x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

19
Dic
2018
Madrid no acepta que la Mancomunidad del Este tire las basuras en Valdemingómez PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Noticias Zona Este
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de MadridLos vecinos de Vallecas y Parque Henares de San Fernando apoyan al gobierno de Carmena

La delegada del Área de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés; el concejal de los distritos de Puente de Vallecas y Villa de Vallecas, Paco Pérez; el concejal de los distritos de Villaverde y Fuencarral-El Pardo, Guillermo Zapata; el director del Parque Tecnológico de Valdemingómez, Miguel Ángel Baquedano, y el presidente de la FRAVM, Quique Villalobos, han comparecido este miércoles, 19 de diciembre, en rueda de prensa en la junta de distrito de Puente de Vallecas para explicar los motivos del rechazo del Ayuntamiento de Madrid a la petición de la Comunidad de Madrid de albergar los residuos procedentes de los municipios de la Mancomunidad del Este.

Actualmente estos residuos se depositan en el vertedero de Alcalá de Henares, cuya capacidad está cerca de agotarse, sin que en los últimos 8 años se haya ejecutado ninguna actuación para disponer de otro espacio capaz de asumirlos. Ante esta situación el Ayuntamiento de Madrid ha rechazado su petición de albergar los residuos en el Parque Tecnológico de Valdemingómez, ya que choca con su actual Estrategia de Prevención y Gestión de Residuos, aprobada inicialmente, para cumplir con los objetivos de la Unión Europea y con el compromiso del Ayuntamiento de Madrid con los vecinos y vecinas de los distritos afectados para la reducción de los olores y otras molestias.

Entre otros motivos, el vertido de una mayor cantidad de residuos de los que se desconoce la composición y tipología supondría una merma de la capacidad de gestión del complejo de Valdemingómez; un incremento de vertido en más de un 20 % reduciría la vida útil del vertedero en más de un año. Por otro lado, la entrada de materiales no bioestabilizados ocasionaría problemas de olor en el entorno y, además, de acuerdo con los cálculos realizados, los posibles ingresos estarían por debajo del coste de gestión, por lo que ocasionaría un grave perjuicio económico al Ayuntamiento de Madrid.

Con el objetivo de mejorar la calidad de vida y solucionar las molestias a los vecinos de los distritos afectados, el Ayuntamiento de Madrid ha llevado a cabo a lo largo de la legislatura una serie de actuaciones para la desodorización en el Parque Tecnológico de Valdemingómez, como la recogida selectiva de bioresiduos, la reducción del vertido de materia orgánica en el vertedero y la valorización del total de biogás generado, entre otras.

Además, el Ayuntamiento de Madrid tiene previstas una serie de inversiones con el objetivo de continuar minimizando el impacto de los olores de estas instalaciones. Hasta el año 2020, invertirá 12,56 millones de euros en un proyecto para la desodorización de las plantas de tratamiento de residuos sólidos y otros 8,3 millones dedicados a la desodorización de las plantas de biogás y biometanización.

En total, se trata de una inversión de casi 21 millones de euros cuyo objetivo es solucionar la emisión de olores a través de la instalación en las plantas de La Paloma y Las Dehesas de nuevos sistemas para la ventilación, depuración de gases, filtrado de partículas y mejora del caudal de extracción de aire, de nuevos biofiltros y la mejora de los que ya existen, así como el sellado de naves de tratamiento mediante puertas de cierre automático con detector de presencia. El plazo de ejecución de estos proyectos será de seis meses a partir de su adjudicación, prevista en 2019.

La AV Parque Henares de San Fernando de Henares ha emitido un comunicado en el que se solidariza con el vecindario de Vallecas en su batalla contra la propuesta de la Comunidad de Madrid de trasladar la basura de la Mancomunidad del Este a Valdemingómez. La entidad hace suyos los argumentos de la AV PAU del Ensanche de Vallecas (el barrio más afectado por las emisiones del Parque Tecnológico), que la semana pasada dejó clara la oposición de su vecindario a la medida anunciada por el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Carlos Izquierdo.

Izquierdo, con el beneplácito del alcalde de Alcalá de Henares y presidente de la mancomunidad, Javier Rodríguez Palacios, ha encontrado la solución más simple al problema de la saturación del vertedero de esta localidad: llevar su basura a la macroplanta que gestiona el Ayuntamiento de Madrid.

La AV Parque Henares, que pertenece a uno de los municipios de la Mancomunidad del Este y que por tanto está directamente afectado por la situación del vertedero de Alcalá, asegura que el presidente de la mancomunidad y la Consejería de Medio Ambiente “llevan cuatro años mareando la perdiz, sin tomar decisiones para solucionar la colmatación del actual vertedero”, y que es precisamente esta inacción la que “nos ha llevado a una situación límite”.

A pesar de que entiende la gravedad del problema (hablamos de “230.000 toneladas anuales de residuos”), la asociación vecinal de San Fernando comparte con las y los vallecanos que “Valdemingómez no es la solución”. “Después de todo el trabajo realizado para elaborar un plan de eliminación progresiva de la incineración, que concluirá con el cierre definitivo de la incineradora en 2025, con estos nuevos vertidos se puede arruinar la posibilidad misma del plan”, asegura el colectivo vecinal, que coincide con la asociación del Ensanche vallecano en que la solución se debe enmarcar siempre en la estrategia de “Residuos Cero”.

“Todos debemos exigir a los que nos gobiernan que tienen que poner en marcha YA una estrategia dirigida a la reducción de residuos, la recogida selectiva, la separación de materia orgánica, etc. , una estrategia que incluya todas las medidas que son necesarias y que, además, marca y exige la Unión Europea”, subraya la entidad de San Fernando de Henares.

Desde que conocieron las pretensiones del consejero, los vecinos y vecinas del Ensanche de Vallecas, que llevan más de diez años padeciendo las emisiones contaminantes de la incineradora de Valdemingómez y los malos olores de otras plantas de tratamiento de residuos del parque tecnológico, están en pie de guerra. Lo están, como siempre, con su asociación vecinal a la cabeza, que, como sostiene desde hace meses, no va a permitir que se traigan más residuos al “sobreexplotado complejo de Valdemingómez”. Por ello, ha realizado un llamamiento al vecindario “a estar más unido que nunca en contra de esta aberrante posibilidad y a estar dispuesto a las movilizaciones que sean precisas, para impedir que nuestro barrio sea considerado el sumidero de los problemas de residuos de cualquier otro territorio”.

En el comunicado que hizo público la semana pasada y que puedes leer aquí, el colectivo barrial pide “al Ayuntamiento de Madrid que se oponga frontalmente a recibir más residuos, así como a trabajar con sus vecinas y vecinos para impedir que la Comunidad de Madrid nos use como rehenes para tapar sus errores medioambientales”. A su vez, exige al Gobierno regional “que busque soluciones a los problemas de residuos de la Mancomunidad Este dentro del territorio de dicha mancomunidad, atendiendo a las necesidades de sus vecindarios, desde un enfoque respetuoso con el medio ambiente de residuos cero, que no es sino lo que debió hacer desde el minuto uno de esta legislatura”.

Ante la propuesta del consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid, Carlos Izquierdo, de trasladar a Valdemingómez las 230.000 toneladas anuales de residuos de la Mancomunidad Este como consecuencia de la saturación del vertedero de Alcalá de Henares, la Asociación Vecinal PAU Ensanche de Vallecas ha emitido hoy un comunicado en el que deja muy claro que no va a permitir que les “traigan más basura” y que hará “lo que sea necesario para impedirlo”.

En el texto, que reproducimos íntegramente a continuación, la entidad saca los colores a los principales defensores de la propuesta, el consejero de Medio Ambiente y el alcalde de Alcalá de Henares y presidente de la Mancomunidad Este, Javier Rodríguez Palacios, que ahora tratan de obligar al Ayuntamiento de Madrid a asumir sus residuos cuando en los últimos tres años y medio “no parece que hayan dedicado mucho tiempo a encontrar una solución a la prevista colmatación del vertedero de Alcalá de Henares”. Han dejado pasar el tiempo sin hacer nada, a pesar del más que anunciado colapso de la instalación.

“Si algo tenemos claro en el Ensanche de Vallecas es que Valdemingómez no está preparado para recibir más residuos que los que actualmente llegan a diario. De hacerlo sería imposible aplicar todos los planes que se han ido implementando en los últimos años para conseguir solucionar nuestros dos principales problemas: las emisiones de la incineradora y la contaminación odorífera del resto de plantas del complejo”, subraya el colectivo del barrio más afectado por el parque tecnológico. Por ello, ha realizado un llamamiento al vecindario a “estar más unido que nunca en contra de esta aberrante posibilidad y a estar dispuesto a las movilizaciones que sean precisas, para impedir que nuestro barrio sea considerado el sumidero de los problemas de residuos de cualquier otro territorio”.

COMUNICADO SOBRE LA POSIBILIDAD DE QUE LOS RESIDUOS DE LA MANCOMUNIDAD ESTE SE ENVÍEN A VALDEMINGÓMEZ

Cuando en verano tuvimos conocimiento por la prensa de las intenciones de la Mancomunidad Este de traer sus residuos a Valdemingómez, ya les dijimos en redes sociales y en el pregón de la Fiestas patronales de la Virgen de la Torre que no lo íbamos a permitir.

La pasada semana se ha reactivado esta posibilidad con diversas declaraciones de Javier Rodríguez Palacios, alcalde de Alcalá de Henares y presidente de la Mancomunidad Este, pero lo que es más grave es que el actual consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio Carlos Izquierdo, también se ha dirigido a los medios para comunicar que apela a la solidaridad del ayuntamiento madrileño, a la vez que le avisa de que si no se cede ante este supuesto intervendrá, desde sus competencias, obligando al Ayuntamiento de Madrid a recibir las 230.000 toneladas anuales de residuos que la Mancomunidad Este genera.

Desconocemos los quehaceres que habrán tenido ocupados a los responsables públicos de la mancomunidad y la consejería en los últimos tres años y medio, pero no parece que hayan dedicado mucho tiempo a encontrar una solución a la prevista colmatación del vertedero de Alcalá de Henares.

Javier Rodríguez Palacios podría haber habilitado algún sistema de reducción de residuos en los municipios de su mancomunidad, haber implantado la recogida selectiva de materia orgánica, haber acordado un sistema de reparto territorial del tratamiento sostenible de los residuos generados, podría haber hecho muchas cosas antes que limitarse a ver colmatarse día a día el vertedero de su localidad. Sin embargo no hizo nada en todo este tiempo por encontrar una solución razonable, sostenible y práctica. Él prefirió llevar este problema hasta el límite para forzar una solución fuera de las fronteras de su municipio.

Por su parte, el reprobado como consejero Carlos Izquierdo Torres, junto con sus dos antecesores en el cargo en esta legislatura, Jaime González Taboada y Pedro Rollán Ojeda, han dejado que la situación avanzase diariamente hacia un callejón sin salida. En todo este tiempo no dieron señales de tener ninguna tentación de actuar por decreto desde sus competencias para obligar a los municipios de la Mancomunidad Este a solucionar el problema, antes de que se pudiera producir una situación de emergencia, como la que dice ahora el tercer consejero del mandato regional que podría producirse dentro de cuatro meses. Lo que queda claro con tanto cambio de consejero es que ni Cristina Cifuentes ni ahora Ángel Garrido, han sido capaces de poner al frente de esa fatídica consejería a una persona capaz de encontrar un verdadera solución a este problema.

Mientras, el Ayuntamiento de Madrid, ese al que ahora se le pide solidaridad, sí ha hecho sus deberes, diseñando una estrategia de residuos que contempla la reducción, la recogida selectiva de múltiples residuos entre ellos la fracción orgánica, la eliminación progresiva de la incineración hasta el cierre de la incineradora y una gestión responsable de la vida útil del vertedero de Valdemingómez, para que todo lo que se deposite allí esté pretratado y se ajuste a los límites que marca la Unión Europea. Es decir, quienes no han hecho nada por encontrar una solución sostenible a los residuos del Este de la región, pretenden imponer a quien sí ha asumido sus responsabilidades que les saque del atolladero en el que ellos solos se han metido. Al final somos las vecinas y vecinos de Vallecas las damnificadas de la incompetencia de la Mancomunidad Este y del gobierno de la Comunidad de Madrid.

Porque si algo tenemos claro en el Ensanche de Vallecas es que Valdemingómez no está preparado para recibir más residuos que los que actualmente llegan a diario. De hacerlo sería imposible aplicar todos los planes que se han ido implementando en los últimos años para conseguir solucionar nuestros dos principales problemas: Las emisiones de la incineradora y la contaminación odorífera del resto de plantas del complejo.

La Asociación Vecinal PAU Ensanche de Vallecas, como viene diciendo desde hace meses, no va a permitir que se traigan más residuos al sobreexplotado complejo de Valdemingómez, por lo que llama a su vecindario a estar más unido que nunca en contra de esta aberrante posibilidad y a estar dispuesto a las movilizaciones que sean precisas, para impedir que nuestro barrio sea considerado el sumidero de los problemas de residuos de cualquier otro territorio.

Igualmente pedimos al Ayuntamiento de Madrid que se oponga frontalmente a recibir más residuos, así como a trabajar con sus vecinas y vecinos para impedir que la Comunidad de Madrid nos use como rehenes para tapar sus errores medioambientales.

Y finalmente exigimos a la Comunidad de Madrid que busque soluciones a los problemas de residuos de la Mancomunidad Este dentro del territorio de dicha mancomunidad, atendiendo a las necesidades de sus vecindarios, desde un enfoque respetuoso con el medio ambiente de residuos zero, que no es sino lo que debió hacer desde el minuto uno de esta legislatura.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas