x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

19
Sep
2021
La Cineteca de Madrid cumple diez años PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de MadridFue inaugurada el 21 de septiembre de 2011

El 21 de septiembre se cumplen diez años desde que Cineteca, espacio perteneciente al Área de Cultura, Turismo y Deporte e integrada en el recinto del Centro de Creación Contemporánea Matadero Madrid, abriera por primera vez sus puertas con un proyecto mutante y sorprendente que la ha consolidado como referencia cultural en la capital gracias al trabajo y el buen hacer de los equipos que se han puesto al frente de sus salas. Para celebrar su primera década de vida, inaugura el otoño madrileño con un programa doble que parte de imágenes del pasado para proponer miradas y reflexiones hacia el futuro acerca del cine que viene, el cine vivo, el cine que será y que está siendo.

Con motivo de este aniversario, la programación del mes incluye un programa doble muy especial que se celebrará el próximo 21 de septiembre bajo el título Diez años de imágenes (y sonidos). Cineteca Madrid celebra, así, su década de historia con dos propuestas que van más allá del cine, conjugando pensamiento, música, memoria y tecnología y que invitan a pensar sobre las imágenes que nos salen al paso y sobre las que no llegamos a ver.

La primera sesión trabajará sobre la película Rallye Saharien, que el periodista y aventurero Valeriano Salas rodó en 1930 en una expedición por el Sahara y cuyas imágenes han sido recuperadas por Filmoteca Española. Los alumnos de Dentro Cine, escuela nacida en Cineteca y Matadero Madrid, actualizarán estas imágenes de archivo enfrentándose a ellas para decodificarlas, hacerlas suyas y dialogar a través de sus pensamientos, su música y sus experiencias. En la segunda sesión, titulada Yo soy lo prohibido, el músico Raül Refree y el cineasta Isaki Lacuesta reflexionarán sobre lo visible y lo invisible, sobre las imágenes que vemos y las que se ocultan. Para ello, Refree y Lacuesta ofrecerán un concierto cinematográfico articulado mediante un software que visibiliza o esconde las imágenes proyectadas en función de parámetros sonoros. El resultado se construye en directo y plantea un reto al espectador: el concierto es también un viaje por lo invisible, un enigma que interroga hacia el pasado y hacia el futuro al mismo tiempo, con cuestiones como: ¿por qué vemos lo que vemos, por qué vimos lo que vimos, por qué veremos lo que veremos?

Desde su creación el 21 de septiembre de 2011 como un espacio dedicado casi en exclusiva a la muestra de cine documental y en conexión con Documenta Madrid, el Festival Internacional de Cine Documental del Ayuntamiento de Madrid, Cineteca no ha dejado de evolucionar y acercar al público las mejores propuestas del séptimo arte hasta lograr consolidarse como un referente cultural a través del que conocer el cine de hoy y descubrir cómo será el del futuro.

Actualmente, Cineteca ha ampliado su espectro de exhibición abriéndose a un cine sin etiquetas. Documental, ficción, ensayo o musical tienen cabida en un espacio que aborda el cine en todas sus formas y dimensiones, convirtiéndose en un lugar de descubrimiento y de aprendizaje, de encuentro y diversión, de pensamiento, reflexión y acción.

A lo largo de estos diez años, Cineteca Madrid ha recibido a más de 700.000 espectadores, ha realizado más de 100.000 proyecciones, ha programado los estrenos de las películas más innovadoras del panorama nacional e internacional y ha colaborado con los distintos festivales de cine de Madrid, convirtiéndose desde su inicio en una pieza clave para el tejido cinematográfico de la ciudad.

El proyecto ha sumado la experiencia y el criterio de sucesivas direcciones artísticas. Al periodo liderado por Antonio Delgado, quien inauguró el espacio junto al entonces alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, y lo dirigió hasta el año 2012, le siguió el trabajo de otras tres direcciones: Mikel Olaciregi, director de Cineteca entre los años 2012 y 2016; Lola Salvador, al frente del proyecto de 2016 a 2018, y Gonzalo de Pedro, quien tomó el relevo en el año 2018 y que ya se prepara para dar el testigo.

El Ayuntamiento de Madrid, a través del Área de Obras y Equipamientos, ha puesto en marcha trabajos de acondicionamiento y mejora de la calle Basílica, en el distrito de Tetuán. Las actuaciones, largamente demandadas por los vecinos, cuentan con una inversión municipal de 363.000 euros y estarán finalizadas en enero de 2022.

El proyecto contempla la reposición de pavimentos, la ampliación de zonas peatonales, la mejora de los accesos a los jardines de la Basílica y el retranqueo y puesta al mismo nivel de los elementos correspondientes a la red de alumbrado público que se vean afectados por las obras.

Para evitar las filtraciones de agua que se producen en el túnel de AZCA, al que se accede desde esta calle, se ha previsto un refuerzo del pavimento de la zona de los jardines que discurren sobre el túnel para modificar la escorrentía y evitar que se produzcan acumulaciones de agua. También se realizará la impermeabilización de la zona afectada por esas filtraciones.

Las obras incluyen, además, la mejora y renovación de la señalización y el mobiliario urbano del ámbito, en el que se incorpora una nueva área infantil y un circuito biosaludable. Asimismo, en el acceso al túnel de AZCA se cubrirán con chapa los laterales y se interrumpirá la mediana para facilitar el movimiento de los vehículos ante cualquier incidencia que se produzca.

La Junta Municipal del Distrito de Villaverde y la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) han desbloqueado el proyecto de regeneración integral urbana de las Colonias de San Nicolás-Arechavaleta, paralizado desde el año 2015, sin que hubiera tenido desde entonces desarrollo material alguno. Esta actuación supondrá resolver carencias en materia de accesibilidad, movilidad peatonal y acondicionamiento de zonas verdes, entre otras, para dar así solución a una reivindicación de los vecinos largamente demandada.

Así lo ha anunciado la concejala del distrito, Concha Chapa, tras la reunión de la Comisión permanente del Plan Sures para el reequilibrio territorial, celebrada esta semana, quien ha asegurado que “por fin, gracias a que en el Ayuntamiento de Madrid hay un Gobierno que se preocupa por reactivar los distritos del este y sur de la capital, los vecinos de San Nicolás y Arechavaleta van a poder disfrutar de un barrio totalmente nuevo y accesible”.

En este sentido, Chapa ha explicado que esta actuación de regeneración urbana se sufragará con los fondos del Plan de Desarrollo del Sur y del Este ‘SURES’, para el reequilibrio territorial, un plan que depende del Área Delegada de Coordinación Territorial que dirige Silvia Saavedra y que destinará una inversión de 4,8 millones de euros para llevar a cabo las obras necesarias, que serán ejecutadas por la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS).

Los trabajos se realizarán en tres fases y su ámbito físico de actuación será, por un lado, la Colonia Arechavaleta, delimitada por las calles Alcocer, Arechavaleta, Anoeta y Orio; y por otro, la Colonia San Nicolás, que está delimitada por las calles Alcocer, Orio, Anoeta y el paseo Gigantes y Cabezudos.

El objetivo de este proyecto es la reforma urbanística integral de la zona para mejorar la seguridad vial, la accesibilidad y movilidad urbana y las conexiones peatonales, eliminando barreras arquitectónicas y ensanchando aceras; se renovarán todos los pavimentos y se actuará en las áreas ajardinadas interiores y exteriores, creando itinerarios accesibles a las viviendas.

La concejala de Villaverde, Concha Chapa, ha señalado que se siente satisfecha de poder anunciar este desbloqueo “y dar respuesta a tantos años de reivindicación vecinal” porque “desde el primer momento hemos mostrado nuestro compromiso con los vecinos de Villaverde, trabajando duramente tanto en este proyecto como en tantos otros que llevaban años paralizados”.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha participado, junto al periodista y cronista de la villa de Madrid Pedro Montoliú, en la presentación de su último libro Madrid en los “felices”años 20. Una obra que transcurre en la capital y en la que se analiza el periodo entre 1921 y 1931, fundamental para entender la historia de Madrid y de España durante los siguientes cien años.

Durante este acto, al que han asistido también los exalcaldes de Madrid, José María Álvarez del Manzano y Juan Barranco, además del escritor Andrés Trapiello, la arquitecta Lilia Maure y el editor de La Librería, Miguel Tébar, el alcalde ha destacado que la obra de Montoliú “no solo es una lección de lo que sucedió en los felices años 20 en la ciudad de Madrid y la recuperación de la memoria de nuestra ciudad en aquellos años, sino que es una proyección hacia el futuro de lo que debemos hacer para seguir construyendo un Madrid más grande en el que cada vez haya más oportunidades, además de un Madrid más humano y más habitable”.

El alcalde ha recomendado el libro de Montoliú al que ha calificado como una “guía imprescindible” para conocer aquellos años porque contiene los “hitos que permitieron construir el Madrid que conocemos, con la creación de la Gran Vía, del comienzo del paseo de la Castellana o las obras del metro de Madrid, pieza esencial de nuestro transporte público”.

Almeida ha resaltado asimismo la faceta de Montoliú como cronista de la Villa y ha hecho un homenaje al cuerpo de cronistas de la ciudad “que jugáis un papel fundamental, muchas veces no reconocido incluso por el propio Ayuntamiento”.

Un total de 307 obras literarias ha recibido la Junta Municipal de Retiro en esta III edición del Premio Literario Clara Campoamor de poesía y relato corto. De ellas, 143 se corresponden a la modalidad general de relato corto y otras 18 a obras presentadas por autores residentes en el distrito, mientras que en poesía se han presentado 134 obras en la modalidad general y otras 12 pertenecientes a residentes en Retiro.

En palabras del concejal del distrito, Santiago Saura, “después de las dificultades del pasado año a causa de la pandemia, estamos muy satisfechos en esta edición con el número y la calidad de obras recibidas. Celebramos ya una tercera edición que demuestra la consolidación del Premio Clara Campoamor en España, en Madrid y en el distrito como uno de los certámenes de gran proyección que se ha convertido ya en una referencia artística y atrae a cientos de creadores”.

El jurado, compuesto por el concejal de Retiro o persona en quien delegue, un miembro designado por cada uno de los grupos políticos con representación en la junta municipal, una persona relevante en el ámbito literario y vinculada al mundo de la cultura y otras tres personas propuestas por la Mesa de Cultura de Retiro, se constituyó el pasado 8 de septiembre y ha iniciado ya el proceso de valoración de obras presentadas.

Cada miembro del jurado valora las obras teniendo en cuenta su originalidad, estilo y calidad literaria. Las deliberaciones del jurado son secretas y se levanta acta de las reuniones. El fallo se producirá a finales del mes de octubre y será publicado en la página web del Ayuntamiento de Madrid (www.madrid.es). El acto de entrega de premios se celebrará el próximo mes de noviembre.

El certamen ha convocado dos modalidades, de relato corto y poesía, a las que se podían presentar mayores de 18 años residentes en España y personas que vivan en el distrito de Retiro. Cada modalidad cuenta con dos premios: un primer galardón dotado con 1.000 euros y diploma y un premio de 200 euros para el segundo mejor clasificado. El siguiente reconocimiento para la mejor obra de autor empadronado en el distrito de Retiro está dotado con 600 euros y diploma y uno más de 200 euros para el segundo mejor clasificado.

El delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, y el concejal de Carabanchel, Álvaro González, han inaugurado una placa en la Fundación Benéfica San Martín de Porres en conmemoración de Pedro Meca Zuazu, dominico fallecido en París en 2015 y referente en la atención a las personas sin hogar, a las que dedicó su vida.

Durante su intervención, Aniorte ha ensalzado la figura de Pedro Meca “que nos transmitió un legado entorno al que gira toda la estrategia del Ayuntamiento respecto a las personas sin hogar”. El delegado también se ha referido a las enseñanzas de Meca “centradas en la dignidad de la persona para que volviese a confiar en sí misma, así como en resaltar sus potencialidades y lo positivo de sus vidas para salir de su situación de calle”.

Por su parte, González ha destacado que la colocación de la placa conmemorativa da cumplimiento al compromiso del Pleno de Carabanchel y ha alabado la “magnífica labor que ha realizado históricamente” la Fundación Benéfica San Martín de Porres en el distrito, donde residió Pedro Meca, y a la que el concejal ha agradecido su labor diaria.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, acompañado de la delegada de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero, y de la concejala de Usera, Loreto Sordo, ha visitado esta mañana las obras del centro juvenil que el Ayuntamiento está construyendo en este distrito y cuyos trabajos está previsto que finalicen a principios del próximo año. Las nuevas instalaciones supondrán una inversión municipal de 6,3 millones de euros.

El equipamiento, situado en la calle Avena del barrio de Zofío, da respuesta a una histórica demanda de los vecinos del distrito de Usera y aglutinará actividades relacionadas con el cine, la música, el baile, el dibujo y el deporte. El diseño del centro plantea una gran plaza a nivel de calle desde la que se accederá a las instalaciones y que es concebida como lugar de estancia, relación y convivencia ciudadana. Esta plaza incluirá gradas para reuniones o espectáculos al aire libre.

En el interior, el edificio dispondrá de una superficie total construida de 4.376 m2 repartidos en tres plantas, una de ellas bajo rasante y que albergará las dependencias orientadas a actividades musicales y teatrales como son un auditorio y un aula de baile, así como locales de ensayo y vestuarios. Las plantas baja y primera estarán destinadas a talleres, aulas, despachos y vestuarios.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas