x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

03
Sep
2019
Agosto cierra con el peor dato para el paro de la década PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - España
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CCOO Madrid54.731 personas más en España y 7.199 en la Comunidad de Madrid

El número de parados registrados en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo se ha reducido en 116.264 personas respecto al mismo mes del año anterior, lo que sitúa su nivel de bajada interanual en el -3,65%. Así, la cifra total de parados registrados es de 3.065.804, su nivel más bajo en un mes de agosto de los últimos 10 años. En el mes de agosto, el paro ha subido en 54.371 personas en relación con el mes anterior. El año pasado el paro había aumentado en ese mismo mes en 47.047 personas. En términos desestacionalizados, el paro sube en 4.435 personas.

El desempleo masculino se sitúa en 1.247.538 personas, al subir en 31.051 (2,55%) y el femenino en 1.818.266 al incrementarse en 23.320 (1,30%) en relación con el mes de julio. Si lo comparamos con agosto de 2018, el desempleo masculino baja en 59.456 (-4,55%) personas, y el femenino desciende en 56.808 (-3,03%). Se incrementa el desempleo de los jóvenes menores de 25 años en 6.182 (2,82%) personas en relación con el mes anterior. Asimismo, sube en 48.189 (1,73%) entre los que tienen 25 y más años.

El paro registrado ha subido en 16 comunidades autónomas y lo hizo especialmente en la Comunidad Valenciana (13.093), Cataluña (12.588) y Madrid (7.199). La Comunidad de Castilla y León baja en 6 personas. Por sectores económicos de procedencia de los trabajadores, el paro registrado se ha reducido en Agricultura en 6.655 (-4,45%) y se incrementa en Industria en 7.756 (3,00%), en Construcción en 11.365 (4,54%) y en Servicios en 45.707 (2,19%). Por último, el colectivo sin empleo anterior se reduce en 3.802 personas (-1,45%).

El pasado mes de agosto se registraron 1.519.922 contratos. De ellos, 123.277 son contratos de carácter indefinido, que representan este mes un 8,11% de todas las registradas, otros 1.390.735 son temporales y 5.910 de carácter formativo. Los contratos indefinidos de agosto se dividen, en cuanto a la duración de su jornada, en 75.553 a tiempo completo y 32.952 a tiempo parcial. 14.772 contratos eran fijos discontinuos.

La tasa de cobertura del sistema de protección por desempleo alcanzó el 66,1% en julio de este año, 6 puntos por encima de la registrada en el mismo mes de 2018 (60,1%). El número de personas beneficiarias se situó al finalizar julio en 1.884.469, un 6% más en relación al mismo mes de 2018. El importe de la nómina de prestaciones por desempleo ascendió a 1.567,2 millones de euros, un 11,9% más en relación al mismo mes del año anterior.

La afiliación media a la Seguridad Social alcanzó los 19.320.227 ocupados en agosto. Se trata del mes de agosto con más afiliados a la Seguridad Social desde que hay registro. En términos interanuales, el Sistema suma de media 480.413 afiliados, el 2,55%. El Régimen General, con un mejor comportamiento, cuenta con 468.160 afiliados más que hace año, lo que supone un incremento del 3,02%.

El número de ocupados desciende en 212.984 personas respecto al mes de julio, el -1,09%. El descenso de la afiliación en agosto es una constante en toda la serie estadística. En 2018, la variación intermensual fue muy similar, de -1,07%.

En relación al año pasado, el Sistema ha ganado 480.413 ocupados, lo que supone un 2,55% más. En términos interanuales, destaca el buen comportamiento del Régimen General, con 468.160 trabajadores más (3,02%). El crecimiento alcanza el 3,43% (493.592 afiliados más) si hablamos del Régimen General sin tener en cuenta los sistemas especiales Agrario y del Hogar.

En el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, la tasa interanual aumentó un 0,38%, lo que se traduce en un crecimiento de 12.276 personas. El Régimen del Mar creció un 1,18% (811 personas) y el Carbón contabilizó un descenso de 835 ocupados (-38,19%). En términos interanuales, la afiliación aumentó en todas las comunidades autónomas. Destacan, en cifras absolutas, los incrementos de Madrid (100.529), Andalucía (96.411), Cataluña (80.045) y Comunidad Valenciana (51.512).

El descenso de la afiliación en agosto es constante en la serie histórica. En concreto, el número de ocupados ha descendido en 212.984 personas respecto al mes de julio, el -1,09%. En 2018, la variación intermensual fue muy similar, de -1,07%, con 202.996 afiliados menos que en julio de ese
año. En 2017, el descenso fue de 179.485 ocupados, un -0,97%.

El Régimen General registró un descenso de 195.763 personas en el último mes (-1,21%), hasta situarse en 15.987.629 ocupados. En agosto, la afiliación creció en términos absolutos en Actividades Sanitarias y Servicios Sociales (22.124); mientras que disminuyó en Educación (-59.630), Construcción (-27.464), Industria Manufacturera (-22.760), Actividades Artísticas y de Entretenimiento (-16.063), Actividades Administrativas (-14.224), Actividades Científicas (-12.180), Comercio (-12.062) y Administración Pública (-10.668).

En cuanto al Sistema Especial Agrario, finalizó con 25.138 afiliados medios menos (-3,45%), situándose ahora en 703.650 personas. Por su parte, el Sistema Especial del Empleados del  Hogar descendió en 3.460 (-0,86%) y ahora alcanza los 398.053 ocupados. El Régimen de Autónomos cuenta con 3.261.552 personas, tras descender en 17.282 (-0,53%) en el último mes. El Régimen Especial del Mar crece en 70 ocupados (0,10%) hasta situarse en 69.696. Finalmente, el Régimen Especial del Carbón cuenta con 1.351 afiliados medios tras restar 9 personas (-0,69%).

Por comunidades autónomas, el número de afiliados creció en agosto en Asturias, con 1.679 afiliados más (0,45%) y Cantabria, donde se sumaron 999 ocupados (0,44%), y se mantuvo sin variación en Canarias. La afiliación desciende en el resto de autonomías. Los mayores descensos se producen en la Región de Murcia (-2,61%), la Comunidad Valenciana (-1,94%) y Cataluña (-1,85%).

La Comunidad de Madrid ha registrado el pasado mes de agosto 11.404 parados menos que en el mismo mes de 2018 (-3,2 %), situándose el número total de parados en 342.709 personas, la cifra más baja de un mes de agosto desde 2008. En el conjunto de España el paro ha descendido en este mismo periodo en 116.294 personas (-3,6 %). Así lo reflejan los últimos datos sobre el paro y la afiliación facilitados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones Sociales y Seguridad Social conocidos hoy y referidos al mes de agosto.

Con respecto al mes anterior, el desempleo ha aumentado en la Comunidad un 2,1 %, con 7.199 parados más. En agosto, el paro también ha subido en el conjunto de España en 54.371 personas, un incremento del 1,81 % que sitúa el número de personas sin empleo en 3.065.804.

En el último año se ha producido un descenso del paro en todos los sectores productivos en la Comunidad de Madrid: sector servicios (-2,4 %; descenso de 6.703 personas), en el sector de la construcción (-7,2 %; descenso de 2.047 personas) y en la industria (-4,4 %; descenso de 947 personas). El paro también ha disminuido en 311 personas en el sector de la agricultura (-10,9 %). Por su parte, entre el colectivo de personas que no tenían empleo hay 1.396 desempleados menos (-5,8 %).

Además, en la Comunidad de Madrid el paro ha descendido interanualmente en casi todos los niveles de estudio, principalmente en las personas con educación secundaria (12.201 personas, un 7,2 % menos) y en educación universitaria y tercer ciclo (1.815 personas, un 3,4 % menos).

También se produce una reducción de 11.193 desempleados de larga duración (-7,9 %), así como en el número de personas que lleva en el paro menos de un año, que ha descendido ligeramente en 211 personas (-0,1 %). A su vez, el paro juvenil (menores de 25 años) desciende en 1.356 personas (-5,1 %). Entre las personas de 45 y más años se ha reducido en 2.279 personas (-1,3 %). El mayor descenso absoluto del paro se ha producido en el grupo de edad de entre 30 y 44 años, con 7.486 personas, un -6,3 %.

Por sexos, el paro masculino se ha reducido en el último año en 5.504 personas (-3,8 %) y el paro femenino ha descendido en 5.900 personas (-2,8 %). En cuanto a la contratación, en el mes de agosto se han firmado 167.289 contratos, de los cuales 26.115 fueron indefinidos. Destacar también que siete de cada diez contratos indefinidos firmados (el 70,6 %) son a tiempo completo.

La Comunidad de Madrid lidera la afiliación a la Seguridad Social en el último año en términos absolutos, sumando 100.529 nuevos trabajadores (un 3,26 % más y casi un punto por encima de la afiliación en el conjunto de España, que ha sido del 2,55 %).

En el mes de agosto, la afiliación ha descendido un 1,35 %, equivalente a 43.691 empleos menos. El número de trabajadores ocupados en la Comunidad de Madrid es de 3.184.125 personas.

En cuanto a la afiliación de los autónomos en la Comunidad de Madrid, debe subrayarse que se ha incrementado en un 1,7 % en el último año (6.817 personas más), a pesar de un descenso en el último mes del 0,9 % (3.424 personas menos).

Así, el número de autónomos en la región se sitúa en 398.838. A nivel nacional el número de autónomos ha descendido durante el último mes en 17.281 trabajadores, mientras que se ha incrementado en 12.277 en el último año, equivalente a un incremento del 0,4 %.

Agosto es un mes tradicionalmente malo para el empleo en Madrid. Pero este mes de 2019 ha supuesto un incremento de personas en desempleo de 7.199. El año pasado el paro se incrementó en 4.400. En 2017 bajó en 366. La tendencia a datos cada vez peores es clara. El conjunto del año tampoco arroja un panorama positivo. En 12 meses el paro ha bajado en 11.404 personas. En los doce anteriores la bajada fue de más de 29.000. El año anterior en casi 39.000. Son síntomas de un enfriamiento del mercado de trabajo que no pueden combatirse ni con recortes ni con bajadas de impuestos.

Agosto es un mes tradicionalmente malo para el empleo en Madrid. Pero este mes de 2019 ha supuesto un incremento de personas en desempleo de 7.199. El año pasado el paro se incrementó en 4.400. En 2017 bajó en 366. La tendencia a datos cada vez peores es clara. El conjunto del año tampoco arroja un panorama positivo. En 12 meses el paro ha bajado en 11.404 personas. En los doce anteriores la bajada fue de más de 29.000. El año anterior en casi 39.000. Son síntomas de un enfriamiento del mercado de trabajo que no pueden combatirse ni con recortes ni con bajadas de impuestos.

En agosto se ha incrementado el paro registrado en 7.199 personas más respecto al mes anterior. En Madrid hay 342.799 personas en paro. Y esto significa que en los años de la recuperación del empleo la región ha reducido sus cifras de paro pero de forma insuficiente, incapaz de dar una oportunidad a todas las personas que perdieron su empleo en los años de la crisis y las que se han incorporado nuevas y que podría enfrentar una situación de enfriamiento con una bolsa de personas en desempleo elevada y un nivel de precariedad y vulnerabilidad altísimo.

De las personas en paro, 139.160 son hombres y 203.549 son mujeres. El paro ha vuelto a crecer este mes más entre las mujeres (3.964 frente a 3.245 hombres), de manera que la brecha de género se mantiene.

De las 7.199 personas en paro, 6.430 provienen del sector de los servicios. Este es el sector donde porcentualmente más ha crecido el desempleo, un 2,4%, frente al 2% de la industria, el 2% de parados sin empleo anterior y el 1,6% de la construcción.

Respecto a la protección por desempleo, la entrada de nuevas personas desempleadas en las listas de desempleo está incrementando la tasa de cobertura, tanto entre hombres, como, sobre todo en mujeres. En julio esta tasa fue del 60,8% para hombres y 59,4% en mujeres. Si se tiene en cuenta los demandantes de empleo sin ocupación pero no considerados parados registrados y los parados sin empleo anterior, hay al menos 166.000 personas en Madrid que buscan un empleo, que no lo encuentran y no tienen una prestación.

En el mes de julio, de las 187.586 personas que cobraron prestación, fueron beneficiarias de una prestación contributiva 117.744 y el resto beneficiarios de otras ayudas y subsidios.

La Comunidad de Madrid debe enfrenarse al doble reto de ofrecer oportunidades suficientes a las personas en desempleo para incorporarse a la actividad laboral pero también de proteger a las personas desempleadas y a sus familias, El alto número de personas sin protección que arroja la región y que se viene repitiendo es inaceptable en una comunidad rica como la madrileña, intolerable para las personas que la sufren y que quedan en un claro riesgo de pobreza y para el conjunto de la región, por la fractura social que supone.

Junto al comportamiento del paro, que alerta de la situación de riesgo de tantos miles de madrileños y madrileñas, la afiliación a la Seguridad Social no arroja mejor comportamiento, con una bajada de 43.691 cotizantes. Después de un mes de enero malo para la afiliación, los datos entre febrero y junio lograron un crecimiento de más de 66.000 cotizantes. Pero en solo dos meses, julio y agosto, se han perdido 60.000. Es además el peor dato para cualquier mes al menos de los últimos cuatro años.

Y respecto a la contratación, en agosto se han firmado 167.289 contratos. De ellos solo son indefinidos el 15,6% (26.115) y son temporales el 84,4% (141.174). Se da además la circunstancia de que durante 2019 están creciendo, dentro de los contratos temporales los de muy corta duración. De los contratos temporales firmados en los siete primeros meses, el 34% fueron de duración indeterminada. De los que sí se conocía su duración, el 44% eran de menos de seis días. Además en Madrid, más del 40% de los contratos que se firman son a jornada parcial (casi el 60% en el caso de las mujeres).

Por lo tanto, hay que hablar de decenas de miles de madrileños y, sobre todo madrileñas, en situación de desempleo, en casi la mitad de los casos sin ninguna prestación económica y que tienen ante ellos un mercado de trabajo que no ofrece oportunidades a todos y que además está muy marcado por la temporalidad y la parcialidad.

Combatir el desempleo y la precariedad debe ser la prioridad del nuevo gobierno, y eso no se logra con bajadas de impuestos y recortes. Se logra con una política de apoyo al cambio de modelo productivo, de desarrollo con muchas posibilidades de crecimiento en la región, como el de cuidados, de protección a los desempleados y recuperando el dialogo social.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas