x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

26
Mar
2022
La Marea Blanca vuelve hoy a las calles de Madrid PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CCOO MadridSe cumplen dos años del cierre de los servicios de urgencias en atención primaria

El 27 de marzo, a las 12:00 horas arrancará en Madrid la manifestación convocada por las 115 organizaciones que apoyan la plataforma Salvemos la Atención Primaria, desde el Paseo del Prado (Ministerio de Sanidad) hasta la Puerta del Sol, dentro del marco de las movilizaciones que se realizarán en todo el país.

En estas movilizaciones se plantean tres cuestiones prioritarias:

1. Garantizar unos centros de salud abiertos, accesibles, próximos a toda la población y sin listas de espera. Dando prioridad a las consultas presenciales por motivos clínicos. Las consultas telefónicas y telemáticas deberán tener un papel no discriminatorio para personas mayores o con dificultades para manejar las nuevas tecnologías.

2. Recuperar lo recortado en los últimos años, incrementando el presupuesto, hasta el 25% del total, aumentando un 10% el porcentaje dedicado a la Atención Primaria. En este sentido, habría que tener en cuenta la gran variabilidad entre Comunidades, de manera que no se prime a aquellas que han decidido destinar menos dinero, ni se penalice a quienes destinan más; por ello, se precisa que el esfuerzo presupuestario sea distinto en cada Comunidad y se reparta entre el Gobierno central y las Comunidades. Para ello, la necesaria inversión suplementaria, que estimamos en 10.000 millones de euros debería repartirse entre las Comunidades y el Gobierno al 50%, en las primeras de manera proporcionalmente inversa al dinero que actualmente dedican y el Gobierno teniendo en cuenta la población de cada una de las Comunidades.

3. Incrementar el actual número de profesionales de Atención Primaria, unos 8.000 profesionales de la Medicina y 15.000 profesionales de Enfermería, que nos acercarían a las medias de los países de nuestro entorno y que serían necesarios para garantizar unos centros de salud abiertos, accesibles, que den prioridad a las consultas presenciales y próximos a toda la población y sin listas de espera. Sin olvidar un incremento de al menos 10.000 profesionales administrativos para las unidades de atención al paciente de los centros de salud y de la necesaria incorporación de otros profesionales a los equipos (Fisioterapia, Matronas, Trabajo Social, Salud Mental, Logopedia, Atención Temprana, Farmacología Clínica…), ahora no disponibles o sólo accesibles por derivación externa, y con inauditas demoras.

Hacemos un llamamiento a la ciudadanía y a las trabajadoras y trabajadores sanitarios a participar activamente en estas movilizaciones.

Necesitamos que estas medidas se adopten de manera urgente para garantizar una Atención Primaria de calidad, universal y accesible para toda la población.

Desde que un paciente acude al médico de familia por un dolor incapacitante en un hombro puede pasar un año hasta que reciba atención especializada por parte de un fisioterapeuta del Sermas. “Algunos terminan en consultas privadas y la mayoría, se aburren de esperar y abandonan”, explica una fisioterapeuta.

En la CAM hay casi 8.500 madrileños en lista de espera de consultas ‘normales’ (las de procesos no urgentes) con un tiempo de espera de hasta un año. Las consultas preferentes suelen demorarse entre 7 y 30 días, con una media de 15 días.

¿Le duele un hombro y acude a su médico de familia para que le remita, por ejemplo, a un fisioterapeuta del Sermas? Ármese de paciencia ya que podría tardar hasta un año en ser atendido por un fisioterapeuta en su hospital del Sermas.

“El proceso se demora ya que tras visitar a su médico de familia tendrá que esperar a que le reciba el especialista, que le mandará las pruebas pertinentes. Cuando tenga todo listo, ya con su diagnóstico, deberá esperar a que le atienda el médico rehabilitador que le pautará un número de sesiones de rehabilitación. Luego tendrá que volver a esperar a que el fisioterapeuta del centro hospitalario al que pertenezca tenga hueco para darle cita. En definitiva, desde que inició el proceso puede esperar hasta un año”, explica una fisioterapeuta de un centro hospitalario dependiente del Sermas.

Hay un peligro real, explican desde SATSE Madrid, que muchas patologías, que pueden ser solventadas en poco tiempo y con pocas se sesiones de fisioterapia, se cronifiquen o agraven.

Según un estudio realizado por SATSE, hay servicios de Fisioterapia que tienen más de un año de espera. La culpa es la falta de profesionales y de los pasos excesivos que hay que dar desde que se pauta la atención de Fisioterapia hasta que éste puede atenderle.

Por este y otros motivos (falta de fisioterapeutas y enfermeras, ralentización de las OPEs, traslados que no se convocan, bajas retribuciones, dificultad para conciliar, etc.) desde SATSE Madrid se ha convocado para el 30 de marzo (a las 11 horas) una concentración ante la Consejería de Sanidad a la que están convocados tanto profesionales como usuarios.

En la Comunidad de Madrid hay, al menos, 8.500 pacientes que están en lista de espera para ser atendidos por un fisioterapeuta de Atención Hospitalaria. Muchos de ellos ni siquiera recibirán la atención que precisan ya que no finalizarán el proceso. Se hartan de esperar un año o más. “Un número importante acaban en consultas privadas de Fisioterapia, cansados de esperar ya que padecen dolores, que pueden ser altamente incapacitantes para desarrollar cualquier labor, o, simplemente, abandonan el proceso en alguno de sus tramos, aburridos”, denuncian desde el Sindicato de Enfermería en Madrid.

Pacientes, explican desde SATSE Madrid, que suelen tener procesos incapacitantes ya que las consultas denominadas ‘normales’, que son las que pueden tener hasta un año de lista de espera, abarcan procesos como fracturas, intervenciones quirúrgicas (rodillas o cadera), dolores cervicales o de hombro, procesos degenerativos, etc., muchos de ellos altamente dolorosos.

El 17 de febrero de 2019, miles de fisioterapeutas se presentaron al examen para conseguir una plaza fija en el Sermas. Han pasado ya tres años y el proceso de la Oferta Pública de Empleo aún no ha finalizado. “No es lógico, denuncian desde SATSE Madrid, que una OPE se demore tanto en el tiempo y que lo haga porque el Sermas tiene un sistema informático obsoleto, reconocido por la propia Consejería de Sanidad en una contestación al Defensor del Pueblo”.

SATSE Madrid solicitó amparo ante esta alta institución tras la excesiva demora de los procesos selectivos en Madrid, tanto para fisioterapeutas como enfermeras, matronas y enfermeras del SUMMA 112 y la respuesta de la Consejería no fue otra que “en la actualidad los procesos selectivos convocados por el SERMAS se gestionan con herramientas diversas, en muchos casos artesanales de elaboración propia, locales y sin la robustez que requieren procesos de concurrencia tan masiva como los que actualmente estamos afrontando”.

Desde SATSE Madrid se ha reiterado en numerosas ocasiones, entre otras cosas, la necesidad de informatizar los procesos selectivos, tanto OPEs, como Bolsa de Empleo, traslados, etc. para conseguir que la demora en la resolución de éstos sea inferior al año y que las OPEs se convoquen cada dos.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas