x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

27
Abr
2020
Las Universidades darán clases durante el verano si se levanta el confinamiento PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMEl curso terminará el próximo 29 de mayo

La Comunidad de Madrid ha coordinado con las universidades públicas de la región el nuevo calendario del curso académico 2019-20, para que la crisis del COVID-19 tenga el menor impacto posible en el aprendizaje de los estudiantes. La actividad docente, que en este momento se realiza de forma no presencial, finalizará entre el 30 de abril y el 29 de mayo. De manera excepcional, algunas titulaciones ofrecerán docencia presencial durante los meses de junio, julio y septiembre, siempre que las condiciones sanitarias lo permitan. En todo momento, se ha buscado flexibilidad para atender las peculiaridades de asignaturas, títulos y universidades, así como no comprometer el normal funcionamiento del próximo curso.

Las universidades madrileñas han diseñado pruebas virtuales de evaluación continua y han adaptado sus respectivos calendarios. De este modo, la convocatoria ordinaria de las evaluaciones finales se llevará a cabo entre el 4 de mayo y el 30 de junio, incluyendo los procesos de evaluación continua. Excepcionalmente, para las titulaciones que lo requieran, se contempla la posibilidad de efectuar pruebas presenciales durante el mes de julio.

Por su parte, la convocatoria extraordinaria se realizará a finales de junio, así como durante los meses de julio y septiembre, respetando las fechas previstas para la EvAU (6, 7 y 8 de julio en la convocatoria ordinaria; 8, 9 y 10 de septiembre en la extraordinaria). También está prevista la celebración de pruebas presenciales.

La Consejería de Ciencia, Universidades e Innovación ha convocado, junto a la Fundación para el Conocimiento madri+d, una serie de sesiones de trabajo con representantes de los equipos de gobierno de todas las universidades. En estos encuentros, se han analizado fórmulas de actuación compartidas que garanticen a los estudiantes madrileños un trato homogéneo, con el máximo respeto a la autonomía universitaria.

Todas las universidades madrileñas han dado muestras de su implicación, están manteniendo una actitud ejemplar desde la declaración del estado de alarma y han adoptado con inmediatez las medidas necesarias para adaptar sus metodologías docentes y evaluadoras, así como los calendarios académicos del curso 2019-20.

Asimismo, algunas universidades madrileñas han previsto ampliar hasta el mes de octubre la realización y evaluación de las prácticas académicas externas y las pruebas de idiomas. Para los Trabajos de Fin de Grado (TFG) y Fin de Máster (TFM) se han previsto actos de lectura y defensa a través de sistemas telemáticos y se han habilitado periodos que, en algunos casos, se prolongarán hasta el mes de noviembre.

El curso académico 2019-20 se está desarrollando con absoluta normalidad, gracias al esfuerzo de profesores, personal de administración y servicios y estudiantes, que han ido adaptando en tiempo récord las prácticas docentes al nuevo escenario del COVID-19. El dato de asistencia de estudiantes a las clases virtuales se sitúa en el 75% y, en algunos casos, supera al de las actividades formativas que se realizan de forma presencial. En este sentido, las universidades han puesto en marcha actuaciones para garantizar el aprendizaje y la evaluación de los estudiantes que tienen condiciones más desfavorables.

Las nuevas fechas y formato de exámenes, tanto de las convocatorias ordinarias como de las extraordinarias, se están comunicando a los estudiantes a través de los órganos colegiados en los que están representados, de los equipos de gobierno, responsables de centros y titulaciones y del propio profesorado. Las universidades tienen disponible esta información en sus páginas web, que mantienen actualizadas.

Asimismo, las universidades públicas de la región están ultimando ya el calendario del curso académico 2020-21. Los equipos de gobierno de estas instituciones han comenzado a trabajar en la adaptación de la actividad docente a las situaciones imprevisibles que se pudieran dar.

El Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP) agradece a Orange y Xiaomi que se hayan sumado a la iniciativa puesta en marcha para que todos los escolares, con independencia de su situación socioeconómica, puedan continuar sus actividades formativas a distancia durante la crisis del COVID-19.

Orange dotará de conexión gratuita a internet 4G durante un año a 4.400 familias que carecen de recursos para seguir las clases de manera telemática. Además, facilitará 1.400 tabletas de las cuales 1.000 han sido aportadas por Z Zurich Foundation. La operadora de telecomunicaciones pone también a disposición de las familias la oferta educativa de sus plataformas digitales gratuitas Family ON, EducaInternet.

Por su parte, Xiaomi, con la colaboración de Ingram Micro, uno de sus distribuidores en España, ha entregado 1.000 smartphones al Ministerio de Educación y Formación Profesional que se destinarán a estudiantes de Bachillerato y FP Media y Superior de familias vulnerables de Aragón, Castilla y León, Cataluña, Comunidad de Madrid, Galicia, Islas Baleares, La Rioja, Navarra, País Vasco y Principado de Asturias con el fin de minimizar el impacto de la suspensión de la actividad lectiva presencial.

Con estas iniciativas, estas dos compañías se suman a Telefónica, Cisco e IBM, que hace unas semanas pusieron a disposición del MEFP 20.000 conexiones de por línea para estudiantes con escasos recursos para continuar la educación en línea, además del portal Cisco Webex y el asesoramiento de 600 profesionales voluntarios de IBM.

En estos momentos de especiales dificultades para toda la comunidad educativa, sobre todo para los estudiantes más vulnerables, debido a la suspensión de la actividad educativa presencial motivada por el estado de alarma provocado por el COVID-19, el MEFP quiere reconocer y agradecer la especial sensibilidad y el compromiso social de todas estas compañías.

Asimismo anima a otras operadoras del sector de las telecomunicaciones y empresas proveedoras de dispositivos móviles a sumarse a esta iniciativa que permitirá mitigar en parte la brecha digital y social entre el alumnado con menos recursos.

Desde que se decretó la suspensión de la actividad educativa presencial para frenar la propagación del coronavirus, el MEFP ha llevado a cabo diversas acciones para facilitar que los estudiantes puedan continuar con su aprendizaje desde casa. Así, se ha puesto en marcha la página web 'Aprendo en casa' que recoge diverso material para trabajar en un entorno digital destinado tanto a docentes, como a familias o a comunidades autónomas.

Para aquellos alumnos y alumnas que tienen dificultades para acceder a internet porque no tienen ordenadores o porque viven en zonas a las que la señal no llega con la suficiente intensidad o porque tienen problemas para compartir la banda ancha, se puso en marcha el lunes 23 de marzo, gracias a la colaboración de TVE, Aprendemos en casa, cinco horas diarias de programación educativa para alumnos de 6 a 16 años. En esta iniciativa han colaborado editoriales y portales educativos que han cedido material para hacer posible esta programación realizada en condiciones difíciles y en tiempo récord.

La Comunidad de Madrid ha garantizado la continuidad de la actividad educativa desde la suspensión de las clases presenciales por el COVID-19, gracias a las medidas puestas en marcha por el Gobierno regional y al importante esfuerzo que han realizado profesores, alumnos y familias. Así lo ha manifestado el consejero de Educación y Juventud, Enrique Ossorio, durante su comparecencia en la Asamblea de Madrid, para explicar la gestión del Gobierno madrileño en materia educativa desde el pasado 11 de marzo.

Ossorio ha destacado que, desde los primeros días de suspensión de la actividad educativa presencial, el 93% de los centros optaron por el teletrabajo, frente a un 7 % que utilizaron un sistema de enseñanza mixto, tal y como señala un informe de la Inspección Educativa. Precisamente otro informe de este mismo servicio -realizado desde el pasado 11 de marzo- refrenda el buen funcionamiento de la educación a distancia, poniendo de manifiesto que los alumnos de Bachillerato y FP están cumpliendo en tiempo y forma las actividades que se les encargan diariamente sus profesores en un 90% de los casos. En el caso de Secundaria, el porcentaje es del 80%, mientras que en Educación Primaria se sitúa en un 70%.

Especialmente relevantes han sido las medidas adoptadas por el Gobierno madrileño para ayudar a los alumnos más desfavorecidos. En este sentido, Ossorio se ha referido a los más de 100.000 menús repartidos durante este tiempo entre los estudiantes de familias beneficiarias de la Renta Mínima de Inserción, gracias al acuerdo alcanzado con las empresas de restauración Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes. También ha destacado las 4.500 tablets y 5.500 tarjetas SIM para acceder a internet facilitadas a los alumnos con dificultades de acceso a las nuevas tecnologías.

Para aquellos estudiantes a los que, por diversas circunstancias, les está resultando más difícil seguir las clases online, la Comunidad de Madrid está valorando su situación para concretarles un Plan de refuerzo individualizado, especialmente, en las materias de Lengua Castellana y Literatura, Matemáticas e Inglés.

Ossorio también ha resaltado el servicio ofrecido por EducaMadrid, la plataforma tecnológica de la Comunidad de Madrid que provee a toda la comunidad educativa (profesores, alumnos, familias y centros) un amplio conjunto de servicios web, herramientas educativas y recursos y escenarios virtuales para la enseñanza y el aprendizaje.

Tal y como ha detallado el consejero durante su comparecencia, esta plataforma ha pasado de servir 5 millones de páginas diarias a los centros, antes de la suspensión de las clases presenciales, a 13.500.000. Esto supone un tráfico diario a 6,68 terabytes (frente a los 748.000 gigabits anteriores), 4,8 millones de páginas descargadas de aulas virtuales y más de 3 millones de emails diarios.

Este crecimiento tan importante se ha podido llevar a cabo gracias a la adquisición de nuevos servidores y sistemas de almacenamiento que se instalaron durante las vacaciones de Semana Santa, con el fin de mejorar el servicio sin interrumpir la actividad lectiva.

El titular de Educación también ha informado de los acuerdos adoptados por el Gobierno regional con empresas, como es el caso de Microsoft, que puso a disposición y de manera gratuita la aplicación Teams para 650.000 alumnos y 35.000 docentes; con Cisco e IBM, que han concedido 70.000 licencias para videconferencias; con la Fundación ProFuturo, que ha suministrado 1.000 tablets a alumnos desfavorecidos; o con la editorial Planeta, que ha ofrecido los recursos digitales de aulaPlaneta (área de educación del Grupo Planeta) a 1.600 centros y 400.000 alumnos.

Por último, Ossorio ha subrayado las nuevas vías de comunicación puestas en marcha por la Comunidad de Madrid para resolver las dudas de los ciudadanos en materia educativa. Entre ellas ha destacado el nuevo perfil de Twitter, @educacmadrid, que cuenta con más de 3.000 seguidores; la dirección de email c.educacion@madrid.org, que ha respondido más de 300 consultas durante este tiempo; o la atención a través del teléfono 012 y del portal web institucional de la Comunidad de Madrid, servicios que cuentan con toda la información actualizada.

La Comunidad de Madrid distribuirá 3.500 nuevas tablets y tarjetas SIM de conexión a Internet para que los alumnos de centros públicos que no cuentan con recursos tecnológicos puedan continuar con su aprendizaje durante todo el periodo en el que se mantengan suspendidas las clases presenciales a causa de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19.

Se trata de tabletas que disponen de conexión WIFI y 4G, que cuentan con 3GB de RAM y 32GB de almacenamiento y que se suministran con una tarjeta SIM de 45GB/mes durante 3 meses, con la opción de prórroga en el caso de que sea necesario. La inversión para la adquisición de las tabletas y las tarjetas SIM asciende a los 700.000 euros.

La igualdad de oportunidades en materia de educación es una de las prioridades del Ejecutivo regional. En esta línea, desde que el pasado 11 de marzo se cancelara la actividad educativa presencial, el Gobierno madrileño ha trabajado para que todos los alumnos de la región puedan continuar con la actividad lectiva con normalidad.

Con la entrega de los dispositivos y garantizando su conexión a Internet, se pretende salvar la brecha digital a la que se enfrentan aquellos alumnos que no disponen de los medios necesarios para poder continuar su aprendizaje por vía telemática, de manera que se garantice así la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación.

En la distribución de los nuevos dispositivos se priorizará a aquellos alumnos provenientes de familias desfavorecidas, que no disponen de medios tecnológicos y que se encuentran cursando estudios en alguno de los cursos de Bachillerato, Formación Profesional o en los últimos cursos de Primaria y de Secundaria. En concreto, 105 dispositivos serán para alumnos de 2º de Bachillerato, 384 para 1º de Bachillerato, 281 para 4º de ESO, 125 para Formación Profesional y 2.605 para 6º de Primaria. Estos alumnos pertenecen a 631 centros educativos, de los que 445 son CEIP y 186 IES.

Para la selección del alumnado que recibirá los dispositivos, la Comunidad de Madrid ha considerado como factor objetivo aquellos centros que cuentan con alumnos del programa de Educación Compensatoria, es decir, aquellos que tienen un desfase curricular de más de dos años por razones socioeconómicas y culturales, así como otros centros con especiales dificultades de la región. Por su parte, los estudiantes han sido seleccionados tras una consulta previa con los directores.

Las tablets se cederán directamente a los colegios e institutos, que se ocuparán de entregarlas y solicitar que los alumnos firmen un documento de recepción y uso responsable del material mientras dispongan del mismo. Finalizado este periodo, los dispositivos retornarán a los centros y se destinarán para uso docente.

Los dispositivos han sido adquiridos por la Consejería de Presidencia a través de Madrid Digital, y se suman a otras 1.000 tablets y 2.000 tarjetas SIM que previamente ya había distribuido la Consejería de Educación, en colaboración con el Ministerio de Educación y Formación Profesional, la Fundación Telefónica y la Fundación “la Caixa”, a través de su programa conjunto de educación digital Profuturo.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica la Orden Ministerial por la que se establecen "el marco y las directrices de actuación a desarrollar durante el tercer trimestre del curso 2019-2020 y el inicio del curso 2020-2021 ante la situación de crisis ocasionada por el Covid-19".

La Orden responde a la situación creada por la evolución de la pandemia ocasionada por el coronavirus y la consiguiente declaración del estado de alarma en todo el territorio nacional que, entre otras medidas de emergencia, estableció la suspensión de la actividad educativa presencial en todos los centros y etapas.

Esta situación imprevista ha provocado una brusca alteración del desarrollo del curso escolar que ha obligado al conjunto de la comunidad educativa a hacer un gran esfuerzo para dar continuidad a la actividad lectiva a través de otras modalidades de enseñanza y aprendizaje. A esto hay que añadir la situación específica de miles de estudiantes que no han podido conectarse con sus profesores y tienen grandes dificultades, por tanto, para continuar su formación.

El impacto directo que la emergencia sanitaria está teniendo en el desarrollo del presente curso escolar obliga al Ministerio de Educación y Formación Profesional, y al resto de autoridades competentes en materia educativa, a actuar atendiendo a las graves razones de interés público que concurren en el ámbito educativo, de forma urgente, con rigor, mesura, responsabilidad y compromiso. Por ello, el MEFP ha adoptado una serie de medidas excepcionales y de carácter temporal para el desarrollo del tercer trimestre del presente curso y el comienzo del próximo.

La Orden Ministerial, que no modifica el ordenamiento jurídico vigente y respeta las competencias de las Comunidades Autónomas, recoge los acuerdos adoptados en el seno de la Conferencia Sectorial de Educación por la mayoría de las CCAA en el ámbito de la educación no universitaria, aunque vinculará igualmente a las Comunidades que decidan adherirse posteriormente. Asimismo, ha tenido en cuenta las propuestas efectuadas por el Consejo Escolar del Estado, máximo órgano de participación de la comunidad educativa.

La Orden Ministerial establece que se mantendrá la actividad educativa durante el tercer trimestre, de momento a distancia, en función de las restricciones sanitarias, y que el curso no se prolongará más allá del mes de junio.

Para que los estudiantes no pierdan el curso y puedan continuar avanzando en su formación, teniendo en cuenta de manera especial la situación de los más vulnerables, la evaluación será continua, la promoción de curso será la norma general y la titulación debe ser la práctica habitual para aquellos alumnos que finalicen 4º de ESO o 2º de Bachillerato y FP. Una decisión que, en todo caso, siempre adoptará el conjunto de profesores de cada estudiante, que son quienes lo conocen y podrán evaluar de manera global si ha obtenido los objetivos educativos esenciales de la etapa cursada.

El tercer trimestre tendrá carácter formativo y diagnóstico, para determinar las carencias de cada alumno y aquellos aspectos en los que necesita reforzar conocimientos. La evaluación global del curso se basará en los dos primeros trimestres en los que la actividad educativa se desarrolló de manera presencial y el tercer trimestre en ningún caso podrá perjudicar al alumno pero sí reconocerá el esfuerzo que haya hecho para obtener mejores resultados.

El tercer trimestre se centrará en la recuperación, el repaso y el refuerzo con actividades globalizadoras e interdisciplinares y debidamente tutorizadas. La actividad se centrará en los aprendizajes y competencias imprescindibles evitando sobrecargar al alumnado, aunque esto no impide que se siga avanzando en los conocimientos si es posible.

En el caso de que se mantenga la formación a distancia, se movilizarán los recursos y medios de apoyo necesarios para que el profesorado desarrolle su labor en las mejores condiciones posibles.

Además, durante este periodo, las administraciones y centros educativos harán un especial esfuerzo por identificar al alumnado que no está conectado y prepararán planes específicos de recuperación del vínculo escolar y de refuerzo que les ayuden a reincorporarse a la actividad educativa tan pronto como sea posible.

Una vez finalizado el curso, durante el verano, las administraciones organizarán o apoyarán la realización de actividades de refuerzo voluntarias combinadas con actividades lúdicas, contando con el concurso del voluntariado y en contacto con los centros educativos y sus docentes.

De cara al próximo curso, las Administraciones educativas, los centros y el profesorado organizarán planes de recuperación y adaptación del currículo y de las actividades educativas, que permitan avanzar a todo el alumnado y especialmente de los más rezagados.

El BOE también recogió ayer dos órdenes ministeriales relativas a las enseñanzas de Formación Profesional y a las pruebas de acceso a la universidad. Como ya se había anunciado, las pruebas de acceso a la universidad (EBAU/EVAU), deberán celebrarse entre el 22 de junio y el 10 de julio, en convocatoria ordinaria, y hasta el 17 de septiembre (incluido), en la extraordinaria. Los resultados provisionales se publicarán antes del 17 de julio y antes 23 de septiembre, respectivamente.

En cuanto al modelo de prueba, habrá una única propuesta de examen por materia con un número determinado de preguntas que se habrá fijado de forma que permita a todos los alumnos alcanzar la máxima puntuación, con independencia de las circunstancias en las que hayan tenido acceso a la enseñanza durante la suspensión de la actividad lectiva presencial. Al menos el 70% de la calificación de cada prueba se obtendrá a partir de la evaluación de estándares de aprendizaje esenciales.

Entre las medidas excepcionales establecidas para la Formación Profesional, se ha autorizado la reducción de la duración de los módulos de formación en centros de trabajo (FCT) al mínimo de horas contempladas en la ley (220). En el caso de la FP de grado superior, este módulo de FCT se podrá integrar en el módulo de proyecto. Juntos, tendrán una duración de 245 horas.

En el caso de la FP básica y de grado medio, se podrá crear un módulo de proyecto -hasta ahora solo existía en la superior- para integrarlo con la formación en centros de trabajo. Además, será posible sustituir la estancia en empresas por una propuesta de actividades asociadas al entorno laboral.

La situación en las enseñanzas deportivas y artísticas es similar, con la integración de las prácticas en la empresa con los respectivos módulos de proyecto. Para las enseñanzas superiores de Danza, Diseño, Artes Plásticas y Conservación y Restauración de Bienes Culturales, las prácticas externas se podrán realizar de manera integrada con el trabajo fin de estudios o con alguna asignatura obligatoria de perfil práctico.

CCOO ha presentado un informe que analiza las contrataciones del personal interino en el Estado español y demuestra, entre otras cosas, que, a diferencia de lo que está ocurriendo en la Comunidad de Madrid, en las demás Comunidades Autónomas se están sustituyendo las bajas del personal docente con profesorado interino. CCOO denunció hace más de un mes su rechazo a la suspensión de llamamientos de profesorado para sustituir bajas, jubilaciones, licencias y hasta fallecimientos, lo que demuestra la falta de voluntad política de la Consejería de Educación. Ante el agravamiento de esta situación, CCOO denunció los hechos ante la Inspección de Trabajo y recurrió esta suspensión el día 23 de marzo ante el Tribunal de lo Contencioso-Administrativo, que se ha negado a admitir este recurso. Por ello, CCOO ha decidido recurrir esta suspensión ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

“Desde entonces -afirma Isabel Galvín, secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO-, hemos oído al consejero de Educación Ossorio dar toda clase de argumentos para justificar lo injustificable; por ejemplo, que no se podían nombrar interinos porque estos no conocían a los alumnos; incluso, que se habían suspendido las clases y no había docencia, como manifestaron representantes de la Consejería de Educación al juez que tramitó la denuncia interpuesta por CCOO. Este informe demuestra que es posible contratar interinos fuera de Madrid y que la Consejería ha decidido aprovechar la pandemia para recortar en Educación”.

Las conclusiones de este informe indican que en la mayoría de las Comunidades Autónomas, algunas de ellas en las que gobierna el PP en coalición con Ciudadanos, como Madrid, se han normalizado las sustituciones durante el estado de alarma. “No hay excusas que valgan -denuncia Galvín. En Madrid debe garantizarse el derecho a la educación en las mismas condiciones que en el resto de España; el profesorado madrileño tiene los mismos derechos que el de otras Comunidades Autónomas a llevar a cabo su trabajo con respeto a las ratios y al decreto de especialidades”.

El curso escolar continúa, y el trimestre debe concluirse en todas las etapas educativas. Por eso, CCOO considera imprescindible que la Comunidad de Madrid reanude los llamamientos de forma inmediata, y que se hagan con plenas garantías. Los llamamientos deben publicitarse, y todas las bajas por enfermedad, jubilación, licencias o fallecimiento deben cubrirse. “Cubrir las bajas no puede ser una decisión arbitraria, afirma Isabel Galvín. Deben sustituirse todas sin excepción, porque el alumnado tiene derecho a contar con un profesor, y el profesorado tiene derecho a que se respeten sus condiciones laborales y profesionales, concluye Galvín.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas