x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

01
May
2022
Madrid quiere declarar zonas protegidas contra el ruido varias calles de Chamberí PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de MadridSegún explican, los vecinos han denunciado varias veces niveles altos de ruido

El Ayuntamiento de Madrid va a declarar Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE) distintas calles de las áreas de Ponzano-Trafalgar. El Área de Medio Ambiente y Movilidad, que dirige Borja Carabante, ha comenzado su tramitación tras finalizar la campaña de medición que se ha llevado a cabo en el entorno durante seis meses y que concluye que el ocio es la fuente de ruido principal en los periodos nocturnos de jueves a domingo.

En los últimos años, este ámbito del distrito de Chamberí ha acumulado numerosas denuncias y quejas vecinales por ruido a consecuencia de la proliferación de nuevas actividades recreativas, así como a la potenciación de las ya existentes que han convertido sus calles en un referente del ocio tanto diurno como nocturno. Debido a esta situación, la Administración municipal ha desarrollado una campaña de medición de los niveles sonoros ambientales.

Las mediciones se han realizado entre los meses de septiembre de 2021 y febrero de 2022 con el objetivo de determinar la situación acústica de esta zona, evaluar el cumplimiento de los objetivos en esta materia y la posibilidad de declarar la zona como de protección acústica especial, en cumplimiento del artículo 25 de la Ley 37/2003, de 17 de noviembre, del Ruido.

Durante seis meses se han recopilado las mediciones de 22 ubicaciones, habiendo obtenido un total de 15.410 horas de medición. Se realizó un análisis previo detallado de la zona para situar los medidores en diferentes ubicaciones, siempre atendiendo al grado de concentración de las actividades de ocio existentes, así como al número de quejas vecinales por ruido.

Los técnicos municipales llevaron a cabo visitas de campo para actualizar y confirmar la información contenida en el censo de locales y comprobaron el número y características de las actividades recreativas y sus terrazas asociadas. En las visitas también se recabó información sobre los factores que intervienen en el ambiente acústico como la morfología de las calles o la tipología de las edificaciones.

Los terminales de monitorizado de ruido se instalaron en edificios residenciales, para lo cual resultó fundamental contar con la colaboración ciudadana. Se situaron en las calles de Alonso Cano, Ponzano, Bretón de los Herreros, Viriato, Santa Engracia y en la plaza de Olavide, la calle García de Paredes, Luchana, Covarrubias, Agustín de Betancur, Raimundo Fernández Villaverde y Trafalgar.

De conformidad con la normativa de aplicación, se ha elaborado un modelo digital, ajustado con los resultados de las mediciones, que permite obtener el mapa de ruido en la zona, conocer los niveles sonoros en todos los puntos del ámbito y determinar, en su caso, el grado de incumplimiento de los objetivos de calidad acústica. De esta manera, el procedimiento técnico utilizado por el Ayuntamiento de Madrid, a pesar de que la legislación sectorial permite evaluar los índices de ruido exclusivamente mediante cálculos, se ha realizado utilizando un proceso mixto, que incluye tanto cálculos como mediciones reales, lo que permite incrementar la fiabilidad y representatividad de los resultados obtenidos.

Con los datos recopilados, los técnicos municipales han extraído las siguientes conclusiones:

1º. En el ámbito analizado están presentes dos focos de ruido, el tráfico rodado y la actividad de ocio, siendo esta última la fuente de ruido predominante durante el periodo nocturno, sobre todo entre las 23:00 horas del jueves y las 7:00 horas del domingo.

2º. Los resultados de las mediciones realizadas constatan que se superan los objetivos de calidad acústica durante el periodo nocturno en todos los puntos medidos.

3º. El periodo de mayor actividad del ocio se corresponde con las noches de los jueves a viernes, de viernes a sábado y de sábado a domingo.

4º. El ruido generado por la actividad de ocio también está presente en los periodos vespertinos (19:00-23:00 horas).

Una vez constatada la superación de los objetivos de calidad acústica y realizados los análisis pertinentes, se procede a clasificar los tramos de calle en las distintas zonas de contaminación en función del grado de superación de los objetivos de calidad acústica

El distrito de Chamberí, uno de los más céntricos del municipio, cuenta con una superficie de 467,92 hectáreas y una población de 138.667 habitantes. Se divide en seis barrios: Gaztambide, Arapiles, Trafalgar, Almagro, Ríos Rosas y Vallehermoso.

La zona Ponzano-Trafalgar objeto de este estudio tiene una extensión de 153,45 hectáreas y afecta a los barrios de Ríos Rosas, Trafalgar, Almagro, Arapiles y Vallehermoso, donde viven 61.000 personas. Las actividades presentes en la zona son en su mayoría bares, restaurantes y asimilables (90,3 %), con menor presencia de bares especiales (6,8 %) y menor aún de salas de fiesta y discotecas (2,9 %).

El ámbito espacial de la nueva ZPAE se encuentra delimitado por las siguientes vías: Raimundo Fernández Villaverde, Modesto Lafuente, Ríos Rosas, Espronceda, Fernández de la Hoz, Bretón de los Herreros, Zurbarán, Zurbano, Génova, la plaza de Alonso Martínez, la calle de Sagasta, la glorieta de Bilbao, la calle de Carranza, la glorieta de Ruiz Jiménez, la calle de San Bernardo, Magallanes, Donoso Cortés, Bravo Murillo, García de Paredes, glorieta del General Álvarez de Castro, Santísima Trinidad, José Abascal, Santa Engracia y Ponzano.

La elevada concentración de actividades de ocio en determinadas zonas del distrito de Chamberí ha sido causa de numerosas quejas vecinales por ruido ambiental desde finales de los años 80. Con la intención de preservar el medio ambiente acústico, ya en 1990 el Ayuntamiento de Madrid declaró determinadas áreas del distrito de Chamberí como Zona Ambientalmente Protegida (ZAP).

Posteriormente, en el año 2009, bajo el marco jurídico de la Ley 37/2003, de 17 de noviembre, del Ruido y de los reales decretos que la desarrollan, el Ayuntamiento declaró la zona de Aurrerá como ZPAE al haber constatado la superación de los objetivos de calidad acústica de aplicación.

En el año 2015, con motivo de la revisión de dicha ZPAE, el Ayuntamiento realizó una nueva campaña de mediciones, ampliando el ámbito de estudio a todo el barrio de Gaztambide. Los resultados de las mediciones y el estudio posterior pusieron de manifiesto el incumplimiento de los objetivos de calidad acústica, lo que motivó la aprobación por el Pleno del Ayuntamiento, con fecha 28/06/2017, de la ZPAE Barrio de Gaztambide

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas