x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

23
Sep
2020
La Comunidad compra 3.100 termómetros digitales para los colegios PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMEl Rey inauguraba ayer el curso escolar

La Comunidad de Madrid ha adquirido un total de 3.100 termómetros digitales sin contacto que ha repartido entre los cerca de 1.500 centros docentes públicos de la región y que ya están utilizando para tomar la temperatura a sus alumnos. Esta medida del Ejecutivo madrileño forma parte del plan elaborado conjuntamente por las consejerías de Sanidad y Educación y Juventud con el fin de que los niños hayan vuelto a las aulas en las mejores condiciones de seguridad ante la situación sanitaria creada por el COVID-19.

El Consejo de Gobierno ha conocido el procedimiento de urgencia gracias al que se han podido adquirir estos dispositivos de cara a la vuelta a las clases. Los termómetros digitales están certificados, disponen del correspondiente registro y permiten la toma de temperatura rápida situándolos entre los 3 y los 5 centímetros del alumno. Cuando alguno presente fiebre, se le aplica el protocolo COVID. Estos elementos también se están utilizando con los padres que llevan a sus hijos al interior del centro en la etapa de 0-3 años.

Todos los estudios realizados indican que la fiebre es uno de los síntomas más habituales de las personas contagiadas por COVID-19, por lo que, en entornos con movimiento de personas, la toma de temperatura corporal se ha determinado como instrumento útil de detección y contención de la transmisión de contagios, siendo utilizado de forma frecuente en centros de trabajo o establecimientos comerciales. Con su introducción en el ámbito educativo, la Comunidad de Madrid pone un medio más para que los alumnos encuentren en las aulas un entorno seguro.

Dentro del plan para una apertura segura de los centros educativos, el Gobiern madrileño realizará un estudio serológico, denominado SeroCOL, que llevará a cabo cerca de 42.500 test a 13.000 estudiantes y 1.500 profesores en tres momentos temporales diferentes (septiembre y diciembre de 2020 y marzo de 2021). Las autoridades sanitarias han decidido excluir en el estudio a los alumnos de Infantil por entrañar un menor riesgo de infección y de contagio que el resto.

Por otra parte, la Comunidad de Madrid hará pruebas PCR a los alumnos y profesores de los centros de Educación Especial, a lo largo del curso y de forma periódica. En este caso, se realizarán test de anticuerpos para conocer su evolución. El mismo procedimiento se seguirá con los docentes y estudiantes que pertenezcan a grupos de riesgo (niños en Educación Especial con patologías que no pueden integrarse en colegios ordinarios). Además, se han realizado test de anticuerpos a cerca de 100.000 docentes y personal de apoyo de los centros madrileños sostenidos con fondos públicos antes de empezar las clases, unas pruebas que se han complementado con un PCR en el caso de los que los resultados positivos.

Durante este curso se contratarán 150 nuevos Diplomados Universitarios de Enfermería (DUE) que se suman a los más de 450 existentes en los centros educativos públicos de la Comunidad. Así, el Gobierno madrileño profundiza en su lucha contra el COVID-19 al tiempo que continúa con su compromiso de avanzar en la introducción de la figura del enfermero escolar en los centros educativos.

La Universidad Politécnica de Madrid acogió la ceremonia de apertura del curso universitario a nivel estatal en una ceremonia presidida por Su Majestad el Rey. Este curso la institución madrileña celebra, además, su 50 aniversario.

E​n su discurso de apertura del curso universitario, Su Majestad el Rey "agradeció la acogida y preparación de este acto, y adelantó su más sincera felicitación por el ya próximo 50 Aniversario de la fundación" de este centro como decano en la formación e investigación en los ámbitos científico y tecnológico.

Don Felipe, que afirmó que "normalmente es este un encuentro anual, de comienzo de un curso lectivo, con todos llenos de ilusión y tras un merecido descanso", señaló que "este año no es así, no es nada normal y está siendo, sin duda, un año muy difícil", para añadir a continuación que es "mucho el sufrimiento, mucha la angustia y la incertidumbre que llevamos acumulados y que en estos días vuelven a intensificarse" y recalcar que "serán ya dos cursos los que acusarán, en el normal desarrollo de la vida y actividad académicas de todo orden, el fuerte impacto de la pandemia COVID-19 que nos azota a España y al Mundo entero".

Su Majestad el Rey recordó los retos que, "en estos tiempos de incertidumbre -pero también de oportunidades-", tienen nuestras Universidades, en primer lugar, "la internacionalización. Las universidades pueden aprovechar los rasgos y perfiles del mundo actual, para establecer estrategias efectivas de cooperación y colaboración académica e investigadora con otras universidades, instituciones y Administraciones, no solo con los países de nuestro entorno más inmediato, sino también abriendo espacios de trabajo común con naciones de otros continentes con los que mantenemos estrechas relaciones" y, en segundo lugar, "el papel de la educación superior como instrumento de promoción y progreso individual. Las universidades han permitido a lo largo de su historia que muchas generaciones de jóvenes hayan podido progresar y mejorar en su vida laboral y social. Así, la formación universitaria en España se ha convertido en un importante instrumento para el logro de la igualdad de oportunidades, que entre todos debe defenderse y consolidarse".

Don Felipe concluyó manifestando que "las universidades, como instituciones al servicio de la sociedad, conforman un espacio fundamental del sistema educativo. Tienen, y por ello merecen, la consideración, el reconocimiento y el apoyo de toda la sociedad española. Una sociedad que trabaja por superar colectivamente las circunstancias adversas y por avanzar hacia el futuro. Un trabajo comprometido para que las jóvenes generaciones puedan aprovechar igualmente la igualdad de oportunidadescon".

La interpretación del Gaudeaumus Igitur por parte del Coro de la Universidad Politécnica de Madrid puso fin al turno de intervenciones.

Su Majestad el Rey fue recibido a su llegada a la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la UPM., entre otras autoridades, por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; el ministro de Universidades, Manuel Castells; el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida y por el rector magnífico de la Universidad Politécnica de Madrid, Guillermo Cisneros, que cedió el bastón de mando a Don Felipe como ordena el protocolo universitario, en este solemne acto.

Posteriormente, Don Felipe descubrió una placa conmemorativa con motivo de la apertura oficial del año académico, un curso en el que esta institución madrileña celebra el 50 Aniversario de su creación como centro decano en la formación e investigación en los ámbitos científico y tecnológico, para incorporarse a continuación al Cortejo Académico con el resto de miembros de la mesa presidencial y acceder al salón de actos, donde se interpretó el Veni Creator.

Con el título “La España vaciada bajo la pandemia”, Jaime Lamo de Espinosa, profesor emérito de la Universidad Politécnica de Madrid y catedrático "Jean Monnet" de Economía por acuerdo de la Comisión Europea, impartió la lección inaugural. Doctor ingeniero agrónomo y economista, ha sido ministro de Agricultura del Gobierno de Adolfo Suárez (1978-1982) y ministro adjunto al presidente del Gobierno de Leopoldo Calvo-Sotelo (1982). Negoció con Bruselas, desde 1978 a 1982, el Tratado de Adhesión de España a la Comunidad Económica Europea (CEE). Elegido presidente de la XX Conferencia Mundial de FAO en Roma (1979) y presidente de la Conferencia de Ministros de Agricultura de la Organización para la OCDE (1979), recibió en 1999 el Premio Rey Jaime I de Economía.

Después del acto académico, Don Felipe mantuvo un breve encuentro con los rectores y resto de autoridades.

La Universidad Politécnica de Madrid (UPM) se fundó en 1971 con la integración de las Escuelas Técnicas Superiores que hasta entonces constituían el Instituto Politécnico Superior. Al año siguiente se sumaron las Escuelas Universitarias.

Como se recoge en sus Estatutos, la Universidad Politécnica de Madrid tiene entre sus objetivos la creación, desarrollo, transmisión y crítica de la ciencia, de la técnica y de la cultura. Con ese fin, trabaja también desde sus Institutos y Centros de Investigación, asimilando los cambios producidos en nuestra sociedad y manteniendo su vocación de excelencia, por lo que cuenta con el reconocimiento nacional e internacional.

La Universidad Politécnica de Madrid tiene doble sello de Campus de Excelencia Internacional, una distinción que refrenda la calidad de su actividad docente e investigadora.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha acompañado a Su Majestad el Rey Felipe VI en la inauguración del curso universitario 2020/21. El acto se ha desarrollado en la Universidad Politécnica de Madrid, donde ha apelado al papel que desempeña ante el COVID-19 junto a la ciencia y la innovación. “Nuestro objetivo es promover una auténtica transformación que sitúe a nuestras universidades como referente en innovación educativa”, ha indicado.

Para la presidenta, es “el momento de la Universidad”. “De aplicar nuestro talento docente con la aplicación de las nuevas tecnologías para continuar con la enseñanza-aprendizaje”, ha señalado Díaz Ayuso, al tiempo que ha indicado que “hacer frente a esta crisis va a permitirnos acelerar los proyectos de innovación docente, fruto de un modelo académico flexible, que promueve la excelencia a través del mérito”.

En este sentido, ha destacado el papel que van a tener los estudiantes para poner en marcha grandes proyectos que puedan consolidar a la Comunidad de Madrid “en una posición de liderazgo europeo en disciplinas críticas y a nivel mundial”. “Ellos van a ser una referencia del comportamiento de la juventud, no solo por las medidas contra la pandemia, sino porque necesitamos su concurso para innovar, modernizar y desarrollar España”, ha continuado Díaz Ayuso, para añadir que es el “momento de esta generación, de que muestre todo su potencial y devuelva a la sociedad todo lo que generosamente han invertido nuestros mayores”.

Más de 300.000 estudiantes están empezando durante estos días sus clases en alguna de las 14 universidades madrileñas, que han establecido un comienzo escalonado del curso 2020/21 debido a la pandemia de la COVID-19. Junto a ellos, más de 16.000 profesores e investigadores y otras 11.000 personas de administración y servicios.

Todos ellos han sido los protagonistas de la inauguración del curso, al que también ha asistido el consejero de Ciencia, Universidades e Innovación, Eduardo Sicilia. El acto se ha celebrado en la Politécnica, que este año celebra el 50 aniversario de su creación como centro decano de referencia en la formación e investigación en los ámbitos científico y tecnológico.

La vuelta a las aulas se está produciendo con normalidad en todos aquellos campus donde ya se imparten clases, como son la universidad Politécnica de Madrid, la Universidad Autónoma y la Universidad de Comillas, que comenzaron el lunes 7 de septiembre. El 14 de septiembre empezaron la Universidad Carlos III, la Universidad Nebrija, la Universidad Europea y la Universidad CEU-San Pablo. Al día siguiente, el 15 de septiembre, la Universidad Villanueva. Y desde esta semana, ya están los alumnos de la universidad Alfonso X el Sabio y la universidad Francisco de Vitoria.

Para el 28 de septiembre vuelven a clase la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Rey Juan Carlos, la Universidad de Alcalá y la Universidad Camilo José Cela.

La Comunidad de Madrid ha apostado este curso 2020-2021 por un sistema de docencia híbrido, en el que se combina la presencia física del estudiante en las aulas con el trabajo a distancia. La presencialidad se pide, principalmente, en aquellas actividades de experimentación y alto valor, al igual que especialmente para los estudiantes del primer y cuarto curso de Grado.

Este curso 2010/21, las clases presenciales se combinarán con el uso educativo de las tecnologías. En todos los campus se realizarán actividades formativas a distancia, tanto en tiempo real (síncronas, en directo) como en diferido (asíncronas), a través de los campus virtuales o plataformas como BlackBoard Collaborate. En este sentido, las universidades madrileñas han trabajado durante estos meses para extender las zonas wifi en los campus.

Para ello, el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha destinado 40 millones de euros a un Plan de Transformación Digital para las universidades públicas de la región, donde se priorizarán algunos aspectos como la integración de la cultura digital en las metodologías docentes de las universidades, la atención a una presencialidad adaptada, la formación de calidad y competitiva o la mejora del impacto de las investigaciones.

La Comunidad de Madrid será catalizadora del cambio a través de la asignación de fondos a las universidades públicas. De este modo, la inversión estará vinculada al compromiso de cada institución universitaria con el Plan de Transformación Digital. La administración comprobará que los fondos se dirigen a la transformación de las prácticas docentes, a la formación del personal y los estudiantes o a la efectiva transformación de los procedimientos administrativos.

La Comunidad de Madrid destinará 9 millones de euros este curso 2020/21 a las becas de Bachillerato para facilitar que los alumnos con dificultades socioeconómicas puedan continuar sus estudios en el centro concertado en el que cursaban sus enseñanzas hasta 4º de Educación Secundaria Obligatoria. Estas ayudas comenzaron a implantarse el pasado año en 1º de Bachillerato y ahora se extienden a toda esta etapa postobligatoria alcanzando a alrededor de 3.000 beneficiarios, el doble que en 2019/20.

El Consejo de Gobierno ha aprobado la inversión para financiar esta convocatoria de becas para el estudio de Bachillerato. Esta iniciativa del Ejecutivo regional garantiza el respeto a la libertad de elección de centro, permitiendo que los alumnos no tengan que cambiar de colegio al pasar a una etapa que ya no está concertada, por motivo de su situación socioeconómica.

Los beneficiarios de estas ayudas serán los alumnos que hayan realizado 4º de ESO en un centro concertado de la Comunidad de Madrid y que quieran continuar sus estudios de Bachillerato en el mismo colegio, siempre y cuando no tengan concertada también esta etapa. Del mismo modo, podrán acceder a ellas los estudiantes que hayan obtenido la beca en 1º de Bachillerato y pasen a 2º curso.

Además, deberán cumplir los requisitos de tener la reserva de plaza realizada, no ser repetidores y no superar la renta per cápita de 10.000 euros. En este sentido, la principal novedad es que se amplía el concepto de unidad familiar y a la hora de calcular la renta también computarán los hermanos del solicitante de entre 18 y 25 años.

Estas becas también benefician a las personas que tengan una discapacidad, debidamente acreditada, igual o superior al 33%, o que acrediten la condición de víctima de violencia de género, víctima del terrorismo, estar sujeto a protección internacional o cuando el alumno para el que se solicita la beca se encuentre en situación de acogimiento familiar.

La ampliación de las becas de Bachillerato supone un nuevo impulso para la libre elección de educación por parte de las familias, uno de los pilares fundamentales del sistema educativo de la Comunidad y que se refleja en que el 94% de las familias madrileñas han obtenido plaza en el colegio elegido como primera opción para escolarizar a sus hijos de 3 años durante el presente curso escolar 2020/21.

En esta misma línea, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunció en el Debate del Estado de la Región la creación de una nueva Ley que blindará la libertad de las familias madrileñas a elegir el tipo de educación de sus hijos. Este proyecto legislativo garantizará la existencia de plazas suficientes atendiendo a la demanda de las familias.

La Comunidad de Madrid va a ayudar a unos 4.200 jóvenes que quieran retomar su formación tras abandonar los estudios. Para ello, va a destinar 10 millones de euros a las conocidas como becas de Segunda Oportunidad. El Consejo de Gobierno ha aprobado esta cantidad con el fin de mejorar la igualdad de oportunidades entre las familias, uno de los principios del sistema educativo madrileño.

Los beneficiarios serán jóvenes madrileños de entre 16 y 30 años, que no estén cursando estudios, no tengan trabajo y no reciban formación, con el objetivo de que puedan acceder a la cualificación que no obtuvieron en su momento. Asimismo, deberán estar inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil, y no haber trabajado ni recibido acciones formativas en el día natural anterior a la fecha de la presentación de la solicitud.

El importe que recibirán será de un máximo de 2.800 euros, repartidos en 10 mensualidades. Por su parte, los centros que impartan las clases deberán certificar la realización y el coste del curso, así como la asistencia de los alumnos, en al menos el 75% de las horas lectivas.

Las becas cubrirán el curso de preparación de la prueba para obtener el título de Educación Secundaria Obligatoria para mayores de 18 años, el curso de formación específico para el acceso a ciclos formativos de Grado Medio y el curso de Formación Profesional de Grado Medio, además del curso de formación específico para el acceso a ciclos formativos de Formación Profesional de Grado Superior y el curso de Formación Profesional de Grado Superior. Además, el Ejecutivo madrileño ofrecerá ayudas para realizar programas dirigidos a la obtención de certificados de cualificación profesional de nivel 1, para aquellos alumnos que no tengan el título de la ESO.

Durante el curso escolar recién comenzado, el Ejecutivo autonómico destinará para becas cerca de 156 millones de euros, llegando a cerca de 575.000 beneficiarios. Entre las ayudas que ofrece la Comunidad de Madrid destaca el programa de préstamo de libros gratuito ACCEDE, con una previsión de llegar a alcanzar cerca de 375.000 beneficiarios y que ya se ha implantado en todos los centros públicos y en más del 50% de los centros concertados en la región.

Otras de las becas que ha incrementado el Gobierno de la Comunidad de Madrid son las de Educación Infantil, que han aumentado tanto su presupuesto para este curso escolar, con 500.000 euros más, como con el número de familias que se benefician, en cerca de un millar más.

Lo mismo sucede con las ayudas dirigidas a los alumnos que cursan estudios de Formación Profesional en centros privados autorizados de la región. El Gobierno regional invertirá 18,5 millones de euros para este sistema de becas que favorece un modelo más flexible y con más capacidad para adaptarse a la FP Dual, donde la Comunidad de Madrid es pionera en España. De estas becas podrán beneficiarse hasta 8.500 estudiantes, por un importe variable, de hasta 3.200 euros, en función de las condiciones socioeconómicas del alumno.

La próxima convocatoria de las becas infantiles del Ayuntamiento de Madrid primará a las familias más vulnerables, residentes en su mayoría en los distritos del sur y sureste de Madrid, y la cuantía de la ayuda podrá cubrir casi la totalidad del coste de la escuela infantil privada a la que accedan. Así lo ha anunciado este martes el delegado del Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, que ha añadido, además, que la Red Municipal de Escuelas Infantiles alcanzará en los próximos meses un total de 70 centros, lo que supone una oferta de 8.080 plazas, 261 más que en el curso anterior.

Durante la comisión de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Aniorte ha explicado que el Área que dirige ha realizado un análisis del perfil socioeconómico familiar, laboral y residencial de los no admitidos en la convocatoria 2020-21 en el que ha detectado que hay una mayor necesidad de plazas de educación de cero a tres años en los distritos y barrios con menos renta y más densidad poblacional. Por ello, la nueva convocatoria priorizará a aquellas familias con mayores dificultades para la conciliación mediante la modificación de los tramos de renta y la cuantía de las becas, que pasará de llegar como máximo a los 200 euros actuales a poder cubrir prácticamente el coste de la escuela infantil en las familias con menores ingresos.

Además, el Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social ha previsto una simplificación de los trámites a realizar por las familias para optar a la beca infantil para el curso 2021-22 por el que se unificarán las convocatorias de acceso a las escuelas infantiles municipales y de becas infantiles, de forma que los no admitidos en la red pública resulten beneficiarios de la ayuda para la escolarización de las escuelas privadas siempre que cumplan los requisitos. El objetivo, según ha explicado Aniorte, será ahorrar a las familias los gastos y trámites adicionales mediante una única solicitud.

Aniorte ha valorado la puesta en marcha en 2019 de la convocatoria de becas infantiles, dirigidas a la escolarización en escuelas de titularidad privada autorizadas por la Comunidad de Madrid, para aquellas familias que no hubieran obtenido plaza en el proceso de admisión a la red municipal, al tiempo que ha recordado el compromiso del Ayuntamiento para seguir ampliando la Red Municipal de Escuelas Infantiles para apostar por la educación de cero a tres años y la conciliación de las familias.

En la actualidad, el Ayuntamiento de Madrid es titular de 68 escuelas infantiles, a las que se añadirán en este curso dos más en los distritos de Retiro y Centro, así como otra nueva en Villaverde con una apertura prevista para el curso 2021-22. Además, para los próximos meses está planificada la ejecución de las obras para la creación de otras tres escuelas en los distritos de San Blas-Canillejas, Vicálvaro y Villa de Vallecas.

La Comunidad de Madrid presenta una nueva edición de las actividades gratuitas para centros educativos, que se desarrollarán durante los meses de octubre y noviembre. Se trata de 29 propuestas culturales, medioambientales y deportivas, con 720 plazas, dentro de los programas Jóvenes en los parques y Jóvenes por la Inclusión. Están dirigidas a estudiantes de ESO, Bachillerato, Formación Profesional, Unidades de Formación e Inserción Laboral (UFIL) y Aulas de Compensación Educativa (ACE), Centros de Educación Especial (CEE), Centros Ocupacionales (COFOIL), así como para el Centro Regional de Enseñanzas Integradas (CREI).

Jóvenes en los parques se desarrollará en espacios emblemáticos de la región al aire libre, y ofrece travesías náuticas, recorridos en bicicleta, marcha nórdica, orientación, escalada y patinaje sobre ruedas y sobre hielo, entre otras actividades. El programa se llevará a cabo de lunes a viernes por las mañanas, de 10 a 13.30 horas, con todas las normas de seguridad e higiene sanitaria necesarias adaptadas al COVID-19.

Además, algunas de estas actividades, como la ruta ambiental en bicicleta por la Casa de Campo, el recorrido cultural en bici e iniciación a la marcha nórdica por Madrid Río y la ruta cultural y patinaje sobre ruedas por El Retiro, se desarrollan en inglés, con el objetivo de potenciar el uso de esta lengua entre los jóvenes de forma divertida, practicando juegos y deporte.

Por su parte, el programa Jóvenes por la inclusión ofrece propuestas lúdicas tanto al aire libre, piragüismo, paseos guiados por el bosque y el parque y jornadas en la bolera, lo mismo que talleres de teatro, radio, música y magia en los propios centros educativos. Todas estas actividades cumplen también las medidas de seguridad e higiene convenientes y atienden a las necesidades individuales de cada participante.

Los parques y espacios seleccionados para ambos programas son: Madrid Río, la Casa de Campo, los parques de El Retiro, Polvoranca, Juan Carlos I, Pradolongo, Puerta de Hierro y el Central de Tres Cantos, los rocódromos de Manoteras y Vallecas, la bolera de Chamartín, la pista de hielo de Valdemoro, el embalse de Picadas, la vía verde del Tajuña, el valle de la Fuenfría, Aranjuez, Patones y el Madrid histórico.

Con estas actividades dirigidas a los centros educativos, el Gobierno regional pretende promover el desarrollo de los jóvenes, educando en el esfuerzo y la superación, en un ámbito de encuentro y convivencia que contribuya a la integración y la convivencia. Además, la oferta trata de sensibilizar a los participantes en los valores de los Objetivos de Desarrollo Sostenible contenidos de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

Los programas Jóvenes en los parques y Jóvenes por la inclusión organizados por el Gobierno regional se desarrollan a lo largo del curso escolar en primavera y otoño. Durante el pasado año, ambas iniciativas contaron con la participación de más de 12.000 jóvenes madrileños de unos 200 centros educativos de toda la región.

Los centros interesados en las actividades de inclusión pueden presentar su solicitud en la dirección de correo inclusionjovenes@madrid.org desde el lunes 21 de septiembre, y quienes quieran realizar las ofrecidas en los parques pueden solicitarlas, a partir del miércoles 23 de septiembre, en el correo  jovenesparques@madrid.org. Las plazas se asignarán por orden de llegada, hasta cubrir plazas. Más información en:  www.comunidad.madrid/servicios/juventud/actividades-centros-educativos.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas