x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

10
May
2020
Piden un plan de apertura de colegios que garantice la salud pública PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMCCOO desvela que el 30% de las aulas no cumple la ratio de alumnos

CCOO denuncia que ni la Consejería de Educación ni el Ministerio han consultado con la comunidad educativa para elaborar un plan consensuado de retorno a las aulas que otorgue seguridad sanitaria y jurídica al profesorado y al alumnado. “Desde que se desató la pandemia –afirma Isabel Galvín, secretaria general de la Federación de Enseñanza de la Comunidad de Madrid-, CCOO ha estado reclamando a la Consejería de Educación que impulse el diálogo con los profesionales y las autoridades sanitarias para analizar el impacto de la pandemia y del confinamiento e identificar las necesidades, así como los riesgos del regreso a las aulas. Vuelta que no puede llevarse a cabo inmediatamente, como pretende la Consejería, si no hay análisis de riesgos sanitarios y si no hay plan de desescalada previsto y acordado. A día de hoy, no hemos obtenido respuesta”.

La Comunidad de Madrid, en la que estudian 1,2 millones de alumnos, ostenta el dudoso honor de soportar una de las ratios por aula más altas de todo el país. Con un 30% de las aulas por encima de la ratio que marca la ley, son más necesarias que nunca las medidas que garanticen la vuelta a las aulas en condiciones de igualdad y seguridad para el alumnado y el profesorado.

CCOO quiere poner sobre la mesa de diálogo con autoridades y actores sociales una premisa fundamental, la de que no puede haber vuelta a las aulas si no se garantiza la salud. Para ello, es imprescindible que se acondicionen y desinfecten las infraestructuras y todos los espacios de los centros y la existencia de un plan de contingencia de desinfección y limpieza diaria, así como de acondicionamiento de los centros en sus zonas de limpieza e higiene o con la instalación de dispensadores. Es preciso dar respuesta a cómo mantener la distancia social o cómo desarrollar los procesos de enseñanza aprendizaje garantizando la higiene de los materiales compartidos o de los distintos espacios. Ineludiblemente, hay que disminuir las ratios y llevar a cabo medidas organizativas relativas a tiempos y a espacios que van a requerir un aumento de las plantillas. “No se trata de que el mismo número de docentes atiendan la docencia presencial y la telemática –continúa Galvín-; se trata de procurar la dotación y los recursos humanos necesarios que garanticen las condiciones de trabajo del profesorado y eliminen las desigualdades que se han abierto entre el alumnado: atención a la diversidad, desdobles, refuerzos, atención psicológica y alimentaria, conectividad y herramientas que salven la brecha digital. Sin todas estas medidas no habrá un retorno seguro que garantice el derecho a la educación”.

CCOO recuerda a la Consejería que el profesorado de la Comunidad de Madrid ha trabajado mucho y en condiciones muy duras, adaptándose con rapidez a la nueva situación y a menudo procurando atención individualizada a su alumnado con medios muy escasos. Ahora es el momento de que el Gobierno de Madrid tome medidas que compensen las brechas entre el alumnado y apoye y dote al profesorado de los recursos necesarios para realizar su tarea con garantías en esta situación de cambio. Para ello, es necesario que en el plan de recuperación de la crisis producida por esta pandemia haya una partida para la inversión en educación para que sea posible llevar a cabo las medidas que se precisan y estén disponibles los recursos humanos y materiales necesarios.

La Consejería argumenta que debe esperar a la publicación de una orden ministerial para convocarlos. CCOO ha denunciado la reiterada negativa de la Consejería de Educación a reunir a los Comités de Seguridad y Salud de las Direcciones de Área Territorial de Madrid para determinar las medidas preventivas adecuadas para la apertura de los centros escolares.

Ante la decisión de la Consejería de Educación de ordenar la incorporación inmediata al puesto de trabajo del personal de los servicios educativos, CCOO presentó el pasado 27 de abril un escrito en el que solicitaba a la Dirección General de Recursos Humanos el cierre efectivo y total de todos los centros y los servicios. CCOO consideraba -y considera- que, al no haber presencia del alumnado en los centros, no cabe la consideración de su personal como servicio esencial, cuya salud debe preservarse evitando su desplazamiento y el uso del transporte público. Asimismo, CCOO solicitó la convocatoria urgente de la Mesa Sectorial Docente para realizar un seguimiento de la situación y de la posterior fase de desescalada de la crisis generada por el COVID-19.

En este mismo sentido, el 30 de abril, los delegados de prevención de las Juntas de personal docente de todas la Direcciones de Área Territorial de Madrid solicitaron la convocatoria urgente de los respectivos Comités de Seguridad y Salud. Su objetivo era realizar un seguimiento de las medidas preventivas concretas y su aplicación en los centros mediante un protocolo de Prevención de Riesgos Laborales adecuada a esta situación.

Sin embargo, la Viceconsejería de Organización Educativa de la Comunidad de Madrid se limitó a responder el día 4 de mayo que tomaría medidas ý convocaría los Comités de Seguridad y Salud cuando se conocieran los detalles de la Orden que publique el Ministerio de Educación. Igualmente, durante todos estos días han ido llegando las respuestas de las Direcciones de Área Territorial en el mismo sentido.

CCOO considera que la respuesta tanto de la Consejería de Educación como de las diferentes DAT muestra con claridad que la Administración no tiene intención de contar con los Comités de Seguridad y Salud para que pueda producirse la transición hacia la “nueva normalidad”. Asimismo, recuerda a la Consejería que, previamente a la aplicación de la Orden ministerial, será ella quien deba llevar a cabo la evaluación y la convocatoria de los citados comités.

CCOO no oculta su malestar ante la actitud y el desinterés de la Consejería de Educación y manifiesta que si no se atienden sus legítimas peticiones, ejercerá su derecho a elevar el asunto ante la autoridad laboral o las jurisdicciones correspondientes.

La Comunidad de Madrid ha defendido hoy la adaptación “en tiempo récord” que han tenido que hacer las universidades madrileñas por el COVID-19, con la docencia online como “airbag” para salvar el curso académico. No obstante, ha hecho un llamamiento a “repensar el modelo”, para no limitarnos a incorporar la tecnología como repositorio de contenidos y plataforma de difusión. De ahí, su apuesta por no olvidarse de que el aprendizaje “también requiere de estímulos donde el profesor sigue siendo clave”.

Así lo ha dicho el consejero de Ciencia, Universidades e Innovación de la Comunidad de Madrid, Eduardo Sicilia, en las Jornadas sobre la necesaria revolución digital de las universidades por la crisis del COVID-19, organizada por Unidad Editorial y la Universidad Ceu-San Pablo, en la que ha defendido que las universidades madrileñas han dado ejemplo estos días en capacidad científica y compromiso social.

“Han sido modélicas, avanzadas, solidarias, dinámicas y abiertas. Si mantenemos en marcha y potenciamos todo lo aprendido en estos dos meses, este motor será imparable, primero para la reconstrucción social y económica después del COVID-19 y más adelante para construir un futuro anclado en la universidad y la Ciencia”, ha señalado. Al mismo tiempo, ha alabado el talento científico e innovador, y “la inteligencia colectiva de la región”, que ha demostrado “su enorme capacidad para resolver los desafíos de la sociedad y abordar los problemas de todos”.

En este sentido, Sicilia ha subrayado que este escenario de “extraordinaria complejidad e incertidumbre” como ha sido el de la crisis del coronavirus ha vuelto a demostrar que “la universidad no es sólo el lugar en el que se forman nuestros jóvenes sino donde encontramos las soluciones y los referentes que la sociedad necesita en cada momento”. Por ello, ha enfatizado que “esta crisis ha recolocado a la universidad en el centro de nuestras vidas”.

“Su esfuerzo ha sido admirable y quiero reconocérselo: han seguido impartiendo su docencia a la vez que se movilizaban y coordinaban para hacer PCRs a la población, para fabricar equipos de protección 3D y para anticiparse a futuros escenarios económicos y sociales”, ha indicado, para destacar que la universidad ya no volverá a ser la misma después del COVID-19, “de la misma manera que tampoco serán los mismos los estudiantes”.

Durante su intervención, el consejero también ha defendido al talento universitario como “el escudo protector de la sociedad y la vía de salida cuando se cierran los caminos convencionales”.  “El talento es la apuesta estratégica, pero con un valor añadido con respecto a la era predigital, porque la hibridación de saberes está dando lugar a una especialización profesional mucho más singularizada, que ofrece respuestas concretas a problemas concretos y conecta de una forma mucho más directa con el tejido productivo”, ha incidido.

De este modo, ha apostado por que “esto tiene que propiciar cada vez más la diferenciación individual de las capacidades de cada universitario”. “La hibridación nos conduce hacia una formación cada vez más personalizada”, ha considerado Sicilia, quien ha asegurado que “hoy nuestro ecosistema universitario tiene que responder a la velocidad de los cambios”. “Estudiantes y profesores se enfrentan estos días a problemas reales, a retos que van a transformar la sociedad”, ha añadido.

“Esto forma parte de ese nuevo modelo donde hemos visto de nuevo a la universidad, el estudiante, o al profesor en el centro sobre el que han girado la investigación volcada al COVID-19, la innovación abierta (Hackathon #VenceAlVirus), retos que el virus nos pone a todos para redefinir un nuevo modelo, o Start-ups que nacen pegadas a la universidad, colaboración con empresas que aportan su realidad del día a día. En definitiva, un potente ecosistema integrador de conocimiento e iniciativas orientadas para la sociedad”, ha concluido.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas