x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

28
Dic
2016
MasterChef Junior 4: Expulsión Arnau, Jefferson y Natalia; Jefferson piensa en inglés; y Miguel cocina un centurión PDF Imprimir E-mail
Los Blogs del Telescopio - El Choniblog
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por RTVEEl programa anuncia repesca para el programa del próximo domingo

Los protagonistas de la Navidad continúan cocinando, y lo hacen con una edición que no está conquistando tanto a los espectadores como las ediciones anteriores. Y es que la tele en estas fiestas está completamente loca, con el cine haciendo audiencias estratosféricas, y los programas, sean del estilo que sean, totalmente hundidos. Ni MasterChef ni Bertín ni, intuyo, las Campos, van a interesar a un público que, parece, se ha ido de vacaciones.

Pero para los que sí seguimos pegados a la tele, anoche MasterChef nos ofrecía el tercer capítulo de los seis que componen esta temporada, un capítulo en el que pudimos ver como se rompía la carpeta tras la expulsión de Natalia; y uno de los favoritos del jurado, Arnau, se quedaba fuera del juego. Eso sí, que nadie se inquiete todavía, ya que en el próximo programa volverán dos de los expulsados para completar la repesca.

Pero eso será el próximo 1 de enero, en una noche en la que los cocineros se verán las caras con el todopoderoso Tu Cara Me Suena. Volviendo a la noche de ayer, la primera prueba nos dejaba un juego nuevo que, espero, implanten en la versión de adultos enseguida: una especie de Pictionary gastronómico en el que uno de los miembros de la pareja debe adivinar qué plato debe cocinar. Ni que decir tiene que la cosa terminó en desastre, a excepción del plato presentado por Estela y Kaitin, que casi clavaron un tradicional pastel japonés.

La segunda prueba llevaba a los concursantes hasta las mismas murallas de Ávila, donde debían cocinar un menú de seis platos para sus profesores. Y digo debían, porque lo que salió distaba mucho de lo esperado: uno de los grupos sirvió un besugo totalmente crudo; y el jurado tumbó el postre del otro equipo antes de emplatarlo. Ante semejante desastre, el programa no tuvo dudas en mandar a todos los concursantes a la prueba de expulsión, donde José Enrique tuvo que decidir con qué pescado se iba a jugar cada uno su futuro en el concurso.

Con los pescados elegidos, los concursantes descubrían que debían cocinar tres platos distintos, lo que complicaba mucho la prueba para algunos. Así, Jefferson se puso a pensar en inglés qué debía hacer con su pescado; mientras que Miguel se empeñaba en cocinar un “centurión” en lugar del esturión que le tocó.

Al final, cinco platos no consiguieron superar el nivel mínimo, poniendo en la cuerda floja a Arnau, Jefferson, Kaitin, Estela y Natalia. Eso sí, al haber sido las mejores de la primera prueba, Kaitin y Estela se salvaban de la expulsión, dejando fuera del juego a Arnau, Jefferson y Natalia, y rompiendo la carpeta que ha centrado parte de la edición. Ahora veremos cómo evoluciona el juego en los tres capítulos que quedan, y si Paula y Paloma (desaparecidas casi en este capítulo), resuelven o no sus diferencias.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar















ChoniEncuesta

¿Quién debe abandonar la casa de Gran Hermano VIP 5? Segunda nominación
 

A Todo Color








Noticias Relacionadas