x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

28
Ene
2022
Los ocupados superan los veinte millones por primera vez desde 2008 PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - España
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMLa EPA sitúa la tasa de paro en un 13%

El número de ocupados se situó en 20.184.900 a final del año, el nivel más alto desde 2008, con una creación de 153.900 empleos en el último trimestre. El desempleo se ha reducido en 615.900 personas en el último año y la tasa de paro se sitúa en el 13,3%, el nivel más bajo desde 2008.

El número de ocupados se incrementó en el último año en 840.700 personas, lo que constituye la mayor creación de empleo desde 2005, con un aumento del 4,35%, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con este incremento, la cifra total de ocupados alcanza las 20.184.900 personas, la mayor cifra desde 2008, lo que pone de manifiesto el dinamismo del mercado laboral.

Esta positiva evolución se refleja también en la reducción del número de desempleados, que en 2021 ha seguido bajando de forma significativa, 615.900 personas menos, un 16,6%, situándose el número total de parados en 3.103.800. La tasa de paro se redujo 2,8 puntos, hasta el 13,3%, la más baja desde 2008.

El crecimiento del mercado laboral en 2021 ha sido generalizado en todos los sectores de actividad y en todos los indicadores, con un incremento de la población activa, de la ocupación y de las horas trabajadas, una reducción del paro y un descenso del número de hogares con todos los miembros en paro. Se trata de una recuperación integral que ha permitido aumentar el empleo y reducir el paro en prácticamente todas las comunidades autónomas.

Este incremento de la ocupación y reducción del paro ha resultado en un aumento del número de personas activas en 224.700, alcanzándose una tasa de actividad del 58,6%. Este proceso ha sido paralelo también a la incorporación a sus puestos de trabajo de las personas que estaban en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). El número total de horas efectivas trabajadas se incrementa un 2,4% en comparación con el mismo periodo del pasado año. Los datos de la Encuesta de Población Activa confirman que no solo se han mejorado las cifras de ocupación y paro previas a la pandemia, sino que también reflejan un patrón de recuperación diferente a crisis anteriores, gracias a la eficacia de las medidas de política económica adoptadas.

En el último trimestre del año se mantuvo el dinamismo en la creación de empleo, con 153.900 ocupados más, el tercer mejor registro en un cuarto trimestre de la serie histórica, superior también al promedio registrado entre 2015 y 2019. En términos desestacionalizados la variación trimestral es del 1,2%. En el cuarto trimestre sube la ocupación en Agricultura, con un aumento de 78.700 trabajadores más, seguido de Servicios, con 45.900, e Industria, con 37.100 ocupados más. Por el contrario, el empleo baja en la Construcción, con 7.700 ocupados menos. En el último año se incrementó la ocupación en todos los sectores, concentrándose el mayor crecimiento en el sector Servicios, con 705.400 ocupados más, seguido de Industria, con 71.500 y Agricultura, con 58.000 personas más trabajando.

Por lo que respecta a las Comunidades Autónomas, Andalucía es la región en la que se produjo un mayor incremento de la ocupación en el último trimestre del año, con 102.300 ocupados más, seguida de Canarias, con 59.600 empleos creados, y la Comunidad de Madrid, con 46.300. La ocupación se redujo en las Isla Baleares, con 73.200 trabajadores menos, Galicia, con 21.200 y Extremadura, con 17.600.

En el último año se produjo un incremento de la ocupación en todas las Comunidades Autónomas, a excepción de Ceuta. Las comunidades en las que más empleo se creó son Andalucía, con 166.800 más, y Cataluña con 157.600.

El sector privado concentró la creación de empleo a lo largo del último año y también en el cuarto trimestre. Durante 2021 se crearon 744.300 puestos de trabajo en el sector privado, frente a los 96.400 del sector público. De septiembre a diciembre, el sector público perdió 8.500 ocupados y en el sector privado aumentó la ocupación en 162.500 personas.

El incremento de la ocupación durante el último año ha sido superior en los trabajadores con contrato indefinido, habiéndose registrado 425.000 empleados más, frente a los 307.700 temporales. Esta dinámica ha sido más acusada en el último trimestre de 2021, en el que el número de empleos indefinidos ha crecido en 150.600, mientras que los contratos temporales se han reducido en 92.900. Como resultado, el número de contratos indefinidos alcanza los 12,7 millones, el nivel más alto de toda la serie histórica, si bien la tasa de temporalidad se sitúa en el 25,4%.

En el último año aumenta tanto el número de trabajadores asalariados, 732.700 ocupados más, como de trabajadores por cuenta propia, con un incremento de 105.800. El incremento de la ocupación en el último año ha sido mayor entre las mujeres, con 479.600 ocupadas más, frente a 361.100 hombres. En el último trimestre se ha mantenido esta dinámica, con un crecimiento de la ocupación femenina de 105.500 personas, frente a los 48.400 hombres.

Durante el cuarto trimestre ha seguido reduciéndose el paro, con un descenso de 312.900 personas (-9,16%) y se sitúa en 3.103.800 personas. En términos desestacionalizados, la variación trimestral es del -7,77%. Con este descenso, la tasa de paro se sitúa en el 13,3%, con una reducción de 1,2 puntos porcentuales en el trimestre. En términos anuales, en el último año, el paro se redujo en 615.900 (-16,56%) personas, con una reducción generalizada en todos los sectores, especialmente Servicios, con 440.500 parados menos. En el último año se redujeron en 55.900 las personas que perdieron su empleo hace más de un año y en 4.000 los que buscan su primer trabajo.

En el cuarto trimestre, el desempleo se ha reducido el paro en el sector Servicios en 79.000 personas, en Agricultura, con 33.300 parados menos y en Construcción, con 25.500. Por Comunidades Autónomas, en términos anuales se redujo el paro en todas las Comunidades, a excepción de La Rioja y Ceuta. Los mayores descensos se produjeron en Cataluña, 142.500 parados menos, Madrid, 122.500, y Andalucía, 85.500.

En el cuarto trimestre las comunidades en las que más se ha reducido el paro son Andalucía, con 87.500 parados menos, seguida de Madrid, con 62.900 y Canarias, con 56.600 desempleados menos. El número de desempleados se ha reducido en el trimestre en 153.600 entre las mujeres y en 159.300 en el caso de los hombres, de forma que la tasa de paro femenina baja al 15,04%, superior en más de tres puntos a la masculina.

En términos interanuales, el número de parados se redujo un poco más entre las mujeres, con 335.800 desempleadas más, frente a los 280.100 parados hombres menos. Sigue reduciéndose el paro juvenil, con una disminución de 0,5 puntos en el trimestre y 9,4 puntos sobre el año anterior, aunque sigue siendo el más elevado y se sitúa en el 30,7%.

La Comunidad de Madrid ha recuperado todo el empleo que se perdió en la pandemia y presenta ya cifras superiores a las previas del inicio de la crisis sanitaria del COVID-19 con 213.000 trabajadores en activo más. Así lo reflejan los últimos datos de la Encuesta de Población Activa –EPA- difundidos hoy por el Instituto Nacional de Estadística. La EPA muestra también que hay más población que nunca trabajando en Madrid: 3.175.000 ocupados en la región, el récord de la serie histórica.

Con respecto a 2020, el descenso ha sido del 25,5%, con 122.500 desempleados menos que a cierre del año anterior. Esta cifra también mejora la media nacional, que se sitúa en un 16,6% (615.000 personas). En el último trimestre de 2021, la caída del paro ha sido de un 15% menos de desempleados (62.900 madrileños) con respecto a los tres meses anteriores. De esta forma, el número total de personas sin trabajo en la región se sitúa en 357.500. En España, el descenso ha sido de 312.900 personas, un 9,2%, o lo que es lo mismo, seis puntos porcentuales menos que en la región.

En cuanto a la ocupación en la Comunidad de Madrid hay que reseñar que ha aumentado en 46.300 personas (un 1,5%) con respecto al tercer trimestre. Se trata de datos más positivos que los registrados a nivel estatal, con un 0,8% y 840.700 ocupados más. Respecto al mismo trimestre de 2020, la ocupación ha crecido en Madrid un 3,5% (108.100) personas y en España un 4,35%.

Según la EPA la tasa de paro ha bajado 1,7 puntos con respecto al trimestre anterior, situándose en el 10,12% (hasta 3 puntos por debajo de la media nacional). Además, cae la tasa de paro femenino (1,6 puntos) y la juvenil (4 menos). En España, estos indicadores son superiores a los de la Comunidad de Madrid en 4,1 y 7 puntos, respectivamente. Además, hay que destacar que el 81,2% de los trabajadores de la región tienen un contrato indefinido, frente al 74,6% de los asalariados del resto de España, es decir, 6,5 puntos menos.

La Comunidad de Madrid se convierte en la primera de España en poner en marcha el sistema de libre elección de Oficina de Empleo, eliminando la obligación de los usuarios de ir al centro que tuviesen asignado por su código postal. De esta forma, los madrileños que deban utilizar los servicios o recibir algún tipo de atención del Servicio Público de Empleo regional podrán decidir libremente dónde quieren ser atendidos.

Una decisión pionera que se suma a la libertad de elección de médico, la libertad de horarios comerciales o la que disfrutan las familias de la región para decidir el centro educativo para sus hijos, medidas que se han ido implantando con éxito por los distintos ejecutivos madrileños paulatinamente desde 2009.

Hasta ahora los ciudadanos en la región tenían que acudir a una oficina determinada en función del código postal, pero podía ocurrir que no fuera la más cercana a su domicilio, la mejor comunicada o la que tuviera mayor disponibilidad para la atención o trámite que quisieran realizar.

Con la libre elección que ahora se estrena desaparecen todos esos inconvenientes, al ser el propio ciudadano quien decide en qué centro quiere ser atendido. Así, podrá escoger cualquiera de las 42 sucursales de la red del Servicio Público de Empleo de la Comunidad de Madrid, dando prioridad según sus preferencias personales a la más cercana o a aquella en la que haya antes citas disponibles, por ejemplo.

Además de ofrecer facilidades no es necesario que los usuarios hagan gestiones adicionales. Desde hoy pueden acudir a la oficina física que deseen, donde serán atendidos igual que en la que tenían asignado por su código postal. Igualmente, siguen teniendo la posibilidad de agilizar el servicio pidiendo cita previa en la web de la Comunidad de Madrid o de realizar sus trámites a través de la Oficina Virtual.

En 2021, más de medio millón de personas –concretamente 501.537– recibieron algún tipo de atención de la red de Oficinas de Empleo de la Comunidad de Madrid, que prestó más de 1,1 millones de servicios (1.159.632) a los madrileños.

La puesta en marcha de la libre elección se suma a la estrategia seguida por los diferentes gobiernos regionales que han priorizado ampliar la libertad de los ciudadanos en diferentes ámbitos, comenzando en 2009 con la sanitaria para elegir médico y después, en 2012, con la libertad de horarios comerciales o el distrito único escolar para que las familias decidan el centro educativo de preferencia para sus hijos.

Todas estas decisiones han permitido que los madrileños puedan organizar sus vidas como consideren más conveniente, poniendo la Administración Pública al servicio de los ciudadanos, y no al revés. La libre elección de Oficina de Empleo continúa por ese camino y permitirá atender con mayor eficiencia a los usuarios, ayudarles a conseguir un trabajo o seguir formándose mientras lo buscan.

El desempleo se redujo en la ciudad de Madrid un 27,3 % durante el último trimestre de 2021 en términos interanuales, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados hoy, de manera que el pasado año cerró con 65.800 personas menos en situación de desempleo en la capital respecto del ejercicio anterior. Este descenso fue un 11 % más acusado en Madrid que en el conjunto de España, donde la bajada fue del 16,6 %, y prácticamente dos puntos por encima del descenso en la Comunidad de Madrid, que registró una disminución interanual del desempleo del 25,5 % en el cuarto trimestre del año pasado. El descenso interanual del desempleo se produce, fundamentalmente, por el importante aumento de la ocupación y, con menor peso, por el descenso de los activos.

La tasa de paro en Madrid al cierre de 2021 se situó en el 10,3 %, lo que significa que, en comparación con el tercer trimestre del año, el desempleo siguió descendiendo y lo hizo casi un punto (al terminar el tercer trimestre, se situaba en el 11,2 %) y 3,8 puntos con respecto a hace un año. En comparación con la autonómica y estatal, la tasa de paro en la ciudad es muy similar a la del conjunto regional (10,1 %) y tres puntos por debajo de la media en España (13,3 %).

En cuanto a la ocupación, durante los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2021, crecieron los ocupados en 41.500 personas; un 3,6 % en el conjunto del año (53.800 personas). Este aumento supone, en la ciudad de Madrid, una décima más que en el conjunto de la región, dato que arroja un total de 1.533.600 ocupados en la ciudad, la mejor cifra desde 2009.

En el cuarto trimestre del año, los activos aumentaron en 29.100 personas (1,7 %) en la ciudad de Madrid en comparación con el trimestre anterior, situándose en 1.709.100. La tasa de actividad se situó en el 62,9 %, por tanto, seis décimas por encima del tercer trimestre y nueve décimas por encima de hace un año. Todo ello, al haberse reducido la población de más de 16 años un 2 % interanual.

Los datos de la EPA correspondientes al cuarto trimestre, conocidos este jueves, confirman una tendencia positiva respecto a la creación de empleo. En la Comunidad de Madrid los datos son también positivos y presentan la misma inercia que en todo el territorio nacional. Ahora bien, para CCOO de Madrid hay que seguir insistiendo en que esa creación de empleo se tiene que mejorar con calidad y reduciendo la temporalidad, aplicando los mecanismos que proporciona la nueva Reforma Laboral y, por otro lado, con la subida del salario mínimo para hacer frente a la subida de los gastos en los hogares madrileños y de todo el territorio nacional.

Si bien los datos del empleo femenino son positivos en la Comunidad de Madrid, se observa una bajada importante de su tasa de actividad, que el sindicato achaca a las cuarentenas y la dedicación de las mujeres a los cuidados, porque son ellas las que sacrifican en mayor medida las posibilidades de encontrar un empleo. Las políticas activas de empleo, a través de los distintos acuerdos suscritos con los agentes sociales y sobre todo y fundamentalmente con las administraciones, deben dirigirse hacia la creación de empleo estable y de calidad

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas