x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

24
Nov
2012
La M-103 de Cobeña perderá un punto negro PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Noticias Zona Este
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMComienzan las obras de remodelación de la carretera

La Comunidad de Madrid ha iniciado las obras para eliminar un Tramo de Concentración de Accidentes (TCA) o “punto negro” en la carretera M-103, en el término municipal de Cobeña. El objetivo de esta actuación es garantizar la seguridad vial en un punto especialmente conflictivo de esta vía por la que circulan anualmente casi 4 millones de vehículos y que se ha convertido en una zona de elevada accidentalidad por su escasa visibilidad y la peligrosidad que encierra la realización de determinados giros.

El viceconsejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda, Borja Carabante, acompañado por el alcalde de la localidad, Jorge Amatos, visitó el tramo de un kilómetro en el que el Gobierno regional va a iniciar la remodelación de la carretera y explicó que la Comunidad de Madrid trabaja con rigor y sin descanso “para lograr que las carreteras madrileñas sean cada vez más seguras y que el porcentaje de accidentalidad y de víctimas mortales en las vías madrileñas sea cada vez menor”.

La obra, que cuenta con una inversión de casi 1 millón de euros, se encuentra ubicada en un tramo interurbano de la carretera M-103, entre las carreteras M-100 y M-106, y donde confluye también la carretera M-118, en el término municipal de Cobeña. Entre los kilómetros 5 y 6 de la M-103 es donde se sitúa el tramo objeto de la actuación donde se va a construir una vía de servicio de 400 metros de longitud que ordene y regule los accesos a la carretera; se amplían los carriles y se mejoran la señalización y el firme; y en definitiva, se modifica el trazado actual para remodelar la carretera en este punto y hacerla más segura en un plazo de ejecución de aproximadamente ocho meses.

La identificación de los Tramos de Concentración de Accidentes (TCA) o puntos negros se determina en función de los datos de accidentalidad en los últimos cinco años y el volumen de tráfico que circula por dicho tramo dependiendo del tipo de vía de que se trate. Por tanto, se entiende por punto negro aquel tramo de un kilómetro de longitud en el que el índice de peligrosidad y la frecuencia de los accidentes son significativamente mayores que la media del tipo de carreteras al que pertenece.

La red de carreteras de la Comunidad de Madrid cuenta con 2.600 kilómetros que son titularidad del Gobierno regional. Para la gestión de estas vías, así como para su conservación y mantenimiento, la Consejería de Transportes, Infraestructuras y Vivienda ha desarrollado en los últimos años un ambicioso conjunto de actuaciones, que abarca desde grandes proyectos de construcción y desdoblamiento de vías hasta iniciativas más pequeñas pero muy eficaces, muchas de ellas enmarcadas en los trabajos de conservación de carreteras.

“Gracias a esta planificación, se han reducido los accidentes mortales en las vías regionales en un 67%, dato que nos anima a seguir trabajando para incrementar y mejorar los estándares de seguridad vial en nuestra región”, aseguró el viceconsejero.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas