x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

08
May
2020
Madrid, única Comunidad de España que se queda íntegramente en la Fase 0 de la desescalada PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ministerio de SanidadZonas con peor evolución en las últimas semanas sí pasan a Fase 1

La crisis económica que se cierne sobre las empresas madrileñas será aun más profunda, pues el Gobierno de Pedro Sánchez anunciaba ayer que dejará la región en Fase 0 durante, al menos, una semana más, convirtiéndola en la única Comunidad Autónoma de España en la que ninguna zona comenzará a desescalarse este lunes. La sorprendente decisión de Sanidad sobre la Comunidad de Madrid contrasta con lo ocurrido en otras regiones, cuya evolución en las últimas semanas es objetivamente mucho peor que la madrileña, pero que verán como parte de su economía sí comienza a ponerse en marcha.

Así este lunes volverán a la vida las terrazas de parte de Castilla La Mancha, Castilla y León y Cataluña; y las Comunidades enteras de País Vasco, La Rioja o Galicia, entre otras, mientras que la capital de España tendrá que seguir esperando. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado las medidas relativas a la aplicación de la fase 1 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, así como los territorios en los que se aplicarán. La orden se publicará en las próximas horas en el Boletín Oficial del Estado.

En los últimos días, Salvador Illa ha mantenido reuniones bilaterales con los consejeros de cada comunidad autónoma. En ellas, han discutido la situación de cada una de las propuestas de progreso a Fase 1 elaboradas por cada territorio en base a los criterios de valoración de la capacidad estratégica para el proceso de transición (se adjunta anexo).

Fruto del análisis técnico de la documentación, un 51% de los ciudadanos españoles estará a partir del lunes en condiciones de flexibilizar las medidas de distanciamiento social al pasar sus territorios de residencia a la Fase I del Plan para la Transición hacia una nueva normalidad. En estos territorios, estará permitido el contacto social de hasta un máximo de 10 personas, sin contar a los convivientes. Deberán, en todo caso, mantener una distancia mínima de seguridad de dos metros o establecer medidas de protección física y de higiene de manos.

La orden que regula la Fase 1 permitirá, entre otros, la reapertura de las terrazas de hostelería y restauración al aire libre, hasta un número de mesas inferior al 50% de las autorizadas. En cada mesa o agrupación de mesas podrá haber como máximo 10 personas, que, además, deberán respetar la distancia interpersonal.

En cuanto a los hoteles y establecimientos turísticos, sus servicios de restauración serán para uso exclusivo de sus clientes. Se prohíbe el uso de spas, gimnasios, miniclubs, zonas infantiles, discotecas, salones de eventos etc. Para estos establecimientos, la orden también establece medidas de higiene específicas. Las personas con síntomas de COVID-19, aquellas a las que se les haya diagnosticado la enfermedad o las que hayan estado en contacto estrecho con alguna persona con síntomas o diagnosticada, deberán continuar aisladas.

El Consejo de Ministros ha aprobado extender el estado de alarma hasta las cero horas del próximo 24 de mayo, tras haber recibido este pasado miércoles la preceptiva autorización del Congreso de los Diputados.

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha detallado que esta prórroga incluye el refuerzo de la cogobernanza con las comunidades autónomas para desarrollar el Plan de Transición hacia una Nueva Normalidad. Las fases de desescalada se sucederán teniendo en cuenta indicadores sanitarios, epidemiológicos, sociales, económicos y de movilidad. El inicio de cada una de ellas será decidido por el ministro de Sanidad en coordinación con las comunidades autónomas, cuyos presidentes serán, además, los responsables de su ejecución en sus respectivos territorios.

Montero ha afirmado que mantener el estado de alarma es fundamental para proteger la salud de la ciudadanía, avanzar en la contención del virus y llevar a cabo la desescalada progresiva. Por ello, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad para que se sigan respetando la distancia interpersonal y las recomendaciones de protección e higiene: "Este compromiso individual es lo que realmente nos va a ayudar a que ganemos como colectivo, frenemos al virus y recuperemos de forma progresiva espacios de actividad y nuestro día a día".

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, se ha referido al acuerdo alcanzado entre el Gobierno y los agentes sociales para prorrogar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por fuerza mayor hasta el 30 de junio y mantener la protección por desempleo y la exoneración de cuotas a las Seguridad Social.

Yolanda Díaz ha afirmado que el documento, que aprobará el Consejo de Ministros próximamente, permite proteger a grandes y pequeñas empresas, autónomos, trabajadores y a la economía del país en un momento muy delicado. Asimismo, implica que "nadie se va a quedar atrás".

Además, ha señalado que el pacto responde al compromiso de los representantes de las patronales y de los sindicatos con su país: "Han sabido dejar las diferencias que puntualmente tienen en la defensa legítima de sus intereses para ponerse de acuerdo e intentar salvar a nuestro país de una crisis que es económica y social".

La ministra ha resaltado que el acuerdo es equilibrado porque, en su justa medida, pondera la protección de los trabajadores con su reincorporación paulatina a las actividades económica y laboral, y tiene en cuenta a los sectores que se encuentran en una situación más delicada.

Yolanda Díaz ha anunciado la creación de una comisión tripartita, que se reunirá los miércoles de la segunda semana de cada mes, donde se definirán los sectores que van a necesitar ayuda después del levantamiento del estado de alarma. "Vamos a examinar sector por sector y veremos de manera cautelosa cuáles son las ayudas que necesitan", ha dicho.

Por otra parte, la ministra ha recordado que se cumplen 100 años de la creación de Ministerio de Trabajo. A su juicio, el acuerdo alcanzado hoy es el mejor homenaje que puede hacerse para conmemorar esta fecha.

En este sentido, la portavoz del Gobierno ha elogiado la capacidad de resistencia y adaptación a los nuevos retos de empresarios y trabajadores, y ha agradecido a sindicatos y empresarios su compromiso, "que ha confirmado una vez más que los agentes sociales son una pieza fundamental e indispensable para el avance social y económico de España". Montero ha calificado de "eficaces", a tenor de los últimos datos, las medidas puestas en marcha hasta ahora para proteger a autónomos, pymes y empresas.

En concreto, 442.000 autónomos y pymes se han acogido a la posibilidad de realizar un aplazamiento en el pago de impuestos de 30.000 euros durante 6 meses, sin pagar intereses los tres primeros. "Hasta la fecha se han aplazado 2.440 millones de euros", ha detallado la ministra. Según una encuesta del Banco de España a la que se ha referido la portavoz, las empresas consideran que la posibilidad de aplazar la deuda tributaria ha supuesto una de las medidas más útiles en la actual situación.

1,2 millones de autónomos han accedido a la prestación extraordinaria por cese de actividad, las líneas ICO de avales han inyectado 40.000 millones de liquidez. Por su parte, la facilidad para aplicar el test de fuerza mayor ha beneficiado a más de 3 millones de trabajadores.

María Jesús Montero ha insistido en que toda la sociedad y todas las instituciones deben involucrarse para realizar aportaciones y "sentar unas bases sólidas que permitan una recuperación justa" una vez superada la crisis sanitaria. "Los ciudadanos esperan del conjunto de los servidores públicos que dejemos a un lado reproches y diferencias ideológicas para poner el acento en los que nos une, trabajar conjuntamente y sacar adelante a un país de una situación de extrema gravedad", ha dicho.

Montero ha tendido la mano al conjunto de fuerzas políticas y ha expresado su confianza en que la Comisión para la reconstrucción social y económica de nuestro país, constituida ayer en el Congreso, pueda empezar "pronto a generar propuestas de presente y, sobre todo, de futuro". La portavoz también ha destacado el papel crucial de comunidades autónomas, ayuntamientos, sindicatos y empresarios, de quienes ha afirmado, "nos consta su compromiso".

Respecto a la Unión Europea, Montero ha explicado que la reunión que hoy celebra el Eurogrupo abordará algunas de las medidas propuestas por España, como el Fondo de reconstrucción acordado el pasado 23 de abril, y la creación de una "triple red de seguridad" basada en un seguro de desempleo dotado con 100.000 millones, la movilización de 200.000 millones del Banco Europeo de Inversiones para el apoyo al tejido productivo y el establecimiento de líneas de liquidez del Mecanismo Europeo de Estabilidad para los Estados que lo necesiten.

La ministra ha afirmado que el Gobierno de España espera que el conjunto de las autoridades comunitarias, desde la unidad, la cooperación y la solidaridad, "den una respuesta contundente a la mayor emergencia sanitaria en más de un siglo".

Tras conocer la decisión de Sanidad, SATSE respondía, y lo hacía aplaudiendo la decisión del Gobierno: "No nos sorprende que el Ministerio haya denegado el paso de Madrid a la Fase 1 de desescalada. En nuestra opinión no se daban las premisas sanitarias necesarias para llevar a cabo este paso y las consecuencias de llevarse a cabo serían muy negativas ya que de producirse un rebrote de Covid-19 no creemos que los profesionales de Enfermería estuvieran preparados para poder hacerle frente con las debidas garantías. No entramos en valoraciones políticas pero desde el punto de vista sanitario, nuestro sistema de salud, especialmente la Atención Primaria, sigue necesitando reformas para poder acceder a una nueva fase ya que las UCIs siguen estando a un nivel de utilización muy alto y la plantilla, especialmente de Enfermería, necesita un refuerzo que aún no ha llegado. Las enfermeras y enfermeros están con unos niveles de estrés y agotamiento que imposibilita un sobreesfuerzo en caso de que se produjera una reescalada en los casos de Covid", explican.

"Los profesionales de Enfermería necesitan, sobre todo, descansar ya que hay enfermeras y enfermeros que han soportado una elevada presión y no lo han podido hacer por necesidades del Servicio. Si la presión no baja lo suficientemente, no podremos hacerlo ya que las plantillas siguen estando muy por debajo de las recomendaciones de organismos internacionales y los refuerzos que se han producido (contrataciones Covid) han servido para ofrecer cuidados, no para aligerar la presión que se ha ejercido sobre dichas plantillas durante los últimos dos meses. En el caso de la Atención Primaria, que desde el Gobierno central se insiste en que ha de ser reforzada para liderar la asistencia postCovid, no ha sufrido cambios en la Comunidad de Madrid. Seguimos teniendo Servicios de Urgencia en Atención Primaria (SUAP) cerrados y sus profesionales siguen siendo muy escasos (tenemos el número más bajo de enfermeras por habitante de todo el Estado) lo que imposibilitaría poder cuidar correctamente a todos los usuarios que demandaran atención sanitaria. En muchos casos, también siguen faltando medios materiales por lo que la desescalada, creemos, que era precipitada", afirman.

"A SATSE Madrid no le han informado de cómo va a ser la nueva Atención Primaria, ni si se van a producir refuerzos en la plantilla (que deberían producirse sí o sí), cuándo se van a incorporar éstos. También desconocemos qué papel van a tener que desempeñar en la desescalada que ha de empezar tarde o temprano. En nuestra opinión la planificación de cómo se va a hacer aún no ha llegado a los profesionales, especialmente los de Enfermería, que entendemos son los que han de liderar el modelo ya que lo que los usuarios van a necesitar son cuidados y éste es el campo de actuación de las enfermeras y enfermeros", concluyen.

Justo antes de conocerse la decisión era la Coordinadora por la Defensa del Sistema Público de Pensiones la que hablaba, y lo hacía en la misma dirección: pedían al Gobierno que no pasase de fase a Madrid: "La COORPENMADRID, exigimos al Gobierno de Madrid que defienda los intereses de la ciudadanía, y asuma que nuestra Región no está en condiciones para iniciar un camino peligroso que nos conduzca a más muerte y destrucción social. Las personas que trabajan la sanidad pública y los servicios sociales extenuados, las residencias de mayores y con discapacidad sin medicalizar y con medios precarios. Decisiones erráticas y sin fundamento científico y social, que afectan a miles de personas en riesgo, niñas y niños, miles de familias en peligro de exclusión social sometidos a las decisiones de capricho de los necro políticos irresponsables, que no atenúan las causas del Covid 19. ¿Qué intereses les mueven para no pensar en esas miles de personas y de familias?, las decisiones que no se basan en la ciencia en una crisis sanitaria de Pandemia, son de muerte y destrucción. Su incompetencia política, no puede aumentar el riesgo de la población madrileña, sobre todo de los mayores y discapacitados funcionales", afirmaban.

"Gobierno de Madrid, utilicen al menos el sentido común, apliquen medidas de cultura social y cambio de costumbres, den un tiempo razonable para que sean asumidas por la ciudadanía, es su responsabilidad política y moral, no nos condenen a la desaparición física y moral, RECAPACITEN. A la ciudadanía la COORPENMADRID, hacemos un llamamiento para no seguir ejemplos malignos y comportamientos nefastos, está en juego la salud y la vida, respetemos la distancia física, que no social, protejamos nuestras vidas y a la ciudadanía", concluyen.

El relevo al frente de la Dirección de Salud Pública de la Comunidad se produce en plena pandemia y con el temor a una nueva escalada. Es una “aventura demasiado peligrosa” que no atiende al interés común y que pone en riesgo tanto a la población como a los profesionales de la Sanidad.

La secretaria general de CCOO Sanidad Madrid, Rosa María Cuadrado, considera una “mala noticia” que el cese de la directora de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Yolanda Fuentes, pueda ser consecuencia de disputas políticas. Una decisión donde los intereses políticos y económicos priman por encima de los intereses comunes y de salud pública de la ciudadanía, del trabajo y la responsabilidad de los profesionales, así como de la capacidad asistencial de la Sanidad madrileña.

Desconocemos los motivos definitivos que han llevado a Yolanda Fuentes a renunciar a su tarea o los pormenores de cómo se ha producido. Pero visto que el momento coincide con la decisión del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso de pasar a la fase 1 del período de desescalada, desoyendo los argumentos de expertos y profesionales, puede haber sido el detonante. Consideramos toda la circunstancia una “aventura demasiado peligrosa” que no atiende al interés común y que pone en riesgo tanto a la población como a los profesionales de la Sanidad.

Además, sorprende también la coincidencia en el tiempo con el retraso en el informe sobre epidemiología que se venía reclamando a la Comunidad de Madrid por parte del Ministerio de Sanidad, y donde los datos entregados ponen a la región cómo la peor parada durante esta pandemia.

Es indiscutible que hemos visto cómo se cometían errores imperdonables en la Comunidad de Madrid, y que la gestión en la región durante la pandemia ha soportado deficiencias e ineficacia que han costado caro a los profesionales de la Sanidad y de los Sectores Sociosanitarios, en especial a las residencias de mayores. Y, por supuesto, también a los ciudadanos que han visto como las decisiones que se han tomado no han estado, en muchas ocasiones, a la altura de lo que requería el momento.

Sin embargo, a nuestro juicio, la hasta hoy directora general de Salud Pública era una facultativa del Área de Medicina Preventiva, con un Máster en Salud Pública, y con acreditada solvencia profesional para conocer el área a la que se enfrentaba. Sin olvidar que se produce el relevo en plena pandemia y con el temor a una nueva escalada.

Por su parte, el secretario general de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún, también se ha pronunciado sobre este caso y ha advertido de que “toda esta crisis refuerza la poca fiabilidad que tiene la gestión de la Consejería de Sanidad y las propuestas que pueda hacer con respecto al paso a la fase 1”. Para Cedrún, lo que está ocurriendo en la Comunidad de Madrid se corresponde con “una actuación que es continuista con el desprecio tradicional del Partido Popular a la sanidad pública”, tal y como se demuestra con la eliminación del Instituto de Salud Pública y los sucesivos recortes aplicados durante sus años de gobierno.

 

TERRITORIOS QUE PASAN A LA FASE 1

-Andalucía:Almería, Cádiz, Córdoba, Huelva, Jaén y Sevilla.

-Aragón:Huesca, Teruel y Zaragoza.

-Asturias

-Baleares*:Ibiza, Menorca y Mallorca.

-Canarias**:Tenerife, Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura y La Palma.

-Cantabria

-Castilla y León: las zonasbásicas de salud de Muñico (Ávila), Sedano (Burgos), Valle de Losa (Burgos), Truchas (León), Matallana de Torio (León), Riaño (León), Torquemada (Palencia), Robleda (Salamanca), Alaejos (Valladolid), Mayorga de Campos (Valladolid), Alta Sanabria (Zamora), Carbajales de Alba (Zamora), Tábara (Zamora), Quintanar de la Sierra (Burgos), Espinosa de los Monteros (Burgos), Pampliega (Burgos), Valle de Mena (Burgos),Aldeadavila de la Ribera (Salamanca), Lumbrales (Salamanca), Miranda del Castañar (salamanca), San Pedro Manrique (Soria), Esguevillas de Esgueva (Valladolid), Santibañez de Vidriales (Zamora), Alcañices (Zamora), Corrales del Vino (Zamora) y Villalpando (Zamora).

-Castilla-La Mancha: Guadalajara y Cuenca.

-Cataluña: las zonas sanitarias de Terres de l’Ebre (Tarragona), Camp de Tarragona (Tarragona) y Alt Pirineu-Aran (Lleida).

-Comunidad Valenciana: los departamentos sanitarios de Vinaròs (Castellón), Requena (Valencia), Xàtiva-Ontinyent (Valencia), Gandia (Valencia), Alcoy (Alicante), Dénia (Alicante), La Marina Baixa (Alicante), Elda (Alicante), Orihuela (Alicante) y Torrevieja (Alicante).

-Ceuta

-Extremadura: Cáceres y Badajoz.

-Galicia: A Coruña, Lugo, Orense y Pontevedra.

-La Rioja

-Melilla

-Murcia

-Navarra

-País Vasco: Álava, Vizcaya y Guipúzcoa.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas