x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

14
May
2020
La Marea Verde estudia movilizaciones si no se cumplen medidas de seguridad en la vuelta al cole PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMConvocan una asamblea abierta para este lunes

Conocedores del trabajo de la comunidad educativa, del compromiso del profesorado de la pública, e indignad@s por el papel de la Comunidad de Madrid, la Marea Verde anuncia protestas y movilizaciones. Plataformas, sindicatos, asociaciones, colectivos, AMPA, familias, estudiantes y docentes a título individual estuvieron presentes en las asambleas: “La comunidad educativa debate: Vuelta segura a las aulas” celebradas el 19 y 25 de junio.

En estas asambleas se denuncia que en la actualidad el gobierno de la Comunidad no está facilitando una vuelta a clase segura en la desescalada en Madrid. Una vez más se ponen por delante los intereses económicos, frente al gran damnificado de toda esta situación que es el alumnado, a la salud de las personas y, ante la falta de diligencia de la Comunidad de Madrid, exigimos un plan de incorporación a las aulas que publique la Consejería de Educación antes del cierre de curso, para poder diseñar una vuelta a las aulas segura.

Anunciamos medidas de respuesta frente a una situación inadmisible, que ha sido analizada en las dos primeras asambleas, y que seguiremos analizando en las sucesivas asambleas con el objetivo de coordinar un plan de acción conjunto. Vamos a trabajar por la unidad de acción, y en ese sentido se sitúa la asamblea del 29 de junio, propuesta en la asamblea del 19 de junio y ratificada en la del 25.

La comunidad educativa de la Escuela Pública ha hecho un esfuerzo sobrehumano para llegar a final de curso, cuidando que nadie se quede en el camino,  a pesar de las incongruencias y la falta de sensibilidad de la Comunidad de Madrid. Se ha hecho con los medios y recursos de cada centro; ha sido un “sálvese quien pueda”, puede que, a pesar del esfuerzo, se nos hayan quedado alumn@s en el camino y no vamos a consentir que esto se repita el curso que viene.

Aún no estamos recuperados de los estragos emocionales, ya que han sido unos momentos muy duros, y por ello queremos aprovechar para felicitar a la comunidad educativa madrileña por este esfuerzo y por la solidaridad puesta en marcha en los centros educativos públicos que han resuelto los problemas derivados de las decisiones incompetentes de la Comunidad de Madrid. Se debe ser muy consciente  de que el confinamiento ha agravado las situaciones de desventaja y segregación ya presentes en nuestro sistema educativo.

Tras el análisis de este último trimestre, denunciamos que en la actualidad no se dan las condiciones necesarias para una vuelta segura a clase desde el punto de vista de salud laboral, porque la fase de desescalada no cumple con estos requisitos para el personal que se incorporó desde la fase 2, y esta situación es especialmente lamentable para el personal de Educación Infantil a cuyas trabajadoras se les exige incorporarse el día 1 de julio,

Son los centros educativos sobre los que recae la responsabilidad de diseñar y financiar por sus medios la implementación de medidas de seguridad, cuando es el deber de la Consejería de Educación, que es además la responsable de las medidas de seguridad e higiene de sus trabajador@s, así como de la del alumnado y familias en los centros educativos públicos.

Exigimos que el dinero público se invierta en la Educación Pública y que se tomen las medidas organizativas imprescindibles, considerando prioritario: el descenso de ratios, aumento de cupos, la disminución de los periodos lectivos, la contratación de docentes y diferentes perfiles de profesionales en los centros, el refuerzo de la orientación educativa pública aumentando sus medios y personal, establecer la adaptación adecuada de los contenidos curriculares así como dotar de los medios técnicos necesarios a familias y docentes. Un protocolo sanitario y la financiación son una exigencia mínima cuya concreción corresponde a la Comunidad de Madrid, ya que tiene la mayoría de las competencias en Educación. Llamamos a toda la comunidad educativa a participar en la asamblea abierta del 29 de junio en la que se concretará un plan de acción conjunto.

La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (FAMMA-Cocemfe Madrid) denuncia que no existe un plan, a día de hoy, para la reincorporación en los colegios de la Comunidad de Madrid de los niños con discapacidad física y/u orgánica.  Por ello, la Federación exige proactividad urgente a la Consejería de Educación y Juventud de Madrid, para diseñar una hoja de ruta que centre el apoyo y una estrategia de atención para estos estudiantes con motivo de la COVID-19.

La Federación propone la constitución de una mesa de trabajo con celeridad para articular una estrategia y actuación conjunta que dé tranquilidad a las familias y estabilidad educativa a los alumnos, porque el tiempo se echa encima y septiembre está a la vuelta de la esquina. La Federación denuncia que muchos niños y niñas con necesidades importantes de apoyo educativo no han podido seguir el ritmo necesario para que su formación no se viera perjudicada.

En palabras del presidente de la Federación, Javier Font, “nos entristece sobremanera que la propia administración conozca de recursos que podrían utilizar en momentos de crisis como los vividos, y que los ignore por comodidad o falta de empatía. No tienen que hacer nada, sólo dejarnos trabajar”. Desde FAMMA se ha puesto a disposición de la propia consejería el programa de apoyo educativo que viene desarrollando la Federación desde el año 2019 con familias a las que tuvo que contactar de manera directa, porque la consejería hizo caso omiso de su oferta de colaboración.

No existe un plan que contemple la asignación de profesionales para la atención domiciliaria cuando no haya posibilidad de asistir al centro educativo, ni tampoco dotación de TICs o material educativo accesible y preparado para estos menores. Tampoco la atención emocional o social de estos alumnos está contemplada porque no existe plan.

Se da la paradoja de que FAMMA cuenta con un programa educativo de refuerzo para niños con discapacidad física y orgánica y, desde el inicio del estado de alarma y hasta la fecha, la Comunidad de Madrid no ha sido capaz de colaborar para la difusión del mismo entre estas familias. La Federación ha tenido que buscar por sus propios medios la forma de ponerse en contacto con las familias, que estaban desesperadas por la falta de apoyos de la consejería de Educación y Juventud.

El presidente de la Federación, Javier Font, opina que “las medidas para paliar los efectos del aislamiento por confinamiento, en un colectivo que ya lo sufre sin pandemia, tendrían que ser una prioridad de la Comunidad de Madrid y hasta ahora no lo ha sido.”. No obstante, la proactividad de FAMMA poniéndose en contacto con las familias beneficiarias del programa educativo, ha permitido seguir ofreciéndoles el refuerzo de forma telemática.

Para la Federación, la primera ola de la pandemia ha puesto de manifiesto que los alumnos con discapacidad están en situación de mayor vulnerabilidad, por la suspensión de las clases presenciales en los centros escolares que, además, estos alumnos han estado desatendidos por la consejería sin seguimientos personalizados. La Federación quiere agradecer a los profesionales que, con más ilusión y energía que medios, han hecho lo posible para que algunos niños y niñas hayan podido recibir su atención.

Muchos de los sistemas de aprendizaje online no están adaptados para alumnos con discapacidad física, lo que supone dificultades añadidas a este colectivo para seguir con su aprendizaje autónomo. Para gran parte de los alumnos, la pandemia supuso la renuncia, sin otra alternativa, al acompañamiento y la individualización de las enseñanzas con profesionales de apoyo educativo y seguimiento diario, de los que venían disfrutando en cierta medida antes de la pandemia.

Los menores con necesidades educativas especiales siempre han estado relegados a un segundo plano, pero durante el confinamiento se ha aumentado la brecha académica porque estos estudiantes no han podido avanzar en su currículo como los demás estudiantes que no precisan de estas ayudas.

Los estudiantes con discapacidad física y/u orgánica, que en algunos casos ya se enfrentan a un mayor aislamiento social por su discapacidad, ven que con el confinamiento se ha visto incrementado su aislamiento por la disminución de los contactos con compañeros fuera del entorno y horario escolar. Por ello, FAMMA considera una prioridad la atención educativa y psicológica de los estudiantes con discapacidad en circunstancias excepcionales de confinamiento.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TJSM) ha estimado la demanda presentada por la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid, que reclamaba la igualdad de trato al personal investigador en relación al resto del personal que mantiene una relación laboral con las universidades públicas madrileñas. En el año 2018 CCOO inició una campaña de reclamación del derecho del personal investigador a ver actualizadas sus retribuciones en los mismos porcentajes que el resto de empleados públicos, en aplicación de las Leyes de Presupuestos Generales del Estado y de la Comunidad de Madrid.

Finalmente, tras más de dos años intentando alcanzar un acuerdo en el marco del convenio de aplicación y ante la cerrazón injustificada de las universidades madrileñas a reconocer este derecho a todas y cada una de las figuras investigadoras, CCOO presentó el pasado 30 de noviembre de 2019 demanda por conflicto colectivo contra las Universidades Complutense de Madrid, Autónoma de Madrid, Carlos III de Madrid Alcalá y Rey Juan Carlos ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, no actualizar en el año 2018 las retribuciones de este personal en los mismos porcentajes que el resto de empleados y empleadas públicos. En la demanda no se incluyó a la Universidad Politécnica de Madrid ya que, previamente a la presentación de la demanda, en el proceso negociador manifestó que la actualización salarial se aplicaba a todas las figuras investigadoras existentes en esta universidad.

Finalmente, la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid estima la demanda presentada por CCOO y reconoce “el derecho del personal investigador contratado laboral de las citadas Universidades demandadas a ver actualizadas sus retribuciones para el ejercicio 2018 en los mismos términos que los aplicados para el resto del personal laboral de estas universidades en aplicación de lo regulado en el artículo 18 de la Ley 6/2018 de Presupuestos Generales del Estado para el año 2018.”

Debe señalarse que ninguna norma, de manera expresa o implícita, excluye a ninguno de dichos colectivos investigadores de la aplicación de los incrementos salariales previstos, tanto en la normativa presupuestaria anual como en la autonómica. Por lo tanto, entendemos que las universidades han venido aplicando de manera unilateral un criterio claramente discriminatorio a este colectivo y, lo que resulta más grave, de forma arbitraria: las universidades han aplicado criterios distintos en relación con la actualización salarial del personal investigador en función de la figura investigadora de que se trate, pero sin evidenciarse un criterio común de aplicación de la actualización salarial y modificando el mismo de un año para otro.

En este sentido, existe un variado abanico de situaciones que van desde la no aplicación de la actualización salarial a ninguna de las figuras investigadoras, como sería el caso de la Universidad Autónoma de Madrid, a la actualización retributiva a todas las figuras investigadoras menos una, implementada por la Universidad Rey Juan Carlos, o la aplicación a todas las figuras de la Universidad Politécnica de Madrid. En definitiva, se viene aplicando a este personal un trato desigual no justificado y discriminatorio. Y este criterio aplicado en 2018 se ha ido modificando para los años 2019 y 2020 en cada universidad, variando cada año las figuras a las que se ha reconocido este derecho, lo que evidencia de forma más clara la arbitrariedad de la actuación de los responsables universitarios en esta materia.

En este sentido, la sentencia establece de forma clara que:

  1. El personal investigador contratado laboralmente se encuentra incluido en el ámbito de aplicación del I Convenio del Personal Docente e Investigador Laboral.

  2. El personal investigador laboral de las Universidades Públicas de la Comunidad de Madrid tiene el mismo derecho que el resto de empleados y empleadas públicos (personal de administración y servicios laboral y funcionario y personal docente e investigador laboral y funcionario) a ver actualizadas sus retribuciones en los mismos porcentajes y con los mismos criterios de aplicación que cualquier otra persona trabajadora de dichas Universidades.

La sentencia no es firme y las universidades ya han anunciado la presentación de recurso de casación ante el Tribunal Supremo. Con esta sentencia, el Tribunal Superior de Justicia ha venido a confirmar la legalidad de lo que CCOO viene reclamando desde el primer momento: el derecho a que toda persona trabajadora que mantenga una relación laboral con la universidad vea sus retribuciones actualizadas, en los mismos porcentajes que el resto de empleados y empleadas públicos, y a no ser discriminada por el colectivo al que pertenece o por la figura de contratación que se le aplique.

Los Ministerios de Sanidad y de Educación y Formación Profesional han ultimado la guía de recomendaciones con medidas de prevención, higiene y promoción de la salud para el curso 2020-21 con las aportaciones de las Consejerías de Educación. El documento ofrece un marco común que puede ser adaptado en cada comunidad autónoma e implementado según la realidad de cada centro educativo y de su contexto local.

El borrador del documento fue presentado en la Conferencia Sectorial de Educación celebrada el pasado 11 de junio para que las Comunidades Autónomas pudieran estudiarlo y hacer sus aportaciones y comentarios. Tras haber recibido las sugerencias de varias consejerías, ambos Ministerios han trabajado en ultimar la guía, que se ha enviado a las diferentes Consejerías de Educación.

Las medidas de higiene y de prevención recomendadas se establecen en torno a cuatro principios básicos: limitación de contactos, medidas de prevención personal, limpieza y ventilación y gestión de los casos, y se articulan mediante acciones transversales, como la reorganización de los centros y la comunicación. Estas medidas se irán actualizando cuando sea necesario, si los cambios en la situación epidemiológica del COVID-19 así lo requieren.

En lo que se refiere a la limitación de los contactos, el documento recuerda la obligación de mantener, de forma general, una distancia de seguridad de 1,5 metros entre las personas.

En el caso de la Educación Infantil y Primaria, se puede optar por la alternativa de establecer grupos estables de convivencia de entre 15 y 20 alumnos, cuyos integrantes podrían interactuar sin necesidad de mantener la distancia interpersonal, y evitando el contacto con otros grupos. Esta alternativa permitiría también facilitar el rastreo en caso de contagio.

El texto recomienda esta opción preferentemente para alumnos de Infantil y de 1º y 2º de Primaria, dado que a esas edades es complicado mantener la distancia de seguridad. Las Consejerías de Educación podrán flexibilizar el máximo del alumnado para formar estos grupos, siempre que la autoridad sanitaria de dicha Comunidad Autónoma lo autorice.

Se recomienda también priorizar las actividades al aire libre, escalonar las entradas y salidas y las horas de recreo o diseñar otras medidas organizativas para evitar aglomeraciones y reducir al máximo el número de desplazamientos de grupos de alumnos por el centro.

Entre las medidas de higiene personal, además del lavado de manos frecuente y meticuloso, se recomienda el uso de pañuelos desechables y, al toser o estornudar, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado.

En cuanto a las mascarillas, su uso no es obligatorio para los alumnos de Infantil. Tampoco lo es para los de Primaria, siempre que estén dentro del grupo de convivencia estable. Cuando no lo estén, sí lo será si no se puede mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros. A partir de Educación Secundaria, igualmente es obligatorio su uso si no se puede mantener dicha distancia. A partir de los 6 años, será también obligatorio en el transporte escolar.

En el caso de los profesores, se recomienda su uso obligatorio, siempre que no se pueda mantener la distancia de seguridad. Los tutores de Infantil y Primaria podrán prescindir de ellas cuando se encuentren dentro de su grupo de convivencia estable. El documento recomienda, de manera general, el uso de las mascarillas de tipo higiénico y, siempre que sea posible, reutilizable.

Además, cada centro dispondrá de un protocolo de limpieza que corresponda a sus características y que incluirá la limpieza y desinfección al menos una vez al día de las instalaciones (y al menos 3 en el caso de los aseos), con una especial atención en las zonas comunes y superficies de contacto más frecuente como los pomos de las puertas y los pasamanos. La guía recomienda igualmente una ventilación frecuente, de al menos 5 minutos (10 minutos en caso de que la sala haya sido utilizada anteriormente), al inicio de la jornada, al finalizar el día y entre clases, siempre que sea posible. Cuando las condiciones meteorológicas y el edificio lo permitan, se aconseja mantener las ventanas abiertas el mayor tiempo posible.

En el caso de que una persona desarrolle síntomas compatibles con el Covid-19, se la llevará a un espacio separado de uso individual, se le colocará una mascarilla quirúrgica (tanto a la persona con síntomas como a la que quede a su cuidado) y se contactará con la familia.

Se recomienda llamar al centro de salud o al teléfono de referencia de su comunidad o ciudad autónoma, y/o a su Servicio de Prevención de Riesgos Laborales en el caso de trabajadores, y se seguirán sus instrucciones. En caso de presentar síntomas de gravedad o dificultad respiratoria, se deberá llamar al 112.

Salud Pública será la encargada de la identificación y seguimiento de los contactos según el protocolo de vigilancia y control vigente en la comunidad correspondiente.

La Comunidad de Madrid ha firmado un convenio de colaboración con la Fundación Naturgy, con el objetivo de promover e impulsar programas educativos y las enseñanzas de Formación Profesional en el ámbito de la energía. Esta iniciativa hará posible mejorar la formación de los jóvenes que quieran desarrollar su carrera en el sector de la energía y, en concreto, en los ámbitos del gas natural vehicular, la edificación y rehabilitación sostenible, el gas renovable y la vulnerabilidad energética.

El consejero de Educación y Juventud, Enrique Ossorio, y la directora general de la Fundación Naturgy, María Eugenia Coronado, han firmado de forma telemática este acuerdo que permitirá formar al profesorado de Formación Profesional en conocimientos técnicos especializados del ámbito energético. Además, el convenio incluye la donación de una serie de recursos didácticos a los centros para que sus alumnos puedan realizar prácticas con ellos.

De esta manera, los institutos con ciclos del sector de la energía recibirán un variado material que incluirá llaves de varios tipos, buscafugas y evacuadores de gas, manivelas, adaptadores, comprobadores de sistemas de refrigeración, reguladores de presión o tuberías de gas, entre otros muchos elementos destinados a complementar la formación de sus estudiantes.

Se trata de una de las muchas medidas que está activando el Gobierno madrileño para fomentar la Formación Profesional. Con este fin, la Comunidad de Madrid pondrá en marcha el próximo curso 2020/21 un centro específico de FP a distancia con una inversión cercana al medio millón de euros. Este centro se convertirá en un Hub (nodo) de la oferta formativa y del diseño y desarrollo de materiales didácticos de la modalidad a distancia de FP. Estará situado en el Instituto Ignacio Ellacuría de Alcorcón, comenzará su actividad el mes de septiembre con alrededor de 30 profesores, y permitirá duplicar el número de plazas de FP a distancia, pasando de las 4.000 actuales a las 8.000.

En esta misma línea, se fomentará la creación de un mayor número de espacios de emprendimiento y polos tecnológicos en los centros docentes públicos de Formación Profesional. Este proyecto contará con una inversión de 1,8 millones de euros y beneficiará a más de 60.000 alumnos que podrán disfrutar de una experiencia empresarial práctica antes de finalizar esta etapa educativa.

Además, el Ejecutivo madrileño trabaja en la elaboración del Libro Blanco de la Formación Profesional en la Comunidad de Madrid, para seguir manteniendo a la región en una posición equiparable a la de otros enclaves europeos de referencia en estas enseñanzas.

La Comunidad de Madrid abrirá el próximo miércoles 1 de julio sus escuelas infantiles para los alumnos del primer ciclo de Educación Infantil (0-3 años). Se mantendrán los mismos horarios y servicios vigentes durante el curso 2019-20, antes de que el pasado 11 de marzo se decretara la suspensión de las clases presenciales por la evolución del COVID-19. En este sentido, el Ejecutivo madrileño ha trasladado a todos los centros, tanto públicos como privados, las instrucciones para esta reapertura.

Entre otros aspectos, el documento establece que la asistencia de alumnos tendrá carácter voluntario, teniendo prioridad aquellos cuyos progenitores trabajen fuera de casa. Asimismo, los centros integrados en la Red Pública y los de titularidad privada sostenidos con fondos públicos dispondrán de su plantilla completa para prestar una mejor atención a los alumnos.

Las familias interesadas en este servicio deberán comunicar a los centros la asistencia de los niños antes del 30 de junio y, una vez conocida la previsión, las escuelas podrán organizar agrupamientos específicos de carácter estable para el desarrollo de las actividades. Para ello, cada centro adoptará normas relacionadas con la seguridad, que abarcarán desde la llegada de los niños al centro hasta su salida. A lo largo del mes de julio, se evaluarán las medidas de organización adoptadas y se podrán introducir los cambios y adaptaciones para incrementar la seguridad de cara al inicio del curso 2020-21.

Por otro lado, y según se recoge en las citadas instrucciones, los centros públicos y privados sostenidos con fondos públicos llevarán a cabo la compensación de las cantidades abonadas por las familias correspondientes al período entre el 11 y el 31 de marzo, teniendo en cuenta que tuvo lugar la cancelación de las clases presenciales.

Para proceder a su reapertura, las escuelas infantiles deberán adoptar las medidas de prevención e higiene dictadas por el Ministerio de Sanidad. Se trata de indicaciones y recomendaciones como evitar las aglomeraciones, o que el acceso de las familias a los centros se producirá solo en caso de necesidad o por indicación del profesorado o del equipo directivo, cumpliendo igualmente las medidas de prevención e higiene. Asimismo, se descartan las actividades grupales o eventos en el interior de los centros educativos.

En cuanto a las medidas de higiene, los centros colocarán dispensadores de gel desinfectante en aquellas clases que no tengan lavabo para lavado de manos con agua y jabón, y se realizará una limpieza y desinfección de las instalaciones al menos una vez al día, reforzándola en aquellos espacios que lo precisen en función de la intensidad de uso. Asimismo, se prestará especial atención a las zonas de uso común y a las superficies de contacto más frecuentes como pomos de puertas, mesas, muebles, pasamanos, suelos, teléfonos, perchas, y otros elementos de similares características.

Los baños y aseos se limpiarán adecuadamente en función de la intensidad de uso, al menos, tres veces al día, mientras que en todos ellos habrá dispensadores de jabón y papel disponible para el secado de manos, o en su defecto gel hidroalcohólico, debiendo los alumnos lavarse cuidadosamente las manos cada vez que hagan uso del aseo.

Los responsables de los centros deberán vigilar la limpieza de papeleras y la disponibilidad de jabón, papel de secado de manos y gel hidroalcohólico, y se limitará al máximo posible el empleo de documentos en papel y su circulación. Asimismo, los pañuelos que el personal y el alumnado emplee para el secado de manos serán desechados en papeleras con bolsa o contenedores protegidos con tapa y, a ser posible, accionados por pedal. Respecto al material de higiene personal (mascarillas, guantes de látex, etc.) debe depositarse en la fracción resto (agrupación de residuos de origen doméstico que se obtiene una vez efectuadas las recogidas separadas).

La Comunidad de Madrid ha reiterado su compromiso con la educación para niños entre 0 y 3 años, con un plan económico creado con el fin de salvaguardar y evitar el cierre de escuelas infantiles de la región. Para ello, el pasado mes de mayo anunció la puesta en marcha de un plan, dotado con cerca de 18 millones de euros, para paliar los efectos económicos que la crisis del COVID-19 está causando en estos centros. Dentro de las ayudas del Gobierno regional, las escuelas infantiles de gestión indirecta, de acuerdo a la Ley de Contratos, tendrán derecho a indemnización de daños y perjuicios, una vez levantada la suspensión total del contrato, el próximo 1 de julio.

Asimismo, en el caso de los ayuntamientos y otras entidades con las que la Comunidad de Madrid tiene acuerdos, se ha tramitado una adenda al vigente convenio de colaboración en Educación Infantil para abonarles los importes previa y adecuadamente justificados que hayan tenido que afrontar por los efectos del coronavirus. Además, el Ejecutivo madrileño va a crear una nueva línea de subvenciones para aquellas escuelas infantiles privadas en las que había niños matriculados con derecho a cheque infantil, con el fin de que éstas reciban una ayuda equivalente por el importe de los mismos.

La Comunidad de Madrid ha defendido el papel transformador de las universidades para preparar al talento ante el cambio y la falta de certezas. El consejero de Ciencia, Universidades e Innovación, Eduardo Sicilia, ha intervenido hoy en el foro Las Universidades y el nuevo perfil profesional, organizado por el diario El Español, en el que ha puesto el foco en el papel tractor de las instituciones públicas para situar la investigación y la formación como máxima prioridad. En este sentido, Sicilia ha recordado que las instituciones tienen en su mano la generación de políticas que incentiven la reconversión del alma de las universidades y de muchos profesionales.

Para ello, Sicilia ha apostado por una mayor tensión creativa, romper los pensamientos propios y abrirse a nuevas ideas y formas de hacer las cosas. El consejero ha asegurado que la Universidad no es solo un lugar de estudio, sino que es un estado mental en el que las personas pueden experimentar y reflexionar. En un mundo digital, en el que los estudiantes se van a enfrentar a muchas incertidumbres en el mundo laboral y en el que se tendrán que reciclar entre 10 y 14 veces, Sicilia ha subrayado la necesidad de que las universidades se conviertan en agentes del cambio de modelo social y económico, para lograr que el aprendizaje sea un proceso abierto que dure toda la vida.

“La Universidad es un potente ecosistema, con el estudiante, el investigador y el profesor en el centro, y donde alrededor existen nodos que le aportan y a los que ellos aportan: tecnología, conocimiento, retos, networking, colaboraciones con la investigación, con las empresas, oportunidades laborales, reciclaje a lo largo de la vida... Todos los agentes dan y reciben valor. Y este modelo no puede ser unidireccional”, ha dicho.

Sicilia ha afirmado también que las instituciones educativas, base de toda transformación, se tienen que adaptar a la nueva realidad. Por ello, ha explicado que se tendrán que reconvertir, trabajar más colaborativamente bajo modelos de innovación abierta y estar cerca de la sociedad y las empresas. Por este motivo, ha pedido utilizar más el pensamiento crítico en sus metodologías y entender que el mundo es digital.

El consejero de Ciencia, Universidades e Innovación ha incidido en la importancia del momento actual para replantear el modelo y conseguir un nuevo mapa mental. Eduardo Sicilia ha explicado que esta crisis ha recolocado a la Universidad en el centro de nuestras vidas porque es el lugar en el que la sociedad puede encontrar las soluciones y los referentes que necesita.

Eduardo Sicilia ha defendido que una gran mayoría de nuestros escolares de hoy trabajará en empleos que aún no existen, de ahí que haya que adaptarse a las nuevas características que requerirán esos perfiles profesionales.

En este sentido, el consejero ha subrayado la “hibridación” como una de las claves del corto plazo, ya que –ha dicho- las empresas del nuevo modelo económico digitalizado son extraordinariamente dinámicas y, cada vez más, demandarán capacidades muy específicas “a la carta” para los nuevos desarrollos en los que estén trabajando. Es por ello por lo que Sicilia ha asegurado que eso va a exigir desde el otro lado, “desde las universidades, dar respuestas de formación ‘a la carta’”.

Además, el consejero de Ciencia, Universidades e Innovación ha defendido, una vez más, que la Universidad ya no va a ser ese lugar al que dedicamos nuestra primera juventud, “de los 18 a los veintipocos años. Vamos a tener que volver a ella a reciclarnos cada vez que lo necesitemos”, ha asegurado.

La Comunidad de Madrid presenta una nueva edición de las actividades online gratuitas #DescubreEnCasa, que se desarrollará durante el mes de julio. Se trata de 27 talleres, cursos y campus virtuales sobre robótica, videojuegos, fotografía, deporte, astronomía y juegos, entre otras propuestas, para jóvenes de 14 a 30 años, que se podrán realizar en horario tanto de mañana como de tarde. Esta iniciativa posibilitará que 434 jóvenes puedan acceder a esta formación, que se pone en marcha tras la buena acogida de la edición del mes de junio, que recibió 769 solicitudes.

El programa ofrece ocho actividades centradas en la robótica, los videojuegos y las redes sociales, como son los talleres virtuales Scratch, Stencyl 2D, Unity 3D, Python, Drones con Python, Wordpress; los talleres de diseño 3D Tinkercad y 3D Freecad; y los de redes sociales Trucos y estrategias para tus redes sociales, y Aprende a usar tus redes sociales como un profesional. Estos talleres tienen una duración de 20 horas, excepto los de redes sociales que son de 12 horas.

Entre la oferta enfocada a las artes y la literatura se encuentran dos cursos de Narrativa oral, que prepararán a los jóvenes en el arte de crear historias para contar de viva voz, y los talleres Improvisación teatral I y II, donde los alumnos practicarán sin guión ni preparación previa; Introdocs, en el que realizarán una rápida inmersión introductoria en el proceso creativo del cine documental; Guión y Cortometraje, que les permitirá un primer acercamiento a la escritura cinematográfica; y Fotografía I y II, en los cuales los participantes desarrollarán la capacidad de construir relatos fotográficos, estimulando su creatividad.

Los jóvenes interesados en las actividades de crecimiento personal y vida saludable pueden apuntarse a cualquiera de los tres campus online de Habilidades para la vida, dirigidos a diferentes tramos de edad. En ellos, los participantes aprenderán sobre gestión de las emociones, hablar en público, comunicación en redes sociales y creatividad. El último día tendrán una clase magistral con la profesional de los medios de comunicación, Anne Igartiburu.

Además, el taller Cuerpo activo: desarrollo para las artes y la vida propone herramientas que ayudarán a los asistentes a construir una estructura física-mental, energética y emocional sólida. Se potenciará la capacidad de movimiento, la expresión, el autoconocimiento, la creatividad y el disfrute. Para finalizar, los participantes tendrán la oportunidad de interactuar con todo el grupo, a través de una sesión abierta.

También, dentro del apartado de vida saludable, se presentan dos actividades de Ejercicio físico y alimentación saludable, con herramientas para adquirir hábitos sanos, aprendiendo a identificar los macronutrientes, leer etiquetas o conocer de manera práctica ejercicios básicos para un entrenamiento adecuado. Las sesiones constarán de 45 minutos de ejercicio y 15 minutos de hábitos alimenticios.

Y para concluir, el Gobierno regional propone una serie de actividades sobre juegos y tiempo libre, que incluye un curso de Ajedrez para jóvenes, partiendo del nivel cero, otro de Astronomía y observación del cielo nocturno, que llevará a los participantes a descubrir el mundo de las estrellas y aprender a guiarse a través de las constelaciones, y un taller de Circo, que unirá el mundo del espectáculo y el circo de la mano de profesionales, magos, globoflexeros, cuentacuentos y acróbatas.

Las inscripciones para las actividades online #DescubreEnCasa de julio se podrán formalizar desde el lunes 22 de junio, en la web https://www.comunidad.madrid/servicios/juventud/muevete-tu-tiempo-libre#actividades-verano. Las plazas se otorgarán por orden de inscripción, hasta completarse. Cualquier consulta puede realizarse en el número de teléfono 915 437 412,  en el correo servicioactividades.juventud@madrid.org,  y a través de las redes sociales (Twitter, Instagram y Facebook: @juventudcmadrid).

La Comunidad de Madrid ha incorporado a su oferta de Formación Profesional el nuevo ciclo de grado medio de Técnico en Electromecánica de Maquinaría, de la familia profesional Transporte y Mantenimiento de Vehículos, con el fin de seguir dando respuesta a las necesidades del mercado laboral y, de esta manera, continuar generando empleo en la región.

El Consejo de Gobierno ha aprobado el plan de estudios de estas enseñanzas dada la necesidad de personal cualificado que se ha producido en el sector de construcción y mantenimiento de vehículos, en los subsectores de maquinaria agrícola, de industrias extractivas y de edificación y obra civil en la región, como resultado del desarrollo empresarial e industrial en este ámbito, especialmente en el cinturón industrial del Corredor del Henares.

La implantación está prevista para el próximo curso 2020/21, en un centro público que dispondrá del equipamiento necesario al impartir ya ciclos de la misma familia profesional. El sector de la electromecánica de maquinaria es pilar estratégico para la generación de empleo en la Comunidad de Madrid, que da cabida a una gran parte de las empresas líderes en sus diferentes segmentos y se halla muy ligado al desarrollo socioeconómico de la región.

Del mismo modo, el Ejecutivo madrileño ha dado luz verde a los nuevos planes de estudios del ciclo formativo de grado superior correspondiente al título de Técnico Superior en Química y Salud Ambiental, que pertenece a la familia profesional de Seguridad y Medio Ambiente.

Aunque esta formación ya existía, con este decreto se aprueba un nuevo plan de estudios que pretende dar respuesta a las necesidades de cualificación y acreditación de trabajadores que tiene el sector profesional del medio ambiente, en especial, en las cuestiones relacionadas con la salud ambiental y la química ambiental.

Estas enseñanzas se implantarán el próximo curso en los centros IES Lope de Vega (Madrid), IES Virgen de la Paloma (Madrid), IES San Fernando (Madrid), IES Leonardo da Vinci (Madrid), IES Benjamín Rúa (Móstoles) e IES Siglo XXI (Leganés), donde se impartían los anteriores ciclos que se van a sustituir.

Ambos ciclos tendrán un total de 2.000 horas de duración e incorporarán los módulos profesionales propios de lengua extranjera profesional, una materia que será en inglés de forma general, aunque los centros que lo soliciten podrán elegir otro idioma que consideren más conveniente.

Desde el jueves 25 de junio, da comienzo el plazo del proceso de admisión a Ciclos de Formación Profesional Básica, Grado Medio y Grado Superior. El primer plazo de presentación de solicitudes de admisión será el de Formación Profesional Básica, que será del 25 de junio al 1 de julio, ambos inclusive. Cada solicitante podrá presentar únicamente una solicitud de admisión, la cual deberá entregarse debidamente cumplimentada, junto a una fotocopia legible de la misma y el resto de documentación que deba aportarse, en la secretaría del centro docente que cada persona señale como primera opción.

El plazo de presentación de solicitudes de admisión para Formación Profesional de Grado Medio será del 2 al 10 de julio, ambos inclusive, y deberán seguirse los mismos requisitos que en el anterior caso. Finalmente, el plazo para Formación Profesional de Grado Superior Presencial, Dual y Bilingüe será del 1 al 11 de septiembre, ambos inclusive. En este caso el lugar de presentación está pendiente de determinar.  Más información en www.comunidad.madrid/servicios/educacion/admision-formacion-profesional.

CCOO de Madrid ha valorado positivamente la reunión mantenida con la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Madrid, que se ha comprometido a llevar a cabo las actuaciones necesarias para abordar de forma conjunta las actividades educativas, de acreditación, de evaluación y una vuelta a las aulas que garantice la seguridad y la salud laboral para docentes y alumnado.

La Inspección de Trabajo y CCOO de Madrid se han comprometido a trabajar de forma conjunta sobre la vuelta a las aulas en septiembre para garantizar la seguridad y la salud laboral en todas las actividades educativas, de acreditación, de evaluación y de retorno a las clases. En este sentido, desde el sindicato han trasladado a la Inspección de Trabajo sus inquietudes y preocupaciones acerca del comienzo del nuevo curso en el mes de septiembre. La reunión mantenida esta mañana por la secretaria general de la Federación de Enseñanza de Madrid, Isabel Galvín, y la secretaria de Salud Laboral del sindicato en la comunidad, Carmen Mancheño, ha sido valorada “positivamente”, ya que ha permitido abordar algunas de las cuestiones que más han alarmado durante estos meses en torno a esta cuestión.

El encuentro, que se ha producido en la sede provincial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Madrid, ha servido también para que desde el organismo se comprometan a poner en marcha las actuaciones necesarias para afrontar el regreso a las clases de forma conjunta, de manera que se garantice la seguridad y la salud laboral para docentes y alumnado.

Desde CCOO han valorado la “receptividad” que han encontrado en la dirección de este organismo y esperan que a lo largo de estos meses puedan encontrarse fórmulas para que, tanto las instituciones y como la propia comunidad educativa, puedan trabajar en común sobre las soluciones que garanticen en todas las actividades educativas, de acreditación, de evaluación y en una “vuelta al cole” la mayor seguridad posible frente a la amenaza que supondría un nuevo rebrote del COVID-19.

La Comunidad de Madrid ha pedido al Ministerio de Educación y Formación Profesional los informes sanitarios que avalan la vuelta a las clases presenciales en la etapa de Educación Infantil, entre 0 y 6 años, tal y como ha propuesto el Gobierno de España. Esta petición ha sido realizada en el marco de la Conferencia Sectorial de Educación, en la que han participado representantes del Ministerio y de las comunidades autónomas.

El consejero de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, ha lamentado que “los únicos resultados de la Conferencia de Educación hayan sido crear unos grupos de trabajo para preparar el inicio del curso escolar 2020-2021, y que la ministra anuncie que va a enviar a las comunidades autónomas documentos con recomendaciones sanitarias para la vuelta a las clases presenciales”.

En el transcurso de la reunión, Ossorio ha trasladado que “todos los miembros de la comunidad educativa con los que hemos hablado en los últimos días insisten en la absoluta imposibilidad de cumplir las normas de distancia social e higiene con los niños de 0-6 años, quienes sostienen además que “ésta debería ser la última etapa educativa en volver a las clases presenciales”. También ha informado de que los representantes de la Educación Especial “están bastante preocupados por su retorno a las aulas, ya que muchos de los alumnos padecen patologías”.

El titular de Educación se ha mostrado satisfecho por que el Ministerio haya accedido a una de las reclamaciones de la Comunidad de Madrid, “el envío de documentos con recomendaciones en materia sanitaria para la entrada en vigor de la Fase 2 y la celebración de la EBAU”, ya que “existía gran preocupación en la comunidad educativa acerca de este problema”. En su opinión, es una noticia positiva “aunque se debería haber producido antes de la Conferencia de Educación”.

Asimismo, la Comunidad de Madrid ha mostrado su total disposición a participar en la creación de unos grupos de trabajo para preparar el curso 2020-21. Además, en previsión a que el COVID-19 siga afectando al normal funcionamiento del próximo curso, el Gobierno regional ha pedido un estudio que determine “si se debe flexibilizar la normativa existente para adaptar nuestro sistema educativo a la actual situación”. En este sentido, se ha referido a que existen muchos requisitos reglamentarios del servicio educativo “que tendrán que desaparecer para que nos podamos reinventar”, ha señalado.

Por otra parte, Enrique Ossorio ha reclamado claridad al Ministerio de Educación y Formación Profesional por sus “múltiples contradicciones” en la toma decisiones en materia educativa, ya que “para desarrollar nuestra labor, que afecta a miles de personas, necesitamos certidumbres, y desgraciadamente no las tenemos”.

El consejero también ha defendido “la combinación entre el ejercicio de las competencias educativas por las comunidades autónomas y la actuación del Ministerio a nivel normativo y de ordenación, promoviendo y garantizando la calidad y unidad de nuestro sistema educativo”. Frente a ello, ha lamentado, “tenemos un Gobierno que dio libertad a cada comunidad para que modificara a su criterio lo previsto en la Ley Orgánica de Educación y sus decretos de desarrollo respecto a titulación y promoción”.

Por último, Ossorio ha pedido que se garanticen los recursos adicionales del fondo de 5.500 millones de euros anunciado por el Ministerio de Hacienda para las comunidades autónomas en 2020. “Vamos a tener muchos gastos como consecuencia del COVID-19 y no puede ser que estos recursos prometidos luego no lleguen”, ha concluido.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha presidido la reunión de la Conferencia de Rectores de las Universidades Públicas de Madrid (CRUMA) que se ha celebrado de manera telemática y en la que han participado el consejero de Ciencia, Universidades e Innovación, Eduardo Sicilia, así como los rectores de las seis universidades públicas de la región. Durante el encuentro, Díaz Ayuso ha analizado con los rectores la gestión realizada en el final de curso adaptado a la situación generada por el COVID-19.

Tras destacar el poco tiempo empleado para organizar el paso de las clases presenciales a la docencia de manera telemática, Díaz Ayuso ha alabado el acuerdo histórico alcanzado entre el Gobierno de la Comunidad de Madrid y las 13 universidades públicas y privadas de la región, según el cual se garantiza el normal funcionamiento de las universidades en este periodo final de clases, al igual que la realización de los exámenes finales y el comienzo del curso 2020-2021. La Comunidad de Madrid es la única región española que ha conseguido un acuerdo con sus universidades de estas características durante el periodo de la pandemia del coronavirus.

La Comunidad de Madrid reclamará un protocolo general de actuación del Ministerio de Sanidad sobre las medidas de higiene, seguridad y distanciamiento cuando entre en vigor la fase 2 de desescalada en el actual estado de alarma, que prevé la vuelta a las clases presenciales en los centros educativos. El Ejecutivo regional trasladará esta petición, una de las grandes preocupaciones de la comunidad educativa, en la Conferencia Sectorial de Educación que se celebra mañana, y en la que participarán representantes del Ministerio de Educación y Formación Profesional y de las comunidades autónomas.

El consejero de Educación y Juventud, Enrique Ossorio, ha mostrado su preocupación por algunas decisiones adoptadas del Ministerio de Educación y Formación Profesional en las últimas reuniones entre el Gobierno central y las comunidades autónomas, como por ejemplo dar “libertad para que cada región modificara a su criterio lo previsto en la Ley Orgánica de Educación y sus decretos de desarrollo respecto a titulación y promoción”.

“En España tenemos un sistema educativo único y el Ministerio debe jugar un papel importante en ese punto. La combinación entre el ejercicio de las competencias educativas por las comunidades autónomas y la actuación del Ministerio, promoviendo y garantizando la calidad y unidad de nuestro sistema educativo, nos parece un esquema muy acertado”, ha precisado Ossorio, quien ha criticado que “precisamente en un momento excepcional en el ámbito educativo como en el que nos encontramos, el Ministerio no ejerza su labor”.

Ossorio ha constatado que “el Gobierno de la nación afirma que necesita cada dos semanas prorrogar estado de alarma para desarrollar competencias extraordinarias, pero simultáneamente el Ministerio de Educación no ejerce las competencias propias para una vuelta a las aulas presenciales con todas las garantías sanitarias necesarias. El Ministerio no puede desentenderse, y muy especialmente en una situación tan grave como la que atravesamos”, ha remarcado.

Asimismo, desde el Ejecutivo madrileño se solicitará al Gobierno central la garantía de que las comunidades autónomas van a recibir recursos adicionales para afrontar los gastos derivados del COVID-19, “unas aportaciones que podrían ser también en especie”. “El Gobierno de la nación tiene mucho material de protección sin distribuir, al parecer, 850 millones de mascarillas, y dadas las dificultades existentes en su adquisición sería muy positivo que el Ministerio las suministrara”, ha reclamado Ossorio.

El titular de Educación madrileño pedirá mañana al Ministerio que clarifique los criterios sanitarios en los que se fundamentan las actividades incluidas en la fase II del Plan de Transición, porque todos “los miembros de la comunidad educativa con los que hemos hablado insisten en la absoluta imposibilidad de cumplir las normas de distancia social e higiene con los niños de Infantil, es decir 0 y 6 años, y que ésta debería ser la última etapa educativa en volver a las clases presenciales”.

Asimismo, el responsable regional de Educación ha insistido en que “si se hace por motivos de conciliación, es absurdo hablar de 0 y 6 años, porque tampoco los alumnos de Primaria, mayores de esa edad, pueden quedarse solos en el domicilio”. Según Ossorio, en la misma situación se encuentra la Educación Especial, cuyos representantes también ha mostrado su preocupación por su retorno a las aulas, con el agravante de que muchos de los alumnos padecen patologías.

El consejero madrileño transmitirá además al Ministerio la necesidad de conocer con tiempo suficiente las previsiones de la Orden del Ministerio de Sanidad en la que se establezca la vuelta a las aulas. “Nos preocupa que esa orden se conozca un sábado por la mañana, y que el lunes siguiente entre en vigor la Fase 2”, ha explicado.

Finalmente, Ossorio preguntará por qué la Orden de 9 de mayo del Ministerio de Sanidad hace recaer una excesiva responsabilidad en los directores de los centros educativos a la hora del buen funcionamiento de las actividades en la fase I. “Es cierto que los directores tienen autonomía para el desempeño de sus funciones, pero no se puede olvidar que están incardinados en la Administración Educativa autonómica, que dependen para algunas cosas importantes de la Administración Local y que no tienen todos los elementos para asumir esa responsabilidad”, ha concluido.

La Comunidad de Madrid invertirá 350.000 euros para que cerca de 1.000 familias puedan beneficiarse de las ayudas directas para transporte escolar este curso 2019/20. El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy esta cuantía, que va dirigida a todos los alumnos que no disponen de una oferta educativa cercana adecuada a su etapa y no pueden utilizar las rutas de transporte escolar que contrata la Comunidad cada año.

Esta iniciativa tiene como objetivo fomentar la igualdad de oportunidades para los estudiantes madrileños. La cuantía de las ayudas se establecerá dependiendo de la distancia entre el domicilio de la familia y el centro docente e irán desde los 260 hasta los 1.100 euros por alumno y curso. Esta dotación también incluirá a los alumnos de segundo ciclo de Infantil (3-6 años), ya que la Comunidad de Madrid apuesta por generalizar su escolarización a pesar de no ser una etapa obligatoria.

Los principales beneficiarios serán los estudiantes de zonas rurales que no dispongan de un centro docente público en su municipio de residencia adecuado a su nivel de estudios, siempre y cuando no puedan hacer uso de las rutas de transporte escolar que contrata la Comunidad de Madrid. Del mismo modo, recibirán la beca los estudiantes que vayan a un colegio o instituto situado a más de 5 kilómetros su casa, y que tampoco tengan ruta de transporte.

Por otra parte, gracias a esta dotación presupuestaria se facilitará el transporte a los alumnos del programa bilingüe que terminen la Educación Primaria y no dispongan de un instituto bilingüe en su municipio.

Además, estas ayudas incluirán a todos los alumnos escolarizados en centros de Educación Especial y a los de centros públicos y concertados con una grave discapacidad motora. Del mismo modo, también beneficiará a los alumnos derivados por los Servicios de Salud Mental que necesiten un tratamiento terapéutico y no puedan asistir a sus centros docentes, así como a los estudiantes de barrios de tipología especial o núcleos chabolistas que no dispongan de rutas de transporte escolar

Tras una reunión celebrada entre el consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, y representantes del profesorado y demás personal de los centros docentes, el sindicato considera que no se dan las condiciones de seguridad suficientes para reabrir los centros educativos, especialmente en Educación Infantil y Educación Especial, “donde es imposible respetar distancia social alguna ni las pautas higiénicas mínimas en este contexto”.

La Federación de Enseñanza de CCOO Madrid ha advertido hoy de la “grave imprudencia” que considera que sería la reanudación de las actividades educativas presenciales antes del mes de septiembre. Tras una videoconferencia celebrada hoy entre el consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, y representantes del profesorado y demás personal de los centros docentes, el sindicato ha manifestado que no se dan las condiciones de seguridad suficientes para reabrir los centros educativos, especialmente en las etapas de Educación Infantil y Educación Especial, “donde es imposible respetar distancia social alguna ni las pautas higiénicas mínimas en este contexto”.

A pesar de la intención declarada por la consejería de escuchar a la comunidad educativa antes de tomar decisiones, los recientes anuncios realizados por el departamento que dirige Ossorio en fechas previas a la reunión lo han desmentido. Así, ya se habían publicado las resoluciones sobre admisión del alumnado de las enseñanzas de régimen general, incluyendo el plazo de presentación de solicitudes en los centros desde el día 19 de mayo al 5 de junio “de forma unilateral y al margen de la emergencia sanitaria que vivimos, sin protocolo de prevención alguno que pueda evitar aglomeraciones en el acceso de las familias a los centros y los riesgos que van a correr los profesionales involucrados”, ha señalado la secretaria general de la Federación de Enseñanza, Isabel Galvín.

Según denuncia CCOO, hoy mismo se ha dirigido un correo electrónico a los directores y directoras de los centros para que acudan personalmente a las Direcciones de las Áreas Territoriales a recoger mascarillas y gel “sin más aclaraciones, pues se considera que la orden del Ministerio de Sanidad publicada el pasado sábado, que no establece pautas concretas para los centros educativos, sino que se limita a autorizar la desinfección de los centros y la realización de tareas administrativas, es un marco adecuado para aplicar las medidas de seguridad necesarias”.

Durante la reunión, en la que también han participado la viceconsejera, Rocío Albert, y otros miembros de la Consejería, CCOO ha planteado algunas de sus propuestas y ha insistido en que “no hay condiciones para abrir los centros, ya que seguimos en fase 0 y no tenemos confirmación aún de si Madrid pasará a la Fase 1”. Para Isabel Galvín, las actuaciones que está realizando la Consejería son “precipitadas” como en el caso de las instrucciones conjuntas de la viceconsejerías. Y en lo relativo a las instrucciones del proceso de admisión son “irresponsables, porque incluso se puede estar incurriendo en imprudencia temeraria ya que no se tiene en cuenta la realidad sanitaria, la regulación de la máxima autoridad al respecto y de los riesgos que van a correr los profesionales involucrados y las familias”.

Para CCOO “no se cuenta con protocolo de prevención alguno que permita la apertura de los centros educativos para atender las solicitudes de las familias y del alumnado correspondiente al proceso de admisión”. “Hemos recordado que, precisamente, en el papel, es donde más pervive la amenaza del COVID-19: cinco días. Y hemos reiterado que desde hace varias semanas venimos solicitando la necesidad de convocar las Mesas Sectoriales y los Comités de Seguridad y Salud y el Servicio de Prevención, pero no se ha hecho. En estas condiciones, no es posible la apertura de los centros para absolutamente ninguna tarea, so pena de poner en grave riesgo la salud pública”, ha remachado Galvín.

Desde el sindicato reclaman ya la convocatoria de la Mesa Sectorial y a los Comités de Seguridad y Salud y el Servicio de Prevención para establecer los medios y las medidas que posibiliten una vuelta a las aulas en septiembre en las mejores condiciones posibles. Hemos advertido de la ausencia de consideración en las resoluciones de admisión del nuevo escenario que se presenta para el próximo curso, donde será necesaria una bajada de ratios a la mitad y una nueva organización de horarios y espacios, para todo lo cual se precisan recursos, especialmente humanos.

También recuerdan ya reclamaron la sustitución inmediata del profesorado de baja desde el inicio del confinamiento, así como la rehabilitación de los contratos de intérpretes de lengua de signos y otros servicios esenciales que han sido eliminados durante esta crisis sanitaria, así como también su solicitud de que se restablezcan los contratos con las entidades que gestionan las Escuelas Infantiles, de los asesores de lengua de signos así como de las empresas de comedor.

Durante la videoconferencia, CCOO ha subrayado la importancia de iniciar los trabajos ante el curso próximo para determinar las necesidades sobrevenidas por la emergencia sanitaria y las consecuencias sociales y económicas que la están acompañando. Por ejemplo, la necesidad de bajar ratios, adaptar las infraestructuras, ampliar las infraestructuras, solventar la brecha digital que sufre el alumnado, realizar las adaptaciones curriculares y organizativas que garanticen la compensación de las desigualdades. Para ello hará falta ampliar plantillas y reforzar perfiles profesionales que quedaron muy disminuidos como consecuencia de los recortes. Para todo ello será necesario dotar de presupuesto extraordinario tanto por el gobierno de España como el Gobierno de Madrid.

Toda decisión que se adopte en cuanto a la Educación y al sistema educativo tiene una trascendencia que excede incluso este marco y afecta a toda la sociedad, por lo que es absolutamente necesario adoptar las medidas preventivas sanitarias necesarias, dotar de los medios adecuados y regirse por criterios científicos en un marco participativo y con la máxima prudencia. Por ello, finalmente, CCOO ha solicitado un plan de trabajo y un calendario de trabajo en los diferentes ámbitos de participación y de negociación que están regulados.

El Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP) y las comunidades autónomas trabajarán conjuntamente para abordar el comienzo y el desarrollo del curso 2020-2021 en función de la evolución de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19.

La Conferencia Sectorial de Educación, presidida por la ministra Isabel Celaá, y en la que han participado consejeros y consejeras de todas las comunidades autónomas, ha acordado elaborar orientaciones que ayuden a las autonomías y a los centros educativos a diseñar sus propios planes de contingencia que permitan garantizar el desarrollo de la actividad educativa, respetando tanto las competencias de cada una de las comunidades como la autonomía docente de los centros educativos.

Se da así continuidad al acuerdo adoptado por la Conferencia Sectorial de Educación del 15 de abril de 2020 que establecía: "El Ministerio de Educación y Formación Profesional y las Consejerías responsables de las Comunidades Autónomas diseñarán planes de contingencia para responder a posibles nuevos periodos de alteración en la actividad lectiva provocada por el Covid-19".

El grupo de trabajo abordará diversos aspectos como la organización escolar adaptada a la pandemia, la programación didáctica de cursos y áreas, la dotación tecnológica y el refuerzo de la competencia digital y el seguimiento y apoyo de la actividad lectiva a distancia.

El documento de orientaciones, que deberá estar elaborado antes de que comiencen las vacaciones estivales, tendrá en cuenta tres posibles escenarios:

  1. Que la evolución de la pandemia permita que la actividad educativa se lleve a cabo de manera presencial en los centros educativos sin la obligación de mantener la distancia interpersonal.

  2. Que la evolución de la pandemia continúe obligando a mantener la distancia interpersonal en todos los centros educativos como medida de prevención para evitar contagios.

  3. Que la evolución de la pandemia impida el desarrollo de la actividad educativa presencial en algún momento del curso 2020-2021 debido a algún rebrote de la enfermedad que obligue de nuevo al confinamiento.

En todos los supuestos será necesario adaptar los currículos y las programaciones de los cursos, áreas y materias para prestar especial atención a las competencias fundamentales y para recuperar los déficits ocasionados por la importante alteración que provocó la brusca suspensión de la actividad educativa presencial en marzo de 2020.

Si la evolución de la pandemia continúa obligando a mantener la distancia interpersonal y no es posible por tanto que se concentre en una misma aula todo el alumnado de un mismo grupo y etapa educativa, sería necesario adoptar medidas como optimizar todos los espacios del centro educativo, combinar la actividad presencial con la actividad a distancia o adecuar los horarios para cumplir las condiciones sanitarias establecidas y garantizar la continuidad de la formación.

Esta situación requeriría además dotar a los centros de equipamiento higiénicosanitario para el personal y el alumnado; establecer medidas de higiene y control sanitario; elaborar protocolos de movilidad para el acceso y salida y para el interior del centro y dar formación al profesorado y alumnado sobre los requisitos higiénicosanitarios establecidos.

En todo caso, se deberán programar contenidos y actividades educativas adecuadas para la enseñanza a distancia y online y hacer previsiones para la eventual evaluación a distancia de partes del curso. Para ello, se aprovecharán las buenas prácticas desarrolladas durante los meses de actividad lectiva en el presente curso escolar.

También será necesario dotar de equipamiento tecnológico a los centros educativos y desarrollar actividades de formación intensiva del profesorado para la utilización de recursos en línea, así como diseñar planes de preparación del alumnado para la utilización de herramientas y plataformas digitales.

En este sentido, la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha anunciado que el MEFP está ya trabajando con el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital para diseñar un programa de cooperación territorial que permita incrementar los recursos para avanzar en la digitalización. Se trata de reforzar los recursos y competencias digitales, tanto a través de plataformas como de dispositivos de uso personal y formación del profesorado.

Para la actividad educativa a distancia se diseñarán planes de seguimiento y apoyo al alumnado con dificultades para seguir esta modalidad de actividad lectiva.

Durante la Conferencia Sectorial se ha analizado también la autorización parcial de la actividad educativa presencial en la fase 2. Ha habido un respaldo mayoritario a la decisión de dar prioridad a los alumnos de finales de etapa (4º de ESO, 2º de Bachillerato, 2º de Formación Profesional media y superior y último curso de enseñanzas de régimen especial) por la importancia académica de estos cursos que suponen titulación y cambio de ciclo. Esta vuelta se hará respetando las normas de seguridad dictadas por el Ministerio de Sanidad. La presencia del alumnado será voluntaria, aunque las actividades se tendrán que planificar para evitar aglomeraciones innecesarias.

Asimismo, las comunidades autónomas también cuentan con la utilización para organizar actividades voluntarias de apoyo y de refuerzo para los alumnos que más lo necesiten y para abrir los centros de Infantil destinados alumnos de 0 a 6 años cuyos padres deban trabajar de forma presencial, según lo establecido en las fases de desescalada, extremando las medidas de seguridad sanitarias.

Otra actividad importante será la realización de las pruebas EvAU/EBAU y algunas pruebas de acceso a ciclos formativos de Formación Profesional u otras enseñanzas. Cada comunidad autónoma es responsable de desarrollarlas en las mejores condiciones para el alumnado y el profesorado presente.

En la reunión han estado presentes también el secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana, la secretaria general de Formación Profesional, Clara Sanz, y el subsecretario de Educación y FP, Fernando Gurrea.

Esta es la tercera Conferencia Sectorial de Educación que se celebra desde la declaración del Estado de Alarma. Las anteriores se celebraron los pasados 25 de marzo y 15 de abril.

En las reuniones mantenidas hasta ahora se han establecido acuerdos sobre la realización de las pruebas de EvAU/EBAU, las prácticas de Formación Profesional y de otras enseñanzas de régimen especial, la finalización del curso actual, la situación del alumnado del bachibac (hispano-francés) y de los estudiantes españoles que estaban siguiendo sus cursos en otros países, la recuperación de los alumnos con mayores problemas de seguimiento de la actividad escolar, o la celebración de las oposiciones docentes, entre otros asuntos.

La Comunidad de Madrid incrementará el próximo curso escolar un 23% el número de aulas para alumnos con trastornos generalizados del desarrollo (TGD). Este aumento de recursos se traducirá en 110 nuevas aulas, hasta alcanzar un total de 591. Se trata de una de las apuestas del Gobierno presidido Isabel Díaz Ayuso por el fomento de la educación inclusiva en los centros educativos madrileños.

Este recurso existente en los centros de escolarización preferente para alumnos con trastornos generalizados del desarrollo, conocidos como TGD, consiste en un aula de apoyo intensivo y especializado que cuenta con dos profesionales: un maestro especialista en pedagogía terapéutica o audición y lenguaje y un técnico superior en integración social. Las clases de apoyo intensivo no suelen superar la cifra de 5 alumnos, que reparten su tiempo escolar entre el aula de apoyo y la ordinaria de referencia.

Este esfuerzo supondrá la creación de alrededor de 550 nuevas plazas para alumnos TGD, hasta alcanzar la cifra de 2.955 en toda la región. El incremento exponencial de los últimos cursos ha permitido que la Comunidad de Madrid haya pasado de tener 186 recursos de este tipo en el curso 2014-15 a las 591 que se pondrán en marcha el próximo año.

Durante el presente curso escolar, la Comunidad de Madrid ha destinado alrededor de 310 millones de euros para la atención a la diversidad en el conjunto de centros sostenidos con fondos públicos. Esta cantidad refleja la importancia de la educación inclusiva para el Gobierno regional, que la considera como la mejor respuesta a las necesidades de cada alumno.

En este sentido, el Ejecutivo regional defiende la labor que se realiza con los alumnos que tienen necesidades educativas especiales, tanto en los centros de educación especial como en los centros ordinarios con apoyos educativos. Para ello, en los últimos años, la Comunidad de Madrid ha realizado un gran esfuerzo a la hora de aportar los recursos educativos necesarios.

Debido a la crisis sanitaria del COVID-19 y a la cancelación de la actividad presencial en los centros educativos, durante el proceso de escolarización de los alumnos con necesidades educativas especiales para el curso 2020-21 ha sido preciso tener en cuenta las circunstancias para adaptar los plazos y tiempos habitualmente necesarios.

Por ello, a pesar de que en algunos casos está habiendo dificultades para realizar o finalizar los procesos de evaluación individualizada de los posibles alumnos en centros TGD, la Comunidad de Madrid ha adoptado las medidas necesarias para facilitar la escolarización provisional en el centro de aquellos alumnos pendientes de finalizar su evaluación. En estos casos, así como en aquellos alumnos que no han podido ser objeto de evaluación completa, dicho examen se completará en el momento que las circunstancias sanitarias lo permitan.

En España, el 96,8% de las aulas habituales de clase contaba con conexión a internet en el curso 2018-2019, según la Estadística de la Sociedad de la Información y la Comunicación en los centros educativos no universitarios publicada por el Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP).El 60,1% de las aulas tiene, además, Sistemas Digitales Interactivos (SDI), como Pizarras Digitales Interactivas, mesas multi-touch, paneles interactivos o TV interactivas.

Los datos recogidos por el MEFP en colaboración con las Comunidades Autónomas muestran el avance de los centros educativos en materia de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. La conectividad en las aulas habituales de clase aumentó 2,2 puntos respecto al curso 2016-2017 -objeto de la anterior estadística-, hasta alcanzar el 96,8% en el curso 2018-2019.

El mayor incremento se observa en los centros públicos de Primaria, que pasan del 93,2% al 96,2%, mientras que el porcentaje más alto de aulas conectadas corresponde a centros privados (97,4%) y centros públicos de Secundaria (97,1%). Por CCAA, la Comunidad Valenciana tiene una conectividad plena (99,9%), seguida por Ceuta (99,0%) y Canarias (98,8%), mientras que en el otro extremo se sitúa Aragón (84%), única comunidad que está por debajo del 90%.

El ancho de banda también mejoró de manera significativa en ese periodo: el 76,4% de los centros contaba en 2018-2019 con conexiones superiores a 20 Mb, el triple que en 2015. El porcentaje de centros con un ancho de banda superior a 100 Mb representaba el 27,4%.

El número de alumnos por equipo informático destinado a tareas de enseñanza y aprendizaje en el aula se sitúa en 2018-2019 en 2,9 estudiantes por dispositivo, una décima menos que dos cursos atrás. En el caso de los centros públicos esta cifra se sitúa en 2,7 y en los privados en el 3,2. Atendiendo al tamaño de municipio, el indicador varía entre 1,5 en los municipios más pequeños y 3,5 en los más poblados.

De los equipos disponibles en los centros educativos, los dispositivos móviles (portátiles y tabletas) representan la mitad (50%). Se observa, además, que el porcentaje de ordenadores ─tanto de mesa como portátiles─ disminuye, mientras que el de tabletas aumenta progresivamente, especialmente en los centros de Primaria y en los privados.

Al margen de los ordenadores, los centros educativos cuentan con Sistemas digitales interactivos (SDI), entre los que se incluyen las Pizarras Digitales Interactivas (PDI), mesas multi-touch, paneles interactivos, TV interactivas, etc. El porcentaje de aulas habituales de clase que cuentan con SDI asciende al 60,1% de los centros (58,2% en los centros públicos y 65,2% en los centros privados). En el caso de los centros públicos, estos sistemas están más presentes en los de Educación Primaria (64,6%), que en los de Secundaria y FP (49,1%).

La mayor parte de los centros educativos en España cuenta con página web (89%), aunque es más frecuente en el caso de los centros públicos de Secundaria y FP (96,6%) y en los privados (96,1%). Los Entornos Virtuales de Aprendizaje (EVA) son menos habituales y solo el 44,5% de los centros cuenta con uno. Sin embargo, este porcentaje asciende al 74,3% en los centros públicos de Secundaria y FP.

La disponibilidad de servicios en la nube, cuya utilidad principal es el almacenamiento de datos o información accesible desde cualquier lugar a través de una conexión a internet, alcanza el 58,7% de los centros, con una mayor penetración en los centros privados (71,3%) y en los centros públicos de Secundaria y FP (69,4%).

El informe también analiza la participación de los centros en proyectos, convocatorias y experiencias relacionadas con el uso de las tecnologías educativas. En el curso 2018-2019, el 37,5% de los centros había intervenido en experiencias de este tipo a nivel autonómico, nacional o internacional. Por CCAA, destacan Castilla y León (64,1%), La Rioja (62,9) y Ceuta (62,1%), mientras que la Comunidad Valenciana (7,3%), Andalucía (30,3%) y Castilla-La Mancha (30,8%) presentan las cifras más bajas.

Por último, la estadística señala un uso dispar del móvil con fines educativos en el aula. El 43% de los centros lo permiten para el alumnado de ESO; el 51,3% para el alumnado de Bachillerato; el 41,7% para FP Básica; el 53,5% para los de Grado Medio y el 58,6% para los de Grado Superior. Por territorios existe una gran variabilidad: desde el 8,3% para ESO en Ceuta, hasta el 100% para FP Superior en Melilla.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas