x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

18
Dic
2019
Un proyecto de la residencia de mayores de Estremera, elegido como felicitación navideña de ORPEA PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Estremera
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAM"Manos que rompen el silencio" enseña lengua de signos a los mayores que no pueden hablar

ORPEA quiere desear Felices Fiestas destacando la importancia de las relaciones intergeneracionales para mejorar la integración, participación y motivación de las personas mayores, y potenciar el cambio de actitudes en la población infantil hacia el envejecimiento. Para ello, este año han creado una felicitación navideña basada en el proyecto “Manos que rompen el silencio”, iniciativa puesta en marcha por ORPEA en su centro de Estremera, con el que se consigue romper las barreras de comunicación entre niños y mayores a través del lenguaje de signos.

Mediante el programa “Manos que rompen el silencio”, se enseña lenguaje de signos a las personas mayores que tienen alguna dificultad para comunicarse de manera oral por trastorno del lenguaje, hipoacusia o problemas de habla. De tal manera que este lenguaje no verbal les permita expresar lo que desean o necesitan en cada momento.

Además de acabar con los obstáculos de comunicación, este proyecto consigue, a través del trabajo en equipo, prevenir la exclusión de los mayores institucionalizados, fomentar su resocialización y mejorar su calidad de vida, a través del trabajo en equipo.

“Manos que rompen el silencio” también tiene un carácter solidario, ya que las personas mayores que participan en el programa devuelven lo que han aprendido a la sociedad, enseñando estos conocimientos a los más pequeños, en este caso de ORPEA Estremera a los alumnos de 6ª de Primaria del CEIP Carlos Ruiz de Estremera.

Además, esta acción permite promover las relaciones intergeneracionales, recordando que el intercambio de experiencias entre personas de distintas edades y generaciones tiene un valor incalculable para mayores y niños. A los mayores les proporciona motivación y ganas de participar y, en los niños, potencia el cambio de actitud frente a la vejez. Además, este programa les transmite sensibilidad hacia las personas con problemas auditivos, lingüísticos, del habla o de la comunicación.

El proyecto de ORPEA Estremera “Manos que rompen el silencio” fue premiado el pasado 14 de noviembre, en París, en la gala de los ORPEA Excellence Awards, en la categoría de “Ética Clínica”. Los ORPEA Excellence Awards son los premios anuales que convoca la compañía para reconocer la excelencia profesional entre todos sus centros en el mundo. Existen tres categorías: Investigación, Ética clínica e Innovación en los cuidados. Este año se presentaron en total 30 proyectos de ocho países distintos.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas