x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

16
May
2022
San Isidro recupera su esplendor con Chanel como protagonista PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de MadridLa capital comienza a celebrar el Año Jubilar

“Este no es un San Isidro más. Tras dos años en los que esta ciudad se ha enfrentado a retos inéditos, dos años de restricciones y duras pruebas para Madrid y los madrileños, nuestra fiesta mayor puede, por fin, volver a celebrarse con el esplendor, la alegría y la sonrisa que nos definen como pueblo y como ciudad “. Con estas palabras ha dado hoy la bienvenida el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, a los asistentes al acto de entrega de las Medallas de Honor y de Madrid que, coincidiendo con la festividad de San Isidro, patrón de la capital, el Ayuntamiento concede cada año en reconocimiento a la trayectoria y compromiso con la ciudad tanto de personas como de instituciones.

Junto a la vicealcaldesa, Begoña Villacís, así como a miembros del Gobierno municipal y representantes de los grupos municipales, el alcalde ha subrayado la capacidad de renovación de Madrid, una ciudad capaz de “transformar el dolor de la tragedia en la vanguardia de la solidaridad. Solo un pueblo como el madrileño es capaz de levantarse, superar la adversidad, llegar más alto y ser mejores de lo que éramos”.

Asimismo, el alcalde ha destacado “la entereza, solidaridad, tesón y energía” mostradas por la capital durante estos dos años y también la actitud de los madrileños durante este tiempo, “tras el ejemplo de serenidad, responsabilidad y solidaridad, llega el momento de la alegría. Tras la prueba y la pérdida, el reencuentro. Tras la oscuridad, por fin la luz”.

Madrid es una ciudad, ha dicho Almeida, que reitera su firme compromiso con la Constitución de 1978 “desde el legítimo orgullo de ser la capital de la nación y, por tanto, como rompeolas de todas las Españas, el dique de contención frente a aquellos que entienden que nuestra convivencia se basa en una cesión, que no es otra cosa que la rendición de nuestro modelo constitucional y ahí van a encontrar a la inmensa mayoría de españoles que queremos convivir siendo diferentes”.

El alcalde se ha referido al presente de Madrid como “la mejor versión de lo que hemos sido nunca” pero considera que lo “mejor está por llegar” y, en ese sentido, ha asegurado que “ser madrileño se basa en el orgullo de la heterogeneidad, de ser y pensar diferente, por eso aquí no hay una identidad colectiva, sino la suma de todos los que vivismos en esta ciudad”

Por su parte, la vicealcaldesa ha mostrado su felicidad por poder volver a celebrar San Isidro “sin restricciones”, tras dos años “durísimos en los que la ausencia de celebraciones durante la pandemia ha sido una losa psicológica que vino a sumarse a los problemas personales y económicos”. Por este motivo, Villacís ha explicado que este 15 de mayo es especial, porque “hoy volvemos a escuchar chotis en organillos, por fin volvemos a ver chulapos con sus parpusas y a chulapas volar sus mantones. En definitiva, Madrid vuelve a disfrutar de su alma de verbena”

Villacís ha destacado la figura y legado del patrón de la ciudad, “la combinación perfecta de arraigo popular, tradición, historia, cultura y modernidad que representa Madrid”.

La Comunidad de Madrid presenta el catálogo virtual San Isidro, el santo más castizo. 400 años de su canonización, dentro de las actividades para conmemorar el Año Jubilar, concedido por la Santa Sede a la Archidiócesis. Se trata de un recorrido de cuatro siglos en el que se muestra la evolución de estas celebraciones patronales a través de diez documentos del Archivo Histórico de Protocolos de Madrid y tres documentos textuales, que se suman a más de 80 imágenes custodiadas en el Archivo Regional pertenecientes a los fondos Diputación Provincial de Madrid, Martín Santos Yubero, Cristóbal Portillo y a la colección Madrileños.

Mediante estos fondos fotográficos y documentales, podrán contemplarse distintas vistas de la pradera de San Isidro, el carácter costumbrista de la fiesta, así como la importancia institucional que ha tenido desde el siglo XVII. Todos estos testimonios permiten una aproximación al origen de la devoción de los madrileños por su patrón, a las procesiones realizadas en la capital en su honor y a la forma de celebrar la más castiza de sus festividades.

Esta publicación virtual puede verse y descargarse gratuitamente, a través de la sección Descubre, del Portal de Archivos de la Comunidad de Madrid (http://www.madrid.org/archivos/index.php/actividades/descubre).

Más allá de los milagros y la santidad atribuida al Isidro labrador, que vivió a finales del siglo XI y principios del XII, su figura personifica dos características propias del Madrid de la época: la agricultura y el agua. Por ello no es de extrañar que los madrileños y la corte ya instalada aquí no se conformaran con la beatificación lograda en 1620, sino que no cejaran hasta conseguir la canonización de 1622.

Las procesiones y fastos que se realizaron en honor al santo supusieron la necesidad de realizar mejoras en la ciudad como la canalización de aguas del arroyo del Abroñigal a la fuente de la plazuela de San Salvador (actual Plaza de la Villa), como queda recogido en un documento del Archivo Histórico de Protocolos de Madrid, fechado en 1620. Así como la importancia de los elementos que procesionaron en el siglo XVII por las calles de la Villa y Corte.

En la segunda parte de la publicación, las imágenes de los fondos del Archivo Regional nos acercarán las distintas formas de vivir la festividad de San Isidro, con imágenes de celebraciones religiosas en la pradera (1944), de procesiones por la ciudad (1940), de ofrendas dentro de la ermita (1971) y en la Catedral (1939). Entre ellas, llama la atención una instantánea de 1972 en la que puede verse el cuerpo incorrupto de San Isidro, uno de los milagros que se atribuyen al santo, que se mostraba en el octavo centenario de su muerte.

El siguiente apartado es una aproximación más popular de la fiesta, en la que se podrá ver al tradicional pregonero vestido de la época de los Reyes Católicos leyendo el pregón desde la Casa de la Panadería de la Plaza Mayor y su evolución con el paso de los años, donde serán personajes relevantes de la vida pública madrileña los que ejerzan esa función.

El tercer bloque está dedicado a la celebración en la pradera con espectaculares imágenes panorámicas que se remontan a 1932 y muestran a miles de personas en torno a casetas feriales y tiovivos con la ciudad al fondo. También muy típicas son las fotografías de los madrileños en la ermita del santo llenando sus botijos con el agua ‘milagrosa’ de la fuente (1961), reunidos en familia o visitando los numerosos puestos en los que se vendían las distintas variantes de rosquillas.

Los fondos del Archivo Regional de la Comunidad de Madrid testimonian, asimismo, uno de los aspectos más importantes de la festividad: la Feria Taurina de San Isidro, que desde 1949, Santos Yubero cubrió en su totalidad, ofreciendo un testimonio único de las faenas de Dominguín, Litri, Antoñete, u Ordóñez, entre otros. Además de un somero recorrido por los distintos carteles realizados en los años centrales del siglo XX para la fiesta.

Uno de los detalles de este apartado corresponde a una imagen de 1936 que muestra una manifestación que tuvo lugar en la Gran Vía motivada por un conflicto entre toreros españoles y toreros mexicanos, cuyo origen estaba en la exigencia de que los segundos tuviesen carta de trabajo para torear en las plazas españolas.

Este 15 de mayo, día de San Isidro, el Consistorio ha distinguido con la Medalla de Honor a su santo más castizo, popular y querido por los madrileños, que destacó por sus labores de zahorí, labrador y pocero, recogida por el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, y el presidente de la Real Congregación de San Isidro, Manuel Velasco. Con motivo del IV centenario de su canonización, hoy comienzan las actividades organizadas en torno al Año Santo de San Isidro, que contará con numerosos actos culturales y religiosos por todo Madrid para poder rendir tributo al santo nacido en el Mayrit musulmán en el siglo XI.

El alcalde se ha referido a San Isidro como “ese madrileño sin par y modelo para todos”. Además, ha destacado la capacidad de acoger, de luchar por la verdad y la justicia del santo, al que ha definido como “referente de fraternidad y de compromiso con el bien común” y también como “un trabajador silencioso, indiferenciable de los miles de ‘isidros’ e ‘isidras’ que viven hoy en Madrid y que quieren una vida y un Madrid mejor”. Por eso, según el alcalde, “celebrar a nuestro patrón es celebrar a todos los madrileños que viven en nuestra ciudad”.

Almeida ha hecho entrega al embajador de Ucrania en España, Serhii Pohoreltsev, de la Medalla de Honor concedida por el Ayuntamiento a su pueblo en reconocimiento “al heroico ejemplo de valentía y amor a la libertad que el pueblo de Ucrania está dando al mundo”. Esta medalla se concede por “la admiración que provoca su actitud ante la adversidad”. Además, ha expresado en nombre de la ciudad, el deseo de que “acabe la violencia y la guerra en Ucrania y que esta gran nación que sentimos tan cercana pueda formar parte cuanto antes de la Unión Europea”

Villacís, por su parte, ha expresado su satisfacción por poder entregar esta medalla al pueblo ucraniano ya que “representa más que nadie la defensa de valores universales como la libertad, la justicia o la solidaridad que son obligatorios en cualquier régimen que se considere democrático y liberal”.

Del periodista y cronista Raúl del Pozo, el alcalde ha destacado su gran saber hacer y bagaje profesional. “Conoció la Rusia anterior a la Perestroika, el Londres de los años sesenta. Estuvo en Cabo Cañaveral cuando el hombre salió a la Luna, en Portugal durante la Revolución de los Claveles y contó a los españoles la Transición con un estilo fuerte, directo y evocador. Aún hoy sigue desarrollando infatigable su oficio periodístico”. Por todo ello, ha dicho, “Madrid quiere a Raúl del Pozo, le admira y por eso este Ayuntamiento aplaude su trayectoria con esta Medalla de Honor”. Del Pozo, madrileño de Cuenca, es un maestro de cronistas y apasionado de Madrid, ciudad en la que ha residido la mayor parte de su vida y de la que ha retratado sus escenas sociales e intelectuales.

Alcalde y vicealcaldesa han destacado, asimismo, las trayectorias de las once personas y entidades a las que el Ayuntamiento ha otorgado hoy las Medallas de Madrid, “sois indiscutidos e indiscutibles”, ha dicho Almeida, ya que en su elección “no ha habido fisuras” y han sido elegidos por unanimidad.

Respecto a la selección femenina de rugby de España, la vicealcaldesa ha subrayado que este equipo ha conquistado su noveno Europeo, el sexto de manera consecutiva, “mostrándonos que el esfuerzo y la constancia siempre tiene su recompensa”. Y se ha referido a que ese “latiguillo” que se dice siempre en el deporte de que “lo difícil no es llegar a lo más alto, sino mantenerse”, con este equipo ha sido “dicho y hecho”, porque “la selección de rugby primero llegó y después, se mantuvo”.

Enrique Loewe Lynch, perteneciente a la cuarta generación de la familia Loewe y actualmente presidente de la Fundación Loewe, ha recibido la Medalla de Madrid porque, tal y como ha explicado Villacís este madrileño es “emblema del lujo con etiqueta hecho en Madrid”, que tuvo su origen en un modesto taller de marroquinería en la calle del Lobo. Y ha remarcado que “su apellido significa estilo, elegancia, glamour; pero también artesanía, cariño, constancia y trabajo duro”. La fundación cuenta además con el premio Loewe de poesía, para promocionar las artes y el talento creativo.

Villacís ha resaltado la figura de Felipe Reyes, “el eterno capitán del Real Madrid de baloncesto” por su trayectoria intachable y su manera elegante de entender la competición y ha asegurado que su palmarés es “una colección de títulos tan imponente como irrepetible”. Su vida deportiva ha estado ligada a los dos grandes equipos de baloncesto de Madrid, el Club Estudiantes y el Real Madrid. Reyes forma parte, además, de la generación de deportistas que llevó al baloncesto español a la cima mundial.

Bárbara Allende Gil de Biedma, más conocida como Ouka Leele, es una fotógrafa, artista y “miembro destacado de la movida madrileña que ha paseado el nombre de Madrid por el mundo”, según ha destacado la vicealcaldesa. Además de su faceta artística, Ouka Leele está firmemente comprometida con asociaciones de mujeres maltratadas a las que ha donado en más de una ocasión la recaudación de sus proyectos de performances.

CESAL, la ONG española dedicada a la ayuda humanitaria que realiza labores para el desarrollo y la inclusión social, además de proyectos de cooperación internacional, ha sido premiada con la Medalla de Madrid, que le ha entregado la vicealcaldesa en reconocimiento a su servicio con las personas vulnerables para mejorar sus condiciones de vida y su entorno. “Por sus más de 1.000 proyectos internacionales de ayuda al desarrollo, ahora centrados en Ucrania, y a la que quiero reconocer por su colaboración con este Ayuntamiento durante los días más duros de la pandemia, cuando en la cocina solidaria del Mirador de Cuatro Vientos se llegaron a ofrecer 3.000 comidas diarias para las familias más vulnerables de Latina”.

Villacís ha hecho entrega de la Medalla de Madrid a Jesús Medina, fundador del Grupo AhorraMas, recientemente jubilado tras cuatro décadas al frente de este grupo de alimentación. Conocido como ‘el super del barrio’, el grupo AhorraMas ha basado su estrategia desde el inicio de su andadura en la proximidad hacia los vecinos y la oferta de un producto de calidad. Con este premio, el Ayuntamiento “reconoce una vida dedicada al trabajo y a hacer crecer este proyecto desde el barrio, hasta tener hoy casi 300 tiendas y 12.000 empleados”.

De Lourdes Hernández Ossorno, vecina de Carabanchel, el alcalde ha destacado la dedicación que durante toda su vida tuvo con el movimiento vecinal y el incansable trabajo por la mejora de la vida de las personas de su distrito, con especial énfasis en la igualdad entre mujeres y hombres. Así, ha destacado, “el Ayuntamiento completa el debido reconocimiento otorgándole la Medalla de Madrid a título póstumo”.

Mahou-San Miguel, la compañía española líder del sector cervecero a nivel nacional e internacional, cuyo origen madrileño se sitúa en la calle Amaniel en el año 1891 también ha sido galardonada con la Medalla de Madrid por, tal como ha explicado el alcalde, “su ingente labor empresarial, el buen hacer de estos maestros cerveceros que han pasado a ser parte de la memoria viva de la ciudad de Madrid y el compromiso social con la sociedad”.

Pepa Muñoz, propietaria de El Qüenco de Pepa, ha sido galardonada en reconocimiento a la promoción de la cocina, el compromiso con el rescate de los sabores olvidados y la defensa de los productos de proximidad como garantía de una alimentación sostenible. Una labor que ha compaginado con la causa solidaria de la ONG World Central Kitchen, para la ayuda humanitaria.

El alcalde ha agradecido el afecto y la admiración que Andrés Calamaro siempre ha demostrado por nuestra ciudad. El músico argentino, que ha divido su residencia entre Madrid y Buenos Aires a lo largo de los últimos 40 años, ha tenido una destacada trayectoria artística, tanto en solitario como al frente de varios conjuntos, entre los que destaca Los Rodríguez. En su trayectoria, ha dicho Almeida, destaca una de las aspiraciones de Madrid, “ser puente entre Iberoamérica y España” ya que la capital aspira a ser la capital de Iberoamérica.

Por último, también ha recibido la Medalla de Madrid, el Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de la Comunidad de Madrid (CERMI Madrid), cuyo proyecto a nivel nacional para una sociedad más accesible e inclusiva para todos celebra este año el 25º aniversario. En este tiempo, CERMI ha sido capaz de aglutinar a 3,8 millones de ciudadanos españoles con discapacidad y a más de 2.000 asociaciones

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, junto a concejales y representantes de los grupos municipales y el presidente de la Congregación de San Isidro, Luis Manuel Velasco, han asistido a la misa de apertura del Año Santo de San Isidro Labrador, oficiada por el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, en el día de la festividad del patrono de la ciudad. La ceremonia, que ha tenido lugar en la colegiata de San Isidro, da inicio a las celebraciones para conmemorar el IV centenario de la canonización del santo que tendrán lugar hasta el próximo 15 de mayo de 2023.

El día grande de las fiestas patronales de San Isidro ha comenzado con el izado de la bandera nacional por fuerzas de los tres ejércitos y de la Guardia Civil en los jardines del Descubrimiento de la plaza de Colón. Almeida, junto al jefe del Estado Mayor de la Defensa, general Teodoro López, ha presidido el solemne acto al que ha asistido también la vicealcaldesa junto a otros miembros de la Corporación Municipal. Tras el izado de la bandera, ha tenido lugar el desfile de una compañía mixta formada por Escuadra de Gastadores, Escuadrilla de Honores con una sección de cada ejército y la Unidad de Música del Ejército del Aire, al mando de la formación.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha dictado un bando en el que invita a los madrileños a participar en los actos que tanto la Archidiócesis de Madrid como el Ayuntamiento y la Comunidad van a organizar con motivo del Año Jubilar para conmemorar el centenario de la canonización de San Isidro, patrón de la ciudad y “símbolo de los valores que nos definen como ciudad”:

¡Madrileños!

El Santo Padre Francisco ha concedido a Madrid un Año Santo Jubilar con motivo del IV centenario de la canonización del patrón de Madrid, San Isidro Labrador. La concesión del Santo Padre se produce tras la petición que le formuló el arzobispo de Madrid, Cardenal Carlos Osoro. El jubileo comenzará el domingo 15 de mayo y se  extenderá a lo largo de un año hasta la fiesta de San Isidro de 2023.

Quiero agradecer en primer lugar al papa Francisco -en nombre de todos los madrileños, creyentes o no- este año de gracia que nos brinda junto a la oportunidad que supone para traer de nuevo a la memoria la figura de nuestro patrón.

San Isidro fue un hombre sencillo que vivió y trabajó las tierras de la orilla derecha del Manzanares -el actual Carabanchel- poco después de que Alfonso VI tomara Madrid, cuando esta Villa era una pequeña fortaleza con una reducida población situada en lo que entonces era la frontera entre los reinos cristianos y la parte de España que aún no había sido reconquistada. Rememorar su figura es rememorar los orígenes de nuestra ciudad, que ahora es la segunda de Europa, pero que en aquel siglo XII era campo y apenas empezaba a entrar en la historia.

Este sencillo padre de familia madrileño subió a los altares hace ahora 400 años y lo hizo junto a personajes de la trascendencia de San Ignacio de Loyola, San Francisco Javier, San Felipe Neri y la doctora de la Iglesia San Teresa de Jesús. Sin embargo, él no fue ni un fundador ni un misionero en el lejano oriente; de hecho, apenas salió de Madrid durante toda su vida. Isidro fue un humilde labrador, un vecino atento a las necesidades de sus allegados y del pueblo, un hombre que acogía a todos y que luchaba por la verdad y la justicia, referente de fraternidad y de compromiso con el bien común. En definitiva, Isidro fue uno de tantos, un trabajador silencioso; indiferenciable de los miles de ‘isidros’ e ‘isidras’ que viven hoy en Madrid: los mismos que madrugan para abrir sus negocios, que conducen las ambulancias del SAMUR, los mismos que se jugaron la vida por los demás en la pandemia, los mismos que empujaron una pala durante Filomena sin que nadie se lo pidiera. Celebrar a nuestro santo patrón es celebrarles a todos ellos.

Los pueblos eligen inconscientemente sus símbolos y Madrid ha escogido bien a su patrón. Isidro resume los rasgos definitorios de la manera de ser y de entender la vida que tenemos en Madrid. Por eso no puede sorprendernos que los madrileños hayamos mostrado fidelidad a su recuerdo desde que murió hace 850 años sin que ninguna de las generaciones que han habitado las riberas del Manzanares desde entonces haya dejado de venerar su figura y de mantener vivas las tradiciones que rodean su culto.

Por eso hoy, cuando todo lo demás ha cambiado, esta ciudad sigue fiel a la figura de este sencillo padre de familia y la pradera que lleva su nombre volverá a llenarse como todas las primaveras desde tiempo inmemorial. Porque Madrid es una ciudad que acoge y trabaja: que acoge a todos vengan de donde vengan, y que trabaja con humildad. Y así fue Isidro.

¡Madrileños!

Como alcalde de la capital de España os animo a que acudáis a los actos que tanto la Archidiócesis de Madrid como el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid van a organizar a lo largo del Año Jubilar para conmemorar el IV centenario de la canonización de San Isidro. Las visitas culturales, ciclos de conferencias, escenificaciones teatralizadas, exposiciones conmemorativas, conciertos instrumentales, Iíricos; los espectáculos de zarzuela, rutas gastronómicas y actividades ambientales y religiosas que se van a realizar hasta el 15 de mayo de 2023 tienen todos un mismo objetivo: celebrar la figura de nuestro patrón, símbolo de los valores que nos definen como ciudad.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha asistido a la eucaristía oficiada por el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, para celebrar la festividad de San Isidro y la apertura de su Año Jubilar, declarado con motivo del IV Centenario de la canonización del santo, patrón de la capital desde 1212. El pasado 4 de abril, la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de la capital y la Delegación del Gobierno firmaron un acuerdo con el Arzobispado de Madrid por el que se comprometieron a colaborar y promover diversas acciones durante el Año Santo.

Posteriormente, Díaz Ayuso ha acudido la entrega de las Medallas de la Ciudad de Madrid al deportista Felipe Reyes; a la fotógrafa y artista Ouka Leele; al músico Andrés Calamaro; a la activista vecinal Lourdes Hernández Ossorio (a título póstumo); a la chef Pepa Muñoz; a la selección femenina española de rugby; al Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad, CERMI; a Enrique Loewe, presidente de la fundación Loewe; a la compañía Mahou-San Miguel; a la ong CESAL; y a Jesús Medina, fundador del grupo Ahorramás. En el acto celebrado en el Ayuntamiento de la capital se han entregado también las Medallas de Honor a Raúl del Pozo, a San Isidro y al pueblo de Ucrania.

La consejera de Cultura, Turismo y Deporte de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera de la Cruz, ha visitado Valverde de Alcalá, donde, acompañada por su alcalde, Gabino de Hago, ha participado en las celebraciones de San Isidro Labrador. Este municipio de gran tradición agrícola aún conserva en su arquitectura las huellas históricas propias del sector primario en su economía.

La consejera, en el marco de su Compromiso 179 de descentralización de la oferta cultural y turística del Ejecutivo regional, ha asistido a las distintas celebraciones que tienen lugar este día en la iglesia parroquial de Santo Tomás Apóstol, datada en el siglo XVII y que alberga en su interior un relieve del siglo XVI y una talla gótica, y que incluyen una procesión popular que transcurre por las calles del municipio. La fiesta continúa con diversos actos culturales durante todo el día y la elaboración, en la Plaza Mayor, de un pan típico del pueblo que se llama Caridad y se reparte a todos los vecinos y visitantes.

La Comunidad de Madrid ha participado en diferentes actos y fiestas populares que se han celebrado con motivo de San Isidro en 11 municipios de la región. El consejero de Administración Local y Digitalización, Carlos Izquierdo, ha asistido a la misa solemne celebrada en la Pradera en honor al patrón de la ciudad de Madrid. Allí, ha destacado la “enorme tradición y cariño con que los madrileños viven este día dedicado al santo protector de los labradores y del campo”.

Además de la capital, otras diez localidades conmemoran hoy su fiesta mayor y han organizado diferentes actividades, romerías y ceremonias litúrgicas, en las que el Gobierno regional ha querido estar presente. El viceconsejero de Administración Local y Digitalización, José Antonio Sánchez, ha tomado parte en los actos que han tenido lugar en Villaconejos, Morata de Tajuña y Villanueva de la Cañada, mientras que el director general de Inversiones y Desarrollo Local, Alejo Miranda de Larra, y el director general de Desarrollo Territorial, Rafael García, han acompañado a los ciudadanos y corporaciones de Santa María de la Alameda y Torremocha de Jarama. Lo mismo han hecho el director general de Política Digital, Alberto Retana, en El Álamo y Sevilla la Nueva, y el consejero delegado y el gerente de la empresa pública Obras de Madrid, José Tortosa y Pedro Corbalán, en Garganta de los Montes, El Berrueco y Galapagar.

La Comunidad de Madrid ha ofrecido en la Catedral de la Almudena un concierto de música sacra, con motivo de la festividad de San Isidro. La consejera de Cultura, Turismo y Deporte, Marta Rivera de la Cruz, ha asistido a la actuación de la Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid (ORCAM) que ha interpretado un programa dirigido por Monseñor Marco Frisina, de dilatada trayectoria ligada al Vaticano como director y compositor.

Con entrada libre hasta completar el aforo, este homenaje al patrón de la ciudad de Madrid, que se enmarca en los actos de conmemoración de los 400 años de su canonización, ha comenzado con el Himno a San Isidro, para continuar con obras como: Iubilate Deo, Ven Señor no tardes más, Aunque es de noche, Nada te turbe, Anima Christi, Acuérdate oh Virgen, Regina caeli, La via dei Martiri, Pacem in terris, Preferisco il Paradiso o Jesus Christ you are my life.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas