x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

11
Ene
2017
Masterchef Junior 4: Expulsión Jefferson y José Enrique; Paloma sufre una insolación; y los niños no saben quién es Madonna PDF Imprimir E-mail
Los Blogs del Telescopio - El Choniblog
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por RTVEEl programa rompe la carpeta en una noche televisivamente imposible

Aunque las navidades ya han terminado, los minicocineros de Masterchef Junior siguen dentro de las cocinas, y es que la cadena decidía dejar los dos últimos capítulos para la guerra abierta por la audiencia, una guerra que anoche vivía su primera batalla y en la que, en unas horas lo sabremos, todo apunta a que alguien ha salido muy damnificado.

Y es que, tras el más que discreto estreno de GH VIP (la gala inicial menos vista de toda la historia del formato, y la segunda gala menos vista de los últimos años, sólo superada por la expulsión de Alain), la cadena decidía comenzar a llenar su parrilla con los famosos, y lo hacía sacándose de la manga una gala especial con un único aliciente: la entrada de Terelu Campos a la casa de Guadalix.

Como había que rellenar tres horas de gala la productora tiró de inventiva dedicando dos horas y media a que los concursantes decorasen cupcakes (como recordaréis, la misma prueba que hicieron los Junior la semana pasada), y condenando de forma definitiva una edición con muy buenos mimbres, pero pésima ejecución. Ahora veremos que ocurre el jueves, y cnanta paciencia está dispuesta a tener la cadena (ya os adelanto que muy poca) antes de adelantar la final de la, ahora sí, última edición del formato que cambió la historia de la televisión.

Pero el VIP y los cocineros junior no estuvieron solos en el supermartes televisivo: Pulsaciones, en Antena 3; y Tu sí que sí en La Sexta completaban una noche imposible en la que sólo puede quedar uno.

Y en medio de la batalla, la pública optó por la semifinal de su reality por excelencia. Los niños, los seis que quedaban, entraban en las cocinas para saber que cuatro se convertían en los finalistas de Masterchef Junior 4, y no fueron otros que Natalia, Paloma, Paula y Alex, quedándose por el camino Jefferson y José Enrique, y cerrando así la trama del benjamín de la edición y de la carpeta.

Y es que este último capítulo antes de la final estuvo dedicado al pequeño Jefferson, convertido en protagonista de todas las pruebas, aunque no por su nivel de cocina. Así, los cocineros comenzaron la noche (después de escuchar en directo a Morat, y demostrar que no saben quién es Madonna) cocinando con sus abuelos. Y es que, después del Pictionary culinario, esta edición sigue estrenando nuevas pruebas, y esta tiene pinta de haber llegado para quedarse: los aspirantes debieron cocinar el mismo plato que sus abuelos, aunque en cocinas separadas y sin verse, ganando los platos que más se pareciesen entre sí.

Al final fue la dificultad la que decidió la victoria, llevándose los seis puntos una Paloma que cocinó Torrijas fuera de Semana Santa; mientras que Paula se llevaba los cinco puntos con unos canelones. Sin embargo, el protagonista de la prueba fue un Jefferson al que se le atragantaron los fish & chips hasta el punto de tirar toda la salsa tártara que debía usar. Jefferson, desolado, se deshacía en lágrimas intentando arreglar un plato que le marcaría en todo este capítulo.

La prueba de exteriores llevó a los cocineros hasta la mismísima Córdoba, donde debieron preparar un menú para cantantes y humoristas bajo un Sol de justicia, y precisamente el Sol fue el gran protagonista de la prueba, ya que Paloma sufría una insolación que la obligaba a abandonar la prueba (por cierto, poniendo en dificultades su continuidad en el juego durante la última prueba).

Antes de eso, Paula y Paloma debieron escoger equipos, justo antes de descubrir que no iban a ser ellos sus compañeros de prueba. Sin embargo, y a pesar de los cambios, la cosa terminaba con los menús saliendo bien y cuatro concursantes luchando por no ser expulsados en la prueba final.

Salvadas Natalia y Paula (Paloma recibió menos puntos por no terminar la prueba), el resto se enfrentó a la última prueba, en la que debían cocinar en wok. Y la cosa volvió a tener como protagonista a Jefferson, que dejó crudo su plato (aunque el sí se lo comió), y se llevó la puntuación más baja, siendo el expulsado junto a José Enrique. Los cuatro que quedan se verán las caras el próximo martes en otra noche de infarto y en la que, todo apunta, habrá ya más de una baja. Pero eso será la semana que viene...

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar















ChoniEncuesta

¿Quién debe abandonar la casa de Gran Hermano VIP 5? Segunda nominación
 

A Todo Color








Noticias Relacionadas