser solo con la cámara», nos explica el cineasta, que ofrece una cautivadora historia sobre la confrontación con el propio pasado y la búsqueda de un lugar en el mundo, que acaba siendo una experiencia catártica para su protagonista.

El segundo largometraje de Sebastian Meise, Gran libertad, es uno de los tres títulos que compiten por el Premio del Público LUX 2022,  y podrá verse en Torrejón en la tarde de este lunes, Día de Europa.

Tras el revuelo de su debut en 2011 con la inquietante Stillleben, Meise presenta otra historia potente: la de un hombre torturado que, en la Alemania de posguerra, se pasa la mayor parte de su vida entre rejas por su homosexualidad. La película se estrenó en Cannes en 2021 dentro de la sección Una cierta mirada (donde obtuvo el Premio del Jurado). Desde entonces no ha dejado de cosechar galardones, que incluyen los principales premios de los festivales de Sarajevo y de Sevilla, el premio CICAE al cine de autor y los premios a la mejor dirección de fotografía europea y a la mejor banda sonora original en los European Film Awards de 2021. Además, Gran libertad fue preseleccionada para la categoría de mejor película internacional en la 94.ª edición de los Óscar.

En palabras de su director, esta es «la historia de un destino trágico en una época en la que el amor se consideraba delito». El cineasta austriaco coescribió el guion con Thomas Reider basándose en informes sobre hombres homosexuales que, tras su liberación de los campos de concentración nazis, ingresaron directamente en prisión para purgar el resto de su condena. El actor alemán Franz Rogowski (que ya había destacado en películas como Victoria, En tránsito y Happy end) ofrece una magnífica interpretación de Hans, el protagonista, un hombre encarcelado en múltiples ocasiones en aplicación del artículo 175, tristemente célebre en Alemania por tipificar como delito las prácticas homosexuales. La historia se desarrolla durante tres períodos diferentes en la misma prisión (1945, 1957 y 1968, un año antes de la derogación parcial de la ley), saltando entre ellos con maestría en un palpitante viaje de exploración de la vida íntima del protagonista y de la sociedad alemana de la época.

El director también se refiere a su película como el reflejo de la «relación especial entre dos hombres encarcelados», en alusión a los tormentosos lazos que unen a Hans y su compañero de celda Viktor (que interpreta brillantemente el actor austríaco Georg Freidrich), un reo condenado por asesinato que se convierte en la única relación recurrente en la vida de Hans cada vez que este recala en prisión. Con los años, se desarrolla un vínculo afectivo pero inestable entre ambos, que hace aflorar miedos ocultos, dejando al descubierto el dolor de una vida dominada por la represión y un profundo deseo de liberación.

El último largometraje de Jasmila Žbanić, Quo Vadis, Aida? (Bosnia y Herzegovina, Austria, Rumanía, Francia, Países Bajos, Alemania, Polonia, Noruega y Turquía) fue seleccionado por un jurado integrado por profesionales del cine europeo para competir por el premio paneuropeo del público, y será el encargado de cerrar el ciclo de proyecciones en la tarde del próximo jueves.

La angustiosa historia de Žbanić, que sigue los pasos de una intérprete para las Naciones Unidas en su intento por salvar a su familia de la masacre de Srebrenica durante la guerra de Bosnia, fue además la gran triunfadora de la noche (puede leerlo en la sección Noticias), pues se llevó a casa tres estatuillas: a la mejor película europea, a la mejor dirección europea y a la mejor actriz europea para Jasna Đuričić, por su brillante interpretación de la protagonista. Desde su estreno mundial en la competición del 77.º Festival de Cine de Venecia de 2020, la película ha cosechado múltiples galardones en distintos festivales internacionales, entre los que se cuentan Les Arcs, Arrás, Gotemburgo o el Festival Internacional de Cine de Róterdam. Además, fue seleccionada el año pasado para representar a Bosnia y Herzegovina en los Óscar, en la categoría de mejor película internacional.

La directora bosnia es bien conocida por su impactante exploración de los traumas de la guerra en los países de la antigua Yugoslavia (empezando por su debut, Grbavica, que ganó el Globo de Oro en la Berlinale en 2006). El relato que hace Žbanić del genocidio de Srebrenica nos fuerza a echar la vista atrás y recordar uno de los capítulos más oscuros de la historia europea reciente. Desde las primeras secuencias nos vemos inmersos en una frenética carrera contrarreloj por el campamento de las Naciones Unidas durante los días en que el ejército serbio tomó la ciudad en 1995. El calculado tempo de la película y la expresividad de la narración consiguen atrapar al espectador, incluso si conoce perfectamente el trágico desenlace de la historia. En palabras de Žbanić, «como seres humanos, siempre tenemos esperanza, hasta en las situaciones más terribles. [...] Aunque las personas saben cómo va a terminar la historia, tienen esperanza».

La historia entera se cuenta desde la perspectiva de Aida, decidida e infatigable profesora de instituto reconvertida en intérprete para las Naciones Unidas durante el conflicto. Aida acompaña a quienes tienen el poder durante las llamadas y reuniones que decidirán el destino de miles de personas, entre ellas su marido y sus dos hijos. Según Žbanić, es «una película sobre una mujer apasionada que intenta por todos los medios salvar a su familia en las circunstancias más difíciles». Al recibir el European Film Academy Award, la directora declaró que la película estaba dedicada a todas las mujeres y madres de Srebrenica, «que encontraron la manera de construir la paz en un país en ruinas». Žbanić también espera servir de inspiración a otras cineastas para que cuenten sus propias historias.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Telescopio TV

A Todo Color



































Noticias Relacionadas